RELACIONES NIHILISTAS IV:¡PIDE EL LIBRO DE RECLAMACIONES A MEG RYAN! por EL DUQUE

Ufff… ¿Cómo salir de ésta problemática? ¿Se puede? ¡Me está entrando una pereza! Esta serie ya finiquita ¿OK? Es mucho temario a tratar en poco espacio, tanto… que ya puedes ir esperando libro nuevo por mi parte. En primer lugar, debes desterrar esa idea del amor que te han metido las novelas rosa, los cuentos infantiles y las pelis Disney… O sea, todo lo que te han metido en vena desde que abriste los ojos al mundo. Añade eso del flechazo, de que nada más verla te saltan mariposas en el estómago, de estar todo el santo día pensando en ella… eso no es amor amigo, eso se llama estar “encoñao” de toda la vida. Ahora que como parece que les estamos echando a ellas también la culpa de algo (que digo yo… alguna parte de responsabilidad tendrán ¿no? Por ínfima que esta sea, que también arreen), si lo ponemos en sus conceptos, en el caso de ellas “empenamiento” que no por pena sino por pene, tontuna, despecho, competencia por lo de -que lo quiero para mí porque le gusta a mi amiga, pensando que algo bueno tendrá el colega ¿no?-. El a culo veo culo quiero de siempre; hasta que no le gustaba a tu amiga y se enrolló con él, ese tío ni existía. Ya se sabe cómo desean ellas…

Por otra parte, lo de la montaña rusa emocional, no dormir, los celos etc. Tampoco es amor, es enamoramiento que no se si lo sabes pero tiene fecha de caducidad, concretamente unos tres años como mucho según los científicos. A diferencia del amor que es para siempre. ¿O acaso dejas de querer a tus padres o hermanos de la noche a la mañana? Tenemos tan metida esa idea romántica y peliculera que creemos que eso es amor y tenemos los cojones de tomar decisiones transcendentales basándonos en algo ton poco fiable como las mariposillas del estómago, o el vuelco al corazón que nos da al verla. Eso sí… si luego resulta que ella es una pelandrusca o él un hijoputa borracho, drogadicto y vago de los cojones, el libro de reclamaciones pídeselo a Meg Ryan.

No quiero aburrirte con argumentos científicos (que los tengo a cientos), pero simplemente te diré que esas cosas (amor a primera vista, mariposas, pensamiento obsesivo…) dependen sobre todo de un tema físico, de una proporción del cuerpo, de simetría, de compatibilidad de sistemas inmunitarios, y también de cosas como la existencia de obstáculos, que existan refuerzos intermitentes (la de cal y la de arena. Algo más viejo que mear). Es más; una historia en que todo vaya “rodado” y sea fácil probablemente nunca y digo nunca sea tan “emocionante” como una llena de problemas y problemones, dramas y demás mierdas. Así las cosas si buscas un amor mierdero de consumo, un amor con caducidad, que te hará disfrutar pero también sufrir como un puto perro; sigue con este camino Disney o de novela rosa y verás que divertido. Ahora bien, si lo que buscas es Amor; una relación sana, madura, equilibrada, para siempre y en armonía debes buscar otras cosas.

Si eres uno de esos tipos que más o menos se las apaña en la vida, con un puesto de trabajo pseudodecente, con sus relaciones de amistad consolidadas, independizado y te preguntas por que en amor te va de culo… Piensa en que en los asuntos de amor, probablemente acostumbres a pensar con “cualquier cosa” menos con el cerebro; si sobre todo acostumbras a pensar con la polla o con la testosterona; y ya que compartimos masculina condición, puedo entenderte… no como tu madre, que dice que te entiende porque te quiere, y que te dice que “seas tú mismo”, lo cual termina de joderte aún más, porque llevas toda tu vida siéndolo, pero que a fin de cuentas, está en el otro bando por más que se esfuerce en ayudar, y más que ayudar te apuntilla.

¿Y el resto? Lo dejas al ideal romántico que te montas tú solito en la cabeza, idealizando por doquier cuando luego en la vida real, a ella se la cae el culo o a ti la polla, pasados los cuarenta tacos y aparte descubres, que no es como tu habías idealizado. Entonces te liaras con la del 5ºc y ella con el butanero, pero lo cierto es que la culpa será solo tuya, porque; seamos honestos, en su momento cuando la conociste, te importó una mierda como era en realidad. ¿No querías solamente una tía buena? Pues ahí la tienes. Veamos como suelen ser las relaciones en este mercado nihilista:

Para empezar lo típico es conocerse en la disco de turno, por ejemplo. Tú con 5 copas en el cuerpo, ella con 3. Tú con unas ganas de follar de no te menees; ella también, aunque disfrazado con un toquecito romántico. La “abordas” (ya vamos mal si le llamamos así a una relación hombre-mujer); le sueltas cuatro gracias pre-fabricadas; ellas las ríe, pero no porque le hagan ni puta gracia, a fin de cuentas eres el 5º que se las suelta esa noche, si no porque ella tiene ganas de follar y aparte tu le pareces el más mono del ganado con el que ha lidiado esa noche, tú te vas creciendo y tenéis algo parecido a una conversación razonable. Suficiente como para que ella vea que no eres ni un psicópata ni un inadaptado social. Si más o menos tienes tablas ella te dará su teléfono, negándose a follar esa noche por que ve en ti una cierta madera de proveedor y desde ya empezará a jugar con el sexo como premio final. Tendréis de una a dos citas más y al final follareis…

ELLA FINGE SU PRIMER ORGASMO CONTIGO


… y tú te creerás el rey del mambo. Perdona, pero es que todo esto, no me cabía en un paréntesis y te conviene saberlo para dejar de hacer el payaso. Sí… ya sé, a ti no te ha pasado nunca, contigo “nunca fingen los orgasmos”. Vale… ahora si quieres, coge el teléfono, llama a un sexólogo o sexóloga, gente que sabe de lo que habla de verdad, y pregunta simplemente dos cuestiones:

1. ¿Qué porcentaje de mujeres tiene un orgasmo en su primera relación sexual con un hombre? y segundo

2. ¿Qué porcentaje de la población mundial es multiorgásmica?

Pero repito, tranquilo machote, a ti no te ha pasado nunca, eres un crack y con tu pene las haces volar. Contigo "nunca figen", tú eres el mejor follador del mundo, el que mejor ha follado a tu novia en su vida, el que más larga la tiene, la puta máquina ¿O no te dice eso? Si más o menos, a ella le pareces mono y le preocupa que te sientas bien, si además aparte tienes el conocimiento e inteligencia de no parecer un puto pervertido obsesionado con ella nada más conocerla, ella te volverá a ver y volveréis a follar. Tal vez en esa ocasión ella tenga de verdad un orgasmo y empezará a enamorarse de ti y tú de ella. A partir de ahí lo “más bonito del amor”; subidones de dopamina, bajones, estrés salvaje, los: “¿me llamará o no me llamará”; ¿Llamo o no llamo… un sms tal vez”; “hoy no me ha mandado un sms eso es que ya no me quiere”; “hoy ha salido con las amigas, ¿me pondrá los cuernos?” o “hoy ha salido con Manuel… seguro que entran a tías más buenorras que yo…¡y más putas!”; y así van pasando los meses y los años. Si ella, sobre todo ella, tiene más de 34, prepárate para las insinuaciones, los ojos torneados, las indirectas; y prepárate para el ya toca… entonces os casáis, tenéis hijos y toda la pesca.

Eso sí, luego empezáis a conoceros de verdad. Porque A. ya no queda ni rastro de ese amor Disney y de novela rosa, B. Ya no puedes, ni quieres fingir más ser tan guay; aparte os descuidáis un poco; folláis mucho menos y mucho peor; así hasta que llega el día que tanto tú como ella miráis al otro como diciendo -¿Pero… ésta quién coño es?- En ese estadio de cosas, como verás en ningún momento he hecho alusión a la prospección a conocerse de verdad; a seleccionar, a ser selectivo, a buscar de verdad a alguien compatible con tus valores. Y esa debió de ser, sin duda, la fase más importante de todo el cotarro.

Para tener de verdad una relación de AMOR en mayúsculas, debes tomarte tu tiempo. Primero deberías de ocuparte de tu propia basura, de limpiar bien tu casa interior, curar tus adicciones emocionales, tus paranoias, tus miedos, tus putos traumas infantiles; aprender a ser feliz estando solito con tus cinco amigos de siempre; encargarte de tener un proyecto de vida coherente, firme e inspirador, de tener un espíritu y una vida espiritual plena. Cuando lo hayas logrado ya estarás preparado para empezar a buscar y lo estarás porque habiéndote ocupado de estas tareas ya no estarás dispuesto a soportar chantajes ni manipulaciones, ni varapalos por un poco de afecto y sexo, por lo que ahora si podrás buscar de verdad.

Y debes de buscar con la cabeza, no con la polla. Lo que no quiere decir que no hagas caso a la polla. Más bien deberías de organizarte de la siguiente manera: Imagina que tu cerebro es el presidente ejecutivo de una macro empresa cuyo objetivo es buscar una piba con la que compartir ganancias. Tu cerebro es el presidente ejecutivo. Él tomará la decisión (he dicho él!!!!!!); pero pedirá consejo a otras partes de su cuerpo; en concreto a su polla, su estómago y corazón. Esta imagen espero que hay sido gráfica. La decisión, como digo debe ser cerebral. Debes buscar a alguien compatible. Por tanto descarta esas ideas absurdas de “los opuesto se atraen”... ¡los cojones se atraen! Lo normal es que lo opuesto se dé de ostias. Pero compatible tampoco es idéntico; compatible significa compatible, que dos piezas encajan. Por ejemplo si tú eres un neurótico, lo peor que puedes hacer es casarte con una neurótica “que te entienda”. Eso si que puede ser un SINDIOS. Si ella es un caos, y tú muy organizado eso no funciona; en ese caso es mejor que seáis cuasi idénticos.

BUSCA A ALGUIEN COMPATIBLE Y DEJA DE DAR LA LATA CON EL ¿Y AHORA QUÉ HAGO? Si has hecho tus deberes al enfrentarte al reto de buscar pareja, ya sabrás cuales son ¿verdad? o ¿también te tenemos que decir nosotros cuáles son tus valores? No me seas borrego, por favor. Que su plan de vida y el tuyo sean compatibles, que queráis los dos lo mismo al fin, o que se parezca mucho y que sexualmente funcionéis, al menos os entendáis para poder disfrutarlo. ¿Cómo puedes saber estas cosas? ¿Preguntando después del sexo? Cariño… ¿has llegado? Ya sabes ¿no? Te lo he dicho antes. Fíate más de tu capacidad de observación, de los hechos más que las palabras, de su tono de voz más que del contenido, probando y sobre todo tomando una cierta distancia crítica. Así puedes encontrar tu pareja de verdad, y no “la de oferta” tan al uso hoy en día. ¿Es difícil de encontrar? Claro ¿quién dijo que fuera fácil? ya lo sé, por eso en teoría no te pasas toda la vida casándote y “descasándote”… o sí, si lo que buscas lo buscas en el mercado actual. Si lo que buscas, es una relación sana y verdadera, has de tener paciencia… y sobre todo, saber esperar. [fin de la serie] Si te perdiste la tercera parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada