¿ROMANTICISMO? QUE HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE… ¡PUES YO TENGO ALGO QUE DECIR! por EL REVERENDO

–A todos los presentes… ¡Tengo algo que decir!- dijo nuestro superhéroe romántico cuando el cura estaba a punto de cerrar el enlace entre Xisco y Rocío, con esta famosa formalidad. No se llamaban así, pero habrá que nombrarlos de alguna forma ¿verdad? –Yo amo a esa mujer… anoche estuve con ella, este matrimonio no tiene validez- ¡Ala! A tomar por culo, el colega se ha quedado tranquilo ¿verdad? En un ataque de romanticismo debido al elevado número de películas protagonizadas por Meg Ryan que se ha empollado, cree firmemente que ella va a bajar del altar corriendo, se va a quitar la tiara, el velo, va a mandar a paseo a su cuasi marido y se va a ir corriendo con él, huyendo en un coche de segunda mano, hasta Alicante, a coger un ferri hacia la isla de Formentera para pasarse el resto de sus vidas en pelotas follando en la playa… –¿Qué dices loco? Saquen a ese de aquí que no está invitado- dice el padre de la novia, yéndose a por el héroe romántico para partirle la cara, por insinuar el deshonor de su hija.

–¿Qué pasa hora? No me jodas, o sea que…- Piensa el novio para sí, mientras se empieza a rayar de los nervios, y sin reconocerlo abiertamente, se pregunta si será verdad o no. Empieza a hacer matemática con la mente y piensa que igual puede ser verdad, le podría cuadrar. Todo el mundo murmura, mientras al fondo de la sala se ve como tres amigos del novio vestidos de chaqué, hacen fuerza con nuestro héroe para echarle de la iglesia, mientras este reivindica una y otra vez la autoría de los hechos. La única que no dice nada es Rocío, la novia… la más lista de todo el conjunto. Mientras Xisco está jodido por dentro y le pregunta con la mirada ¡qué coño pasa! ella no dice ni pío.

Rocío piensa para sí –Este tío es gilipollas, se podría haber callado y hubiéramos seguido follando de tapado hasta los restos- pero primero se hace la loca, después la incrédula, después la sorprendida y por último finge estar indignada, ante la cara de miedo de su novio, al que se le nota de lejos que no sabe cómo reaccionar, y está aguantándose las ganas de preguntarle si eso es verdad. ¿Qué es lo que hace Rocío en esta situación para salvar el barco? Pues lo que haría cualquier mujer, antes que reconocer que solamente hace unas pocas horas, estaba celebrando una despedida de soltera particular a cuatro patas y sin condón, con el mismo tío que está siendo expulsado a empujones de la iglesia… Se pone a llorar, la novia se pone a llorar, haciéndose la ofendida, se echa las manos a la cara y empieza a sollozar, mientras le caen unos buenos lagrimones bien logrados –¡Que se lleven “a ese” de aquí, que no pinta nada!- dice en previsión que semejante numerito, le haga perder el estatus y la foto vestida de blanco. ¡Hay que joderse! en la iglesia igual el colega no pinta nada, pero ayer por la tarde, le pintó bien con “la brocha gorda” un buen arreglo en el cuerpo.

¿Sabes cuál es la verdadera preocupación de la novia en ese momento? No la hijoputez de poner cuernos a pelo, no… sino terminar con el trámite, lo más elegantemente posible para ser felices y comer perdices de cara a la galería. Pero ya me callo con ella, porque si solamente fuese cosa de la novia, seguiría; pero es que aquí tengo para todo el mundo. Para la novia por zorra, que lo es ¡para eso no te cases hija de puta!; para el novio cornudo, que lo es y con razón, porque desde el primer día que se bajó los pantalones metafóricamente hablando, dejó de llamarse hombre…


Y SE CONVIRTIÓ EN “DON LOQUETUQUIERAS”


…pasando a ser un perfecto muñeco Ken formal y casamentero, con un seguro de vida y una cuenta corriente; pero sobre todo… para el último y no por ello menos importante: nuestro héroe romántico, el protagonista de la historia y a pesar de lo que pueda parecer el mayor payaso de todo el escenario, que creía realmente que esa escena romántica de película se iba a producir.

Esas cosas no pasan, antes de que sucedan, o se raja la novia y se va contigo esa misma noche en una fuga como dios manda, o dice que no se casa a pesar de los perjuicios que pueda pasar. El futuro marido, suele ser más formal en estas ocasiones, ya que no le puede tanto el lado emocional, y piensa más en que al menos “todo le cuadre”, se presenta con más o menos miedo en el cuerpo, pero se presenta. Como dicen los socios por aquí últimamente ¡ESTO ES UN SINDIOS! Y con razón…

Así que nuestro colega, además de liarla en la iglesia, se lleva una tanda de hostias por parte de los amigos del novio fuera del recinto, la más que absoluta negación de los hechos por parte de ella y una visita de una pareja de la guradia civil, clásica y eficaz donde las haya, que se persona en unos minutos para “acompañarle amablemente” a su domicilio, impidiendo que la pueda seguir liando. Este suele ser el verdadero premio del romanticismo, el premio real: unos cuantos golpes, el descrédito y una posible denuncia si eres realmente atrevido, aunque tus intenciones sean honorables, auténticas, puras y limpias, eso jamás lo pondremos en duda ¿verdad?

Pero lo de “salvarla de ese matrimonio”. ¡A ver si te enteras: ella no quería que la salvaran! quería estar en misa y replicando, para que le pongan el puzzle completo: boda, casa, coche, foto, niños y un polvo de vez en cuando, con otro que le pueda venir bien. Aparte de quedar como un gilipollas, encima “apaleao” y en un coche de la guardia civil ¿te compensa? Yo que quieres que te diga… no me trago el romanticismo, el verdadero amor va por otro lado y no hay contrato que lo aguante.

Como pureta avanzado en materia, te puedo decir, que me ilusiona mucho más un amor verdadero, aunque sea perecedero pero auténtico, que un contrato de matrimonio, ya sea por lo civil o por la iglesia… eso me la suda. Para mi es la misma mierda. Es meter en una caja una porción de tu libertad y confiarla en un vínculo ajeno a lo que realmente te une a esa otra persona. Me creo a la familia, me creo a los hijos, me creo hasta el amor ¡fíjate lo que te digo! El verdadero amor allá dónde esté, si es que queda algo por ahí entre todo este sindios de relaciones nihilistas. Pero no me creo ni el contrato, ni la ceremonia, ni el final de película con el que le han lavado el cerebro a las tías desde que nacen… ya no. Te voy a hacer una pregunta muy seria:


¿DE VERDAD QUIERES SABER LO QUE ES AMOR VERDADERO?


Pues mira, no tengo los mismos fundamentos para hablarte en el mismo tono que los socios ¿OK? Pero si quieres saber qué es el verdadero amor, te voy a poner un ejemplo más gráfico que cualquier otra cosa, y que vi el otro día mientras hacía la compra, el lunes pasado en el súper del barrio: Había una cola enorme en cada una de las filas, columnas inmensas de gente cargadas con sus carros, que prometían por lo menos veinte minutos de espera. En esto, en la fila de al lado vi como se ponía una pareja de ancianos, hombre y mujer, muy mayores, una de las parejas de las que cada vez se ven menos y que por el mero hecho de ser, merecen mi absoluto respeto, reverencia y admiración.

Era de apreciar que ambos se movían muy despacio y con dificultad, sobre todo ella que se le veía más débil. El anciano llevaba el carro y su mujer llevaba una bolsita con tomates. En cuanto se pusieron en la fila, pude ver la cara que se le ponía a ambos, que parecían muy cansados. ¿Sabéis qué pasó? El anciano le puso la mano sobre el brazo a la anciana, que estaba delante, le cogió la bolsa y le dijo –Vete a casa a descansar, ya me quedo yo- a lo que la abuelita asintió, yéndose como pudo entre toda la gente pasito a pasito. Y te aseguro que el cansancio de él, figuraba de sobremanera. Me quedé mirando pensando, cómo un gesto tan pequeño y tan cotidiano, puede reflejar un amor tan verdadero… ESO ES AMOR Y LO DEMÁS SON TONTERÍAS.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.
Publicar un comentario en la entrada