RESPONSABILIDAD CERO: ELLA HACE LO QUE LE DA LA GANA I

Escenita típica del “Tú verás” en pareja: Imagínate la cara de gilipollas que se te queda, cuando en una segunda quincena de julio, le propones a la chica con la que estás saliendo unos días en la playa, en Marbella, plena costa del Sol, hotelazo de puta madre por una oferta que has encontrado y que en la vida te va a volver a tocar… Reservas, llamas y ¡he aquí por qué se te queda cara de gilipollas! Ella responde: “Me voy con mis amigas a Ibiza”. Ya sabemos todos qué pasa en Ibiza los meses de julio y agosto, así que a zorrear con sus amigas se ha dicho. No es que sea malo, tú también lo harías... ¿o no? ¡pedazo de pringao! Lo que te jode es que ella no te haya tenido en cuenta a ti, y tú si la hayas tenido en cuenta a ella para tu planazo de verano. Por eso es por lo que se te ha quedado cara de gilipollas: Joder, si lo sé no muevo un dedo, piensas… Y ¡ala, a buscar acompañante! porque lo que nunca deberías hacer es quedarte en casita esperando.

Pero bueno, ¿quién te mandaría tener esa brillante idea de llevarte a tu chica unos días a la Costa del Sol? ¿Sabes qué? Que la idea es cojonuda y cualquiera que no lo sepa ver, es una desgraciada (o desgraciado), pero ella no tiene ningún problema… El problema en realidad lo tienes tú, eres tú el que tiene que joderse y buscar otro acompañante, o ¿por qué no? Otra acompañante. Si ella no quiere irse contigo a Marbella… ella verá. Deberías estar follándote a otra en este mismo momento que realmente sí que valore tu compañía y que también sepa valorar que la tengas en cuenta para tus planazos de verano ¿Tienes huevos para hacer eso? Pues deberías tenerlos si no los tienes.

Te voy a explicar por qué: a parte de cómo te puedas sentir, jodido probablemente, o decepcionando, eso es lo de menos… Sí, lo de menos te lo aseguro es cómo te sientas, cuando sabes que se va con tres o cuatro amigas de su quinta cortadas todas por el mismo patrón. Tus sentimientos no le importan una mierda, ya lo has visto, así escarmientas para otra vez. El verdadero problema, es que todavía eres incapaz de aceptar que las tías hacen siempre lo que les da la gana, y o bien lo aceptas, o te conviertes en un misógino, cosa que no te recomiendo. Los misóginos follan poco, pero los psicópatas follan mucho más ¿sabes por qué? Porque no están sometidos a estados emocionales variables y todo, absolutamente todo lo hacen con la cabeza fría. Vaya ejemplos que te pongo ¿eh? Dan miedo… Piensa esto y acéptalo, te lo puedes creer o no, eso ya es tu problema, pero dime si conoces a alguna mujer que actúe de forma contraria (tu madre no cuenta) a la de hacer lo que le apetezca.

Desde todas mis experiencias, he acabado por comprender que entender a las tías es imposible, así que ¡acéptalas! Pura, simple y llanamente… ¡acéptalas! Si no te gustan las tías tal y como son, o tal y como te las encuentras, es que no te gustan las tías. Así la conociste ¿no? Pues así te debería seguir gustando. No creo que a ti te guste que una pareja te quiera cambiar, no lo quieras hacer tú tampoco.

Si cuando la conociste, ella era una mujer libre, así deberías quererla ¿sabrás aceptar eso alguna vez? Piénsalo, es algo bueno, y algo de lo que aprender de ella, lo que pasa es que todavía no le hemos puesto nombre, o ¿si se lo hemos puesto?

Ahora te voy a hacer una pregunta: ¿Por qué crees que las mujeres buscan a hombres seguros de si mismos y con independencia? En pocas palabras, un hombre seguro de sí mismo, es aquél que no precisa consentimiento de nadie para pensar, actuar y vivir en general. ¿Quién crees que liga más? ¿Aquél tipo que va a su bola o el que cuenta con ella en todo momento? Sea como ella sea, esta marca de seguridad en un hombre, y sobre todo de independencia de la valoración ajena, o sea… lo que ella pueda pensar acerca de ti y de lo que pienses o hagas, marca un abismo entre lo que nosotros entendemos por libertad, y lo que ellas practican de continuo, y que ni si quiera tienen que proponerse, como muchas veces hemos hecho tú y yo. ¿Has nacido espabilado? Yo no.

De una cosa puedes estar seguro, es que ella se lo va a pasar de puta madre en Ibiza, independientemente que tú estés o no. ¿Sabes además por qué a ella independientemente de cómo te sientas lo va a hacer igual? Porque en ningún momento se siente responsable de la relación. Ni se ha sentido, ni lo va a sentir. Ahora viene la generalización axiomática: la mujer en una relación de pareja o en un mero ligue, o en un polvo de una noche o en un matrimonio que dure 50 años, nunca fue, ni es, ni será responsable de nada que tenga que ver contigo a un nivel emocional. Métete esto bien en la cabeza, y cuanto antes lo aceptes, mejor te van a ir las cosas.

A ella lo único que le importa es que le cuadren las cuentas emocionalmente hablando, y si ella se siente bien… todo va bien, estés cómo estés. Hablamos de la máquina emocional perfecta. Para una mujer la realidad es lo que siente, no los hechos (por enésima vez). De ahí que busquen siempre hombres digamos “inalterables” emocionalmente a los que se puedan aferrar y que sepan llevar el timón, permitiéndoles a ellas la libertad al cien por cien de sentir, relajarse, emocionarse, justificarse, validarse, premiarse, querer también…

¿Qué quieren hombres sensibles? ¡Los cojones! Para llorarles cuando las deja “el de la moto” y nada más. Cuando una mujer ve que te pones a llorar en referencia a algo que ella ha hecho, o ha dicho, la repulsión que puede llegar a sentir hacia ti, es la que tú tendrías cuando se te acerca a pedir dinero un mendigo maloliente. Lo mismo pasa cuando se da cuenta de que es capaz de jugar con tus estados emocionales, o sea… que sabe cómo tocarte los cojones solamente para ver qué pasa”. ¿Por qué lo hace? Porque le apetece, porque puede, pero sobre todo porque ella es una irresponsable emocional. Por ponerle un nombre, llamémosle responsabilidad cero.

Una mujer nunca piensa en unas consecuencias basadas en hechos sin antes plantearse cómo se va a sentir, porque eso para ella es lo único importante, para bien o para mal. Y si para que ella se encuentre “estabilizada” tú tienes que tener siempre la culpa, la debilidad o el defecto, efectivamente en su mente la tendrás. Es un mecanismo de defensa perfecto, por eso su malestar les dura, lo que les dura un llanto y pueden ser quirúrgicamente frías cuando les conviene. Después llorarán otro poquito, se justificarán, será su entorno quien tenga la culpa de lo que haya pasado, ella en su estado no tendrá responsabilidad alguna, tranquilizará su conciencia y ¡todo arreglado! Como nueva, mientras tú probablemente seguirías preguntándote aquello de ¿Qué he hecho mal? O sintiéndote culpable por una cagada. Pues… la seguridad en uno mismo no se regala en las tiendas, y la responsabilidad cero femenina viene de serie, así que… [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada