¿RELACIONES DE PODER? A MI NADIE ME DIJO QUE EL AMOR FUESE ESTO, por EL DUQUE

Fotografía y Modelo por Lucía Ojeda

Hoy es uno de esos días en que veo todo azul oscuro casi negro, como diría la película, pero aún así trataré de, al menos terminar el presente artículo con un atisbo de esperanza. Dice un libro llamado La Maestría del Amor; libro por cierto adorablemente recomendable de Miguel Ruiz; que cuando se establece una relación hombre-mujer, en realidad son seis personas las que tratan de conocerse, pues para empezar esta en cada uno de nosotros una personalidad que hemos aprendido a proyectar para agradar a los demás; por otra parte estaría la imagen que proyectamos en el otro; el “como nos gusta imaginarnos al otro”; y para finalizar esta nuestro verdadero yo que rara vez mostramos. Así las cosas llegar a conocerse es una tarea realmente complicada.

Ese mismo libro explica que el hombre está infectado, enfermo, dolido… y ese dolor el que le hace protegerse, escudarse… todo parece dominado por el miedo. Lo cierto es que cuando analizas desde esta perspectiva, y desde la perspectiva de la propia debilidad humana, las putadas que te hacen, tiende a ser más indulgente. Te acabas dando cuenta de que en realidad tú también eres capaz de cosas así o peores, y te das cuenta de que en realidad, muchas veces te hacen daño realmente para defenderse; para defenderse y por miedo.

Todo esto, para empezar, por que NADIE ES PERFECTO; el ser humano es un ser lleno de imperfecciones, miserias, sentimientos egoístas. Es cierto que también todos llevamos dentro la capacidad de hacer el bien; pero no debemos olvidar que todos tenemos un lado oscuro; o como nos gusta decir, un hijo de puita agazapado esperando a salir. Cuando el hijo de puta sale es por algo, y normalmente es por haber sido herido, o por miedo. No es más que un mecanismo de defensa presto a dispararse en cuanto atisbamos un daño emocional. Preferimos apalear a ser apaleados.

En realidad, el mencionado libro tiene gran parte de razón todos vamos por el mundo envenenados y acojonados y cuanto mayores nos hacemos más perdemos de vista a nuestro niño interior, ese que sacaba siempre Pedro Ruiz, pero que nos guste o no anda ahí dentro. Vamos perdiendo la capacidad de jugar, de divertirnos, de ser espontáneos y sobre todo vamos adquiriendo más y más miedos.

¿Alguno de vosotros ha tratado de aprender a montar en bici pasada la treintena o a nadar? Es mucho más difícil que cuando uno es niño, pero no por la habilidad de los niños, si no por su ausencia de miedo. Pues esto mismo pasa con el amor. Cuanto más viejos más pellejos. Cuantos mayores nos hacemos más escudos protectores llevamos, y más mala leche desarrollamos. Somos seres humanos heridos buscando el amor….

La tragedia, es que por ese miedo que tenemos y también por esa ansia de agradar dificultamos enormemente que se produzca el milagro del amor. Primero por que todos nos hemos creado en mayor o menor medida ese “yo falso”; ese ego de cartón piedra, que presentamos en sociedad y que no es nuestro yo verdadero; y por otra parte por que cuando nos relacionamos a través del miedo, las únicas posibilidades de relación, son las RELACIONES BASADAS EN EL PODER.

Uno de los últimos artículos de Steel lo dice con claridad: solo es verdadero amor el que se basa en que me quieran tal y como soy. Todos tenemos el íntimo deseo de que alguien nos ame y nos acepte tal y como somos pero paradójicamente lo dificultamos al extremo. Solo conoceremos el amor de verdad el día en que alguien nos conozca y ame tal y como somos y nosotros a ella, sin deseo de cambiarla. Lo malo es que para esto habría que ser siempre “uno mismo”; cosa que en un mundo ideal, sin convencionalismos sociales, sin miedos, sin daños emocionales, sería viable, pero en nuestra sociedad es imposible.

Todos tenemos un yo diferente según situación y persona con la que nos relacionemos. Un yo del trabajo, un yo con los amigos, un yo con las mujeres, uno con el panadero. Como digo en un mundo ideal, sin miedos, conocerse y aceptarse mutuamente sería mucho más fácil. En nuestra sociedad, hay que excavar, y hay que dejar al otro penetrar poco a poco en nuestros muros. El primer proceso que deberíamos emprender es el de autoconocimiento y auto aceptación, ¡casi nada! Sobre todo este ultimo punto. ¡Que chungo es aceptarse uno a si mismo! El segundo proceso dejar al otro entrar, ir venciendo los miedos y dejar que el otro mire, llegue y nos entre hasta la cocina…

Pero, claro, en este mundo imperfecto; no es normal ni sensato dejar a todo quisqui entrar hasta la cocina. Partiendo de la base de que todos estamos heridos en mayor o menor medida y que todo llevamos aun hijo puta dentro; no puedes dejar a la primera rubiaca de piernas interminables, labios carnosos y pechos sugerentes, entrar hasta tu cocina. Corres el peligro de que entre, te expropie, o peor aún, te haga algún que otro destrozo de difícil solución. Tu intimidad es tuya, y debes saber protegerla. Ojo, no cerrarla a cal y canto, pero si protegerla y sobre todo, debes establecer mecanismos de prueba; trampas, test; para asegurarte de que quién entra hasta el fondo sea alguien que no va a Joderte la vida si no que va tratarte con cariño y aceptación.

El segundo punto que quería tratar hace referencia a la relación de poder, y es que si aceptamos como valido el predicado de que todos andamos heridos y la defensiva, nuestras relaciones serán relaciones de poder, y eso parece evidente. Una relación hombre y mujer a mi se me antoja una relación semejante a la relación entre dos partes en un proceso negociador. Ambos tienen posturas complementarias pero diferentes, ambos tiene que negociar, ambos desean ganar, pero en ese punto se plantea el dilema.

Dilema por que si uno de los dos gana y el otro pierde, la relación entre los negociantes se queda tocada y hundida. El perdedor se queda jodido y resentido. Lo ideal sería pues un acuerdo win win: yo gano, tú ganas; pero para llegar a ese acuerdo no podemos olvidar que estamos negociando. Y una negociación no deja de ser una relación de poder en que gana el que ostenta más poder. Ese poder puede venir o derivar de una mayor legitimidad moral, de mayores recursos; de tener menos que perder, o de la información; por que el que tiene más información siempre tiene más poder.

Llegados a este punto, alguno de nuestros queridísimos anónimos cabreados, se estará tirando de los pelos y hablando de una postura excesivamente cínica, respecto de las relaciones de pareja... Bien, pues a esos anónimos les pido que hagan un experimento sociológico. A la próxima mujer que se os cruce en el camino decirla exactamente lo que penséis en el momento que lo penséis… To pa’fuera, sin guardaros nunca nada ¿¿¿Y bien????? ¡Pues eso!

Hecho el experimento llegamos a esa conclusión de que en realidad estamos como… negociando… o jugando al poker… estamos en una fascinante partida en que ambos queréis ganar, y ganar por goleada; pero en la que se da la paradoja de que es una partida en que el único resultado realmente efectivo es el empate… ósea, como uno de esos partidos de un mundial dónde lo que les vale a los equipos es el empate, pero en que ambos salen a machacar al contrario (es ciencia ficción. En uno de esos partidos ambos empatarían seguro a cero… pero esto es otro juego). Por que ella va a salir a macharte; no a ganarte si no a hundirte, a golearte… y eso, insisto, a pesar de que en el fondo ella y tú queréis el empate.

Así las cosas resulta esencial ser honesto, por supuesto, escuchar al otro, ser amable, ser un flexible negociador, pero desvelar cuanta menos información mejor. Ir dándola en la medida en que el interlocutor se va despojando de sus miedos, nos va entregando las parcelas de su intimidad. Ser capaz de levantarse de la silla, largarse de la reunión, dar por rotas las negociaciones, mientras cruzas los dedos para recibir una llamada salvadora… incluso algún farol esta permitido, aunque hay que saber medirlos; pues como he dicho buscas una relación sana… sana y fructífera.

Como prometí, a pesar del pesimismo que me atenaza en estos momentos; voy a terminar esto de forma optimista. Si, yo creo que se puede tener una relación de tú a tú; sana fructífera y en la que uno y otro se amen sin miedos y conociéndose y sobre todo aceptándose tal y como son. Para lograrlo, eso si, hay que ser concientes de dónde se parte; y hay que saber marcar límites des de el principio, saber poner a prueba, seleccionar y testar al otro, de tal forma que no dejemos entrar en nuestra alma al/la primer mindundi que pasé por nuestras vidas, saber tener la generosidad de ver al otro tal y como es sin desear cambiarlo, saber ir dando de forma escalonada y no de golpe ; saber ir enamorándonos día a día hito a hito, como si se tratase de un libro cuyo misterio se va desentrañando página a página. Mientras tanto, pensemos en cambiar al mundo y ojala haya un día en que el hijo puta no salga.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

VALE QUE NO ÍBAMOS EN SERIO, PERO ME JODE

Imagen y Fotografía: Lucía Ojeda

Original PRIMAVERITIS: OTRO FINAL… Y VAN MUCHOS

Bueno, lo del quitapenas se ha acabado, lo he dejado solito un mes para irme de vacaciones y a la vuelta me lo encuentro enamorado de otra... ¡jo, si me voy dos meses se me casa! Y encima voy y lo felicito, el chico se lo merece, el enamorarse, pero una vez asimilado a mi me ha jodido bastante. Vale que no íbamos en serio, vale que hubiera sido peor que me hubiera pedido en matrimonio, vale que fuera de la cama y el salón tuviéramos muy poco que ver... Pero me jode. Ahora estaría la mar de a gusto acurrucada en sus brazos en vez de auto compadeciéndome. Al menos, del disgusto voy a quitarme el par de kilos cogidos en las vacaciones, algo es algo.

Aquí el que no corre vuela, aunque también a nuestra querida amiga le podría decir lo opuesto: la que no corre vuela. Otra más lista se lo ha llevado “pa’la saca”. ¿No se nos puede dejar solos ni si quiera un mes verdad? Prima ya ha visto y comprobado que no. Y mira que somos simples, más simples que el mecanismo de un chupete si lo hubiere; pero hasta que ellas no asuman esta realidad: HACER FELIZ A UN TÍO ES MUY, PERO QUE MUY FÁCIL, no creo que realmente puedan enganchar a un solo tío realmente… ¡Miento! Me refiero sobre todo, al que ellas de verdad quieran enganchar y no solo esto, sino cómo lo quieran enganchar a su medida.

Muchas veces los tíos cuando nos quedamos por una mujer, preferimos adaptarnos a su esquema aunque estas necesidades no coincidan con lo que en principio nosotros queríamos. Pensamos: QUIERO ESTAR CON ELLA Y PUNTO, lo demás me da igual… Craso error por nuestra parte, y por la mía el primero de la lista en cagarla, y en conformarme con menos de lo que quiero. Pero en estos casos, el nombre y apellido de la relación, nos la empiezan a refanfinflar de tal manera, que solamente la vemos a ella. Llámalo amigo, llámalo polvo, llámalo novio, llámalo rollo, llámalo quitapenas como lo llama Prima… Llámalo cómo te de la gana, pero la realidad, es que es el hombre con el que a ella le gusta “quitarte las penas”.

¿Sabes? La culpa es nuestra, dentro del cromosoma defectuoso “Y” debe de haber una proteína específica, que por más que no queramos los tíos, nos obliga a querer conservar a la mujer a la que queremos como sea (las demás nos dan igual), antes que perderla. Esto solamente nos pasa cuando nos enamoramos, normalmente de la menos adecuada, y de de la forma más pasional y poco inteligente. Algún iluminati lo llamará escasez, yo lo llamaría genética: dos mil millones de hombres y pico, no pueden equivocarse ¿Por qué? Porque aunque pensemos con el pene, también queremos con él, y queremos de verdad. Nuestro pene tiene vida y mente propia, no se complica mucho la vida a la hora de elegir… Es realmente fácil hacerlo feliz y por ende… al apéndice masculino que lo sostiene. Mujeres, no os compliquéis la vida, es así de fácil y así de simple, otra cosa es que no lo queráis aceptar. Eso ya es cosa vuestra.

La verdad es que no debería joderle a Prima, que su quitapenas se enamore de otra… pero la realidad es que le jode. Eso es lo que pasa cuando se nos da tiempo para pensar, que por sorprendente que pueda parecer PENSAMOS… CON LA POLLA, PERO PENSAMOS. ¿Sabes por qué me ha llamado tanto la atención esto? Porque me ha sonado tanto a mi vida, tanto, tanto, tanto, tanto… que no te lo puedes ni imaginar. Yo estaría en el otro lado, enamorado hasta las trancas de “una amiga con derecho durante años”. Ella esta genial tal y como estábamos, sin compromisos, pasando buenos momentos, y siendo completamente diferentes. Para ella cojonudo, genial, comodísimo y yo… enamorado; pero como quería estar con ella, aceptaba el honroso título de “amigo con derecho”. ¿Y sabes qué más? Que a mi también me dieron tiempo para pensar, demasiado tiempo para mi gusto.

Tanto tiempo me dio para pensar, que de hecho lo hice, y llegué a creer que en efecto a ella se la soplaba completamente como yo me sintiera, mientras ella tuviera su porción. De hecho así parecía cuando mi cama estaba completamente vacía durante ciertas temporadas, y yo no la llenaba con otras mujeres. Error por mi parte. Por cierto ¡No hagáis esto en casa chicos! Si os apetece llenar la cama, la llenáis… que si ella no está en ella, es que no le apetece estar en ese mismo momento contigo lo más mínimo, o tiene mejores cosas que hacer en otra parte y con otras personas.

¿Cuál es mi conclusión extremadamente egoísta? Pues mira, esclavillo: Ojalá no me vuelva a enamorar en la puta vida. He dicho…
-
Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

LAS MUJERES SON BRUJAS, por STEEL

Fotografía y Modelo por Lucía Ojeda

Todos los hombres que conozco, lo han pensado alguna que otra vez de las mujeres, y no solo refiriéndose a sus suegras. Incluso yo que soy mujer, de pequeña lo pensaba de mi madre. Era pasmosa la facilidad que tenía para “leerme” la mente y saber que había liado alguna trastada. Hasta los siete años estuve pensando que mi madre tenía poderes mentales, por la forma en que me clavaba la vista y me preguntaba, “¿No tienes nada que contarme?” y si yo sonreía y le decía “Noooooooooooo, nadaaaaaaaaaaaaaa”, mi madre automáticamente me decía “castigada”, así que aprendía decir la verdad y esperar benevolencia. Con los años y viendo a mi hermana realizar el mismo truco con mis sobrinos, entendí cómo lo hacía mi madre. Para un adulto es evidente cuando un niño miente, en mi caso como en el de mis sobrinos miraba al suelo, y movía el pie derecho. Con el tiempo aprendemos a mentir mejor, y a que sea más difícil el cazarnos en las pequeñas o grandes mentiras.

Sin embargo y pese a este aprendizaje, las mujeres tenemos un detector de mentiras que funciona 24 horas 365 días al año, es como si estuviéramos programadas para que ese “radar” funcione sin parar. No se el por qué, pero la naturaleza nos ha dotado de la “intuición” de un “sexto sentido” que funciona en general de maravilla.

Cada vez que me presentan a una persona, en 3 segundos la tengo evaluada, y no solo yo en general todas las mujeres que conozco. Alguna vez hablando con amigas, todas hemos reconocido tener esta “facultad”, otra cosa es que en una sociedad racional como la nuestra, muchas veces desechas estas “primeras impresiones”, lo que a la larga resulta ser un craso error. Un amigo un día me decía, “¿Como es posible que en 3 segundos y seis palabras, hayáis podido daros cuenta de tantas cosas?” (Se refería a la opinión general de todas las féminas del grupo sobre que su cuñada era una arpía, envidiosa y un putón verbenero). No creo que sean las feromonas, ni la colonia que use la otra persona, pero hay dos cosas que te proporcionan una información sustancial sobre la otra persona, una es la forma de vestir y la otra y fundamental su lenguaje corporal.

La forma de vestirte, demuestra entre otras cosas, si eres limpio o “relajado en la limpieza”, si te preocupas de tu exterior, si eres agresivo (los colores son fundamentales para ver eso), si tus ideas son clásicas, si eres un fantasma, un ligón de discoteca….etc. Nada más patético que un seudo pijo con un pantalón de imitación “dolce galbana” o una pija de mercadillo de Majadahonda con un bolso de “Pacolina Herrera”. Si alguien miente en algo tan básico como su forma de vestir, te mentirá en mas cosas, por qué para alguien así prima lo que muestra sobre lo que es.

Pero nada tan esclarecedor de cómo es la persona que tenemos enfrente, como sus gestos, su lenguaje corporal y sus ojos. Nuestros gestos nos delatan, te hacen saber sobre la educación, el estado emocional de la persona, si esta nervioso, si esta cómodo, si es un apersona segura, etc. y los ojos, el fondo de los mismos nos indican a que tipo de persona estamos conociendo y sus intenciones. El dicho de los ojos son las ventanas del alma es totalmente cierto, una mujer puede leer en los ojos de un hombre, si la quiere, la admira, la desea, etc. En general los ojos muestran el interior de los hombres tal y como son, digo en general por que existen algunas patologías o sustancias que pueden variarlos.

Pero volvamos a las “brujas”, eso de que la cornuda es la última que se entera, es totalmente falso, todas las mujeres por instinto saben si las engañan, si la relación no funciona, si él se interesa por otra…. Otra cosa es que muchas veces no te hagas caso a ti misma, para intentar evitar el dolor que producen dichas evidencias.

Una amiga me contaba el otro día, que cuando su ex novio viajó a Sudamérica, en un viaje de negocios y volvió al verle supo inmediatamente que la había engañado, y pese a las negaciones de él, ella recopiló las pruebas para demostrarle que no solo era infiel, sino además un mentiroso. Mi amiga llegó a tal grado que con solo ver a su ex sabía si había hablado con la otra o no, al punto de que él otro se dedico a no usar el ordenador de ella y desmanteló su teléfono móvil en busca de algún micrófono que hubiera permitido a mi amiga escuchar sus conversaciones. ¡Por supuesto que mi amiga no le espió jamás!, no lo necesitaba el lenguaje corporal de él y su mirada lo dejaba muy claro. Como el chico es cuestión no creía en temas paranormales, se paso los meses posteriores a la ruptura, no tanto intentando volver que ya sabía era imposible, sino intentando conseguir “el micrófono” que en su imaginación habían usado con él. Nunca creyó la explicación mas sencilla era un libro abierto. Mi amiga me contaba que era verle y automáticamente en su cerebro se formaba una idea, ha hablado con ella, y con él tiempo su ex la reconoció que jamás falló, ni una sola vez.

Las mujeres no somos brujas, aunque algunas cosas no tengan una explicación del todo clara, como cuando esta misma amiga se despertó una noche y despertando a su ex le preguntó, ¿Oye, que va a pasar cuando la zorra a la que te has tirado te diga que esta embarazada? ¿Qué se supone que debería hacer yo, ser la madrina del bebe, pagar el bautizo? El nuevamente negó todo, y la famosa frase de “Pero tú estas loca, ya te he dicho que no me he acostado con esa tía”. Pero a la mañana siguiente tuvieron que ir a Urgencias, él tenía la tensión por las nubes, tal es así que le habían dado una pastilla de esas que se ponen debajo de la lengua y no le dejaron moverse del Centro de Salud. El motivo de semejante subida de tensión, no era otro que un mail en el que le comunicaban que iba a ser papá.

Bueno vigila tu mirada y tu lenguaje corporal, las mujeres no somos brujas ¿O quizás si?
-
Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

HOY TAMPOCO SE FOLLA ¿HAY REMEDIO?

Cristo Colega: DOGMA (1999)

Todavía habrá por ahí algún schiavi pene colleghi pensano di essere pronti, o sea… algún esclavo del pene que se cree muy listo, pero en un paupérrimo italiano como el mío, suena más bonito ¿verdad? Si piensas que se puedes llevarte a una mujer a la cama después de haberte estudiado un libro y decir al viento, en la postura del loto, aquello de ¡Ommmmm! pues mira: en primer lugar si al menos no le echas huevos… No lo vas a conseguir ni con un libro mío, a pesar de ser un auténtico manual para tontos como es el caso. Tienes que aprender una perogrullada muy grande: cuando es SÍ, es que SÍ y cuando es NO, es que NO. A ver tío, piensa que hay mujeres, a las que les excita mucho más encender una rama de incienso y un susurro al oído, que escuchar tonterías de un pobre espíritu masculino, que se cree que se está luciendo, mientras enseña músculo con una camisa sin mangas.

Te hablaría de otras cosas, pero como sé que estamos ya en pleno verano, y todavía estás haciendo cálculos sin fruto para ver si follas… Antes de que te de la vena rara y misógina, propia del que no tiene sexo con frecuencia, te daré unas pistas para que no te eches las manos a la cabeza. Si crees que lo estás haciendo bien y al final no te sale nada, después de que me mandes al carajo por borde, te voy a explicar las posibles razones reales, por las cuales una mujer real, demora o niega el sexo. También te diré si eso tiene remedio para ti o no lo tiene.

Un inciso: no te empeñes en ir detrás de una mujer, que retarda o demora el sexo si para ti ese plazo es demasiado tiempo. Eso en realidad depende más de ti que de ella, sobre todo de cómo lo sientas. Solamente te diré que si una mujer te pone el sexo como caramelo, o como “premio al final del camino”, es que probablemente no tenga nada mejor que ofrecerte, y necesite jugar esa baza de aplazamiento sexual, para engancharte. Si eres consciente de esto, el que marca la pauta eres tú, el que manda el ritmo eres tú también; pero si no vengo yo y te lo digo… así puedes estar hasta los restos. Una mujer realmente inteligente y con una autoestima sana, en primer lugar no se ve en la necesidad de “enganchar a ningún tío con el sexo"… eso lo primero. Tiene sexo cuando quiere y con quiere, pero no lo usa como moneda de cambio, porque sabe que “una vez pagado”, el premio está dado, y al tipo en cuestión, no le queda nada más por descubrir ni conquistar, pudiéndose ir en cualquier momento. Este sería el juego de una mala cazadora de estatus.

Como diría un colega mío cuando se cabrea: Hoy no follo ni regalando peluches… No tengo swing. Esto me aburre la verdad, pero sigues entrando aquí por eso ¿no? Pues toma:

NO GUSTAS Y PUNTO
Esta te la pongo la primera para que lo aceptes y dejes de defender lo indefendible. No, no, no y no… Aprende a recibirlo y a aceptarlo; y deja de ir detrás de la misma en plan pesado , con la que además, no sé si lo sabes ya después de 4 ó 5 “te quiero como amigo” que no hay nada que hacer. Acéptalo, terminarás antes que diseñando una “estrategia brillante” con la que como mucho, solamente conseguirás un café un domingo por la tarde a la hora de la siesta. Me preguntarás ¿Esto tiene remedio? ¿Cómo puedo invertir ese estado? Porque piensas que esto sigue siendo la máquina de Cocacola que le echas una moneda y te saca la lata. Mira, no se puede volver atrás en el tiempo, ve a por otra. Sí, cállate y ve a por otra… ¡ya estás tardando!

NO ES EL MOMENTO
Si es que… ya te vale, te crees que eres el centro del mundo, y ni siquiera te has planteado por un momento el cómo está ella por dentro hoy. ¿Crees acaso que está de morros por culpa tuya? A lo mejor sí, a lo mejor no. Si no hablas con ella, no te enterarás nunca, seguirás queriendo “empujar” y te seguirás dando contra la pared, porque no la estás dando oportunidad de abrirse contigo, algo básico por otra parte, para que haya sexo. ¿Crees que han sido de repente tan borde contigo nada más entrarla? Pues hombre, a lo mejor ya venía borde de casa. Piensa si antes la han entrado 30 tíos, diciéndole cada uno “lo más original que se le ha ocurrido”, tú eres el número 31 y puede que ella se sienta saturada ¿no crees? Tienes que aprender a leer el contexto, y al menos a intentar ponerte en el lugar de la otra persona. Imagínate que la han echado del trabajo, y que tú estás ahí dándole la lata con una copa en la mano, diciéndole lo guay que eres, y preguntándole su signo del zodiaco ¿crees que es el momento? o que ha venido una amiga a verla desde Barcelona, llevan 6 meses sin verse y se quieren poner al día… ¿te parce tan raro? Entiéndelo, es simple: no es el momento.

CONFUNDES EDUCACIÓN Y DIVERSIÓN CON ATRACCIÓN
O sea... ¡vas pedo! Típico de los putos sábados por la noche, cuando te encuentras con “una chica maja” con la que puedes hablar y comunicarte bien… Tú te embalas, lo flipas y no te das cuenta que hablar y comunicarse con mujeres debería ser algo normal. Este es un síntoma de que te comunicas poco con tías, si cada una con la que hablas y te sigue un poco el rollo, piensas que va directa a tu cama, es que te hace falta todavía comunicarte mucho más para dejar de verlas como marcianas. Cuando uno va calentito con tres copas un sábado por la noche, se piensa que todas están receptivas. Por favor, si te da su teléfono, no le mandes el primer mensaje para quedar nada más media hora salir del bar, tampoco le preguntes ¿dónde estás? si la has visto hace una hora.

Mi respuesta es que más que receptivas sexualmente, están más desinhibidas quizás… por el alcohol, no porque seas un experto seductor. Piensa también si con tres copas podrías hacer algo decente en la cama con una mujer sin “ayuda química”… Es lo que tienen los sábados por la noche y estar mayor. Si eres más joven y tu cuerpo aguanta mejor el alcohol, tú verás, pero ya sabes que en un puto sábado por la noche, hay mil tíos en el mismo sitio igual que tú, intentándose follar alas mismas mujeres desinhibidas por el alcohol que tú, que llegadas las 3:00 de la mañana, cogen el taxi y se van a su casa (al menos las madrileñas).

VALORES Y CREENCIAS RELIGIOSAS
Ni fácil, ni difícil... es diferente. No quieras ir en contra de los valores y creencias de ninguna mujer, solamente para llevártela a la cama. ¿Te gustaría saber una formulita verdad gañán? Has conocido a una mujer, que es un encanto, es guapa, tiene buenos sentimientos, no se guarda llamadas para ti, es cariñosa… Todo es perfecto, pero la cama no llega ¿sabes por qué? No porque hayas hecho las cosas mal o porque no la quieras, solamente porque se reserva. ¿Te parece raro en los tiempos que corren? A mi no me parece nada raro, y más cuando durante muchísimo tiempo, he compartido y vivido esos valores. ¡Al loro! Te estoy hablando de valores, con los que no se debe competir, porque forman parte de algo importante dentro de esa mujer, así que no toques los cojones ¿OK? Como sé que esta respuesta te sabe a poco, porque solamente quieres follar y lo demás te da igual, te tendré que decir algo más a demanda.

Te diré que es una simple y poderosa cuestión de autoridad y confianza ¿lo entiendes? Esos valores y esas creencias forman parte de su educación desde niña, para ella son básicos, enseñados por sus padres, que para ella son una autoridad en la que confía; y además, probablemente toda su familia los comparta. Los haya vivido fuera y dentro de casa, y si la han querido bien, no ha tenido la necesidad de desengañarse, o de ir en contra de esos valores. Así que, si pretendes ir desde tu posición, queriéndote saltar a la torera 20 años de vida y educación por tu cara bonita, lo llevas claro. ¿Qué es lo único que puede hacer cambiar esto? Pues que su confianza cambie de posición. La única forma existente de poder cambiar estos valores que hasta ahora para ella son básicos, es que encuentre en la figura de su pareja, de ese hipotético hombre, o sea de ti (aunque seas un gañán) la figura de una autoridad mayor en la que confiar.

Una autoridad mayor me refiero, no a que vayas de macho dando órdenes, o a que hagas de padre, me refiero a que tú signifiques más para ella, que todo lo que ha conocido hasta ahora. ¿Cómo conseguirlo? CONGRUENCIA EXTREMA: si tú mismo vives lo que crees, haces y dices, actúas en consecuencia con tus propios valores, siempre asumiendo la responsabilidad y las consecuencias de tus propias decisiones… pocas mujeres se te podrán resistir por muy hijoputa que seas.

VISTAS DE RELACIÓN ESTABLE
Si eres de los que todavía piensan, que una mujer tiene que estar enamorada de ti solo un poquito a la hora de acostarte con ella, estás bien equivocado. Es totalmente mentira, una mujer puede matarte a polvos y después decirte adiós sin ningún remordimiento. Esto del sexo con amor por su parte, es una falsa imagen que todavía está muy extendida. A los tíos muchas veces nos hace quedar como auténticos imbéciles, después de haber pasado una noche con una mujer, que nada más terminar te despacha, te pide que te vistas y que te vayas porque tiene que dormir… Lo dicho, con esa cara nos hemos quedado más de uno. De algo puedes estar seguro: por más que te guste esa mujer, no vas a tener nada más con ella… te lo digo por si quieres echarte novia de una puta vez, es poco probable que con una chica y sexo en la primera noche, tanto por su parte como por la tuya, el tema salga.

Fíjate lo que te digo: igual tú tienes más ganas que ella de emparejarte, y eso a ella que quizás en un primer momento estando predispuesta, le parecía una buena idea... un rato después, la haga echarse atrás, porque ve que se está pillando los dedos contigo. Se da cuenta del desfase que hay entre ambos. Lo primero que hace una mujer cuando un hombre le interesa de verdad, es demorar el sexo, en cuanto a que lo aplaza, algo más de lo normal a lo que ella esté acostumbrada. Quiere ver tu congruencia, si realmente es lo que ella está viendo y le cuadras. No le busques tres pies al gato, solamente si le cuadras (ya que ella es bastante más selectiva que tú, a ti te puede cuadrar casi cualquiera con tal de que esté buena) la cosa irá bien, si no le importaras un carajo y le pones, ya se habrá acostado contigo la primera noche, o a más tardar la segunda.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

CUANDO UNA SE ENAMORA DE UN “TAL TIPO” por STEEL

Fotografía y Modelo por Lucía Ojeda

A la carga de nuevo que voy. Hoy me da a mi la gana desmontarte tres o cuatros campañas publicitarias que he visto por ahí en TV, aunque en realidad son la misma. Ya llevan un tiempo además insistiendo con la idea del pardillo que de repente se liga a mujeres espectaculares. ¿Compras desodorante AXE? ¿Por qué? ¿Por qué has visto que el pardillo del anuncio se levanta rodeado de tías en un yate? La verdad que es que como esclavos del pene dais un poco de pena, bueno… Más bien una mezcla entre pena y miedo, porque una nunca sabe por dónde le va a salir el chico que se supone que hasta ese momento “lo está haciendo bien”. Si me entero que está empleando alguna formulita, conmigo lo lleva claro. Salgo corriendo en dirección contraria. Aunque seguramente más de una vez te has preguntado…

¿Qué puedo hacer para que esa chica que tanto me gusta se enamore de mí? Seguramente esperas que te dé la respuesta del millón, una formula mágica para que todas las chicas y cada una de ellas, caiga a tus pies. Pues bien, esa formula no existe, y te lo voy a demostrar. Me puedes creer o no, puedes pensar que como mujer, no quiero “darle armas al enemigo” y que o bien te voy a despistar, o a ocultar algo que te vendría genial, debido a mi reconocido carácter… Te estarías equivocando si pensaras así. Lo único que quiero es quitarte una falsa idea de la cabeza, que quizás no te esté dejando a día de hoy, conocer a una mujer que merezca la pena, no en general… que te merezca la pena a ti y que te convenga.

¿Qué tendría que tener una chica para que me enamorara hasta las trancas de ella? Cada uno de vosotros me diréis una cosa, por supuesto que te guste físicamente, que sea guapa ¿Verdad?, pero el concepto de belleza es tan sutil, para gustos se han hecho los colores y la chica que te gusta a ti le parece horrible al de al lado. Ni siquiera los bellezones reconocidos tipo la Shiffer, gustan a todos por igual. A ti te gustará independiente, al otro dulce, a la otra decidida, al otro alegre, a otro misteriosa…. Al final vosotros y nosotras nos enamoramos del interior de una persona, de su personalidad. Si la chica no te da asco, y te encanta como es, acabarás enamorado. He dicho enamorarse, no que se te ponga el radar en activo nada más verla, eso no es amor, es atracción y nos pasa a todas y a todos.

Imagínate, que conoces a una chica y no te importa lo mas mínimo, en seguida verás sus puntos débiles, que busca en un chico y podrás si eres un cabrón mostrarte de tal forma que ella se enamore de ti. ¿Cuánto durará eso? Pues con suerte un año, y al cabo de ese tiempo ella con más o menos sufrimiento te dejará. Una relación en la que uno finge lo que no es, no dura, por el simple hecho que no es una relación verdadera. Hay una mujer que se enamora de un “tal tipo” que en realidad no existe; o bueno… Existe mientras tú aguantes la respiración sacando pecho y metiendo tripa. Tarde o temprano, tendrás que respirar y ser tú.

Haz un ejercicio de imaginación por un momento, conoces a la chica perfecta, ponle cara, cuerpo y cualidades, lo tiene todo, es perfecta para ti. Un pelo bonito, que resulta ser extensiones, unos ojos preciosos de ese color que te encanta, que resultan ser lentillas, viste justo como a ti te gusta y de pronto aparece vestida como las hijas de ZP, ella era dulce y divertida y de pronto se muestra como una bruja agria. Durante un tiempo buscarás lo bueno que había en esa persona, sufrirás por que vuelva, pero al final. Te darás cuenta de que te has enamorado de alguien que no es lo que tu creías y mas temprano que tarde te desenamorarás.

Hay dos errores de matricula de honor, uno es fingir lo que no eres para que alguien te quiera, y otro es que si es la otra la que ha fingido para que te enamores de ella, intentar mantener la ilusión de que ella es lo que no es realmente. El famoso chiste de CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UNA PRINCESA Y UNA BRUJA…. Ya sabes: CINCO AÑOS DE MATRIMONIO, en este caso se podría quedar en el conocimiento o desconocimiento de la esencia de la persona. Quiere a quien te quiera por quien eres, no por lo que finges, no por lo que tienes, no por lo que ocultas…. Si haces esto serás feliz.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

YA TE LLAMO YO, por EL REVERENDO

Imagen tomada de My [confined] Space

¿Te han soltado esto alguna vez? “Ya te llamo yo” dejándote con cara de gilipollas, yéndose con prisa en plan “se me está haciendo tarde que mañana trabajo”, y más cuando tenías a la tía en cuestión en un pedestal. Cuánta prisa la entró de repente cuando dejé mis intenciones bien claras sobre la mesa. ¡Clama al cielo! que se lo digan al cristo de la foto, con perdón de las susceptibilidades y de las sensibilidades. Si ella no siente lo más mínimo y te deja con ese careto como con el que me he quedado plantado yo (si, yo ¿Qué pasa? ¿Es que a ti nunca te ha pasado?) después de 8 meses… Es que vamos, a mis años de pureta y después de unos cuantos desengaños “de libro” y otras tantas resurrecciones más por mi geta que “de libro de texto”, solamente me queda levantar el dedo como en el ejemplo que nos da “nuestro señor JC”. ¡Vamos hombre!

Uno ya tiene los huevos negros para que después de un tiempo estando de lujo, le vengan con estas excusas de paños calientes. Se me nota bastante quemado ¿verdad? Pues es porque efectivamente lo estoy y negarlo sería de sinsangre y de película de Disney. Está visto que enamorarse y apostar por una relación, enseñando las cartas expresando lo que uno quiere realmente… ¡No se pueden enseñar las cartas! Está visto que hay que ser ambiguo como el demonio... Guárdate la cartas en serio, y que curre ella, hazme caso que ya con uno que haya picado (o sea, yo) tenemos bastante para aprender los demás.

1,2,3… 4,5, 6 ¡Yo me calmaré! ¿Todos lo vereis? Mentira, no me calmo. ¿Sabes por qué te hablo hoy en este tonito? Pues por las putas excusas. A ver, me explico: O se gusta o no se gusta, eso lo puedo aceptar. No se le puede gustar a todo el mundo, ya tengo apertura mental suficiente como para entenderlo, pero lo que me repatea las tripas, es que siempre las tías, te echan el muerto y además de eso, tratan de quedar siempre bien. Menuda mezcla ¿verdad? ya hemos hablado de eso alguna vez por aquí en cuanto a RESPONSABILIDAD CERO FEMENINANo se le pueden pedir peras al olmo.

Lo que de verdad me flipa, y es que pensaba que ya por edad y experiencia estaba curado de espanto… es que encima se creen todo lo que te dicen con tal de sentirse justificadas… No es que te lo diga yo, que soy un mindundi, es que... ¡se lo creen realmente! Para una tía, su realidad es lo que siente; para un tío… la realidad está formada por hechos. Será que si aceptan su parte de responsabilidad les puede dar un cortocircuito o algo así. ¿Eso es libertad? Eso se llama justificarse, eso se llama ir a su bola, eso se llama inmadurez y punto. Precisamente todos los pecados que a los tíos en las relaciones nunca, y digo nunca se nos perdonan, y que ellas practican a placer.

¿Como hombres debemos abrirnos a las emociones? Pues prefiero quedarme con mi lado racional que me hace más feliz, la verdad. Si no me queda más remedio y me enamoro de verdad, pero de verdad… y si no puedo evitarlo, pues bueno ¡aceptamos barco! Pero yo ya dimito de "abrir mi lado emocional”.

Te haré un repaso… desde mi divorcio ¿sabes cuáles han sido mis relaciones más satisfactorias? Aquellas precisamente en las que no estaba absolutamente enamorado o pillado por la mujer con la que estuviese compartiendo tiempo, afectos y cama. ¿Y a que no adivinas cual ha sido la única con la que me ha salido el tiro por la culata? Acertaste, justo aquella en la que me he enamorado de verdad. ¿Cuál es la conclusión? Se contesta sola: una relación te va de puta madre mientras no te enamores hasta las trancas de una mujer. Si pasas por ahí, le estás dando toda la baraja para que haga y deshaga, dejas de controlar y claro… ¿cómo va a confiar una mujer en un hombre que pierde la cabeza por ella? Si es que encima la culpa la tengo yo, y tengo que callarme y reconocerlo, porque precisamente he sido yo quien le ha dado “las armas”.

Ahora la puta formulita, está comprobado: si no estás enamorado de ella hasta las trancas y puedes por así decirlo “ser tú” (ahora que no me venga el típico filósofo que se ha leído la cuarta historia de nosequién, que me descojono) todo va bien, e irá bien. Y esta viene con rima: si te enamoraste, la cagaste… ¡más claro agua! Como nos cuenta cierto colega en nuestros meetings “De vez en cuando hay que comer hamburguesa”: Amén, porque enamorarse para esto... Dimito.

Ahora querido colega lector, esclavo del pene y demás títulos de dudosa honra, creo que ya me has aguantado hoy bastante… Hecho este inciso con formulita, que sé que tanto te molan en plan barato, pero tengo que admitir, que pretender no enamorarme de forma intencionada, sería de imbécil, o actuar en contra de lo que siento, porque realmente, hay veces que eso no se puede evitar. Seamos realistas. Eso sí, si me dan a elegir, prefiero seguir pensando con la cabeza… con la de arriba me refiero y ser yo quien hable y actúe, no mis hormonas, ni mis emociones, ni mi pene. A los hechos me remito.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.