PEPE, PADRE PUTATIVO

Érase una vez un buen hombre que no se llamaba ni Manolo, ni Juan, ni Pedro. Se llama Pepe, o sea… José, alias Pepe ¿sabes por qué a los josés se les llama pepes? Como todo tiene su explicación. Nos tenemos que ir al nacimiento de Jesús de Nazaret, ya sabes que San José, no es el padre biológico de Jesús, es un padre putativo (o sea, el que paga las facturas pero no es el padre de la criatura). Fíjate que las iniciales de Padre Putativo son PP. Pues de ahí viene la historia. Igual hasta lo sabías ya. Pues nuestro Pepe, se enamoró de la Mari para seguir con la tradición. La Mari, era divorciada y tenía dos hijos, a los que por amor a esta mujer hizo propios: los llevaba al cole, les pagaba la academia, se los llevaba a entrenar, les ayudaba a hacer los deberes, les tomaba la lección, los llevaba al dentista… hasta que con el paso del tiempo, en casa más que pepe, se escuchaba papá. En cuanto los niños le llamaron papá, le salieron lágrimas de alegría. ¡Cómo te queremos Pepe! Nuestro protagonista, es un tío genial con sus amigos, cariñoso con su mujer y con sus improvisados hijos a los que ha asumido como propios. Como persona, es un crack, es buena gente, es un modelo a seguir de… padre putativo. Yo mismo le propondría para el hombre del año y además, le pondría en la portada del diario deportivo MARCA ¿sabes por qué?… GENÉTICA Y EVOLUTIVAMENTE NUESTRO AMIGO PEPE SE HA DEJADO METER UN GOL.

Cada uno hace lo que quiere con sus opciones y su libertad, no juzgamos a ningún Pepe, porque ya os digo que es muy buena gente; pero está echando a perder todo el trabajo de sus ancestros, que cumplieron con su línea genética para que hoy Pepe, malgaste su derecho a caminar por el mundo asumiendo unos hijos que no son suyos, pagando su facturas sin tener hijos propios con la mujer de su vida. LO SIENTO PEPE, PERO HAS FRACASADO COMO HOMBRE, que no como persona. La pregunta es ¿qué está primero? ¿la condición o la persona? En una sociedad casi civilizada como la nuestra, gracias a la mentira social y en la que nos creemos mejores por no vivir ni en la selva con taparrabos, ni en el desierto como tuaregs, o en cuevas incluso… podemos permitirnos el lujo de decir desde el sofá de casa y la mesa de la oficina, que somos personas antes que animales. Pero la realidad la dan los hechos, y los hechos son que nacemos, nos alimentamos, crecemos, nos reproducimos y morimos.

¿Quién gana y quién pierde? Te hablo de ganar y de perder en cuanto al hecho objetivo de que tus genes estén o no estén presentes en generaciones futuras… es así de simple. ¿Te gusta el tema? Seguimos sin hablar de amor, no ha llegado el momento todavía... ni si quiera sabemos si llegará, si te gusta bien, si no te gusta… ¡te largas! No es por quitarle méritos a tan noble sentimiento, pero estamos cansados de ver a tíos a los que se les queda cara de gilipollas, cuando han hecho lo que creían que tenían que hacer y se han dado cuenta demasiado tarde que han estado perdiendo tiempo de su vida. Tiempo vital, tiempo que no vuelve, que no se recupera y que tampoco queremos que pierdas tú. Veo necesario contártelo todo antes, lo de fuera y lo dentro, para el día en el que te tires a la piscina y te enamores, seas realmente libre y consciente de hacerlo con verdadera libertad, por saber, o mejor dicho… intuir, o tener más pistas, porque jamás lo sabrás todo. De hecho, ni siquiera lo pretendemos el socio y yo, y como nosotros no lo sabemos todo, esto es obvio ¿Pensabas que sí? Pues no hijo no… no lo sabemos todo ¿qué te vamos a pedir a ti?

Seamos realistas, siempre hay uno que tira y otra que arrastra o viceversa; pero en esta casa, ya sabes bien que barremos para nuestro lado… ¡para eso estamos! ¿no? Me llaman machista un mínimo de cinco veces por semana, simplemente por velar por mis intereses y por los intereses de todo aquel que no se conforma con la ración que le dan, así que... catorce o quince veces más, que me tachen de ello, francamente me sabe a poco, aunque más que machista me gusta que me llamen cavernícola (creo que es más acertado el concepto). Supongo que me acabaré extinguiendo, como todo lo auténtico y genuino destruído por esta sociedad "electro fashion pop feminista". Algo que sí se nos da bien aquí, es el tema de los porqués y el aceptar lo va llegando, apretando más o menos los dientes. Es una ventaja derivada de un síndrome llamado estar curado de espanto. Quiero que sepas dónde te metes y la importancia de dar el paso de querer a alguien, si es que un día te apetece hacerlo, lo buscas o te lo encuentras, que esas cosas les pasan a cualquiera y más, al que cree que más sabe e incautamente cree que “nunca le van a pillar”.

Creo que sería irresponsable por nuestra parte, no contarte lo que sabemos, lo que vemos, lo que nos pasa, lo que nos ha pasado, lo que les pasa a ellas y cómo encajar todo esto… ¡si es que hay alguna forma de encajarlo! ¿Un SINDIOS? Ya sabes que sí, por eso te queremos proponer quitando amores, emociones, sentimientos y aspectos políticamente correctos (como siempre) algunas combinaciones, interesantes de parejas hombre-mujer con y sin hijos, que te den al menos para pararte a pensar un rato, reduciéndolo todo a lo que serían genes, algo tan simple como eso. El modelo que proponemos de nuevo Adán, empieza con aquella perogrullada de: Vamos ahora con una verdad muy, pero que muy simple: Los hijos de ella, siempre van a ser suyos, van a llevar sus genes, debido a que tiene la capacidad de engendrarlos, partiendo de ahí… Todo lo demás en cuanto a ti, es cuestión de que tú como hombre, te sepas buscar la vida.

¿Sabes algo? Depende en mucho de la estima que te tengas a ti mismo y lo que signifique para ti que tus genes perduren. Pero no se trata solamente de esto. Te haré una pregunta para la que no creo que nadie tenga respuesta ¿Crees que te mereces estar vivo o haber nacido? Igual crees que exagero preguntándote esto ¿crees que exagero? Mira, dime realmente ¿cuál será tu verdadera herencia? ¿qué quedará de ti cuándo dejes de caminar sobre la faz de la tierra y ya no existas? Piensa en ello, es una recomendación, así que tú verás que estás haciendo con tu vida. Por cierto, si me conoces un poco, ya sabes que el primer destinatario de mis broncas, soy yo mismo: estamos en el mismo barco.

Insisto, te hablo sin hacer mención al amor, emociones o afectos, así que no te pongas a llorar si te das cuenta que tu vida es un fracaso evolutivo ¿OK? Eso solamente depende de ti ¿Qué sería lo normal? Lo de siempre: un hombre y una mujer con hijos comunes, ese modelo evolutivamente nunca falla, los dos ganan, hombre y mujer tendrán herencia. Otros casos, como por ejemplo con el que hemos empezado: un hombre, con una mujer con hijos ¿quién gana y quién pierde en esta relación? Piensa ahora por ejemplo en un hombre que haya estado con varias mujeres y haya tenido hijos con todas. Ahora otro caso en el que hombre y mujer supuestamente tengan un hijo, pero el hombre no sepa que ese hijo no es realmente suyo y lo esté criando como propio ¿quién pierde aquí?

Ahora imagínate a una mujer que haya estado con varias parejas, y que haya tenido un hijo con cada uno de esos hombres ¿cómo crees que es evolutivamente hablando? O en cambio, un hombre y una mujer que no quieran tener hijos ¿qué hacen estos dos genéticamente hablando aunque se quieran mucho? Piensa en una mujer que no pueda tener hijos, con un hombre que sí es apto ¿qué debería hacer él? o al revés: en un hombre estéril con una mujer fértil ¿aceptaría este hombre que otro esperma que no fuera el suyo le diera un hijo legal que no biológico? Ella lo tendría fácil genéticamente hablando para perdurar… él, las tiene muy jodidas. Y por último, un hombre y una mujer que no tienen hijos propios, pero que deciden adoptar ¿quién gana aquí? Quizás el niño y sus ancestros ¿no crees? ¿qué piensas de todos estos casos? ¿dónde y cómo te gustaría verte a ti?

El verdadero éxito de un hombre, no es tener el archi-vendido éxito con las mujeres de cara a la galería, que está muy bien para quien lo tenga, para qué negarlo, pero que simplemente… puedes tener o no tener. El verdadero éxito de un hombre es que su paso por el mundo haya valido realmente para algo, que haya merecido la pena. No solamente en cuanto a hijos se refiere, en todo: trabajo, amigos, familia, en crear algo, en generar pensamiento, en enseñar, en amar… pero estos frutos muchos hombres nunca llegarán a conocerlos en vida. Como dice nuestro buen amigo Alfonso –Al universo le da igual si has durado un día, un mes o cincuenta años. Lo que realmente cuenta es lo que has hecho, es que has existido- Un amén para nuestro amigo, al que siempre le digo que de mayor quiero ser cómo él. Espero que al menos, todo esto te haya hecho pensar un rato, y que te haga plantearte si estás invirtiendo en la dirección adecuada, que te haga evaluar y medir con lupa tus opciones. Si lo has empezado a pensar, nuestro objetivo está cumplido.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada