EL MIEDO III: ¿TIENES MIEDO A LA INCERTIDUMBRE, AL FUTURO, AL QUÉ PASARÁ MAÑANA? PUES... ¡NO PIERDAS MÁS EL TIEMPO!

Modelo: Arcángel
Retoque: Vicky Enríquez

Pase por decir que el primer destinatario de este artículo es el propio autor. En realidad me lo estoy escribiendo a mí, y a nuestros lectores por extensión para que el que quiera participar de esta reflexión que hago mirándome al espejo, pueda si así lo desea tomar aquello con lo que pueda sentirse identificado si éste es su caso. No sé diferenciar si este miedo es instintivo, cerebral, moral, amoroso, emocional… creo que al menos por el momento, sí que es muy humano. Aunque a estas alturas, no sé decirte, si esto es una desventaja, o simplemente un indicador de que por el momento por las venas, me sigue circulando sangre y no mercurio. Remitiéndome al SINDIOS que parece que se ha generalizado a escala global, es difícil encontrar una referencia o una certeza, fuera de lo que es la conciencia o los valores de uno mismo.

También me gustaría saber, si tener esta conciencia realmente vale para algo, aparte de si “hacer lo correcto” sigue siendo un valor útil. Si planteo esta pregunta, es porque sinceramente no estoy seguro de ello, y por eso mismo me vuelvo a confesar contigo. Esta misma idea fue la que hizo nacer al ANTICÓDIGO DE HONOR, mi peor trabajo hasta la fecha, y del que no estoy nada orgulloso, puedes creerlo… el día que haga algo bueno de verdad y que merezca la pena, te lo haré saber el primero. Tienes mi palabra.

El miedo al mañana… todo esto viene, porque estaba dándole vueltas a uno de los capítulos de mi novela, que se desarrolla a partir del año 2029. De repente miré a mi compañero de piso, estaban echando las noticias y me hice una pregunta algo apocalíptica en voz alta para observar su reacción -¿Y si no llegamos al 2029?- Lo cierto es que creo que nadie puede responder eso. Ni siquiera creo que alguien pueda firmar ante notario a día de hoy, que mañana… en fin, realmente haya un mañana.

Creo que me he pasado el 99% de mi tiempo, preparándome para hacer tal, tener cuál, asegurarme esto, trabajarme lo otro, planearme eso de más allá y confirmar aquello de más acá. ¿En las relaciones? Mi estigma… creo que he perdido tanto tiempo de mi vida, y te lo digo de corazón, he invertido tanto en ello, que a día de hoy me parece absurdo. Sinceramente, te puedo decir que he perdido muchísimo tiempo y que en los últimos meses, ya he dejado de plantearme las cosas a futuro y vivo mucho más al día. No he llegado al extremo que suele citar mi amigo Iván en cuanto a disfrutar de algo, -como si no hubiera un mañana-, ya que no tengo motivos, ni motivación para sentir prisa por absolutamente nada, que no entre en mis compromisos adquiridos de forma libre, como pueden ser mi trabajo y mis amistades… pero a grandes rasgos, se puede decir que hago lo que me apetece.

Por el momento no he atracado un banco, no he montado en globo, no me he hecho millonario, ni tampoco he hecho un trío; pero entre escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo… Lo único que me falta es tener un hijo, al menos eso creo, que yo tenga constancia. Aunque literariamente en la ficción sí que lo tengo, os lo presentaré dentro de unos meses, y se llamará Cristian. Será algo más espabilado que su padre, por aquello de que las nuevas generaciones siempre acaban sabiendo más, porque pueden apoyarse en la sabiduría y experiencia de las anteriores.

Otra de mis perogrulladas, con la que puedes pensar algo así como -Ya viene el iluminado de Arcángel a soltarnos obviedades axiomáticas al mismo estilo que Horatio Caine de CSI Miami y sus citas célebres-. Piénsalo si quieres, o no me leas… así terminas antes ¿OK? Si digo las cosas es por algo. La vida cambia lo suficiente de un día para otro, para que al menos exista la posibilidad, de que tanto a ti como a mí, nos acabe pillando con el culo al aire un día de estos. No sé si me merece la pena hacerme un plan de pensiones, o un seguro de vida, o redactar mi testamento... aunque lo llevo pensando bastante tiempo. Tampoco sé si me merece la pena buscar pareja en este momento, la verdad es que el cuerpo no me lo pide, y menos el corazón. Tampoco sé si merece realmente dedicarme a seguir comunicando lo de dentro y lo de fuera, como diría mi amigo Dave de Murcia, que aunque mucho más joven que yo, muchas veces me ha dado lecciones bien dadas, o mi hermano… un hombre bastante más noble de corazón que yo. Mientras yo tengo que forzarme a ser noble, a él le sale solo.

Cuestionarse a cada punto si realmente merece la pena hacer algo en función de lo que vaya a pasar mañana es una idea, de la que me he dado cuenta roza el más absoluto absurdo. Lo jodido es que he tardado mucho tiempo en darme cuenta, espero que al menos saber esto, te sirva para algo. Si la mayoría de tu esfuerzo se lo llevan actividades destinadas a programar el día de mañana, piensa si primero el mes que viene saldrá en el calendario, o si realmente habrá un calendario al que poder consultar. Te diría que si tienes que amar y eso es lo que te llena, lo empezaras a hacer hoy mismo, porque amar por miedo a que no haya un mañana, no es amar, solamente es miedo. De igual formar con el trabajo, con casarte, con el ahorrar, con tus amigos… Lo que vayas a hacer, intenta hacerlo hoy. Me he dado cuenta que la vida no se puede postponer, para ganar algo más grande, porque sencillamente, no hay nada más grande y todo va dentro de ella. Es subirse al tren o quedarse en tierra, pero para hacerlo hoy, no mañana.

Post data: No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy. [fin de la serie] Si te perdiste la segunda parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada