EL MIEDO I: ¿TIENES MIEDO A ABORDAR? PUES... ¡ESTÁS OUT!

Modelo: Arcángel
Retoque: Vicky Enríquez

¡Vaya susto! El tipo de la foto… no sé yo, si fuera mujer y me abordara un tipo tal de esta forma, pues igual se lleva un guantazo por gracioso. Lo cierto es que si te llevas un guantazo por abordar a una mujer “haciéndolo como crees que está bien” muy probablemente el problema no lo tengas tú, si no ella por violenta… o eso, os es que te has puesto a hablar con ella con la polla fuera de la bragueta. Te lo digo en serio ¿tienes miedo a equivocarte? Porque en realidad no tienes miedo a abordar, tienes miedo a cagarla. Pero no solo a la hora de abordar, si no en general. Tengo que decirte que me da muchísima pereza hablarte de esto, y más cuando está tratado hasta la saciedad. Esto no es un problema en realidad, ni si quiera es un paso dentro de una escalada de seducción ¿sabes por qué? Porque el juego empieza justo después de haberle dicho Hola a la desconocida. Así de simple, si no pasas por ahí, ya puedes tener toda la biblioteca de seducción de la Comunidad Española, Americana y Británica junta: ESTÁS OUT.

Mira, la única receta que hay para perder el miedo a abordar, es abordar. ¿Cómo te suena? ¿Quieres que te de una pauta o un complicado patrón de PNL o te hipnotice para que le digas Hola a una desconocida? ¿Crees que eso por sentido común sería normal? Volviendo a los orígenes, al mismo Proyecto Hollywood, Mystery lo decía de una forma muy simple: IT’S NOT A BIG DEAL. Te lo diré de otra manera más simple ¿Crees que tu padre tuvo que comprarse El Manual para Tontos, El Método, El Secretos de un Seductor, El Sex Code o el Apocalipsex para ligarse a tu madre? Ni por asomo, y en cambio… ahí estás tú pegado a la pantalla de tu ordenador intentando reunir cojones para no sé qué batalla, con no se cual tía, en la que llevas pensando ligarte no sé cuánto tiempo, para hacer no sé el qué. En serio ¿te imaginas a tu padre haciendo PNL para tener huevos de abordar a tu madre cuando se conocieron? Yo personalmente al mío no me lo imagino así. Lo haría mejor, o lo haría peor… pero lo hizo, y a eso es a lo que voy.

No pienses, no te voy a reñir más de lo que ya he reñido a mis lectores hasta la fecha… Bendita paciencia la suya, porque soy consciente que a veces no hay quien me aguante. A lo que iba: DESENGÁÑATE ¿OK? No hay más misterio que este. Voy a ser muy sincero contigo, no te daré nunca más una palabra de ánimo en este sentido, porque no quiero poner un solo grano de arena que forme parte en la montaña de tu autocompasión. Me haría ilusión que te rieras de este tipo de artículos, de lo digo de corazón... eso querría decir que no te hacen falta. ¿De verdad crees que es tan difícil comunicarse con una mujer? Yo creo que no, a riesgo de que no vuelva a vender un libro en toda mi puta vida. No te hace falta un librio mío ni de nadie para eso. Lo que te falta es hacerlo y punto; porque no hay un término medio, ni transición, ni técnica que puedas encerrar en tips, que te diga como una mujer está por dentro. es así de simple. Es más, te diré que quien te habla es un auténtico paquete entre paquetes, y al que si alguna vez le han salido bien las cosas, es por hacerlas tal cual, no por imaginárselas. Y te diré también que cuanto más he intentando plantearme cualquier tipo de estrategia o técnica, es cuando maś la he cagado... y además, con mayúsculas.

Estoy completamente seguro, de que en tu vida diaria tomas decisiones más importantes que abordar una desconocida. Es más, te diré un aso que recogió el maestro y padre de la Comunidad Ross Jeffries, en el que atendía en su serie de newsletters a un soladado, que en la guerra había combatido, había sido herido y aún así seguía combatiendo. Pues este hombre, tenía pánico a la hora de acercarse a una mujer para tratar de ligar con ella ¿cómo ves esto? ¿qué actividad entre combatir o abordar a una desconocida tiene más riesgo real? Creo que la pregunta se responde sola. Todo depende de dónde deposites tus temores, eso solamente lo puedes elegir tú. Te aseguro que por muy atractiva que sea la mujer en cuestión, está exactamente hecha de lo mismo que tú, y que sus miedos se pueden parecer mucho a los tuyos, lo que pasa es que ella los disimula mejor y por condición, te examina.

Piensa que afortunadamente, los dos estáis en el mismo barco; y que la comunicación y el error, son aspectos tan sumamente humanos, que tratar de evitarlos, es precisamente arrebatarle a la persona quien los practica su humanidad. Si hay algo que es humano, es la incertidumbre, el instinto, los sentimientos ¿vas a tratar de ocultarlos para que no se te noten? Sé directo, sé educado... de igual forma que ella te pueda estar evaluando, lo has hecho tú antes; porque si no, no te hubieras fijado en ella, de entre todas las que hayas visto, o puedan estar presentes en el mismo lugar. El miedo es algo que no desaparece chascando los dedos, es algo más bien con lo que hay que aprender a convivir y domesticar para que no te domine. El miedo cero, puede tener varias causas: una falta de educación social y familiar, una sumisión por completo a los instintos, o una patología... o todo eso, o es que eres un recien nacido que todavía no ha tenido experiencias vitales suficientes como para sentir miedo.

Te darás cuenta, que el hecho de toda esta parrafada, que hace solamente teórica referencia al miedo a abordar, es algo puramente teórico. Cuando hablamos de miedo, estamos hablando de humanidad, tenlo claro... no de debilidad. La debilidad es en todo caso, dejarte gobernar por ese miedo y que por culpa de ello, no hagas nada: no pases por debajo de una escalera, salgas corriendo al ver un gato negro, o estés preocupado por haber roto un espejo... es algo irracional y natural con lo que has de aprender a convivir. Como mirar un paquete de tabaco al que solamente le queda un cigarro y sentir ansiedad, cuando es algo que te perjudica. Porque si tratas de negarlo, se irá haciendo cada vez más grande el bulto bajo la cama, y empezará a apestar.

Hay cosas que no se pueden explicar, que solamente pueden describirse, es así de simple; y son cosas con las que hay que convivir porque están, simplemente por eso mismo: no las has elegido, pero están presentes en tu vida. No pretendo que te plantees todo esto antes de abordar a una mujer que te atraiga, porque si empiezas a pensar... no lo harás nunca. De eso se trata precisamente, que no pienses tanto y que lo hagas de una puta vez. Hazlo mal... ¡pero hazlo!
-
Post Data: Supongo que os habréis dado cuenta que el título puede llamar la atención en cuanto a Seducción se refiere, llamadme cabrón, pero es un mero gancho... Mi verdadera intención era hablar de miedos más reales. No sé si habra quedado bien claro, o si mis palabras han sido las adecuadas, pero esa era mi verdadera intención. [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada