EL SOBORNO DE LAS RELACIONES I: MACHOS PERSIGUIENDO HEMBRAS, por EL DUQUE

Modelo y Fotografía por Lucía Ojeda

Dar, dar, dar, volver a dar, dar y dar… y luego regalar un poco más, para después seguir dando y para rematar la faena, acabar bailando al son que ella toca. ¿Cuantas veces has vivido esto en primera persona? No hace falta que lo digas… infinitas. Mi compi, acaba de cerrar una serie en la que se equiparan como una metáfora las relaciones con el poker y no le falta razón. Como también sería cierta la equiparación con la venta o con el mundo de la negociación… en todos estos mundos, aunque las relaciones sean cordiales, exquisitas en muchos casos y aunque en parte todos salgan ganando… es bien cierto que nadie juega con cartas descubiertas, y nadie va por ahí regalando…. ¿te imaginas que un vendedor te empieza a regalar y regalar y regalar, con tal de que os llevéis un producto determinado? Desconfiaríais ¿verdad? Pues esto va más o menos igual.

No te estamos tratando de dar la charla, porque sabemos que te la suda… que tú solamente quieres que te tratemos como un tonto diciéndote que sí, que todo funciona como la máquina de coca cola, que te da una lata cuando metes una moneda. Empezando por que los primeros que tendríamos que dárnosla somos nosotros mismos… y es que todo esto tiene sus orígenes en la propia condición humana. Si, y es que no se si lo sabéis, pero el sistema químico que rige el amor se parece muchísimo al que rige el sistema de motivación por el logro; o lo que es lo mismo deseamos aquello que no tenemos, aquello que es difícil, cuasi inalcanzable ¿Te suena la música?

En cierto sentido estamos entrenados para amar aquello que nos cuesta lograr; es por eso por lo que empezamos a motivarnos, pero es que aparte de eso… No hay nada más masculino que el perseguir, el hacer, el invertir en la hembra. Hay algo antropológico y cultural, pero el 90% de la base de esa persecución es totalmente animal, la maquillen como la maquillen las madres y los políticos. Basta observar la naturaleza para ver machos persiguiendo hembras y las discotecas los sábados por la noche… No somos tan distintos.

Así las cosas lo normal es que el hombre persiga a la mujer y esta se deje perseguir, huyendo como táctica, haciéndose la difícil (¿también te suena?), mientras el varón caza para ella, la da alimentos, la protege, se pelea con otros machos, la da regalos, etc. etc. etc. Típico cortejo… si, ya se que en la edad moderna esto no es así… Aunque por más que “lo pintemos de blanco” El YO TARZAN, TU JANE de vez en cuando hace falta, para que más de una ponga los pies en la tierra después de tragarse todas las temporadas de SEXO EN NUEVA YORK y las dos secuelas cinematográficas de la misma… Un poco de sangre en las venas ¡por favor! A nada que ejercites la imaginación veras el paralelismo, muchas veces hasta literal en algunos sujetos bastante “primitivos”.

Dar, dar, y vuelta a dar… a una tía que ni nos hemos llevado a la cama… o que a lo mejor si nos hemos llevado a la cama y, mira, siendo crudo, puede que sea hasta tu novia… ¡Ala! ¡A la sopa boba! Te diré una cosa: llegado el punto, una novia coge su maleta, coge a sus amigos y amigas, a su familia y se va sin dejar rastro. Se lo lleva todo… y si pensabas que le habías dado mucho, te va a chupar hasta la última gota de sangre (esto es más de ex-mujer), inspirada por tu hipotética suegra y su círculo de amigas a cada cual más follable. Ahora te arrepientes de no haberte calzado a alguna de ellas ¿verdad malandrín? Mientras la ves alejarse para irse de fin de semana con el bohemio de turno. Sientes cuando se va sin remedio ni retroceso, que no tenías que haber dado tanto, que en efecto has perdido, que te has quedado seco, que has sido demasiado “bueno”, que te has pasado y sientes que “quieres recuperar todo lo regalado”. Y una leche, ahora es cuando te has dado cuenta que has regalado en exceso y de que no eres tan desinteresado y altruista porque te duelen "las prendas perdidas": demasiado tarde.

En este punto muchos empezaran a protestarnos, diciendo que si, que a la novia ya hay que darla todo lo que pida, hasta irnos del país para ir tras ella y mira, hartitos ya estamos de que no nos hagas caso, por no poder aguantarte las ganas de ser tan buen tío, así que… haz lo que te salga de tus santos cojones por que además si lo haces por amor, será algo realmente honesto, hermoso y muy tuyo. Pero desde aquí yo lo que te digo, es que un a novia objetivamente no es tanto y que invertir demasiado es contraproducente. Y ahora me dirás: Pero Duque joder… ¡que es mi novia! [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

JUGANDO CON CARTAS DESCUBIERTAS II: CALLADITO ESTÁS MÁS GUAPO

Modelo y fotografía: Lucía Ojeda

De putas batallas tenemos unas cuantas los miembros del equipo y un servidor, en cuanto a abrir la boca en el momento más inoportuno se refiere. Ya se sabe, ni somos ángeles, ni debemos parecerlo. Bien por sentirnos en confianza, o bien por hacer un reclamo, o echar una bomba a destiempo, a todos y a mi el primero, se nos da bien cagarla. MEA CULPA te puedo decir, para qué hablar de reclamos ajenos si el primer especialista en abrir la boca es un servidor. Aunque bueno, esto es más bien cosa del pasado, o no tanto del pasado… El pequeño hijoputa reactivo siempre está deseando salir, tanto “para bien” abriendo su corazón y sus secretos a la mujer amada cagándola hasta la frontera, como “para mal” haciendo uso del reclamo, reproche, justificación y lo que llamamos cariñosamente en P&R el SMS bomba, que es aquel mensaje que para nosotros mandar es esencial y necesario porque nos sale de dentro, lo va a arreglar todo de golpe y nos va a hacer quedar como señores… y hace que a ella le entren ganas de correr en dirección contraria a nuestro pene por los siglos de los siglos. ¿Te resulta familiar?

Sí querido amigo, también se es reactivo “para bien”. Me refiero por ejemplo a cuando acabas de acostarte con ella y en confianza empiezas a largar, y largar y largar… matando todo lo bueno, lo misterioso, lo natural, casual y romántico que era ese encuentro hasta que se te ha ocurrido abrir la puta boca. A esta clase de reactivo no lo calificaría como hijoputa, sino más bien el “buenazo”, el “confianzas”, el “destroyer emocional”, el “post-sensible”… Se me ocurren muchos apelativos, pero para mi lo importante es que lo entiendas. Abrir la boca, desvelando tus sentimientos tal y como los sientes, y sobre todo si hay mucho esfuerzo detrás de los mismos… no es malo, pero te jode, y te puede joder pero bien.

¿Siempre tirando por el lado malo? Perdona, no… siempre tirando por el lado más realista, más corriente, común y en ocasiones tópico, aunque no tiene por qué ser así siempre ¡ojo! Que ya sé que a veces más que consultar nuestros artículos, te gusta hacer el análisis morfológico y sintáctico de todos nuestros puñetazos literarios al ego masculino. En realidad, depende en mucho de la mujer que tengas enfrente. Me refiero, a que a lo mejor no es bueno que sepa con tanto detalle, por ejemplo…

… que estabas enganchado hasta las trancas por ella desde el primer día que la viste, o que en un principio te gustaba una amiga suya y acabaste ligando con ella simplemente porque se te puso a tiro, o incluso que no te atrevías a decirle nada durante los tres primeros meses que estuviste observándola en el gimnasio, hasta que ella un buen día te pido cambio para una lata de Aquarius (mientras tanto en tu casa te la pelabas como un monoloco imaginándola a cuatro patas con las mayas haciendo Pilates)… O peor, que ese traslado lo hiciste única y exclusivamente para estar más cerca de ella, cuando no había nada entre vosotros. Esto último te coloca como un puto psicópata acechador. ¿Has visto la película Algo pasa con Mary? Joder, si es que es de película de Disney, pero esta comedia refleja muy bien a lo que me refiero.

Que no, que no voy de machote, pero me he llevado los golpes suficientes como para poder hablarte así, y siempre por lo mismo: por no haberme aguantado calladito y ¡ojalá fuera una broma! El record lo tengo con un SMS bomba cargado de reproches que me costó una relación yendo por el lado negativo. Después tengo por ahí también alguna espantada en plan ¡¡¡correeeeee!!! Por haber “abierto mi corazón” o por un “te echo de menos”, y alguna colección de excesivas atenciones y sí… exceso de explicaciones que además no tenía por qué dar y que hice para que ella viera que “yo era sincero y transparente y por ende, digno de confianza”, que mandó a la porra lo que parecía ya casi un matrimonio.

Por la boca muere el pez dicta el refrán, y lo más valiosos en este mundo no es el dinero... sino la información. ¿Por qué apuesta un jugador en una partida de poker? Primero, porque piensa que tiene buenas cartas, y si hablamos de relaciones, podemos decir que tiene un alto valor, o al menos cree que lo tiene, se ve con posibilidades de ganar. A la par, apuesta sin saber qué es exactamente lo que tiene el otro jugador, lo puede intuir, lo puede sospechar, pero nunca podrá tener la certeza de cuáles son las cartas del contrario. Hablando de relaciones sería el valor de tu pareja como tal. Lo que le motiva a apostar y a invertir son dos cosas:

Por un lado, la creencia de que sus cartas son las mejores y que realmente puede ganar: sabe lo que siente, sabe lo que quiere, sabe que ella le gusta y que tiene dos cojones. No sabe exactamente hasta donde puede llegar, pero sabe que puede llevarse un premio, que puede llegar a ellla, que puede conseguir aquello que quiere. Recuerda: estás jugando por algo, no por deporte, quieres estar con ella y por eso juegas; para no apostar quédate sentadito en tu casa.

Por otro lado, ella no conoce tus cartas, no conoce tus sentimientos... No sabe si solamente quieres echar un polvo o si estás colado por ella, no se lo digas, que se lo gane, que lo descubra poco a poco. Tú con la boquita callada, juega, sigue subiendo la apuesta. En el poker como en las relaciones, no siempre gana el que mejores cartas tiene, sino el que sabe aguantar hasta el final sin enseñar sus cartas, cuando todos se han ido acorbadando por el camino. De buenazos está lleno el mundo... ¡en su casa! Que van regalando y enseñando sus cartas y su valor a cada mujer que se le pone por delante, sin ni siquiera aguantar un poco... regalándose. Y si enseñas tus cartas desde el principio, dime tú querido amigo ¿Quién va a apostar sabiendo de antemano que hay un poker de ases sobre la mesa? Si te perdiste la primera parte. [fin]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

JUGANDO CON CARTAS DESCUBIERTAS I: LA MAGIA NO SE EXPLICA

Modelo: Lucía Ojeda
Fotografía y retoque: Chema Pascual

Jugar al poker sin apostar no tiene sentido, el juego por el juego está vacío si no sientes que puedes ganar algo o perderlo todo. Un jugador prudente, nunca pierde, es verdad, pero con prudencia y sin arriesgar en una buena apuesta, sin saber qué tiene tu oponente escondido en su mano, no se gana. Si te retiras, no pierdes... o pierdes poco; pero si no arriesgas cuando crees que tienes una buena mano, por miedo a que otro jugador tenga mejores cartas que tú nunca ganarás. Y si te retiras, es muy probable que el que haya ido "de farol" con peores cartas que tú, gane la partida simplemente por haber sabido aguantar un poco más, manteniendo su compostura y su "cara de poker". ¿Te suena esto de algo? ¿Sabrías enfocarlo a una relación con una mujer? vamos a jugar un poco...

Una de las cosas que más se valoran en una relación es la sinceridad ¿verdad? La sinceridad consiste en decir siempre la verdad, en ser auténtico, en mostrar siempre lo que se piensa, alineándolo, con las palabras, el comportamiento y los actos de forma congruente. ¡Qué bonito! Ojalá fuésemos todos así, podría llamarlo jugar con tus cartas descubiertas. A ti pequeño gañán te voy a explicar algo en cuanto a la sinceridad, sobre todo cuando te quedas enganchado por una tía o te enamoras de ella: LA SINCERIDAD ES DECIR LO QUE SIENTES, NO EXPLICAR CON DETALLE COMO TE SIENTES Y POR QUÉ. ¿Por qué te digo esto? Si ella conoce todas tus cartas, sabe de antemano si va a ganar o perder la partida, y o bien se retirará, o bien apostará sobre seguro pero sin interés. ¿Eres previsible?

Si no quedamos enganchados o una mujer nos importa lo suficiente, o nos enamoramos o simplemente nos gusta, tendemos a abrirnos. Si es algo serio, la necesidad de abrirte con ella y de que te conozca, es grande y tendemos quizás a regalarnos o a darnos demasiado pronto. Aunque esta vez no te hablo de dar o de invertir, te estoy hablando de abrirte, de sentir y de explicar. Cuando le dices a una mujer "me gustas" o "te quiero", no tienes que razonárselo, o cuando ya estás con ella y sientes la necesidad de abrirte para que te conozca mejor, empiezas a hablar de lo que sentías por ella "desde el primer momento en que te vi" (en ese momento además estabas pensando con la polla como está mandado, así que mejor cállate), o que "desde la primera semana ya sabía que acabaríamos juntos porque...". Estás muerto, directamente.

¿Sabes por qué la acabas de cagar por explicarle con pelos y señales cómo te sientes, por qué lo has hecho y cómo lo has hecho? Lo que para ella ha empezado siendo una sorpresa, algo inesperado, casual, romántico, exclusivo, diferente y todo ese larguísimo etcétera de magia y romanticismo, que es precisamente lo que hace que ella se enamore de ti, se lo has destripado, explicado, analizado y puesto encima del tapete a modo de mano de poker descubierta. Le has enseñado todas las cartas, y ya la cosa no parece ni tan romántica, ni tan especial, ni tan natural, ni tan especial. Se ha perdido la magia. ¿Sabes qué es lo que parece ahora? Parece intencionado, forzado, planeado y premeditado, y si ella siente que no ha sido tal y como ella pensaba y sentía que era se va a sentir engañada, manipulada... y todo dejará de ser espontáneo, casual y auténtico, desde el origen. La lógica retroactiva femenina funciona en ambos sentidos pequeño colega.

Mira, sabes bien que a los tíos nos gusta mucho lucirnos, y explicar "lo bien que lo hemos hecho" entre nosotros y en la barra del bar con los colegas, así a de ser... pero no con ella. A ella le importa una mierda lo bien que lo has hecho, o lo que te hayas esforzado y currado por dentro, cada momento que has podido disfrutar de ella. En el momento que ella sienta que una sola palabra, frase, acto haya sido calculado de forma premeditada o planeada... la magia se va a la mierda. Y quizás en una película romática de Meg Ryan a las 16:00H de la tarde, ese rollo de "¿Todo esto lo has hecho por mi?" funcione; pero no en la vida real. La premeditación espanta, y de ser un tío romántico y auténtico paras a ser un psicópata calculador.

A tus colegas, les puede interesar tu "fórmula" cuando estas de cañas con ellos, escenificando y aplaudiendo como has podido planear cada cita... Son tus colegas, no te los quieres follar. Pero tu chica no piensa como tus colegas, ni valora las mismas cosas. Para ella lo importante, es cómo lo ha vivido, cómo lo ha sentido, cómo lo ha disfrutado... No le destripes cómo lo has hecho, no le destripes tus cartas ¿Sabes por qué? Porque precisamente lo que ha hecho que ella apueste en esta partida de poker, es no saber que había detrás de todas tus cartas. [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

NOVIO GARANTIZADO III: ¡TEN UN PUTO PLAN! por EL DUQUE

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

El hombre siempre compara realidades concretas, se limita a los hechos: Juani y Conchi; si Conchi esta más buena, dejará a Juani por Conchi. Te hablo de un modelo cuantitativo, lo más y lo menos, si es bueno y en cantidad mejor. Siendo esta la realidad, preocuparte por competir es preocuparte por preocuparte. Tú eres tú y lo mejor que tienes es eso, que eres tú… ¿Sabes lo que te gusta y te identificas con ello? Seguro que es lo que ella valora más de ti. Sé tu mejor yo ¿dónde he oído eso antes? ¿Te suena? Es por ti mismo sobre todo y colateralmente por ella; por ellas, por tus amigos, por tus familiares. Ser tu mejor versión es lo mejor que puedes hacer por ti mismo. No hay nada más auténtico que esto.

Llegados a este punto, debo de empezar a aclarar mal entendidos, porque tienes la puta manía de tomarte neustars palabras al pie de la letra y no piensas. Si lees dos cosas diferentes aquí dentro te aturuyas, te lías, te ofuscas... ¡Piensa coño! P&R no es el pentateuco de la ley Judía... La ortodoxia no es buena, te limita. Que nooooooo, no seas pesado, deja de puntuar, de contar, de pensar en invertir o dejar de invertir o no invertir nada en absoluto. Empieza por dejar de controlar y calcular cada uno de tus movimientos, porque si calculas si invertir o no invertir, si hablar o no hablar, si llamar o no llamar y todo el "como hemos dicho antes ellas están programadas para recibir de buen agrado tus esfuerzos". Tú sabes bien cuando hacer o no hacer... ¿Cómo? Tú sabes perfectamente cuando está ssiendo tú, y cuando haces por ser. Invierte, lleva la iniciativa... ¡TEN UN PUTO PLAN!

Perooooooooooo, haz esto compatible (si hay huevos) con… SER SELECTIVO, TESTAR, PONER A PRUEBA, PREOCUPARTE EN CONOCERLA REALMENTE Y DEJARLA QUE INVIERTA. Como dice Arcángel cuando está hasta los huevos: Mira tío ¡Haz lo que te de la gana! pero hazlo y cállate ya. Te voy a poner un ejemplillo:

La has conocido; os habéis caído de lujo, un beso por aquí unas manitas por allá… su número en tu agenda…. RING RINGGGGG…. Tú la llamas (INVERSIÓN); ella acepta tu plan (PSEUDO INVERSIÓN…); tú planeas una cita perfecta (INVERSIÓN); ella se muestra agradecida; se abre a ti, te cuenta cosas muy monas de su infancia (INVERSIÓN)…os besáis apasionadamente (DOBLE INVERSIÓN)… fin de la cita… (mierda!!!)…a los tres días o cuatro la llamas (INVERSIÓN), ella contesta receptiva (eso no es una inversión así que no flipes…), quedáis… vuelves a tener una cita estupenda (INVERSIÓN… MUANJJJJJ; MÁS VALE QUE ELLA EMPIECE A INVERTIR, VAS EN DESVENTAJA), ella te cuenta más cosas tiernas de su infancia, te besa, os besáis a la cama (INVERSIÓN X2)…Y ASÍ HASTA QUE OS JURAIS AMOR ETERNO….

No se trata de ir llevando la cuenta de una forma absurda y matemática… cada relación es un mundo, cada persona un ser diferente, y no para todos es igual de fácil cada paso que se pueda dar. Eso si; si te empieza a dar la impresión de que estas poniendo el circo, los enanos, lo leones, trapecistas y hasta los payasos y al perrito piloto, es que es el momento de dejar el puto móvil y que sea ella la que proponga algo esta vez.

Una relación se parece mucho más aun baile libre que a otra cosa. Hay dos bailarines que se adaptan el uno al otro y juntos a la música que suena; si alguno de los dos va con otro ritmo aquello se descompasa; si uno de los dos se queda inmóvil no hay baile posible, esto es un baile de dos… No depende todo de ti.

Dicho todo esto, te pido que olvides todo lo que acabas de leer; que no pienses tanto, y no te obsesiones, que te relajes y disfrutes de cada instante, que para eso se vive. Puede durar un día, una semana, un año o toda la vida, pero que cada instante merezca la pena, entonces estará bien hecho. Si te perdiste la segunda parte. [fin]

¿Todavía sigues empeñado en echarte novia? Pues ¡HAZLO YA DE UNA PUTA VEZ! Ella no va a venir a buscarte a la puerta de casa. En P&R sabemos que eres un impaciente y un ansioso, ya nos conocemos lo suficiente cómo para saber qué es lo que estás buscando (aparte de echar un polvo, claro). Te daremos una pista: menos magia, cualquier cosa; pero si estás buscando un manual serio, realista, que conecta con tus necesidades, visión y manera de pensar: ¡ECHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! es lo que estás buscando. Un libro que desde el primer momento, está hecho para que sepas cómo abordar el encontrar pareja.

NOVIO GARANTIZADO II: SOBREDOSIS DE INVERSIÓN, por EL DUQUE

Fotografía por Lucía Ojeda

Bueno ahora que ya te has dado cuenta de que no es precisamente lo mejor ponerse a ser novio de toda la vida desde el primer instante; es bueno que expliquemos dos cosas: de dónde viene y deriva lo de comportarnos como NOVIO GARANTIZADO y por otra que entiendas de verdad lo que si que deberías hacer… es decir, que tampoco se te ocurra ponerte a comportarte como un gilipollas que no invierte ni a tiros… ¡que no es eso!

El origen del novio garantizado debemos verlo en dos rasgos profundamente masculinos. Por una parte, el incuestionable hecho de que el hombre ha sido entrenado durante años y años de evolución en complacer a la mujer; en invertir, en hacer cosas por la mujer para sentirse útil (el deseo de todo hombre): es decir, el hombre corteja desde que el mundo es mundo, regalando, cazando, luchando, haciendo… Hoy en día no cazamos, pero nos da por mandar sms, llamar, invitar y dar un paso adelante. El impulso natural del hombre es ponerse a hacer como un loco.

El segundo rasgo es que no somos muy selectivos que se diga; estamos programados para ser un pelín indiscriminados. Esos dos rasgos nos hacen encajar a la perfección y casi de forma automática en ese rol de novio; salvo que seamos el hijoputa; que por definición huye de esas cosas y cae en el otro extremo (¡no invierto ni de coña!). Ese tampoco logrará tener una buena relación. La mujer, gracias a Dios (o al diablo, o a su madre) también tiene unos cuantos rasgos, genuinamente femeninos y que encajan a la perfección con esos rasgos masculinos. Aunque siempre hay un pero... Para que encajen esto, debe ser al unísono, de forma acompasada y dando tiempo al tempo de cada persona.

La mujer ha sido entrenada en recibir esas “inversiones” del hombre. Es decir; ha sido educada en ser complacida, apoyada, en dejarse llevar, en dejarse agasajar... En lo que llamaríamos que han de tratarla como a una reina. Pero también ha sido educada o programada para ir dando, para ir abriéndose, compartiendo, comunicándose, entregándose… en ir cediendo parcelitas de intimidad a favor del hombre-inversor, que además demuestre ser hombre para ella. En otras palabras, al que sabe ponerse precio. Pues amigo mío, la mujer es selectiva por naturaleza y prefiere las joyas a la bisutería barata.

Cuando un tipo da, da y da… Y vuelve a dar y no pregunta, asume las pruebas ciegamente, no deja que la mujer invierta. En realidad no esta dando espacio a esta apertura y donación, ella no puede empezar a dar, porque en realidad no le hace ninguna falta. No siente nada que ganar, porque ya lo tiene todo en bandeja. Aparte de esto, y ya cayendo en la más pura ciencia psicológica, el sistema de recompensa humana se basa en preferir el “refuerzo intermitente”. Es decir, si un premio toca siempre deja de ser estimulante. Un premio debe tocar unas veces y otras no, eso es precisamente lo que nos motiva. Si damos 100% de las veces, ella dejará de sentir interés por lo que la damos: sobredosis, se llama en mi pueblo.

Otro error común del NOVIO GARANTIZADO, es precisamente buscar este rol para competir y ganar esa competencia. Teme “perder su presa” en manos de otro y se pone a hacer méritos y competir poniéndose a la cola.

En este punto es importante desmontar algún que otro mito sobre las mujeres y sus relaciones con los hombres. Veamos, ummmmmm... para empezar, ellas no son tíos, no piensan como tíos. Por supuesto que en esas fases embrionarias de una relación pueden follarse a otro, pero déjame que te diga que ellas no tiene polla con la que pensar. Ellas no piensan necesariamente en esos términos, y si están empezando algo con alguien y están ILUSIONADAS, es raro que se follen a otro… es raro que ni siquiera lo estén meditando.

Eso no quiere decir que no te estén comparando y testando. Romperé aquí un mito. Lo hacen siempre y lo harán probablemente incluso después de 20 años de matrimonio y 20 churumbeles: carácter selectivo, mostrador… muchas cosas avalan y justifican este comportamiento de “busque y comparé”; pero eso no quiere decir que se lo quieran follar, al menos siempre. recuerda: no son tíos. Aunque ellas estén en el permanente "busque y compare" de su mostrador heredado por condición y por genes, y gracias al cual tú y yo estamos aquí hablando entre amigos tan tranquilamente, competir es absurdo; sobre todo por que lo más lógico es que no sepas contra qué, quién o qué estas compitiendo.

Una de las múltiples diferencias entre ellas y nosotros, es que ellas normalmente plantean las competencias en abstracto. Es decir, deciden que pueden estar con un tío que las aporte esto o aquello que tú no cubres, pero no necesariamente el tipo que les dará esa piececita del puzzle que a ella les falta, tiene nombre y apellidos. Probablemente aún no los tenga. Déjame que te diga una cosa: si se te ha dado el caso, lo más probable es que ella decidiera mucho antes de conocer a este Mr. Dick, dejarte y buscarse a otro, la relación ya estaba muerta, pero ella no quería perder el estatus de pareja. Si te perdiste la primera parte. [continúa en parte III]

¿Todavía sigues empeñado en echarte novia? Pues ¡HAZLO YA DE UNA PUTA VEZ! Ella no va a venir a buscarte a la puerta de casa. En P&R sabemos que eres un impaciente y un ansioso, ya nos conocemos lo suficiente cómo para saber qué es lo que estás buscando (aparte de echar un polvo, claro). Te daremos una pista: menos magia, cualquier cosa; pero si estás buscando un manual serio, realista, que conecta con tus necesidades, visión y manera de pensar: ¡ECHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! es lo que estás buscando. Un libro que desde el primer momento, está hecho para que sepas cómo abordar el encontrar pareja.

NOVIO GARANTIZADO I: ESTOY EN OFERTA, por EQUIPO P&R

El otro día surgió como de la nada un concepto, un término que define con claridad algo bastante común. Arcángel y yo le llamamos NOVIO GARANTIZADO, y para variar no lo hemos inventado nosotros, de hecho nunca hemos inventado nada, las relaciones llevan existiendo millones de años, así que no nos apuntamos un mérito que no nos corresponde ¿OK? Solamente le hemos puesto un nombre pegadizo para que se te quede mejor el concepto y lo entiendas ¿En que consiste? un novio garantizado o en garantía es aquel que busca con tan ahínco el fijar una relación estable con una chica que no en duda en sobre invertir, pasarse de rosca y empezar, precisamente a comportarse como un novio desde el minuto 1 de una interacción.

Pero si eso a mi no me ha pasado nunca… podrás pensar pequeño gañán. Te deberíamos de contestar ¡Y una mierda! El mundo esta lleno de tipos deseando regalar. Regalan piropos, miles de sms, llamadas, entradas en discotecas, más piropos, cenas carísimas, regalos, se regalan así mismos… el mundo esta lleno de tipos con prisa; de tipos que solamente buscan que ella “les cuadre”. Me gustaría definir este principio desde la mirada masculina por su relevancia para lo que vamos a contar a continuación: una tía te cuadra básicamente… ¡SI ESTA BUENA! Y quién esté libre de pecado… Toma nota: a eso se le llama ser “selectivo”. Lo peor es que ellas son conscientes y lo explotan sabiendo que ellos desean establecer con ellas una relación de pareja (si pueden, claro). Los novietes candidatos, no dudarán en ponerse a la cola, ponerse a competir; hacer el gañán… y seguir regalando, que eso a los tíos cuando nos enamoramos ciegamente se nos da penosamente bien.

Cuando ocurre este fenómeno, normalmente en la fase a la que John Gray, llama de incertidumbre en la mujer, se producen normalmente (salvo que ella este al mismo nivel, claro. En cuyo caso todo esto lo puedes olvidar. No hay caso) varios procesos, todos ellos bastante perjudiciales para el propio avance de la interacción. Una de esas reacciones será la culpabilidad. Ella se sentirá halagada, pero al mismo tiempo se sentirá culpable por no poder tanto como esta recibiendo. La mujer está programada biológica y culturalmente para recibir, y en función de lo que recibe dar, abrirse, compartir, etc. Cuando el cambio de fase en el hombre es demasiado heavy, su inversión es brutal y despampanante ella se sentirá mal por no poder dar; por no poder corresponder.

Otra emoción “tope positiva”, será el recelo. De alguna manera verá poco justificado tanto despliegue. Ella es consciente de que el tipo en cuestión apenas la conoce; y no entiende por que alguien que no la conoce puede dar tanto y tanto y tanto… “Ahhhhh; dirá ella; es por que estoy buena, ergo… Este es un papanatas que solo mira mis tetas. Seguro que cuando mis tetas se caigan, éste se va con la rubia del cuarto”. Suena a deducción retorcida ¿eh? pues más menos esa es la deducción a la que llegan. Tú, yo, o cualquiera las miramos las tetas por la simple razón que las enseñan, no hay más misterio que ese.

En seducción a esta fase se le llama CUALIFICACIÓN, y es bien cierta. Ella quiere que te tomes la molestia de conocerla en profundidad antes de ponerte el lazo a ti mismo. Ella quiere que la testees, que la preguntes, que la conozcas, que te tomes la molestia de saber quién es…ella no quiere un maromo más; quiere a un novio, pero a uno que este de verdad convencido y que vaya a responder en los momentos jodidos. A uno que se haya tomado su tiempo…

El último de los sentimientos “superguays” que se la pueden presentar es el evidente perdida de interés en el sujeto. Llegado a ese punto de súper inversión precipitada, adelantada e injustificada, ella empezará a acomodarse a ese estatus de receptora de parabienes: primero querrá más, después más y llegado a un punto más no será suficiente y llegados a ese punto, para ellas seremos un regalo promocional… Macho, a ver si te enteras que este principio es básico y válido para cualquier orden de la vida: lo gratis y barato siempre se valora menos. [continúa en parte II]

¿Todavía sigues empeñado en echarte novia? Pues ¡HAZLO YA DE UNA PUTA VEZ! Ella no va a venir a buscarte a la puerta de casa. En P&R sabemos que eres un impaciente y un ansioso, ya nos conocemos lo suficiente cómo para saber qué es lo que estás buscando (aparte de echar un polvo, claro). Te daremos una pista: menos magia, cualquier cosa; pero si estás buscando un manual serio, realista, que conecta con tus necesidades, visión y manera de pensar: ¡ECHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! es lo que estás buscando. Un libro que desde el primer momento, está hecho para que sepas cómo abordar el encontrar pareja.

EL ETERNO AMANTE VI: ¿YA SOMOS NOVIOS? por EL DUQUE

Hablemos más de la EXCLUSIVIDAD: ella ya ve en ti potencial de novio y quiere que seas su pareja. En esta fase, ya no se compite contra el resto de candidatos, ya no se pone todo en cuestión. Ellas, es cuando empiezan de verdad a invertir, a entregarse y a abrirse de verdad de la buena a la experiencia al querer, han dejado de poner filtros (esto es un decir). ¿Qué problemas se suelen dar?; esencialmente que el hombre suele dejar de invertir, digamos que ya se cree que la pieza esta cazada y al sentirla segura, empieza a relajarse, baja el pistón, justo cuando ella empieza a elevarlo. Precisamente por que ella empieza a invertir es por ello por lo que también en esta fase ellas empiezan a exigir… ¿Qué hay de lo prometido? y he aquí otro posible problema. Que el hombre se sienta atacado, jodido y deje precisamente de invertir o lo haga de una forma rara y reactiva. Vamos, que esta INVERSIÓN puede dar lugar muchos malos entendidos y conflictos. Si se dan muchos conflictos empieza a aflorar verdaderamente el miedo tanto de ella como de él, el resentimiento, el deseo de competir e incluso las dispersión sexual, o sea... lo de siempre ¡qué buena que está la vecina! que por si misma es incompatible con esta fase, que por algo se llama de exclusividad.

Las posibles causas de atasco son, como habrás deducido estos problemas de lo que te he hablado: dispersión; falta de inversión de el hombre, discusiones, exceso de exigencias de la mujer, que reclama aquél hombre ideal que el hombre se ha currado durante todo ese tiempo para "ganarla" y que se ha relajado por tener la presa en casa. Por supuesto, las prisas, es decir querer pasar a compromiso antes de tiempo. Hablando de inversión es muy difícil que el balance esté equilibrado siempre ¿qué quiero decir con esto? Siempre hay uno que da más que el otro. Antes él se entregaba mucho más para ganarla, y ahora que es ella la que se implica, él se relaja. Si él viera que la puede perder, empezaría otra vez con las flores, los viajes, los fines de semana, las cenas románticas... Es algo bastante intuitivo, normal, parodiable y cinematográfico ¿lo pillas?

Consejos podemos dar muchos, pero cada mujer y cada relación es un mundo. En todo caso; no dejes de invertir bajo ningún concepto, sé asertivo pero nunca reactivo ante sus criticas, cosa que es difícil cuando esa mujer te importa, pero saltando cada dos por tres ante sus palabras no se consigue nunca nada bueno. Si el problema es que has pasado a INTIMIDAD sin pasar por aquí; vuelve atrás, más vale tarde que nunca… Cuando pasas de exclusividad a intimidad demasiado pronto, la mujer desconfía y se acojona ¿Ya? ¿Pero qué le he dado yo a este tío para que se quiera ennoviar tan deprisa? A ver si me voy a pillar los dedos piensa ella. Empieza pensar que tu pasión no esta suficientemente justificada, porque no la conoces lo bastante como para amarla tanto, y ella empieza as entirse nuevamente culpable y como te digo, desconfía. Aquí hay un concepto que se me viene a la mente: CUALIFICACIÓN, ella debe saber que la conoces lo bastante como para quererla, es una manera de expresarle el por qué la quieres y por qué quieres estar con ella, aparte del quería... ¡echarme novia de una puta vez!

INTIMIDAD: sin duda esta si, lo mejor de lo mejor, la fase más gratificante, bonita y chula de una relación, por lo que realmente merece la pena conocer y estar de verdad con una mujer. Me viene a la mente un desayuno en la cama, y hablar durante horas con ella sin querer levantarse, abrazarla, besarla y decirle cosas que en la vida dirías antes de echar un polvo o de una noche loca. No sé por qué cojones tienen muchas más fama las anteriores fases, sobre todo la de incertidumbre y los primeros instantes de exclusividad, tal vez sea por el colocón dopaminico que se suele llevar encima (y porque vende más)... pero lo cierto, es que llegar a la intimidad real con una mujer, es lo mejor que te puede pasar, es cuando sientes que ha merecido la pena.

Ambos invertís, se pone más ilusión en todo, empiezas a contar con la otra persona de verdad, ya "se puede ser uno mismo", me refiero a que puedes quererla como te salga, sin medida o patrón de corte que no sea el que tú decidas. Puedes relajarte, dejarte llevar (a ver… si, estoy de acuerdo, en las demás fases también te debes saber dejar llevar). Como dije al principio, el forzar las cosas no hace si no demorar aún más el cambio de fase. Lo que si que pasa es que una cosa es dejarse llevar y otra muy distinta es regalarse cuando no viene a cuento. Es ahora cuando puedes decir "te quiero" con la boca bien grande, quererla, mimarla... ¡Qué bonito! ¿verdad?

Aquí también puede haber atasco, esencialmente por dos cositas: o bien por fobia al compromiso, o bien por que uno de los dos se precipita y quiere precisamente pasar a la fase de compromiso sin haber pasado el tiempo suficiente disfrutando y saboreando este inicio "tan de película romántica". Aunque también hay otra posible putadita mucho más grave y jodida de resolver, que en realidad cuando te replanteas, el volver a empezar, por no estar seguro de lo que quieres. Y ya sabes que eso ella no lo tolera, ni la falta de seguridad, ni la falta de decisión y no verá con buenos ojos, un retroceso en su estatus, y más cuando ya parecía que todo estaba bien asentado por tu parte. A veces hay que hacerlo, sobre todo cuando parece que todo está bien, y llega el día en que vuelves a ser consciente de ti mismo y piensas ¿Qué pinto yo con esta tía?

He querido darle a esta historia un enfoque diferente al del puzzle de necesidades femeninas por dos razones de peso. La primera por que debemos también respetar nuestras propias necesidades. La segunda razón es que en mi opinión no debemos volvernos locos con la idea de cubrir el 100% del puzzle, aunque tengamos esa fantasía. Si te perdiste la quinta parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

EL ETERNO AMANTE V: TUS NECESIDADES NO SON NEGOCIABLES

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

De vuelta a casa después del trabajo, me estaba dando vueltas a la cabeza, una discusión de pareja, una bronca de las buenas, pero solamente estaba fantaseando... Aunque no tanto. El tema de esta teatral discusión era en realidad una justificación de por qué un hombre le pone los cuernos a su pareja, era un tema de exclusividad. Resulta que ella le pilla con otra mujer, o bien sospecha que él haya podido estar con otra mujer habiendo evidencias suficientes para hacerlo. La verdad es que después de todo lo vivido, lo escuchado, lo contado y "lo resuelto", no me cuesta nada plantear un guión coherente de lo que sería una discusión de pareja debida a este tema, tanto por el lado de ella, como por el de él. Pero bueno, como buen egoísta siempre barro para mi lado, porque es lo que me interesa, y seguro que a ti también. No trates de entenderlas, acabarás siendo "una amiga comprensiva pagafantas". Empieza por aceptar su naturaleza, aceptarla tal cual y sin reservas... No pretendas cambiarla, ni esperar otra cosa que no sea una mujer real, con las cosas que entiendes y las que no, y entonces, es cuando realmente podrás relacionarte con una mujer siendo un hombre, y no un sucedáneo.

Te hablaba de una discusión, que bien podría ser real literalmente y llevarme alguna que otra bronca debido al conjunto de confesiones reales que la forman, pero no... Tiene de todas ellas, de las mías que las ha habido, de las de mis amigos, de las tuyas, y al fin y al cabo, no es un tema que yo quiera considerar tabú, que no nos metimos en este "fregao" para poner tabúes, sino para quitarlos. Nuestro eterno amante está enamorado, jodidamente enamorado, y tiene un gran problema: no es feliz con la relación que lleva, se encuentra con alguien que le da precisamente aquello que le falta y se queda más jodido todavía. No sabe qué hacer, qué sentir, sin tomar una decisión o no tomarla, si seguir como siempre porque la quiere, o agotar esos momentos especiales con la otra mujer mientras le dure.

Ella le reprocha que haga lo que tenga que hacer, que no pretenda engañarla, le pone en la mesa el famoso “Tú verás lo que haces”, le llama cobarde y otra serie de calificativos directos a ridiculizar su hombría: “¿Cómo hemos llegado a esto? Si no quieres estar conmigo, no lo estés, pero no me tomes por una tonta”. Ya te digo yo como nuestro amigo ha llegado a esto: él la quiere, claro que la quiere, pero no sabe o no está acostumbrado, o no le han enseñado a pedir lo que quiere. Puede haberlo pedido, claro que ha podido hacerlo pero quizás él se ha adaptado demasiado a los deseos de ella, más que a los suyos propios, ha pagado el precio de renunciar a una parte de de sus necesidades (las que sean) por estar con ella… Tremendo error, no me refiero a quererla, si no al error de haber renunciado a sí mismo, hasta el momento en que se le ha cruzado la otra y le ha dado la chispa, y le ha devuelto la ilusión, aunque solamente fuera por un instante, por un encuentro.

A él le gustaría vivir eso mismo con su pareja, pero la realidad es que sigue esperando de ella una respuesta que nunca llega. Desde el primer momento, ha sido él quien ha hecho todo el esfuerzo por “mejorar” y adaptarse a la forma de querer de ella. Invertir eso después de varios años… No sé si decirte que es realmente difícil y más cuando esa mujer se le ha quedado bien dentro. Algo fugaz, algo inesperado, algo que no podía imaginarse y a fin de cuentas algo si no intencionado, en parte buscado por propia necesidad, por carencia, por placer, por lo que sea… No hay que pedir disculpas, ni perdones, ni poner excusas cuando se trata de cubrir tus necesidades, ya sean afectivas, sexuales, emocionales, amistosas… SON TUYAS Y PUNTO ¡ESTO VA A MISA! Y a quien no le guste que no mire. Si ella no quiere, no sabe, no puede o no entiende que esto es algo de dos, y que ella ha de dar de sí para que tú sea más feliz, se expone a lo que en vez de ser solamente “una noche fuera”, se convierta en tu única forma o la vía más rápida de cubrir tus necesidades; con la vecina, con una compañera de curro, con una amiga suya, con tu jefa o con una mujer fácil, si hablamos solamente del plano sexual. La polla pesa, pero no lo es todo.

¿Justificarse? Mira, desde luego que sí y te estarás dando cuenta de ello. Ni tú tienes que ser un adivino con sus necesidades, aunque mucha gente haga intentártelo creer, ni ella con las tuyas, aunque desde luego son mucho más simples e intuitivas a la hora de le verdad. Justifícate a gusto, querido compañero, que con el candado no se va a ninguna parte y con el mostrador a todas. Eso sí, aprende a pedir las cosas y a no callártelas porque así tarde o temprano, te vas a quemar y se va todo a la mierda. Lo que un día pudo ser una agradable conversación que después no se tuvo, en unos años puede convertirse en un continuo reproche de infelicidad, faltas y carencias… Quizás no tuviera que ser tu chica, quizás estarías mejor con la otra… o no, o quizás si la hubieras acostumbrado a invertir en ti, ahora no estarías suspirando por cualquier mujer menos por la tuya. ¿Te suena de algo? Si te perdiste la cuarta parte. [finaliza en parte VI]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.