CRÓNICAS DE UN HIJOPUTA I: ADIÓS VECINA, por EL REVERENDO

Eran las 3:00 de la mañana del último día de julio. Allí estaba, despierto sobre la cama, pues con el calor y los nervios no me podía dormir. La vecina, la jodida vecina de enfrente, ya había hecho su numerito particular, nada más llegar a casa, a sabiendas de que cada noche estaba puesto en primera línea, fumando mi cigarro mientras ella se desnudaba y al final me tiraba un beso. ¡Qué buena estás y cómo te gusta calentarme! Te voy a echar de menos en cuanto me vaya. Ni si quiera había hecho la mochila, pero tampoco había mucho que llevar. No sabía qué tiempo iba a hacer allí, así es que me llevé de abrigo 3 pantalones largos y dos jerseys porsiaca. Salí con bastante tiempo para poder ir en metro tranquilo hasta Avda. de América a coger el bus. Me puse a pasear rumiando todavía las curvas de mi vecina, echando un cigarro sin saber si me daba tiempo a pedir un café.

Apenas había gente a la que mereciera la pena prestar atención. Con olor a combustión, y antes de tiempo, me subí y me quedé sobando. Cuando abrí los ojos, eran las 10:50 de la mañana. Le di todas las vueltas habidas y por haber al MARCA, que ya me lo sabía de memoria. Quién me mandaría meterme en esto… ¡Qué bajón y qué pereza! Esto es lo que pasa cuando no puedes cuadrar las vacaciones con tus colegas. Ah no… que están todos casados menos yo ¡vaya mierda!

Cogí los cascos y me puse a ver una película que pusieron en el bus, de Navidad encima… muy coherente en el mes de julio. En una de las paradas, un poco más adelante me encontraba a una chica que venía en el mismo bus y que también se dirigía al mismo campo de trabajo. Cantaba mucho de lejos, así que el acercamiento no fue tan arriesgado, era más que obvio. Sin conocernos de nada, ya sabíamos que íbamos a tener que convivir en los próximos días. La verdad es que no me hizo ni puto caso después de 5 minutos de conversación… y como sentía que tenía que sacarle las palabras con sacacorchos… preferí cortar. Es de las típicas que sin venir a cuento, en la segunda frase te mencionan a su novio ¡que te den! Pensé, no muerdo joder. Se pasó la mayor parte del tiempo durmiendo dentro del bus, justo hasta el instante en que, debido a la condensación del aire acondicionado, le cayó agua en la cara.

En torno a las 14:00 y después de tres paradas eternas, llegamos a Bilbao y cogimos un taxi a medias, ya que íbamos al mismo sitio. El taxista, uno que tenía pinta de todo menos de vasco, más quizás de camerunés o guineano, muy negrito él, nos dio 14 vueltas por Bilbao. Tenía la sensación que le acababan de dar el taxi y el pobre chico, hacía lo que podía, puedo jurar sin maldad. Sin mirar el taxímetro nos pidió 8 €. Me pareció bien. Cuando llegamos allí con más hambre que otra cosa, el mochilón empezaba a pesar, y mi cara de necesitar un bocadillo debía ser más que aparente. Puede ver a ciertos personajes dignos de un campo de trabajo.

Allí estaban ellos, una niña vasca con su novio gallego. Les pregunté, pero solamente iba ella. A su lado apareció un personaje sin igual, donostiarra de lejos: camisa a cuadros, arremangada y con pinta de comer bien. Me acordé de la cuadrilla de Vaya Semanita en cuanto le vi. Cualquiera se pone a hablar de fútbol con éste pensé, y más siendo madridista con un mundial recién ganado por España. Le llamó la atención que un madrileño como yo se interesara por algo que pasara “en su pueblo”, o que directamente se pasara por allí para arreglar algo. ¿Y a ti que se te ha perdido? Me preguntó medio en broma, medio en serio.

Justo en el instante en el que un servidor alias “el madrileño” se presentó, lo hizo la canaria (la del bus). Había un catalán alto, rapado y a la vez con una coleta con rastas al más puro estilo perroflauta. Tenía un acentazo a lo Eugenio que se oía de lejos y se reía de todo, aunque no hiciese gracia. Profesor de liar porros en la universidad, se definió asimismo, el que seguro que sería uno de los compañeros de tienda con la cabeza más dura en cuanto a debates, y si no… tiempo al tiempo. Menuda mezcla… ¿Y las tías? , menudo planazo. Para dos que hay… Todos fuimos hasta el autobús lanzadera que nos adentraría en lo que vendría siendo la euskalerría profunda. Ya nos dijeron al subir que pararíamos a comer, pero que había que salir ya. En el bus ya nos encontramos con otro canario tinerfeño, trabajador y defensor de "todas las Islas Canarias", una santiaguesa "meteoróloga" y una filóloga de la lengua vasca que se me atravesó de primeras, ya que la saludé y ni respondió. Dónde hostias me he metido¿Qué pinto yo aquí? Empecé a preguntarme. ¿Es que tengo cara de madrileño? Será que me han visto fumar Fortuna.

La primera parada y comida se hizo un poco rara. Tenía la sensación de estar en mitad de un Gran Hermano en la primera jornada. ¿Dónde está la cámara? Parecía una competición, de quien era más simpático o más gracioso. Me daba cuenta de que todo el mundo quería caer bien. Otra vez al bus y ya con la gente más animada después de hora y media habíamos llegado. Había una caseta de información, en la que nos esperaba una monitora, de integración según se dice. La primera impresión fue la de alguien muy fría, de pocas palabras, seca y con muy mala leche. Pero no, a menudo las apariencias engañan.

Subiendo hacia el lugar de destino, unas tiendas verdes, otras naranjas y cuatro edifiaciones, se oían los pájaros y los pasos de cada uno de nosotros al andar. Una pandilla variopinta, con gente de lugares muy distantes entre si. La primera impresión que tuve al llegar allí fue la de la absoluta tranquilidad que reinaba, sino fuera por el ruido del viento (qué estrés post – Madrid… de estar a 41ºC, a estar por debajo de 20ºC en 12 horas). Ya la vecina exhibicionista era solamente un mero recuerdo. Allí empezamos a darnos cuenta que la única distracción que allí tendríamos en las próximas dos semanas, iba a ser el conocernos y convivir unos con otros. [continúará…]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡DESCONECTA!

Fotografía y modelo Lucía Ojeda

Esta es la última vez que me quedo con cara de gilipollas contigo, te lo juro... ¿Tienes ya la conciencia tranquila? Así se terminó todo. Nada más que decir, todo ya ha quedado claro, tú quieres una cosa y yo quiero otra... No hay solape ninguno. ¿Pudiera haberlo? ¿Esto podría salvarse? Probablemente sí... si yo renunciara a lo que realmente quiero y me conformara con un cajoncito hecho a medida donde ella pudiera guardarme, calentarme y enfriarme, consumirme o dejarme cada vez que le diera la gana. ¿Salvar el estatus de colega de vista una vez al mes para unas cañas educadas? Rol por el que no creo que yo ni ninguno que tenga más o menos sangre en las venas, estuviera dispuesto a aceptar. Por ahí no paso ni un minuto más.

Cuando un NO es un NO, lo sigue siendo por más que se quiera maquillar con palabras bonitas y con anestesia. Aceptar una amistad cuando uno quiere y quiere de verdad... puede ser muy judeo-cristiano, muy Disney, muy por poner un ejemplo… de El Jorobado de Notre Dame o High School Musical, pero ¡joder! Si tengo ya más de 30 años. Pues va a tragar con esta película Rita La Cantaora, pero yo no. Y si esto se terminó, se terminó, de donde no hay, no se puede sacar: PUNTO... Y FINAL.

No suena bien ¿verdad? Claro que no, ni muchos menos pretendo que suene bonito. Es una puta mierda, así que si no estás de muy buen ánimo, yo que tú dejaría de leer, porque si te ha pasado alguna vez algo parecido… se te puede poner mala leche de guardia civil (de los de antes).

Desconecta pequeño galán, como te dice Lucía¡desconecta de una puta vez! de alguien que no te va aportar más vacío que otra cosa y un dolor de huevos acompañado de frustración en cada vuelta a casa, teniendo que contener unos sentimientos “para conservar” una situación que no te va llevar a ninguna parte. Sería el extremo del pagafantismo prolongado y no… ¡ni de coña! Amigos (y amigas en general) ya debes tener alguno o varios si eres medianamente normal, como para tener que forzar una amistad cuando lo que quieres es precisamente “ese algo más”. Mira esta es una muy buena pregunta para saber si estás acertando o la estás cagando: ¿ESTA RELACIÓN A DONDE ME LLEVA? Si te imaginas dentro de cinco años exactamente igual que estás… y no es lo que quieres ¡macho espabila!

Bueno… por ahí comentan que existe la amistad entre hombres y mujeres; y sí ¿por qué no? Siempre y cuando ninguna de las dos partes tenga sentimientos o sienta atracción… Cosa que por otro lado, veo muy difícil, soy así de simple; pero bueno ¡aceptamos barco! por aquellos que le llevan las maletas a sus amigas durante años mientras se las folla otro. Simplemente, yo no lo haría ¿Tú si? Adelante, y vete de cañas con ella todos los jueves, pasarán los años y seguirás exactamente igual. Con tu corazón ahí metido y la polla bien guardada, sin echarte novia y comportándote como el guardián de su virginidad, que por cierto… abandonada ya hace tiempo, porque “el de la moto” se la mete doblada. ¿Sigue sonando mal? Es lo que hay.

Piénsalo… no tienes que hacerme caso, ni si quiera tienes que leer mis desvaríos ¿por qué lo haces? Creo que bien sabes en el fondo que siempre has querido más de lo que te dice la gente ¡por eso entras aquí! Y aunque todo el mundo te diga que hay cosas que “están bien”, en lo más profundo no te las crees. Siempre conviene tener un amigo hijoputa, suele estar mejor adaptado a los desengaños… No porque tenga siempre la razón, que no es el caso, sino porque te puede abrir los ojos en determinados momentos en los que tú ves menos que un topo de la ONCE.

Desconecta como te dice Lucía, que es de todo menos tonta… te lo digo yo. Si no quieres tener un dolor de huevos perpetuo, ábrete a conocer a otras personas... Piensa que por muy alto que tenga su pedestal, recuerda que se lo has puesto tú.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ANTES MUERTO QUE PAGAR UNA FANTA!

Me ha venido a la mente una imagen muy parodiable, demasiado para mi gusto, y que a estas alturas de mi vida aparte de absurda, me resultaría dolorosa. Si bien es cierto que hay cosas más importantes en la vida que ligarse a una amiga, hay situaciones que no deberían prolongarse, por la propia salud mental de los protagonistas. ¿Por qué te vengo con este cuento? Ahora lo vas a entender: Abro el correo de P&R, moderación de comentarios, una lectora ha dejado un comentario… A ver qué dice, mmmmmm… Lo primero que he pensado es: ¡No me lo puedo creer! Lo siento si hay alguien que se sienta ofendido porque no es la intención ¡lo juro! Pero esto clama al cielo. Acabo de recibir el siguiente comentario al artículo escrito por Lucía Ojeda ¿ES POSIBLE LA AMISTAD ENTRE HOMBRE Y MUJER? Que fue publicado hace ya tiempo, pero que por lo visto, atrae visitas, que de vez en cuando dejan algún que otro comentario… pero este se lleva la palma:

Aunque es algo que siempre crea discusiones yo creo que se puede ser amiga de un chico sin problemas (en mi caso). Conozco a mi mejor amigo desde hace varios años y desde entonces salimos frecuentemente a cenar, al cine, nos vamos de vacaciones los dos juntos (compartiendo cama, aunque eso sí, solo dormimos), pasamos horas y horas juntos... y nunca ha pasado nada romántico, ni besos ni momentos incómodos (los dos somos heterosexuales y hemos superado la treintena), tengo con él la misma relación que hubiese tenido si él fuese una chica.

Queridos Amigos: ESTO NO ES NORMAL, ESTO NO ES NORMAL, ESTO NO ES NORMAL… NI ES SANO MENTALMENTE. Lo digo tres veces y con puntilla, puedo decirlo más alto, pero no más claro. Me duele leer esto (no porque me escandalice, que ya estoy curado de espanto), si no porque me imagino cómo se ha de sentir ese hombre, pero lo que me duele de verdad, es que consienta esa situación y o bien se quite de en medio, o bien rompa ese estado de pagafantismo prolongado.

Lo grave no es el hecho en sí, lo grave es que todavía queden hombres a esa edad que acepten esa situación. A ella le viene bien, le viene de lujo, pero todos podemos saber o al menos tratar de intuir como estará ese hombre por dentro (y Dios quiera que me equivoque). ¿Sabes qué te digo? Que no me da ni la más mínima lástima, recuerdo mis tres primeros años de universidad y me dan ganas de vomitar… los pagafantas se lo buscan, como yo me lo busqué en su día con aquella chica con la que quedaba para estudiar (y nada más) pretendiendo ligar con una mezcla de amistad, peloteo y pena. Con uno que la haya cagado basta ¿no crees? ¿por qué repetir más veces esa historia? ¿por qué llegar al extremo del “mejor amigo desde hace años”? Por favor, seamos serios… seamos hombres. Hay aros por los que un tío nunca debería pasar. Bueno voy a rebajar un poco el tono que aquí nadie ha nacido ya sabiendo… Ríete un poco con esta clasificación dentro de lo que viene siendo un pagafantas:

EL “YO TE LLEVO” alias el taxista, siempre encantado de llevarla a todas partes en su coche, mientras no esté “el de la moto” que es quien en realidad se la folla. También es yotellevo las bolsas, yotellevo las maletas, yotellevo al trabajo, yotellevo de marcha con tus amigas… Encantado siempre de acompañarlas. Podrás distinguirle dentro de las discotecas, porque es el único chico del grupo, y siempre va cargado de abrigos, porque también es yotellevo la chaqueta, mientras su amiga está hablando con los guaperas de turno.

EL “SIEMPRE ME ESCUCHA” alias el sensible, es capaz de estar toda la vida pegado a su amiga haciéndole de paño lágrimas cuando “el de la moto” la deja tirada, o discute. Es cuando él aprovecha para regalarle flores, bombones y peluches. Es especialista en escuchar y malmeter contra sus competidiores, no dándose cuenta de que es lo peor que puede hacer. Se asemejaría a un padre que no le gusta el novio de su hija… razón suficiente para que a ella le atraiga aún más simplemente por rebeldía.

EL “YO TE INVITO” alias el pagano, no porque crea en dioses e ídolos, sino porque le gusta pagar todas y cada una de sus fantas hasta el agobio. Invita cafés, cines, teatros, helados, cenas, meriendas y tabaco. Un proveedor en toda regla. Lo cierto es que no se hace respetar, siente que si no invita, no le quieren... y su amiga se va dejando querer hasta que se harta. Cuando aparece "el de la moto", nuestro colega se da cuenta que esa modalidad no funciona (ni esa ni las demás).

EL “VOY CONTIGO A TODAS PARTES” alias el llavero, como el colega en cuestión, debe llevar años, o muchos años haciendo de acompañante. Algo parecido a los hombres que acosan a Cameron Díaz en Algo pasa con Mary, o a una colaboradora nuestra (no diré quien) cuyo círculo amistoso se asemeja a un equipo de fútbol, y cuyos amigos desparecen misteriosamente de la escena, cada vez que ella se echa novio, obviamente fuera de su círculo. Este tipo de pagafantas cree que ella caerá tarde o temprano, a base de estar todo el día pegado a ella y a sus amigas. No, no es gay… pero nunca se echará novia.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

MUJERES GUAPAS POR TODAS PARTES

Fotografía y Modelo por Lucía Ojeda

La verdad es que no se podía ser más descarado… hasta el punto que mis compañeros de viaje del “coche 2” tuvieron que blocarme las puertas del coche para que no saliera corriendo detrás de una sirena. ¿Broma? ¿Exagero? En un país como Croacia, en el que podemos dar fe que la belleza natural es lo que abunda, ¡¡¡LO DIFÍCIL ES NO GIRAR EL CUELLO A ROSCA!!! Hasta el punto de la máxima saturación. Hasta tal punto que ya cuando uno sale del coche, y tiene que pegar un grito al más puro estilo cavernícola-garrulo (no diré que fue lo que solté para no herir sensibilidades) en la mitad de la plaza de un pueblo, ante la estupefacción de dos señoritas de belleza inigualable… Obviamente, eso no lo puedo hacer aquí… Miento, o sí, si tuviera experiencia en el noble oficio de la construcción que no es el caso. Aquí me entenderían el idioma, pero quiero avisar a los lectores, que si realmente quieren disfrutar de una belleza femenina auténtica, Croacia es el país.

A mis compañeros de viaje y a un servidor nos hacía gracia el pensar lo creído que se lo tienen algunas por aquí (si me refiero a vosotras madrileñas) habiendo lo que hay por esos lares, con un talante mucho, pero que mucho más natural y más amable… ¡Ay que ricas que están las croatas en todos los sentidos! ¿Único inconveniente? El constante “marcaje” del macho, del padre, del familiar, del primo, de la madre, de la abuela, y del apuntador si lo hubiere. Y es que allí no hay término medio, los hombres son armarios empotrados en su inmensa mayoría… y no debe ser muy conveniente “tocarles la moral”. Sería quizás el mejor sitio para que nuestra Ministra de Igualdad fuese a predicar sus “avances” y ocurrencias asemejadas a ideas de Bombero… o Bombera.

Ahora en serio, si tienes la oportunidad, de viajar, elige Croacia, es un país que merece ser conocido y re-conocido y lo digo desde el corazón, o lo que me queda de él después de haberlo regalado tantas y tantas veces por el camino.

Hablemos del físico… especialmente dedicado a los que lo utilizan como patrón de medida decisiva a la hora de dirigirse a una mujer, o a la hora de simplemente tenerlas en cuenta. Quien te habla, se aproxima más al patrón Alfredo Landa, así que no creo ser el individuo mejor indicado para juzgar el físico de los demás, pero como hay gente a la que quiero mucho, y que si la mujer en cuestión no está buena según su criterio, directamente no existe… Me veo en el derecho de vacilarles en toda regla.

Dime tú querido colega, si tu barra de corte es que “esté buena” ¿qué harías en un lugar en el que precisamente lo que abunda es la belleza? Y te hablo de belleza sin excepción, a cada que paso que das, imagínate que aparece una modelo… ¿qué criterio seguirías? Porque tienes más criterio aparte que ese o ¿me equivoco? Aparte de volverte loco y entrar en cortocircuito, el método “babazo de denuncia a la primera que se está quieta” nunca lo he recomendado ¿de verdad crees que el criterio del físico te valdría para algo? Puedes iba a ser el mejor lugar desde luego para un tío sin criterio al que todo le diera igual ¿eres tú uno de ellos?

Steel me hizo ver hace poco, una verdad muy obvia acerca de lo que significa para nosotros una tía buena, así que agárrate al asiento porque igual te suena querido colega: nada más ver una tía buena que te cae en gracia, empiezas a asociar a ella por el mero hecho de que es atractiva todos los buenos valores habidos y por haber, todos tus deseos, tu ideal femenino, sus pedos con olor de rosas… de repente todo te cuadra. Para un momento chaval, que la chica ni si quiera ha abierto la boca y tú ya la estás pidiendo matrimonio.

Siendo honesto con una abundante realidad masculina y fácilmente impresionable en cuanto al físico, sabiéndolo y aún así dando un voto de confianza a sabiendas que el pene tiene vida propia, hago examen de conciencia… Y compruebo que una cosa es que te la pongan dura y otra elegir de forma inteligente. No creo que sea compatible querer unir unos valores y unos deseos que cualquiera de nosotros pueda tener, forzosamente a un físico espectacular… No tiene nada que ver una cosa con la otra. Un tema es lo que tú quieres para ti y otra muy diferente el físico de la mujer en cuestión.

Supongo que en lenguaje inverso de inconformismo femenino, sería el desear solamente a los ricos y guapos… Pues quédate sentada reina, que debe de haber pocos y probablemente estén cogidos por una prima segunda suya. ¿Pensar como una tía a la hora de buscar? ¿También estás buscando al príncipe azul? Igual deberías plantearte opciones más realistas (yo el primero).

Alguno me dirá Es que si no me pone nada más verla, no puedo tener nada con ella. Esta afirmación a los casados les puede dar risa, porque a todo se acostumbra uno, y si no que se lo digan al príncipe Carlos de Inglaterra, enamorado de Camila Parker, habiendo estando casado con la mujer que tenía y que en gloria esté. Creo que es un ejemplo extremo, pero bastante gráfico sobre lo que cada uno pueda entender por atracción.

Entiendo que si uno está rodeado de belleza todo el día, puede llegar a acostumbrarse, e incluso aborrecerla a cambio de algo “más exótico” o diferente. Ya se sabe que es lo que pasa con la novedad, que siempre tira… pero el hecho de poner como barrera el físico, y después buscar de ahí en adelante los valores en una relación que uno desea es perder el tiempo; porque el físico caduca y los valores no. Creo que si realmente tanto pesa el físico a la hora de elegir pareja, es siempre de cara a la galería, como alguien que tiene algo que demostrar, no porque uno lo desee realmente. Complejos hay en todas partes, y en una agencia de modelos… ¡más!

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

SI YA NO SABES QUÉ HACER, PONLE UNA VELA A SAN ANTONIO

¿Qué más quieres que te diga? Si lo que quieres es echarte novia, yo empezaría por relajarme y dejar el monotema. Si no eres de los que se obsesionan con este tema, mejor que mejor… pasa de esta parrafada. Pero si eres como yo, que por simple y ceporro no me suelen caber más de una o dos ideas en la cabeza, me entenderás perfectamente. ¡Te va a caer la del pulpo! Mientras te escribo esto, Steel me está diciendo que no me tome a cachondeo a San Antonio, porque en efecto funciona, y te advierto que es una mujer que no se suele equivocar, y si se equivoca nadie se entera. ¿Sabes eso del piensa mal y acertarás? De todas formas, de lo que quiero hablarte es de la actitud de búsqueda, y de si realmente merece la pena buscar, cuando uno tiene ganas de compañera más que amiga. Sinceramente y aunque suene excesivamente espiritual, creo que la base de todo está en tener paz interior. ¡Ay paz interior! ¡Quién te pillara! Mi reino por un poco de paz interior y un barril de cerveza que no se termine nunca… y puestos a pedir imposibles, que tampoco engorde.

Cada vez me creo más aquello que las parejas en realidad “se encuentran”, o que las mejoras cosas en la vida, vienen por sí y hay que estar avispado para verlas, o bien las tienes delante y muchas veces no se ven tan claras, por tenerlas en las narices. Cuando uno se pone a buscar pareja, es ya archisabido, archiescrito y archioído aquello de “Es cuestión de actitud”. OK, entendido… eso ya lo he oído antes, ilumíname ahora listo, tú que sabes tanto, me puedes decir. Pues no, no te ilumino, te jodes… Pero según estés de ánimo (tu estado interno) puedes abordarlo de tres formas:

ESTÁS HECHO POLVO, coges la actitud de examinado… se te hace cuesta arriba y te agarras a la primera que pase y te haga un poco de caso. Tengo unas cuantas pistas para saber cuando uno está así aunque no lo reconozca... la primera es infalible: la factura del móvil. Si se dispara y no estás en Navidad, es probable que ese sea tu estado. También, si cada vez que entras en un sitio con mucha gente y solamente buscas con ansiedad la mirada de las tías, nervioso, moviéndote mucho... Tú no te ves, pero de lejos canta, y canta de lo lindo.

Una que tampoco suele fallar, es que empiezas a tirar de chorbagenda, refiriéndome a las ex y a las tías a las que hace meses que no llamas... Las vuelves a llamar "por si cuela". Ligas menos que el chofer del Papa. Tienes ganas de quedar a cualquier hora y cualquier día, no soportas estar solo. Con un estado tal, es muy probable que te enganches, con la primera que te preste un poco de atención. ¿Tiene cura? Si, de soledad: aprender a estar solo. Te guste más o te guste menos.

ESTÁS PLETÓRICO, coges la actitud del examinador… te sientes fuerte, probablemente estás acostumbrado a ligar, a evaluar, y no haces más que sacar defectos porque ninguna cumple tus requisitos. Digamos que “eres un poco tía” en cuanto a lo selectivo. Acabas ligando más o menos, pero lo que viene siendo la novia… te cansas enseguida de las tías yendo con la exigencia por bandera. A lo mejor me estoy pasando, estar pletórico no es malo, ni mucho menos, pero me da a mi que si te sientes pletórico y capaz de comerte el mundo, pues te lo vas a comer... cualquiera lo haría.

Te las comerías a todas, a cuantas más mejor y de hecho si tienes oportunidad y coges el swing, no te pierdes una. El tema es que no ves a ninguna en serio, o igual sí, pero en cuanto te salta una diferente te vas a por ella por aquello de la novedad. En resumidas cuentas… pareces una tía a la hora de elegir pareja, pero dejándote guiar por la polla. Estar así si coges una buena racha está más que bien, pero no es el camino de encontrar pareja, sobre todo si buscas activamente. Aquí no necesitas ninguna cura, quizás solamente saber lo que quieres de verdad, nada más... Y pararte a pensar con el coco que es lo que más te conviene.

ESTÁS NORMAL, ni bien, ni mal, a lo mejor ni si quiera buscas. Todavía te pueden sorprender tanto para bien, como para mal… es el mejor estado, incluso creo que mejor para ligar (esto es una opinión mía). ¿Ligar de coña o de suerte o de casualidad? Pues mira, el universo es muy grande como para que creamos que nuestro ombligo es el centro, en especial el mío que es enorme, así que ¿por qué no? Solamente se trata de saber ver la oportunidad cuando aparece.

Es como salir un sábado por la mañana a dar un paseo, porque simplemente te apetece salir de casa, no buscas nada… Un buen día vas con tus colegas cantando el TROLOROLO tan tranquilo, y una amiga de una amiga, de un colega de no sé quien, te hace tilín y tú a ella ¿te ha pasado alguna vez? A mi si. Sería lo que podríamos llamar "el pico y pala" de toda la vida. Para mi esto es lo ideal, porque dejas de lado muchas gilipolleces de "a ver quien se queda por encima de quien" o "a ver quien gana" o "a ver quién cae" y te centras sobre todo en conocer a la tía en cuestión y ella en conocerte a ti. Creo que debería ser siempre así, aunque muchas veces sea yo el primer capullo al que se la van los ojos (y la vida, la contraseña, el pin y el puk) por una SEÑO que ni me va ni me viene. Si eres un depredador sexual, enhorabuena... que te dure mucho.

Esto que te estoy contando, no es axioma ni lo pretende. Simplemente es un dibujo, un refrito de experiencias con el que te quiero decir una obviedad muy simple: basta con que te propongas encontrar pareja, para que lo conviertas en un problema a solucionar. Te lo digo porque sé que te gusta agarrarte a clavos ardiendo para pillar; pero aqui te hablo de buscar una pareja, o mejor dicho... de dejarse encontrar, de estar abierto más bien que de buscar. No sabía con qué palabras decirlo pero creo que las mejores son estas: ESTAR ABIERTO A UNA RELACIÓN. A lo mejor te parece una perogrullada, pero mira... Mientras uno esté abierto y no se mate por agarrarse a cualquier cosa, con que tengas un poco de paciencia; es mucho más probable que encuentres algo que realmente te convenga y no solamente eso, sino que además te guste. ¡Buena suerte! y no lo dejes todo en manos de San Antonio, aprovecha mejor tus oportunidades.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.