RELACIONES NIHILISTAS II: THE MARKET, por EL DUQUE

Esto es un puto mercado de abastos, una subasta al alza, una lonja de carne, moda, sexo y capital o ¿Que te creías? No, lo de “estar en mercado“; no solo es una frase hecha, es una realidad como un piano. Otra de las inevitables consecuencias del SINDIOS en que vivimos en que el ligue, las relaciones hombre y mujer han dejado de ser naturales, circunstanciales, románticas. Han pasado a ser un producto de mercado. Para ser “guay” hay que llevar ropa de marca, tener un cuerpazo joven y esbelto, usar miles de cremas, estar depilado/a; tener un iphone, un ipad, un cochazo si eres tío, un pisazo en un barrio pijo y follar mucho, o si tienes pareja, que ésta sea de la mayor puntuación posible de cara a la galería, que todos cuando te vean por la calle sepan o que estás forrando, o que tienes una tranca que hace trípode... ¡la envidia del gimnasio! En el caso de las mujeres, el trofeo grande es el tío con más estatus, en el caso de ellos la tía más buenorra. SI NO FOLLAS MUCHO, O NO TIENES PAREJA ¡NO MOLAS NADA! DIRECTAMENTE NO EXISTES.

Así las cosas al igual que vamos a la tienda a por nuestras All star o nuestro BMW, vamos unos y otras a por el pedazo de carne que complete nuestro pack. Entramos pues en el mercado de singles. La mayoría simplemente va de discos y pubs de moda, y entre copas, ellas bailan y observan mientras ellos abordan de forma indiscriminada. ¿Resultado? Cualquier tía acaba por tener más cotización en mercado por encima de su valor real. En estos ambientes ellas tienen una falsa sensación de abundancia. Desde esta página hemos hablado mucho de la distorsión de la única opción, típica masculina. Pues bien existe otra distorsión que no es menos peligrosa, la de las infinitas opciones.

Esta mujer que va al mercado, ve como la abordan de dos en dos. ¿Resultado? se creen de veras que sus opciones son ilimitadas y por tanto tiene donde elegir. ¿Para que van a apostar por éste tío, si mañana pueden conocer a otro mejor? Esta es la clave… si amigo: esa tía que te dice que no quiere comprometerse, que no quiere nada demasiado serio, en realidad está esperando a un tío mejor que tú. Aparte nosotros nos empeñamos una y otra vez en entrar al trapo, entrar en competencia elevando aún más el precio de compra. Déjame decirte algo, de una forma consciente o inconsciente todas tienen instalado en su software eso de casarse con el hombre de su vida…una tía de 40 soltera sigue siendo vista como de “inferior valor”, en términos de mercado. Para desgracia suya el tiempo vuela para una mujer a partir de los 35 y corre desde luego en su contra. Por tanto la tías de 33 que te dice: -No, de momento no quiero nada serio…no estoy en esa fase, aún no he superado noséquemierdas- en realidad traducida te esta diciendo: -eres mono, me gusta follar contigo, pero el mercado es tan amplio que estoy esperando a uno mejor que tú-. Claro, que lo he llamado distorsión porque no es cierto, o es cierto a medias. Verás… -

Si, es cierto en el sexo ellas son dominantes; siguen decidiendo cuando, cómo, dónde y con quién. Tú solamente te limitas a aceptar ¿conoces a alguno que diga que no alguna vez? En el mercado single entran gratis a los bares, no pagan en las web de citas por inter net, no pagan en las speed datings, las entra todo Dios, y pueden follar cualquier noche que salgan… y de hecho lo hacen, pero follar no significa casarse con alguien, ni comprometerse con aquél, por lo que si lo que buscan finalmente es ese status “guay” ahí la cosa cambia y mucho… un día, con más de 35, se dan cuenta de que a esos machos alfa, forrados se los han tirado, o ellos a ellas, pero que luego se han casado con una tía muy mona de 25, luego se han encontrado en su vidas con mucho hijoputa, mucho macarra; es decir en términos de proveedor… ¡BASURA! Es entonces cuando valoran a ese buen chico al que se tiraron y mandaron a la mierda…el problema es que en esa fase el mercado da un giro y ahora el que tiene dónde elegir es él, con cerca de 40 tacos, un trabajo más decente, y sin esa sensación de “se me pasa el arroz” el mercado se reequilibra, y pasa a ser ella la que corre el peligro de quedarse como una tía sin estatus. Así las cosas este SINDIOS, se puebla de varios tipos de público con una actitud de mercadillo que apesta. Muchos tíos con ganas de follar de forma indiscriminada, siguiendo la filosofía del…

TANTO FOLLAS… ¡TANTO VALES!


… que coexisten con muchas tías con ganas de follar de forma indiscriminada, hasta que les aparezca un Mister Big como en Sex and the City y las cuadra poniéndolas más tiesas que una vela. Y por otra parte también muchas tías con ataque de ansiedad que han entrado ya en la fase de “se me pasa el arroz” y entonces buscan con avidez y angustia… tanto unos como las otras, por cierto no conciben estar solos, eso es de pringados out of market.

Aparte del tanto follas tanto vales y del consumismo del sexo, las marcas nos han hecho de maestras y nos han enseñado qué es lo bello y que lo feo. Nos muestran continuamente a hombres metrosexuales, depilados, fitness, con cremitas… ¿Cuándo un hombre ha tenido que usar una crema? Y a tías jóvenes, con el culo firme como hormigón, tetas de silicona y hasta con el coño operado para que los labios no sean demasiado obvios ¿te parece exagerado? Pues que sepas, que esta es la operación de moda en USA. ¿Cuándo llegará a España? Somos consumistas y no dudamos en consumir también sexo y relaciones.

En este peculiar mercado todo funciona como en la bolsa, tus acciones suben o bajan en función de la demanda, de la competencia que haya por uno/a, en función de la adaptación del producto a la demanda creada por los publicistas; es decir según tu adecuación al estándar mediático: joven, esbelto, sano, depilado, dopado hasta las trancas, operada hasta las nalgas etc. Así la cotización varia y la clave es vender en el momento justo. Emparejarse con la/el mejor comprador/a y eso ocurrirá en el momento de más alta cotización. Si vendes demasiado pronto estarás con un perdedor o con una tía que no esta lo bastante buena; si vendes tarde, cuando tus acciones caen en picado, tendrás que vender a la desesperada ante cualquier postor. ¿La clave? Saber cogerle el punto al mercado, saber leer.

Un pista; la cotización de ellos sube como la espuma de los 30 en adelante y llega a su culmen hacia los 38-39, sobre todo si ha logrado el éxito profesional. Las de ellas es altísima de los 21 a 33, solo que, conscientes de ello, la mayoría de ellas de los 21 a los 33 precisamente solo se lo hacen con tíos de su edad o más jóvenes, porque piensan, que al premio gordo lo cazaran al final y mientras se entregan al tanto follas tanto vales de forma desmesurada. Así las cosas el momento cumbre del mercado emparejaría casi siempre a chicas de 33-34 con tipo de 38, 39 años… Como puedes ver, matemática pura aplicada, un mundo dónde falta humanidad y esencialmente espiritualidad. [continúa en parte III] Si te perdiste la primera parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada