DIARIO DE UN SINGLE ¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO? por EL DUQUE

Cada vez son más, son legión. La cosa esta cada vez más cruda y la verdad es que no me extraña que cada vez la gente se empareje más tarde y cuando lo haga se acabe divorciando dejando tras de si un drama, unos hijos que pasan la vida de casa en casa fin de semana tras fin de semana. Tampoco me extraña nada que cada vez conozca más casos de tíos que acaban buscando en otros países lo que nuestras mujeres modernas no les dan. Todo esto es fruto inequívoco de ver las relaciones de pareja como un producto que comprar; dentro de un mercado de abastos repleto de estímulos, lucecitas, consignas consumistas y demás parafernalia. Cuando sobre pasas los treinta y estas solo, a tu alrededor se desencadenan una serie de sucesos paranormales, que son cuando menos dignos de mención. Para empezar comienza una serie de presiones externas más o menos sutiles. Comienzan los “a ver si te centras”, “a ver si sientas la cabeza”… y en cierto sentido, no te voy a engañar, el estar solo o peor aún sola con más de treinta es ser un bicho raro. Tener pareja viste, a menos de cara a la galería, ya que a fin de cuentas es la foto que te han metido en la cabeza desde que abriste los ojos. Si, ya sabes de qué te hablo: esposa, dos hijos de distinto sexo, coche, perro y una casa comprada con hipoteca machacante, que te impide a penas tomarte una cerveza de vez en cuando y nunca de importación.

El siguiente fenómeno curioso es que, como aparte de esta presión que acabas haciendo tuya de cumplir con este proyecto que acabas haciendo tuyo, se da el hecho de que con treinta palos es más difícil conocer gente. Los círculos se cierran, los casados con hipoteca se enclaustran en sus mundos y venden a sus amigos, mientras otros tantos se van al extranjero a buscar mejor fortuna, porque aquí parece que ya queda poco por hacer. Así las cosas no queda más remedio que ir a los grandes almacenes del sexo, a buscar productos; productos que cada año que pasa se van rebajando más y más en calidad, al igual que las rebajas de enero que en febrero estarán ya a más del 50%. Si quieres que te diga algo, yo nunca compro en rebajas. Puedes llamarme pijo y tal vez lo sea; pero no me gustan las aglomeraciones de gente, no me gusta pelearme con una señora por esa ultima camisa, y no me gusta tener que buscar y rebuscar por la sencilla razón de que apenas quedan tallas, y que los modelos que quedan son eso, lo que queda.

Los grandes hipermercados del sexo y las relaciones son básicamente las discos, pubs y locales de ocio nocturno; las páginas de contactos, y luego el mundillo single en general incluyendo clases de baile de salón, caminatas sensuales por el campo, que por cierto, y no estoy de coña, a veces se llaman así. Entonces ¿Por qué disimular? También Speed datings y viajes para solteros. ¿Problema de ir a estos mercados? Para empezar, que acabas viendo a la misma gente haciendo la misma ruta. Con lo original que te crees y acabas haciendo la misma ruta que el tío ese de tu gimnasio, con el que acabas teniendo una conversación en el baño del ultimo garito….

-Ehyyy… que talrlll ter va??... te he vifto toda la nochiiie-

-Sifff… ef que conzco al relaciones…-

- Me mola una del gim…-

-Fóllatela… son todas ss s s unas guaarrs-

Todo eso tratando de mear dentro de la taza. La noche es probable que con suerte la acabes con una tía que apestaba a vino tinto del barato, echando un polvote de compromiso nada memorable inherente al consumo desmedido de bebidas de alta graduación alcohólica. Después, el rollito página web no es mucho mejor. Por cierto. ¿Has usado alguna vez el idealista, el fotocasa o similar para buscar un piso? Pues se parece un montón a lo de buscar pareja. ¡Es idéntico! Son muy importantes las fotos que eliges, así como las características que pones, más que nada por que todo el mundo hace búsquedas selectivas, así que aunque tu casa tenga una charca, tú vas y pones que tienes piscina; más que nada para entrar en las búsquedas de los que quieren casa con piscina. En este caso si eres tío sueles omitir hijos; mientes con la estatura e inflas un poquito tus ingresos anuales. Si eres tía mientes con la edad y con el peso esencialmente y disfrazas tu estado civil real. En definitiva un mercado con escaparate y todo y con mentiras. Sexo mentiras, y… horas y horas de Chat absurdo hablando de absurdeces con una tía que ni conoces.

El mundillo de las largas caminatas por el campo, senderismo, las speed datings, los aperitivos programados no deja de ser un gran engañabobos. Como dije yo una vez a una tía en una cena de solteros. ¿Por qué no nos dejamos de gilipolleces y empezamos ya a follar? Lo dije de broma y todo el mundo se rió bastante, pero lo que no saben es que en parte mi comentario también iba en serio. No me parece muy normal tener que buscar una coartada algo tan humano como querer conocer mujeres y hombres.

Como ves el panorama no es muy halagüeño para este solterito que describe el autor en su libro. ¿Qué opciones le quedan? Lo más importante es saber qué es lo que te puedes esperar y qué es lo que probablemente vayas a encontrar. DIARIO DE UN SINGLE, está escrito con la vida misma del autor, desenvolviéndose dentro de todo este mercadillo de la soltería. ¿Opciones? Le queda una pero es chunga pues supone nadar contra corriente y eso siempre cuesta más, siempre duele más. Lo cierto es que traspasar la barrera de la treintena sin pareja no es “lo ideal” y es más, cuanto más te acercas a los cuarenta es peor; pero si ha sucedió esto, si tu novia te dejó o aquello no funcionó o lo que sea, tal vez deberías de plantearte que una buena pareja se encuentra, pero no se busca.

Sé que piensas que no, que no te la vas a encontrar nunca. Es mentira. Aún te queda una larga vida por delante y salvo que seas tú el que se encierra en su mundo de egoísmo y perdición acabarás encontrando una buena compañera de viaje si es realmente lo que quieres y deseas en tu vida, por que contrariamente a lo que te han inculcado, estar desemparejado también puede ser una opción y si, se puede ser feliz sin pareja. Y también puedes ser feliz con ella. Alguna vez deberías entender que la felicidad nada tiene que ver con estar o no en pareja.

En general y como en tantas cosas en la vida, el casado mirará con envidia a su amigos solteros y muchas veces le apetecería sacar los píes del tiesto, pegarse una juerga y añora la vida de soltero; y el soltero cuando vuelve a casa tras una dura jornada de trabajo alienante, desearía que le recibiese alguien tras la fría puerta de su mini estudio en el centro, o tener alguien con quién compartir una tostada un domingo por la mañana. La felicidad es tu responsabilidad personal y ni la pareja ni la no pareja te lo van a dar así que al menos trata de no emparejarte por que si, por que toca, por centrarte o demás cuestiones, y si vas a las rebajas luego… no te quejes de que te compraste un jersey que no era de tu talla. En resumidas cuentas, puedo decirte que DIARIO DE UN SINGLE habla de ti ¿A qué estás esperando?

Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con DIARIO DE UN SINGLE.

¿QUÉ ES UN SINGLE?

 A ver déjame pensar ¿eres soltero? ¿vives en piso compartido? ¿de alquiler? ¿en un estudio? Quizás divorciado… caminas solo, bien por convicción o bien por narices ¿estás entre los 30-40 años de edad? ¿no tienes pareja estable? ¿todos tus amigos están casados o están en ello? Y déjame adivinar… tienes más tiempo que los demás, no te pesa una hipoteca ¿o sí? Y tus cargas familiares, quizás solamente se limiten a las cenas, cumpleaños y festivos de tus padres y hermanos, eso sí, cuando no vas a tu bola. Si eres divorciado, probablemente los hijos los tenga tu ex, y eso te da tiempo. Tu vida sexual no es demasiado regular y quizás a veces, te da por pensar qué harías si estuvieras en pareja, pero se te quitan las ganas al ver la cara de un padre con un carrito de niño, hombre antaño venido a menos, cuando su mujer le da instrucciones en voz alta, acerca de qué se va a hacer y no hacer en el día presente. Algo así podría ser un single en tiempo real, alejándonos de lo que diría la Wikipedia, que siempre queda un poco frío hacer un copy-paste de la misma.

Lo primero que seguro te viene a la mente es la palabra soltero ¿verdad? No estás equivocado, pero sería reducirlo demasiado. Yo por ejemplo diría más bien impar, que no soltero, a veces a voluntad y otras veces… porque al colega no le queda más remedio. El single, no deja de ser un animal gregario, que se agrupa y se mueve en manada, que busca a sus semejantes y se busca la vida por su cuenta. El entorno single, en realidad es un invento artificial, producto directo de cómo son las relaciones a día de hoy. Expresión directa del individualismo, sobre el compromiso. Simplemente, hay gente a la que no le tira la típica foto de familia y casa con hipoteca de por vida a las afueras, y prefiere aprovechar su tiempo y libertad… normalmente hasta que le dure.

Digo hasta que le dure, por aquello de “nunca digas de este agua no beberé, o este cura no es mi padre”. Vete tú a saber qué te pasa mañana o pasado, pero pase lo que pase, siempre convenga que tengas la libertad de elegir en cada momento, cosa que por ejemplo los casados y las hipotecas, no permiten que hagas, te pongas como te pongas. Hay cosas que te cambian la vida, pero normalmente, esas cosas te las encuentras más que buscarlas, aunque puedes estar buscándolas toda tu puta vida y dejar de disfrutar, de las posibilidades que tienes a tu alrededor. Otras palabras que me vienen a la mente para explicarte lo que es un single son estas: esporádico, temporal, irregular, oportunidad y… ¿rebajas? Sí, rebajas, mira por qué te lo digo.

Un buen ejemplo para explicar lo que es un single, sería el de una señora que va a comprar a las rebajas. Se pasa todo el día probándose prenda tras prenda y al final se queda con una, con dos o con ninguna. Los precios son bajos, pero no termina de convencerle todo lo que se prueba, pensando que quizás en la siguiente tienda habrá algo mejor. Las tallas más normales, ya las han vendido y tiene que mirar muy mucho que lo que se compre, sea de su talla y le convezca mínimamente. Incluso después de haber comprado, se vuelve a poner la ropa en su casa, y se da cuenta de que quiere hacer algún cambio. Esta conducta, aplicada a las relaciones, es la del single. Intenta probárselo todo, busca oportunidades, chollos, pero apenas se queda con nada. A cambio, su tiempo está ocupado “yéndose de compras”.

Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con DIARIO DE UN SINGLE.

DIARIO DE UN SINGLE: CASADAS INFIELES BUSCAN SEXO ESPORÁDICO

No tengo más que entrar en el registro de visitas y búsquedas habituales de Google, para cerciorarme de cuál es una de las búsquedas que más visitan nos dan: cómo seducir a una mujer casada, o bien cómo tener sexo con una mujer casada y cosas por el estilo.  ¿No hay mujeres solteras disponibles o qué? Pero ¿qué coño os pasa? Después de ver cuál ha sido la obsesión durante mucho tiempo, de muchos de vosotros a la hora de buscar en Internet, en lo referente a buscar mujeres casadas para tener aventuras o sexo habitual, te diré que este objetivo ya no hace falta ni que te lo propongas. Es algo más habitual de lo que realmente piensas y de hecho existe una demanda muy concreta tanto por parte de ellas, como por la tuya de buscarse la vida con sexo esporádico. Aventuras, podríamos llamarlo… y por parte de las mujeres casadas, está visto que más que una cosa puntual, poco a poco se va convirtiendo en algo que si no llega a ser habitual, si ha conseguido integrarse silenciosamente en la vida de muchas mujeres casadas, que no parecen obtener lo suficiente en su vida en pareja.

Es un hecho,  buscar y mantener encuentros sexuales esporádicos, es una demanda que existe tanto por tu parte, como por parte de casadas infieles, a través de citas concertadas conseguidas a través de páginas de contactos, específicas para este tipo de relaciones, o bien por páginas de dating de una forma más discreta. Si eres un poco listo, te darás cuenta que esto tampoco es algo que ellas pueden sacar a relucir a bombo y platillo, y algo muy habitual y que he podido comprobar de primera mano, es que las casadas infieles, no van con su estado civil por bandera. No es extraño encontrarte en una cita con una mujer que te haya podido decir, que está divorciada, separada, o que lo acaba de dejar con su ex…

En la inmensa mayoría de los casos, hay alguien más. No tengas duda alguna. Una mujer que entra en este tipo de juego de citas a través de internet, lo hace de forma que para ella sea una opción más, de las varias entre las que pueda estar manejando en ese momento de su vida, pero nunca como un única vía: dentro de su trabajo, en sus salidas esporádicas con sus amigas, o en cualquier oportunidad que se le presente de mejorar sexualmente, siempre y cuando esto, no le suponga renunciar a su estatus actual en pareja. Sí, he dicho bien ¡en pareja! Una mujer casada, es mucho más consciente de sus carencias a nivel emocional y sexual, ya que muchas de sus parcelas están cubiertas.

Y si eres tan inocente, de creer todo lo que te dice una mujer en tu primera cita, a  través de una página de dating, un affinity o una red social, es que todavía te queda mucho por ver. Por esto mismo te digo, que ni si quiera hace falta el que te propongas tener una aventura con una casada infiel, ya que los niveles de inconformismo, libertad, posibilidades y multiplicidad de opciones, hacen que las mujeres de hoy, no quieran conformarse con lo que tienen en casa. Por ella no te preocupes, ya que siempre encontrará una justificación para hacerlo. ¿Te perdiste ENCUENTROS CON MUJERES DE TU CIUDAD? Continúa en DIARIO DE UN SINGLE

Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con DIARIO DE UN SINGLE.

DIARIO DE UN SINGLE: ENCUENTROS CON MUJERES DE TU CIUDAD


Turistas extranjeras, estudiantes, casadas de compras soberanamente aburridas, mujeres desocupadas mirando escaparates, trabajadoras en su tiempo de vacaciones o descanso, y solteras que salen a que las dé el aire, a leer a una terraza, o a mirar ropa porque las paredes de su estudio se le echan encima ¿por qué no? Aunque quizás esta es la última mujer es la menos tópica, en contra de lo que pueda parecer. ¿Por qué te lo digo? Ahora no te hablo ni de dating, ni de affinity, ni de páginas de contactos… Te hablo de la calle, del centro de una gran urbe metropolitana, te hablo de tiempo libre, y de invitarte a ver oportunidades en lo cotidiano. De momento, parece que ya tienes ya para empezar.

Ya sabes más o menos qué vas a poder encontrar y quizás tu pregunta sea ¿dónde? ¿le echarás valor? Aparte de tiempo ¿Cuál es la que prefieres tú? ¿Sabes qué es lo bueno de una gran urbe metropolitana? Precisamente, que está todo cerca, está llena de gente a todas horas, en todas partes... ¿Te vas a poner excusas? En DIARIO DE UN SINGLE, te doy los aspectos prácticos que estás obligado a saber, si de verdad te planteas el salir a ligar de día, por tu ciudad. Te digo exactamente cuál es la actitud, los lugares probables, las horas y qué tipo de mujer te puedes encontrar en una gran urbe, como podría ser Madrid.

Una cosa es el papel, y otra un miércoles por la mañana, por ejemplo a las 11:00 saliendo por la puerta de tu casa directo a tomarte un café en una mañana libre. ¿Qué hay en la calle? Te conozco lo suficiente para saber que tu primera pregunta es… ¿Dificultad? ¿cómo lo hago? No me sorprende lo más mínimo. No es difícil, solamente quiero que te vuelvas observador y que aprendas a interpretar detalles, para aprovechar todas las oportunidades que te ofrece un día cualquiera para conocer mujeres. Este es el único misterio para saber si es un buen día para salir o no.

Lo bueno de una ciudad, es el anonimato que te ofrece para moverte y esa es una de tus mejores armas. Por eso siempre, te haré ir por el camino a interpretar el contexto, la circunstancia y lo que tienes al rededor para saber aprovecharlo, porque si hay algo que hay en la calle, son mujeres, o es que ¿no las has visto? A fin de cuentas, te hablo de situaciones corrientes, frente a mujeres que también se buscan la vida cómo tú y como yo, que juegan con sus armas, y que cada vez son más inconformistas y exigentes… y que se aburren soberanamente. ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar? ¿Te perdiste SOLTEROS BUSCAN PAREJA? Continúa en CASADAS INFIELES BUSCAN SEXO ESPORÁDICO

Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con DIARIO DE UN SINGLE.

DIARIO DE UN SINGLE: SOLTEROS BUSCAN PAREJA

¿Qué tengo que hacer para encontrar pareja? Tienes que saber cuál es el mercado actual con el que te estás enfrentando. Esto ya no funciona como en las películas ochenteras  de “chico conoce chica”. Igual tu inquietud es volver al mercado después de haber salido de una relación, te sientes algo desfasado y te das cuenta que el mundo en efecto ha corrido mucho, desde la última vez que te ligaste a una chica. ¿Volver al mercado? Si esa es tu inquietud, o sientes que tienes que empezar de cero, antes debes saber más o menos qué te puedes encontrar, cuál es la demanda y cuál es la oferta, y querido amigo… la oferta en lo que a mujeres se refiere, en los últimos años ha cambiado demasiado, no sé si para bien, o para mal, pero ya hay poco margen de error para  el que busca una relación para toda la vida.

Eso ya es difícil de encontrar, y si lo encuentras… bueno, no quiero quitarte la ilusión, pero a día de hoy, a un tipo como tú y como yo, le sale más a cuenta quedarse soltero y conservar su libertad, y no solo conservarla, sino que practicarla. El hecho de tener medios, posibilidades, libertad, un trabajo y un individualismo exagerado extendido en el mercado actual de las relaciones, entre hombres y mujeres que rondamos los treinta, hace que muy pocas solteras convencidas, se planteen seriamente el engancharse con un tío, a menos que les llegue el reloj biológico, la llamada de la selva o se les pase el arroz. Tú como tío, ese problema no lo tienes, tenlo claro. Tú bien puedes tener otros problemas, para encontrar lo que quieres dentro de lo que hay. Aunque también las hay que con 25 ya han tenido la foto familiar hecha y lo dejan…

Ella, eso sí, antes de pensar en una pareja, ha tenido que ver mercado suficiente, como para estar seguras de no perderse nada. Mira, te confesaré algo: Yo mismo, en cierta época de mi vida, era el primero que apostaba por el matrimonio con hijos, claro… tenía 24 añitos y estaba como quien dice “a estrenar”. Pero no me caso, no quiero tener novia a la fuerza. Al menos y dicho de una forma más exacta ¿OK?: el hecho de tener pareja no es algo que me quite el sueño ¿qué pasa? ¿soy un bicho raro? Pues igual sí, los solteros debemos serlo, ya que no cumplimos con la pauta de foto familiar.

Mira tío, hago lo que me da la gana, salgo y entro cuando quiero, y no tengo que darle explicaciones  a nadie de a quién me follo, con quién voy y cuándo y cómo hago lo que me apetece hacer. No me disgusta tener pareja, para nada ¿eh? Bienvenida sea cuando venga, si es que viene; pero hace tiempo que me miro al espejo y me gusto así. Quizás lo único que me quitaría es… ¡a ti te lo voy a decir! Continúa en... ENCUENTROS CON MUJERES DE TU CIUDAD


Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con DIARIO DE UN SINGLE.

single man lifestyle: DIARIO DE UN SINGLE

Sé de sobra que no quieres que te hagan perder el tiempo, quieres que te digan las cosas tal y como son y que lo que veas aquí te valga para algo más que para leer y pasar el rato. La vida de un tío como tú y como yo, no resulta fácil, ya que cada vez parecen haber más cargas y responsabilidades a las que no nos queda más remedio que atender, sin dejarnos el tiempo y el espacio suficiente para dedicarnos a las cosas que realmente nos gustaría hacer: salir, viajar o conocer gente. etc. Además, si estás solo, soltero o divorciado, vas a tener que buscarte la vida tú solito en todos los sentidos. Estamos viviendo una época jodida, y creo que todos podemos darnos cuenta de ello. Una época, en la que parece no haber momento para el descanso, en la que tienes que mirar mucho por el trabajo que tienes, bien por mantenerlo, o bien  porque te hayas visto forzado, a buscar uno cuando ya parecía estar todo “en orden”; una época en la que hay que medir mucho cada gasto que se hace, y en la que las personas como tú y como yo, nos vemos obligados a esforzarnos más, para conseguir lo mismo, o para mantenernos a flote. Nos han dejado un escenario, en el que crecer y progresar, se hace cuesta arriba.

Quiero que sepas que soy consciente de todo ello, porque tu vida y la mía, bien pueden ser semejantes en lo básico: tenemos que buscarnos la vida por nuestra cuenta, en un mundo en el que el hombre medio entre 30-50 años, no puede permitirse el lujo de relajarse, y mucho menos rendirse. Estas dos opciones no deben entrar en tu calendario, sí así fuera, podrías quedarte OUT. Por todo ello, sé que si te ofrezco DIARIO DE UN SINGLE, es porque ha de ser algo que realmente te merezca la pena, porque sé que no tienes ni tiempo, ni dinero para tonterías, o para que te cuenten cuentos de final feliz que se queden solamente en el papel.

¿QUÉ ES DIARIO DE UN SINGLE?

Tal y como reza su título, es un diario, en el que te cuento cómo un soltero del montón de treinta y tantos, trata de hacer frente en su vida personal y relaciones con las mujeres, a situaciones con las que resulta difícil reaccionar, a veces buscadas y otras veces encontradas. Situaciones con mujeres, que a fin de cuentas, también se buscan la vida cómo tú y como yo, que juegan con sus armas, y que cada vez son más inconformistas y exigentes, hasta el punto de tener que preguntarte, si realmente las cosas entre hombre y mujer, han cambiado tanto, como para tener que plantearte de nuevo tus opciones. Se trata de un diario, hecho con el ánimo de mostrarte un atajo, para que sepas cuáles son las posibilidades reales que encontrarás en el entorno single, empezando de cero, para que hagas tu vida, en la búsqueda de citas o pareja, sabiendo exactamente qué es lo que hay, y qué mujeres te puedes encontrar. Un diario, en el que te voy explicando y narrando en primera persona, reflexiones y experiencias con mujeres, con las que me he ido encontrando en el último año, de cara a mantenerme en el mercado de las relaciones.

¿QUÉ PUEDES ENCONTRAR EN DIARIO DE UN SINGLE?

Cada vez es más difícil encontrar lo que se quiere, y si eres un soltero de treinta y tantos, que ve como el resto sigue el patrón impuesto de casa + mujer + trabajo + niños, mientras tú prefieres hacer tu vida, en DIARIO DE UN SINGLE, te expongo de una forma bastante honesta y real, cuáles son tus posibilidades dentro del universo single. Bien si pretendes encontrar pareja, o simplemente citas con mujeres, a través de páginas de contactos de dating, affinity, o bien a través de redes sociales, actividades, viajes y lugares donde puedas conocer solteras que compartan tus mismas inquietudes. Puedes llegarte a preguntar ¿por dónde empiezo? ¿dónde me meto? ¿con qué mujeres me puedo encontrar? Ya no estás ni para sujetar copas, ni para malgastar tu tiempo yendo noche tras noche a los mismos sitios para ver qué cae. Y tanto tú como yo, queremos ir en la medida de lo posible “a tiro hecho” sabiendo lo que hay. Esto es precisamente lo que te ofrezco con este trabajo. No quiero que pierdas el tiempo, y por ello me he tomado la molestia durante este último año, de recuperar todas las experiencias vividas dentro del entorno single, para que sepas exactamente por dónde moverte y qué es lo que puedes encontrar.

EXPECTATIVAS REALES

Te advierto que para suerte o desgracia, este es un DIARIO DE UN SINGLE completamente real ¿Qué quiere decir esto? He tenido en cuenta todas las experiencias: las satisfactorias, las decepcionantes, los éxitos puntuales, los fracasos, las alegrías que me he podido llevar, y también las frustraciones, que a modo de vacuna ante falsas expectativas, te hagan saber cómo es realmente el entorno single y qué es lo que estás haciendo en cada momento, según la mujer que tengas delante, y el medio a través del cual la has conocido. ¿Sabes algo? Te respeto lo suficiente, como para contártelo todo, y lejos de ser un diario de éxitos brillantes y espectaculares, es un trabajo que reúne las experiencias de un tipo perfectamente corriente y del montón, que se está buscando la vida, al igual que tú, y que precisamente por ello puede hablarte en tu mismo idioma. Esto no es una película, te lo digo, para que tus expectativas sean reales, te centres en lo que hay, sepas qué es lo que puedes esperar, sabiendo el mercado en el que te mueves, y conozcas de primera mano, las posibilidades que te ofrece el entorno single.

MUJERES EN TU CIUDAD

Si me hubiera dedicado  solamente, a contarte las posibilidades que te ofrece el universo single, en lo que a dating, affinity y actividades se refiere, el trabajo hubiera quedado incompleto. Me he tomado la molestia, de salir de nuevo a la calle, para contarte de primera mano, qué es lo que puedes encontrar en tu ciudad, según ubicación, edad y perfil. Apoyado en nuestro anterior trabajo LIGAR EN MADRID, y tras el interés mostrado por varias empresas del entorno single por su autenticidad y carácter práctico, ha sido editado, revisado y actualizado, especialmente y en exclusiva para DIARIO DE UN SINGLE. Imprescindible para cualquier soltero, residente en una gran urbe, y que ame el estilo propio de vida, que implica llevar el vivir en una metrópolis. Lo encontrarás para ti en exclusiva, dentro de este diario.

Y PARA TERMINAR… ¡UN EXTRA!

Como no podría ser de otra manera, en P&R siempre te damos algo más. Completamente gratis y añadido a DIARIO DE UN SINGLE, te regalamos el ANTICÓDIGO DE HONOR MASCULINO, el manual del perfecto hijoputa. Recopilatorio de artículos de la serie que lleva el mismo nombre, editado en formato e-book pdf, que no te puedes perder; completando así un auténtico compendio práctico y realista, de normas no escritas hasta la fecha, acerca de cómo desenvolverse en las relaciones actuales, alejado del camino impuesto, y que hasta el momento, nadie había tenido el valor de reunir en un trabajo literario, por miedo a que le cerraran la editorial, al resultar bastante incómodo y políticamente incorrecto. Las cosas, por su nombre.


Disponible en:


LOS SIETE PASOS QUE SIGUEN LAS MUJERES INFIELES, por REBECA ROYO

Artículo original en ElConfidencial.com

Para la mayoría de los hombres es un misterio lo que se le pasa por la cabeza a una mujer infiel. El engaño femenino suele reducirse al ansia de venganza frente al cometido por los hombres. Además, cuando a alguien le ponen los cuernos, no se para a empatizar con quien le ha engañado. Pero quizá si los varones comprendieran mejor cómo y por qué sus mujeres se echan en brazos de otros hombres, no habría tantos engaños. Al menos esa es la tesis que defiende Michelle Langley, autora del libro Women's Infidelity. Según ella, el patrón que siguen las mujeres infieles es común a la mayoría y, si sus parejas supieran reconocerlo, podrían atajar sus problemas sentimentales a tiempo, quizá, de evitar una ruptura. Ese comportamiento lo divide Langley en siete etapas:

1- Las mujeres ‘empujan’ a los hombres hacia el compromiso.

2- Lo consiguen.

3- Pierden el interés por el sexo.

4- Se sienten atraídas por alguien más.

5- Empiezan a engañar a su pareja.

6- Cuando están con ella, aparece el mal humor y se vuelven resentidas.

7- Empiezan a decirle a su pareja que necesitan tiempo para ellas.

La autora asegura que, después de investigar durante más de diez años el comportamiento femenino, está convencida de que las creencias generales de la sociedad están mal encaminadas y, si no cambian, cada vez será mayor el número de mujeres infieles y de matrimonios infelices. Actualmente, son las mujeres las que dan el primer paso en un 70 - 75% de los divorcios, afirma. Según Langley las mujeres más propensas a dar ese paso son las que tienen alrededor de treinta años y llevan cuatro de matrimonio. “Es muy común que estas mujeres experimenten una crisis de madurez similar a la crisis de los 40 masculina”, explica.

Esa crisis de identidad suele comenzar con la pérdida del deseo sexual. Mujeres que, supuestamente, tienen todo lo necesario en la vida (un marido, una casa, un trabajo y expectativas cercanas de tener hijos) comienzan a sentirse vacías y no encuentran sentido a esa vida. La crisis de identidad que arrastra el descenso del deseo sexual provoca que muchas vean las relaciones con sus maridos más como un trabajo que como un placer, lo cual no hace otra cosa que aumentar la frustración.

En estas circunstancias las mujeres son mucho más vulnerables a volcarse con una relación nueva, incluso aunque sean el tipo de persona que siempre ha renegado de la infidelidad. El hecho de involucrarse con otra persona (lo que suele conllevar un alto apego emocional, aunque la relación sea exclusivamente sexual) les proporciona una ilusión renovada. Sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentra la culpabilidad, que provoca que una gran mayoría de las mujeres que ha comenzado una relación extramatrimonial intente volcarse más en su pareja, en un vano intento de mitigar un sentimiento de culpa que las atormenta.

Sin embargo, muchas no son capaces de cortar con su amante y de ahí vienen las frecuentes justificaciones que se dan a ellas mismas del tipo “mi marido no sabe valorarme” o “no me trata como merezco”. En opinión de la psicóloga Eva Solanas este tipo de justificaciones son más bien el intento de encontrar un motivo para continuar con la aventura extramatrimonial. Con el "no me ha llamado" o "se ha olvidado de San Valentín" se reafirman precisamente en lo que quieren hacer, continuar la relación con su amante", explica: "Es como si buscaran razones donde a veces no las hay para seguir haciéndolo", añade.

¿ME QUEDO O ME VOY?

Si la relación infiel continúa adelante, las mujeres se ven atrapadas en un dolor desconocido y difícilmente mitigable: la necesidad de elegir entre su marido y su amante. “Dopadas” por los efectos químicos que produce el enamoramiento y los primeros meses de relación con una persona, estas mujeres suelen pensar que han encontrado en su amante a su alma gemela, pero a la vez les resulta difícil y doloroso renunciar a su marido y al proyecto de vida que han construido junto a él. Aun siendo conscientes de lo injusta que es su actitud para con su pareja, muchas son capaces de alargar esta situación, este ‘limbo’, durante años. Con frecuencia piensan que la confusión desaparecerá un día como por arte de magia pero, por lo general, el milagro no ocurre, explica Langley.

Para Solanas no se trata tanto de no poder decidirse, si no "de querer tenerlo todo". "Estas mujeres quieren conservar la estabilidad de su matrimonio pero también quieren recuperar de alguna forma la ilusión que tenían en los primeros años de relación", explica. Pero postergar la decisión eternamente no siempre sirve. "Hacemos esto en muchos aspectos de la vida (cuando hay que elegir entre dos trabajos, cuando sopesamos si mudarnos...) porque es la postura más cómoda", asegura la sexóloga. Esta actitud, continúa, "está directamente relacionada con el miedo, el miedo a perder alguna de las dos opciones -marido o amante, en este caso- o el miedo a elegir y equivocarse", amplía. "Pero la vida consiste en tomar decisiones", recuerda.

Finalmente, o la decisión de la mujer o alguna circunstancia externa (que se descubra la infidelidad, que el amante se canse y se vaya) provocan o bien el divorcio o bien la vuelta de la oveja al redil. En el primer caso, la mujer que decide divorciarse lo hace conscientemente de que necesita (y puede llegar a tener) algo que su marido no puede darle. Independientemente de que continúe o no con su amante, esta nueva mujer sabrá exigir aquello que la hace feliz, pero también convivirá con el dolor y el remordimiento de haber abandonado al marido.

Si la infiel decide, por el contrario, dejar al amante de lado e intentar salvar su matrimonio, se encontrarán con frecuencia con que la relación extramarital le ha servido para reavivar la llama de su matrimonio. Quizá porque han aprendido a valorar aspectos de su marido que antes no apreciaban tanto, o quizá porque el separarse emocionalmente de él la ha hecho ver cuánto le añora. "Cuando estás un poco hastiado, en cualquier campo, no sólo en el amor, un factor externo que te ilusione -como un nuevo proyecto laboral o un viaje- siempre sirve para recargar las pilas y 'volver' con mayor energía y con más ganas", zanja Solanas.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

¿SABES DÓNDE ESTÁS? DE LOS DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES…

Pues sí, estás en un país democrático que se llama España, le pese a quien le pese. Hay muchas cosas que cambiar, porque aunque democrático, esto es un SINDIOS, a pesar de que estemos en uso y posesión de La Carta Magna, a la que más de uno, le gustaría meterle mano para hacerla a su imagen y semejanza de sus intereses particulares. Pues va a ser que no, porque esas cosas hay que votarlas, y hay que votarlas en la totalidad del conjunto, y afortunadamente la inmensa mayoría sabe dónde está ¿lo sabes tú? Hay cosas que cambiar, desde luego, para empezar La Ley Electoral, para que realmente sea 1 persona = 1 voto, pero por lo visto, es algo que no conviene hacer. Eso me repatea de sobremanera, porque así nos damos todos cuenta, que el político, que en cuanto llega al cargo debiera comportarse como un gestor, que dejara a un lado su ideología política particular, y gobernar con las matemáticas, está más preocupado por mantener un mapa del mismo color político, que de solucionar problemas. Un día de estos... me quitan el carné de militante ¡ya verás!

En los últimos años, en los que se conoce más a España por ganar el Mundial de Fútbol, La Copa Davis, una selección de baloncesto ÑBA, Fórmula 1, Moto GP y otras alegrías para el pueblo que en lo personal, creo que son buenas para el país, mientras tanto… la clase política se ha obcecado en ser protagonista de desafortunadas decisiones que nos han dado bien dado, por dónde amargan los pepinos. Y digo bien, porque nos han dado bien agarrándose antes al derecho que al deber, y al gasto antes que a la generación de empleo. Todos estos políticos tienen nombre y apellidos, y afortunadamente, si estos nombres y apellidos vuelven a salir en una lista electoral, estás en absoluta libertad de coger otra papeleta y meterla en la urna, porque pese a quien pese… Votar es un derecho. Así que si te gusta ejercer tus derechos, deja de hacer el tonto y ve a votar, que al menos un día cada cuatro años puedes hablar de verdad. En la medida de tus posibilidades actúa, porque decir que votar no vale para nada, para irte de cañas por La Latina un domingo es una irresponsabilidad. Puedes hacer las dos cosas o...

¿TE DA PEREZA IR A VOTAR?

El tema ahora, es que estamos jodidos porque el poder real no lo tienen los políticos, no es una cuestión de ideología de gobierno al menos en gran parte, es así de simple. Los mercados están por encima, y quien dice los mercados, habla de la cara visible de los mismos, que son los bancos y por decirlo de alguna forma, el IBEX. Pero ni la banca privada, ni las empresas del IBEX son la mayoría emprendedora y trabajadora. Esto es así, pese a quien pese, y o lo aceptas y lo afrontas, o te vas a la colina a montar una ermita. Ahora, por otro lado, si sale la gente a la calle, es por una razón económica, no por libertad, no por justicia, no por igualdad… La gente levanta el puño, cuando no tiene dinero en la cuenta o porque cada vez tiene menos. Seamos realistas, cuando hay dinerito en el bolsillo, la gente no se queja. Todo se reduce a eso, porque desde ahí ya puedes cubrir tus necesidades.

¿Crees que no puedes hacer nada? Te equivocas, porque aparte de votar, a nuestra pequeña escala de currito, también somos mercado, esto que no se te olvide. El tema es este: los bancos mandan ¿por qué? Porque manejan la deuda de aquellos a quienes han prestado. Esto es así tanto a gran escala, hablando de deuda nacional, como a pequeña escala, hablando de una deuda hipotecaria, de un crédito, o de cualquier compromiso que adquieras con el banco de la esquina de tu barrio. En el momento en que tanto a gran escala, como a escala individual, te empapelas con un banco ¡la has cagado! Porque ya no pasarás de ser un puto esclavo pagando una deuda muy por encima de su valor real, pongamos que a treinta años si es una hipoteca, pongamos a cinco años si es un crédito de empresa. Te he dicho que podías hacer algo ¿sabes qué es? No endeudarte, es así de simple. La propiedad de un inmueble es una falsa seguridad, porque para empezar, mientras tengas una deuda hipotecaria, el inmueble no es tuyo, es del banco que te deja vivir allí mientras se aprovecha a placer de la deuda que tan borreguilmente has aceptado para poder decir “mi casa” al más puro estilo E.T.

La mejor forma de salir de esto, es no contar con los bancos, es no reconocer su poder ¿cuál es la mejor forma de no reconocer el poder de un banco? No empapelarte con él, no endeudarte, no pedirle nada. Domicilia tu nómina y tus recibos ¿qué más quieres? Por eso los bancos a nivel particular, se están inventando comisiones y gastos de gestión por cada movimiento ordinario, que si te descuidas te los clavan, porque la banca a nivel particular, como quien dice de barrio… simplemente, no les interesa porque les da más trabajo que beneficio. Y como no les interesa esa parcela, la del currito y su modesta nómina, pues putean como pueden haciendo que te sientas incómodo cada vez que vas a ver a tu gestor de cuentas al banco de la esquina. Pero la verdad es, que mientras ellos presten este servicio “queremos ser tu banco” ¿te suena de algo? Tienen que cogerte la nómina. Eso sí, no sabemos por cuánto tiempo. No sé si te habías dado cuenta, pero los bancos son el perfecto reflejo de nuestra avaricia humana, de eso viven, de tu deuda al pretender tener lo que no puedes tener.

Si en La carta Magna, que para algo está… dice que la vivienda es un derecho, créetelo porque es verdad, pero no te dice en qué régimen ¿verdad? Así que si de momento, las cosas están como están, lo más inteligente que puedes hacer, o mejor dicho NO HACER, es endeudarte con banco alguno, seas emprendedor, o trabajador por cuenta ajena, a cualquier escala grande o pequeña. Todo el problema viene por reconocer este poder de la deuda y por querer adaptarnos a la misma para saldarla y amortiguarla, hipotecando el propio patrimonio nacional para que en unos añitos, o ya mismo, vengan los chinos a saldar esta deuda y a quedarse con media España. En tu mano está el obrar con inteligencia, porque puedes hacerlo: si no te endeudas, seguirás siendo libre y ninguna entidad financiera tendrá por dónde cogerte, ya seas un país entero, un camarero o un oficinista. A mí me vale.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

UN GARBANZO BAJO LA ALMOHADA

Hoy te voy a hablar de un deporte en auge en esta sociedad tan políticamente correcta, si la envidia es el primero, la hipocresía bien podría estar a su altura debatiéndose en una hipotética final de la copa del rey por equipos locales. Hay que joderse, y no por quien practica la hipocresía, que todos en mayor o menor medida la hemos ejercido alguna vez, si no por hacerlo en voz alta y señalando con el dedo con el único ánimo de hacer daño. Los mirones de la sociedad son unos, y los fariseos son otros. Si Saulo de Tarso, doctor de la ley y fariseo de pro, se cayó del caballo ¿quién cojones te crees que eres tú para ir señalando al vecino cuando tus pecados son exactamente los mismos que los suyos? Te lo digo a ti y me lo digo a mí mirándome al espejo. Es fácil señalar con el dedo cuando eres un anónimo y no te conoce… ni tu madre, porque la última vez que te vio, te encerraste en tu habitación para ver porno y desde entonces, no has salido. ¡Eso, eso, ahí calentito se está muy bien mientras tu madre preocupada, te aporrea la puerta para que al menos salgas a comer… a ver si te vas a quedar seco! Anda, anda, anda… eso sí, al salir lávate las manos y échate colirio, que de tanto estar con la luz apagada, llevas los ojos como tomates.

Una cosa está clara, quien se expone y da su nombre y apellidos, sale por la TV, toma decisiones en su empresa, comunica o pone en marcha un proyecto, va a tener siempre alguien que desde la barrera le va a señalar con el dedo y le diga ¡Eh tú lo estás haciendo mal! ¡así no se hace! Creo que la respuesta puede ser más que obvia: SAL TÚ A TOREAR, A VER SI LO HACES MEJOR. Esto es algo que podría decir hasta el último mindundi de la cuadrilla, el utilero, el limpiabotas, o el que coloca la ropa en las taquillas, el que pica las entradas… al menos ellos están haciendo algo.

Volviendo a nuestro amigo Saulo, que se me va la pinza… ¡será la edad! San Pablo para los profanos, antes de caerse del caballo, era un auténtico perseguidor de cristianos, doctor de la ley judía y el tipo de tío que contaba los pasos que daba cada sábado para no pasarse según lo decretado. Experto en juzgar lo ajeno y en obviar lo propio. Pues el mismo tío, después del ostión, pasó a volverse todo lo contrario, pasó a dar la vida por una causa que años antes perseguía. A todo esto, no pretendo que te sientas identificado con uno de los padres de la iglesia, ni las ganas, pero lo que él llamaba “su aguijón” bien podría parecerse mucho al garbanzo debajo de la almohada, que aún pequeño, no te deja dormir.

Todos tenemos un pasado, lo tiene hasta tu madre, que en la universidad igual corría en pelotas por los pasillos, fumada perdida y grababa porno en Súper 8 con sus amigos de periodismo. Y por eso, no deja de ser tu madre ¿verdad? o la mía, vete tú a saber si el padre que tan serio y tan gayumbazos ves hoy, de joven no era “el follaca” del barrio. Te pongo unos ejemplos tan gráficos, para que los entiendas bien. O por ejemplo, cuando era pequeño, tenía un vecino que de joven fue cura, y un día se le debieron inflar los ánimos por el tema de la obediencia a los votos, se casó y tuvo cuatro hijos. ¿Qué pasa? ¿Que no tiene derecho el hombre a vivir su vida? Pues recuerdo a la portera poniéndole a parir y llamándole sacrílego, coreada por vecinas, que cuando le veían, le daban los buenos días apretando los dientes con…

UNA SONRISA A LO PANTOJA

Este país está lleno de voyeurs, que se esconden tras la cortina mientras se la agarran con la mano mirando a la vecina, y después critican a otro por tirar un cigarrillo al suelo. Igual no se atreven ni a decirle un simple Hola a su vecina cuando se cruzan con ella en el supermercado. Normalmente tenemos más vista para la paja en el ojo ajeno, que la viga en el propio, amén de ser el primer pecador de la fila. Te daré un dato: no me gusta tele 5, no saldría en ese canal ni en el hipotético caso que me pagaran la jubilación. Tal y como está, lo atisbo más como una mezcla entre un circo, y una pelea de perros ilegal. Hace poco me enteré que en un programa de la cadena, donde se estilan los cuerpos tipo He-man y la silicona made in choni, se empezaron a meter con un chaval porque hace tiempo hizo porno aficionado con su antigua pareja. ¿Y por eso montan un debate nacional? ¿por esa gilipollez? ¿en qué está pensando la gente en este país? Pero si probablemente el denunciante de esto, se dio cuenta viendo porno por Internet… Es de coña ¿es que nadie se da cuenta?

Nos perdemos en gilipolleces, mientras la vida pasa de largo. La evasión prima, y qué mejor forma de evadirse que mirando la vida de otro que no eres tú, para opinar de ella y dejar de examinarte a ti mismo. Contarle al vecino los garbanzos que hay bajo su almohada, que no te dejan dormir a ti más que a él incluso. ¿Qué es esto? Está visto que ni se puede salir por la TV, ni se puede exponer uno, sin que salga nadie de entre toda la masa voyeur, mirona y pasiva señalando con el dedo, después de habérselo sacado de la nariz ¡claro! Y mientras tanto… otro se está comiendo tu pastel, por no estar a lo que realmente tienes que estar ¿qué te parece? ¿te gusta la idea? Cada uno tendrá su particular colección de garbanzos bajo la almohada y ya se sabe lo dicho: QUIEN ESTÉ LIBRE DE PECADO, QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

CAMPAÑA DISCRIMINATORIA DEL MINISTERIO DE SANIDAD, POLÍTICA SOCIAL E IGUALDAD: ESTO NO DEBERÍA SER NORMAL

En este caso, te hablo de su última campaña que hace mención al alcoholismo preadolescente, en la que se advierte que el inicio en el consumo del alcohol comienza a los 13 años. Obviamente, no debería ser normal, que los preadolescentes se cogieran borracheras nocivas para su salud fin de semana tras fin de semana, que les destroza la cabeza, el cuerpo y sus aspiraciones a convertirse en personas. Claro que no es normal que en las salas de urgencias haya chicos y chicas de instituto los sábados por la noche, que no se puedan tener en pie, o que estén en coma etílico, o que haya que inyectarles la B12, o que se queden tirados en el banco de un parque abandonados y borrachos sin saber ni si quiera dónde están. Claro que no es normal, esto no debería ser así y la culpa no la tiene el profesor del colegio, la culpa la tiene la permisividad y la omisión de responsabilidad de los padres, que no saben la vida que llevan sus hijos, y lo que es más grave, que parece no importarles mientras sigan viniendo a casa a su hora. En esto creo que podemos estar todos de acuerdo.

Me gustaría saber cuál es el problema que tiene la actual ministra de sanidad en funciones Leire Pajín (menos mal, que ya le queda poco) con los hombres, porque de hecho lo tiene, y si no es ella quien los tiene, son sus publicistas, asesores, satélites asociados o institutos y entidades afiliados, que hasta en una campaña de sanidad, se dedican a demonizar todo lo masculino. Desde que unificaron el Ministerio de Sanidad con el de igualdad, los coletazos de este último son más que aparentes en las creatividades de las campañas destinadas al ciudadano. Lo que se denuncia en este artículo, son las creatividades de esta campaña, en concreto los carteles y los textos que distinguen, la postura de ELLA y ÉL frente al consumo del alcohol a tan temprana edad. Aquí podemos ver cómo mientras…

ÉL VA EN METRO PARA QUEDAR CON SUS AMIGOS Y VUELVE EN AMBULANCIA, ELLA QUEDA CON SUS AMIGOS Y DESPUÉS ACOMPAÑA A ALGUNO DE ELLOS A URGENCIAS. ¿Qué dice aquí? El que bebe y se agarra el coma etílico, es él y ella como buena samaritana, acompaña a su amigo a urgencias. El borracho, es él ¿qué pasa? ¿ellas no beben? ¿ellas no se cogen borracheras de desmayo? Indica además que es ELLA, la que acompaña a alguno de ELLOS a urgencias. Desde luego, la manita ideológica y feminista discriminatoria y perseguidora de lo masculino, va implícita en esta campaña, dibujando al preadolescente varón como al que se emborracha y a ella, como la responsable que le acompaña a urgencias. Se aplica una clara discriminación hacia el varón en una campaña pública. Que yo sepa, las borracheras mal cogidas no están vinculadas al sexo, y lo que se trata de prevenir es el alcoholismo en jóvenes, tanto en ellas como en ellos. Una vez más vemos como la facción de igualdad feminista de pancarta y puño en alto, se la meten al ciudadano de a pie con aspirina, pintándole a él como borracho, y a ella como la responsable que ayuda y salva, y que por ende… no bebe, o no bebe tanto. Pero espera, que la que viene ahora es más grave aún, ya que mientras para…

ÉL LO NORMAL ES VERSE METIDO EN UNA PELEA Y VOMITAR EN UNA ESQUINA ANTES DE VOLVER A CASA, ELLA HA TENIDO RELACIONES SEXUALES BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL. ¿Qué dice aquí? El varón es el violento, el agresor y el que vomita en una esquina, mientras ella es la víctima de una agresión sexual bajo los efectos del alcohol, obviamente por parte de un varón. Aquí el preadolescente varón es el violento y agresor, y ella es mera víctima de la situación. No se achaca que ella beba de más, se alega que ella pueda ser víctima de un abuso sexual por parte de algún amigo suyo. Se sigue sin responder al verdadero concepto de la campaña ¿por qué beben los jóvenes preadolescentes? Se sigue diciendo que el varón es malo, es agresor y es violador, y que ella es la víctima. No se insta a que ella no beba, se señala con el dedo al varón como todo lo malo personificado, y poniéndola a ella como víctima directa.

Me gustaría saber por qué los últimos coletazos de la Ministra en funciones Leire Pajín, cuya fama feminista es reconocida, en compañía de su antigua compañera de filas Bibiana Aído, no se centran en dejar la situación de la sanidad española lo mejor posible para el siguiente gobierno, si no en transmitir ideología encubierta y discriminar al varón señalándole con el dedo como culpable de todo, como siempre a la mínima oportunidad. Esto no está bien, no debería estar permitido que desde las instituciones se transmitieran estas ideas discriminatorias. ¿No son políticamente correctas? Lo que son, es una pandilla enquistada de feministas institucionalizadas, que una vez más, demuestran despreciar todo lo masculino, demonizándolo y culpabilizándolo de todo, eximiendo de cualquier responsabilidad a la mujer preadolescente sobre sí misma, sobre sus propios actos y respeto a su propio cuerpo, que bebe tanto o más que el varón. Y esto es algo, que sabemos tod@s.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

¿QUÉ HAY DE LO MÍO?

Esta es una pregunta que debe estar haciéndose mucha gente. Mi trabajo en gran parte consiste en pelear reclamaciones, estoy bastante acostumbrado a leer esmeradas redacciones, siempre en contra, con más o menos fundamento de causa, cada una de su estilo, pero que suelen terminar siempre con la misma demanda: compensación económica. Está por ver que todavía me llegue una a la mesa en la que se pida que se haga justicia omitiendo esa archi repetida rúbrica. Ni que decir tiene, que las hay que merecen ser compensadas por causas obvias: un accidente, una no prestación de los servicios contratados, un incumplimiento de contrato, una huelga, un conflicto en el país de destino… hasta un fenómeno meteorológico, contra el que obviamente no se puede luchar ¿Sabes algo? De las que son realmente procedentes, no debe haber más de un 5-10% tirando a largo y siendo generoso. Es así, te lo digo yo que me dedico a discriminar información útil y verdadera, en un entorno, en el que todo el mundo trata de omitir responsabilidades para no palmar pasta, o de demostrar inocencia, culpabilidad ajena o incumplimientos absurdos de satisfacción con los servicios prestados, que rozan los recursos de argumentación que se emplean en guiones de cine.

La gente ha cambiado desde hace mucho, gracias al modelo anglosajón su sentimiento de justicia, y equipara el recibir dinero como paliativo, a prácticamente cualquier situación. Como reza el Dr. House: TODO EL MUNDO MIENTE. Es algo que aprendí hace tiempo y que aprendo día a día. Prima el egoísmo individual, sobre cualquier otra fuerza de la naturaleza, en perjuicio de las causas verdaderas: la justicia, la salud y el trabajo. No te hablo del amor, porque en cuanto a esta faceta, no se puede reclamar: o lo hay o no lo hay, así de simple.

Cuando te encuentras en una encrucijada, en la que sabes que tienes que medir varios intereses, argumentos, pruebas y que todos los agentes implicados están expectantes, a la resolución que das, para ver hacia qué lado cae el peso de tus decisiones, te das cuenta que por muy bien que lo pretendas hacer, siempre va a haber alguien que no quede conforme con la decisión tomada. Siempre va a haber alguien que quede exonerado, un culpable, un mentiroso, una supuesta víctima y otro que al final debe retratarse y pagar. En este sentido, puedo asegurarte que nadie, está dispuesto a pagar a menos que no les quede más remedio, esté justificado y demostrado que ha de hacerlo. De igual forma, todos están abiertos a recibir, a que se reconozcan sus argumentos a favor y a que los exculpen, compensen e indemnicen.

No es fácil, es un trabajo que te tiene que gustar y que implica una capacidad que muy poca gente está dispuesta a asumir: tomar decisiones y ser responsable de las mismas, porque esa misma decisión va a afectar a varias partes que van a salir beneficiadas, perjudicadas y en los menos casos, indiferentes. Cuando uno toma decisiones, puede acertar, o puede equivocarse; pero lo hace porque él es el responsable de asignar los papeles que te he citado antes. En muchas ocasiones, te encuentras con que no puedes demostrar y obrar a favor de la justicia, porque tu cliente no te presenta pruebas sólidas, a sabiendas que puedas saber en mayor o menor medida que te esté diciendo la verdad. También por otro lado, te puedes encontrar con un malo de la película, que tenga las espaldas muy bien cubiertas y contra el cual, te es difícil actuar. Eso jode, porque sabes que con tus herramientas, que son la argumentación y las pruebas documentadas, el otro quizás tenga más elementos que tú para ganar.

No es justo, nadie dijo que lo fuera, pero se trata de depurar al máximo toda la información que está a tu alcance, y transformarla en algo útil, fuera de causas emocionales, lágrimas de cocodrilo, exageraciones, parcialidades y ausencia de pruebas sólidas en muchos casos. Esto te lo digo, porque también existen, y cada vez en mayor medida, los que saben dónde están los límites exactos de tus condiciones generales y de las de los productos que vendes, para ir precisamente a explotarlos de forma fraudulenta… y si no pueden, al menos lo intentan. No puedes dejarte llevar por una primera impresión, una emoción o una simpatía o empatía. Hay gente que sabe más que tú, y para ser lo más justo posible, has de atenerte a las matemáticas, a la legalidad y a las pruebas. Todo esto, viene reunido en una secuencia estudiada de pasos, que te garantizan por lo menos, fiabilidad y veracidad. ¿La solución?

PRIMERO SIGUE EL PROCEDIMIENTO

Así no te equivocas nunca, o casi nunca… ya que el procedimiento también se agota. Cuando te has quedado sin herramientas para seguir avanzando, y tanto a tu derecha, como a tu izquierda, te encuentras con voces de desacuerdo y no conformidad, y por todas partes te encuentras inmerso en un barullo de información en exceso y desacuerdos mutuos, tienes que parar y enfriar la situación. Tienes que pensar, y asumir, que para que el daño a las partes sea el menor, y el beneficio, sea compartido, has de negociar. Sí, eso que tanto gusta a los empresarios, y tan poco a los funcionarios porque les hace pensar y no les pagan para eso claro… Háblales de procedimientos, pero nunca de dar de sí mismos para que algo salga adelante.

Y DESPUÉS NEGOCIA

Cuando negocias, sabes que vas a tener que ceder y procurar que también ceda el otro, el otro y el otro, para que a su vez todos puedan ganar algo, o por el contrario, no palmar en exceso. Tienes que conocer las posibilidades y margen de maniobra que tiene cada uno para actuar, y conocer exactamente cuáles son tus límites operativos. La diferencia con lo anterior, es que aquí ya los pasos, no te los dicta nadie, tienes que proponerlos tú y construirlos poco a poco en una mesa redonda, en la que hay más agentes implicados, que ya han aportado argumentos, pruebas y documentación. Tienes que volver a medir responsabilidades ajenas y propias para llegar a un acuerdo y muy posiblemente, evitar un mal mayor aceptando males menores. Tienes que estar preparado, para saber que quizás vayas a palmar, o a salir exonerado, pero en cualquier caso, sigues siendo responsable del resultado.

Esto es lo que más le asusta a la gente hoy en día, responsabilizarse de sus decisiones; porque todos desean ganar y no palmar… que palme otro ¿verdad? Otro que no sea yo. Pero precisamente lo que distingue a la gente que crea movimiento, del resto del bulto pasivo, es esta capacidad de asumir responsabilidad en su toma de decisiones, acertar y equivocarse. El que no está dispuesto a asumir una responsabilidad, jamás se equivocará… porque nunca hará nada. Volvemos al principio ¿En qué lado estás? ¿Qué hay de lo tuyo? ¿Quieres que te lo diga yo? Aprende a pensar un poquito, que es gratis.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

MESÍAS DE PLÁSTICO

¡Qué bonito! Apelando al corazón, a la esperanza siempre constante y abstracta, claro… a la confianza, a la voluntad de mejora, al compromiso, a la bondad colectiva, porque la propia ya sabemos cómo termina: en completo individualismo puro y duro de manual de economía. Porque sí, es así y supongo que habrás vivido lo suficiente como para darte cuenta, que siempre se espera de la bondad colectiva, las carencias de la propia. Es por eso que pagamos impuestos para tener un sistema con cierta protección social, porque si las aportaciones fuesen voluntarias… Todos tenemos muy claro, que la primera cuenta que pensamos llenar es la nuestra y después, si queda para la colectiva, pues si hay que poner por ley ¡se pone! pero solamente si procede hacerlo ¡ojo! Espérate, que quiere hablar el héroe, el San Francisco de Asís de Palo, botellón, comercio justo, porro, manifestación, aprendiz de cantautor y subvencionado por sus padres, o por varios mecenas ciegos y confiados, que crean en ese idealismo tan sumamente generoso.

¿Cómo? habla más alto que no te oigo, intenta vocalizar ¡V-O-C-A-L-I-Z-A! Qué generoso eres, con lo que no tienes ¡claro! El que no genera, crea, contribuye o emprende, suele pensar que todo es gratis, porque todo se lo dan hecho. Y habla antes de derechos, que deberes. Y si no se lo dan hecho… se lo dan masticado, subvencionado, regalado, donado, prestado o cedido. Cree que el bienestar se genera solo, y lucha contra el capitalismo, la dictadura y la injusticia empresarial, mientras se coloca un palestino sobre una camisa del Ché, antes de irse de cañas por La Latina un domingo por la tarde, con un zurrón medio vacío que adorna más que porta, y una chapa de antitaurino en la chapela… que tampoco le gustan los toros al chaval.

Ya puestos a pedir en asamblea, en la plaza del pueblo y siempre cerca del bar proclamas que no van a ninguna parte, intercaladas con gracias pizpiretas… pues pidamos también aparte del TODO GRATIS y que trabaje otro que no sea yo, QUE VENGA EL MESÍAS, el que nos salve sin que tengamos que mover un dedo, el que nos diga que sí a todo, vamos el “panacea man” de los caínes que no de los abeles. Aquél que promete felicidad a precio cero, aquel que aboga por la libertad sin límite y aquel que rodeado de una aureola de simpatía popular, y afirma sentirse orgulloso de sus creencias, que le han llevado a convertirse en un ser humano de excepción, eso sí, a costa del resto de los que sí hacen algo.

¿De verdad la gente se cree todavía estás cosas cuando las prometen por la TV? Personalmente, me parece asombroso, que en el mundo en que vivimos haya gente que piense que la riqueza y el bienestar se crean de la nada. Que lo diga alguien que viva entre algodones y que siempre haya estado así, pues es algo de esperar ¡bendita inocencia! Pero me pregunto realmente, si alguien hoy vive de esta manera. Y no, no me refiero a un pijo de cuna, o a un noble de capa caída y de portada de revista de cotilleos, sino a alguien normal. Por cierto, cuando me refiero a pijo, no te hablo solamente de los borjamaris, sino también de los que van de alternativos por Lavapies y vuelven en taxi a Puerta de Hierro o a su chalet en Pozuelo o Boadilla… que los hay a patadas. ¿Queda alguien que haya cotizado en su vida que piense que existe algo gratis? Debe ser que no han visto los carteles de…

¡ACEPTAMOS VISA!

… que habitan en las cristaleras de la práctica totalidad de los comercios. Parece una parodia, o un artículo barato o de broma, que pretende burlarse de alguien ¿verdad? Pues lo cierto, es que no lo es. Es penosamente real que haya gente que se crea estas cosas, de tu edad o de la mía. Quiere decir algo muy simple: existen personas, hombres y mujeres que se piensan que entre estas cuatro paredes se puede vivir así. Yo digo simplemente, que si no están conformes con estas cuatro paredes y su funcionamiento real, que se fueran a tomar por culo fuera de las mismas, se fueran al campo y practicaran el amor libre por delante y por detrás.

Por otra parte y dejando disyuntivas, estas cuatro paredes propuestas, tampoco son la panacea ¿verdad? La cuestión es que hay que tener cojones bien para cambiarlas, bien para salir de ellas… No lo niego; pero esto se hace creando y no pidiendo a los que proponen y disponen dentro de ellas. Es fácil, por todo se paga un precio: por comer, por tu casa, por tu salud, por follar… sí, por follar también. Hasta el mesías de plástico que anuncia a bombo y platillo el “todo gratis” tiene que pagar, aunque sea muy guapo y muy simpático. Lo que pasa, es que es más listo que tú, y pretende que le pagues sus vicios y virtudes, la doble V ¿te suena? A mí sí, estoy cansado de verlo. Tanto… que te pregunto si realmente te crees todo lo que te dicen por la tele.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!