HAZTE EL FAVOR… ¿POR QUÉ CON ELLA TIENE QUE SER DIFERENTE? III, por EL DUQUE

Imagen cedida por Lucía Ojeda

El primer ser humano al que debemos seducir es a nosotros mismos. Con nosotros nos guste o no es con quién más horas vamos a pasar, por lo que más nos vale tenernos cierto aprecio y cariño. Es muy jodido que sepamos querer si no sabemos querernos; y es muy difícil hacer atractiva la idea de amarnos si nosotros mismos no nos lo creemos. ¿Cómo tienes que gustarte? Aquí cada cual tiene sus propias respuestas, pues cada uno centralizamos nuestra autoestima en cosas diferentes. Para unos será imprescindible ganar una pasta o progresar mucho profesionalmente, para otros su físico será esencial, otros buscarán su realización más bien en el plano espiritual o en las amistades que cosechen…da igual, tu has de conocerte y después quererte y si no te quieres lo suficiente cúrratelo en aquellas cosas que como hemos dicho a ti te importan: más pasta, mejor físico, más amigos, más paz espiritual etc.

Parafraseando a Rosseta Forner: “Lo que permites es lo que promueves”, te daré un secreto del ser humano. Tendemos al egoísmo y ala manipulación. Si, a ambas cosas. Todos llevamos no sólo a un pequeño hijoputa dentro si no a un manipulador en potencia. Si a una tía la permites que te manipule lo hará. Si la permites que te menosprecie lo hará y así sucesivamente. No es ella, somos nosotros en realidad los promotores de comportamientos tales como el menosprecio y la manipulación. Somos nosotros los que nos “maltratamos”… ¡cuídate coño!

Hazte el favor a ti mismo de respetar al otro. Conoce, respeta y permite al otro ser precisamente otro. Ser otro a nosotros e incluso ser otro a nuestro ideal de otro y a veces incluso y aunque duela ser alguien distinto al otro con el que podemos compartir nuestro destino. Déjale ser y dedica tiempo a conocer de verdad su esencia. Déjale ser y asume que jamás será esa muñequita a medida que quisieras. No existen seres humanos hechos a medida; así que no trates de meterte a sastre. Ella es ella y debes dejarla ser ella, aunque te toque los cojones a menudo o aunque no te guste del todo. Asume también que incluso puede que ella no se ella; que quizás con ella no es compatible tu vida; o quizás si lo sea; pero repito; olvídate, a medida no las hacen; salvo que te busques una muñeca hinchable. Respetar al otro y dejarlo libre siempre y en todo lugar nos permite apaciguarnos con el mundo.

Pero sobre todo… ¡MADURA YA COÑO! ¡MADURA YA! Y me refiero esencialmente a la madurez emocional. A estar en paz… en paz verdadera. A descubrir y desarticular tus fantasmas del pasado o tus pajas mentales o tus putos traumas… Todos andamos por el mundo con algún trauma. Ha llegado el momento de que lo identifiquemos y lo metamos en la caja de los cazafantasmas… No sé si lo sabias pero cosas tales como la dependencia emocional, los celos; el miedo al compromiso, la incapacidad de amar, el egocentrismo, la incapacidad para reconocer sentimientos propios y/o ajenos; el miedo a la soledad, la timidez excesiva, la falta de habilidad social… son rémoras que probablemente tuvieron su origen en nuestra más tierna infancia. Cura tus traumas, destierra tus fantasmas y serás un tipo feliz... ¡Ah! y follarás más.

Y sobre todo, especialmente a lo que nunca nos haces caso ni al colega Arcángel ni a mí cuando te decimos que: ¡DEJA YA DE OBSESIONARTE CON LIGAR! Deja de pensar todo el día en eso y deja de subordinarte y subordinar tu vida a ella o en general a cualquier tía. Deberías estar "demasiado ocupado" conociéndote a ti mismo, desarrollándote a tope, creciendo; identificando, buscando y al fin emprendiendo tu camino y haciéndolo como para estar obsesionado por ligar. Haz por fin (y serás la primera generación) NATURALES las interacciones hombre y mujer. Haz de cada conversación, de cada situación cotidiana (metro, cine, compra, corroes, una librería…) una oportunidad de conocer a alguien interesante. ¿Interesante para que?; pues Dios dirá; puede ser interesante para hablar, para una amistad, para tener una intensa relación sexual o para vivir el más intenso, hermoso y romántico amor.

¡Hazte el puto favor de ser selectivo de una vez! Ellas lo son por naturaleza pero tú debes serlo por convicción moral. No; no todas te valen como compañeros de viaje. En primer lugar por que tu tren va a dónde va y no vas a cambiar el destino; por lo que para empezar la pasajera que te acompañé habrá de querer ir dónde vayas; y eso ya reduce el grupo de posibles candidatas. Por otra parte para que su compañía te sea grata, ella debe ser, al igual que tú, un ser humano individualizado y por tanto especial; un ser humano eso si cuya esencia sea compatible con la tuya. Que te ame; a su manera pero que te ame (no le pidas que se porte como tu madre por favor); que te enriquezca y no te empobrezca. Que te haga ser más tú y no menos tú. Sé selectivo de principio a fin. Hazte el favor de no dejar de ser exigente cuando ella se convierta en tu novia. Ella no dejará de ponerte “a prueba”, así que… ¡Aplícate el cuento!

En definitiva todo esto es mucho más simple y ala vez muchísimo más complejo que ir de duro, de malo, de seductor o de lo que sea por la vida. No se trata de jugar si no de ser el juego completo tu mismo.

Un verdadero seductor es alguien SEGURO; seguro esencialmente por que lo que hace es siempre CONGRUENTE. Es alguien que sabe muy bien quién es y a dónde va. Tanto que dan ganas de subirse en su tren; es alguien que desarrolla a tope su mejor versión de si mismo, que siempre tiene algo interesante que contar; es alguien que SE RESPETA Y SE HACE RESPETAR, alguien en paz con sus SENTIMIENTOS Y EMOCIONES… Así de simple, así de complejo. Si te perdiste la segunda parte.

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

SI TODAS SON IGUALES… ¿POR QUÉ CON ELLA TIENE QUE SER DIFERENTE? II, por EL DUQUE

Imagen cedida por Enrique Perales

Uff… Quiero confesarte que cunado vi esta mañana el artículo de mi compi, pensé, “seguro que ya esta este pesado dándole vueltas a lo de que hay que ser malo o a que todas son iguales, o a que…”; la verdad es que cuando pasamos por un momento malo o no tan bueno tendemos a culpabilizar al empedrado de nuestras propias mierdas y miserias. Después de echar la culpa a todo el género femenino, al portero, al Real Madrid o a nuestros padres tendemos a pensar que… “joder, eso me pasa por ser tan bueno”; o “es que hay que jugar siempre”… En definitiva excusas para no darnos cuenta de nuestros propios errores o incluso de algo peor y más difícil de aceptar; que a lo mejor no hemos cometido errores si no que simplemente esto no esta saliendo como yo quería. Así es la vida….

La verdad es que al leer el contenido del articulo finalmente me he tranquilizado pues aunque empieza insinuando que “todas son iguales… o no tiene nada que las haga únicas”, si que alcanza un grado considerable de sensatez, rigor y brillantez en muchos de sus párrafos; sobre todo cuando dice que la cagamos precisamente cuando empezamos a hacer “un papelón” y a perder nuestra congruencia. En eso hay una gran verdad. Y no se trata de cagarla por ser demasiado bueno ni malo si no precisamente, la cagamos cuando empezamos a interpretar un personaje. Da un poco igual que ese personaje sea un cabronazo integral o un santo varón; el problema es que es un personaje y además y aquí viene algo un poco farragoso, además siempre que empecemos a hacer algo en función de quién este con nosotros, seremos indefectiblemente su esclavo; estaremos irremediable y perpetuamente subordinados a esa persona. Ni que decir tiene que eso en términos de atracción es NEFASTO.

Empecemos a repasar conceptos y aspectos básicos. En primer lugar, la atracción se basa en el concepto de alteridad (ALTER). Nos sentimos atraídos por otro en el sentido de que es otro y es a la vez alguien. ¿A dónde voy? Pues precisamente que es muy difícil que nos atraigamos a nosotros mismos o que sintamos (hombres y mujeres) atracción por un “ente”, cosa o lo que sea que “no es alguien”, que carece de personalidad, ideas, principios, valores y afectos PROPIOS, ÚNICOS E INALIENABLES. No sentimos atraídos por individuos y para traer jamás debemos dejar de ser individuos.

Esto que parece una obviedad lo olvidamos cada vez que nos atrae una tía buena que es un poco grunge o que es mucho más pija que nosotros (en caso de que los grunge seamos nosotros). Lo olvidamos por que las ti nos pone mogollón y para colmo nos encanta su forma de ser. Así las cosa empezamos a cambiar nuestra vestimenta, nuestro lenguaje, nuestra forma de ser…claro el problema es que nos acabamos convirtiendo en una caricatura pija de un grunge… ¡HAY QUE JODERSE! perdemos congruencia y perdemos identidad, ergo perdemos el atractivo. Simple, pero difícil de aplicar ¿o no? Dedica tiempo y esfuerzo a CONOCERTE Y A POTENCIARTE a ti mismo. Conviértete en tu mejor yo, potencia tus habilidades especiales; CONVIERTETE EN ALGUIÉN ATRACTIVO Y ATRAYENTE.

Como dice Bucay, la/las personas con las que salimos no son sino COMPAÑEROS DE VIAJE… compañeros de un viaje cuyo destino ya hemos decidido. Ya hemos comprado el billete de este tren y vamos en camino. Los demás pasajeros son libres de subirse o no a este tren y además en gran parte son libres para decidir cosas tales como la implicación que quieren con nosotros o el momento en que desean apearse. Los pasajeros no pueden cambiar el destino de nuestro tren, no pueden ni debemos dejarles determinar ni quienes somos ni a dónde vamos. Ellos se suben por “X” razones que son personales, se implican como he dicho en la medida que lo desean y se apean cuando les salga de dónde les salga…además aunque hayan comprado el billete completo, descuida que si lo desean se acabarán bajando, por mucho que no te sientas cómodo con esa idea.

La idea del tren parece muy chorra pero encierra una gran verdad y comprender dicha verdad nos ahorraría muchas pajas mentales e ideas controladoras y manipulativas. Tu camino lo decides tú, al igual que decides y trabajas a diario en descubrir quién carajo eres. Son ellas las que se suben o no y te aseguro que comportamientos tales como: cambiar inesperadamente el trayecto, apearnos de nuestro propio tren, tratar de retener al pasajero incómodo, tratar de no pagar el billete (acabo de inventarme una bonita metáfora. Todo tren y camino vital tiene un precio a pagar. Tratar de no pagar el precio es una conducta inmadura), TRATAR DE ENCERRAR A LOS PASAJEROS EN UNA HURNA DE CRISTAL Y QUE NO VEAN QUE EXISTEN OTROS TRENES, OTROS TRAYECTOS Y OTROS PASAJEROS… son comportamientos que no solo nos harán sentir frustración si no que paradójicamente nos hacen perder atracción. A casi nadie le mola subirse en el tren loco excepto para un ratito y echarse unas risas. [continúa en parte III] Si te perdiste la primera parte.

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

CRÉETELO UN POQUITO ANDA... ¿POR QUÉ CON ELLA TIENE QUE SER DIFERENTE?

Hola campeón ¿Quieres que te hable hoy de algo interesante? Haz memoria y recuerda cómo te has sentido cada vez que te ha gustado una chica. Seguramente, te pueden venir a la mente sensaciones o recuerdos de ver algo en ella diferente, distinto, algún detalle que te hiciera distinguirla de las demás. Obviamente si no hubieses percibido en ella algo diferente, no te hubieras sentido atraído por ella: bien podría ser el tono de su voz, su forma de moverse, su feminidad, la forma en la que mira, cómo dice las cosas, como las pide, a fin de cuentas cómo te hace sentir. Eso es lo bueno ¿verdad? Sabes que hay algo en ella que te gusta que no ves en las demás. Si te hablo de lo que a mi me atrapa, es por ejemplo que sienta que ella me aventaja en algún sentido, que me supere en edad, que me adivine el pensamiento, que me vea venir de lejos... que sienta que no la pueda engañar, no quedándome más remedio que ser yo mismo... Y sí, te digo ser yo mismo sin paréntesis. Para que lo entiendas mejor, he de sentir que con esa mujer puedo ser directo y natural 100%, sin necesidad de ocultar lo que siento en ese mismo momento.

Hay algo que nuestro colega americano Paul Janka, cuenta en su serie ASÍ SE LIGA EN NUEVA YORK II: Las mujeres permiten creer a menudo a los hombres que son únicas, pero en el fondo, ellas son bien conscientes de que son “una entre tantas”. De hecho, en el mundo, la proporción de mujeres aventaja numéricamente a la de hombres [...] ¡Qué listas son nuestras amadas mujeres! Si no fueran como son... No nos gustarían tanto, puedes estar seguro de ello. Muchas veces los tíos nos quejamos, de que ellas no actúan como nosotros esperaríamos, como que siempre tienen que hacerlo todo más difícil ¿me equivoco? Esperar lo contrario es como el chiste del barco que le pide al faro del puerto que se aparte... ¡Hostión seguro! Piensa por un momento si ellas actuasen de forma tan lineal o previsible como nosotros, si realmente tendríamos motivo alguno para desearlas. Francamente creo que no, pero...

Vamos a hablar de lo que a ti te importa: NO HAY HUEVOS... No, no los hay. Recuerda que cuando me meto contigo, en realidad, antes estoy pasando por una cagada mía ¿OK? No es algo personal, pero tampoco hace falta que tú te equivoques por segunda vez... Aunque esto a veces sea inevitable; porque realmente y a la hora de la verdad, es difícil no ya verla de forma diferente a las demás, sino además y lo que es más importante, NO TRATARLA DE FORMA DIFERENTE. Es algo que te sale solo, parece que no se pueda luchar contra ello.

Ahora me vas a preguntar algo lógico: Y porqué si para mi es diferente y es especial... ¿No voy a tratarla de forma diferente y especial? ¡Claaaaaaaro! Joder, si es que te sale solo ¿verdad? Es normal. Pues sí, es normal, pero es una cagada implícita en la atracción que sientes por ella; porque en ese momento, querido colega... ¡Estás muerto! ¿Es esto malo? Mira macho, no es ni bueno, ni malo... Es algo normal. ¿Algo a evitar? Tampoco. Es algo que conviene que sepas, o que al menos deberías recordar para primero atraer, y segundo para querer a la mujer con la que realmente quieres estar.

Recuerda el ejemplo que nos ponía Javier, El Duque en WOMEN, CATS & DOGS cuando compara el comportamiento femenino con el de los gatos: es exactamente lo mismo. Si el gato sabe que vas detrás de él para acariciarlo, para cogerlo o para jugar con él, sale corriendo en dirección contraria; y viene siempre cuando menos caso le haces. A mi me pasa cuando escribo, cuando busco imágenes, slogans o ejemplos, pero sobre todo cuando busco ideas para liarla de mala manera con una fémina en particular... Sí, con esa fémina, con la que a mi me duele, no con cualquiera: la musa de la inspiración debe ser mujer, porque viene cuando le da la gana, no cuándo se la llama (que me lo digan a mi).

¿Por qué conviene que lo sepas? joder, como me revienta admitir esto... No se puede ser “bueno”. Y cuando pongo bueno entre comillas, quiero decir que no se puede “regalar” la atracción. Ni regalar, ni comprar, ni compensar con otros atributos: o se da o no se da. ¿La mejor y mejor dicho... La única forma real y sólida de generar atracción cuál es? CONGRUENCIA, sin duda alguna, el vivir tu propia realidad y disfrutarla... No te hagas pajas mentales ¿OK? No empieces a pensar en imitar a James Bond, ya he visto eso demasiadas veces como para saber que no funciona. Te hablo de verdad, no de disfraces de capullo ni máscaras. Ahora que... ¿La congruencia es infalible? Para ti, como hombre, como persona, como tu yo más profundo desde luego que lo es... Totalmente infalible: es la más verdadera expresión de ti mismo en tus pensamientos, palabras, gestos, comportamiento, obras y actos. ¿Infalible para ligar? Chaval, o se gusta o no se gusta... ¡Punto! Acéptalo, vas a terminar antes.

¿Sabes por qué el tratarla de forma diferente o especial es una cagada implícita en las relaciones? Porque mandas la congruencia a la mierda. Quieres ser mejor, quieres ser más bueno, más duro, más guapo, más macho, más elegante, más amable... ¿Por ti? Me gustaría ser lo suficientemente maduro para decirte que si de forma sincera, pero como todavía me queda un trecho por recorrer, admitiré, como admitirás tú, que este querer ser más en todo es “porque ella saca lo mejor de mí”. Cuantas veces habré dicho eso, y no solamente decirlo, sino sentirlo de verdad ¿Para qué? Para cagarla. Mientras haya una pequeña miga de complaciencia activa hacia ella dentro de tu comportamiento, que no sea fruto de tu propia iniciativa, seguirás subordinándolo a su demanda, y si no... Al tiempo, ya te lo digo yo. Hazte el favor de ser tú, guste o no guste ¿Tienes huevos para eso? Uno no es más YO por estar con una mujer tenlo, claro. ¿Y sabes cuál es el camino más corto para atraerla? Realmente no pretender hacerlo, sino saber que lo estás haciendo porque lo sientes así. Créetelo un poquito anda, empieza por ahí y no te hagas líos con qué hago qué no hago: créetelo. [continúa en parte II]

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

VIOLENCIA INTERNA, LA VERDADERA DIFERENCIA

Artículo original de colaboración presentado en
Nosoloseduccion.com

Imagen cedida por Enrique Perales

Antes de salir a la calle a buscarte la vida, quiero que hagas algo muy sencillo en casa. Justo antes, no se trata de nada complicado… Vamos a darnos un baño de realidad ¿OK? Ve al baño, pégate una buena ducha, aféitate, córtate las uñas, cepíllate los dientes: báñate en colonia… vamos, lo de siempre. Ve a tu armario y ponte tus mejores galas: tu camisa nueva, los calzoncillos “de follar”, media-calcetines, unos pantalones que te marquen culo respingón, unos zapatos relucientes y una chaqueta de vestir. Que se vea bien la hebilla del cinturón, échate un perfume (a ser posible Aqua Di Gio), péinate bien, no te abroches la camisa hasta arriba… Ponte tu música preferida alta (a mi me gusta Metallica), algo que te guste, que te levante el ánimo. Dedícate al menos media hora o una hora a ti mismo antes de salir. No quieras buscar alegría o buen rollo fuera, si no lo llevas puesto ya de casa. Ahora, mírate al espejo, levanta la barbilla y sonríe poniendo un gesto casual con las manos, mientras suena tu música preferida. Dime Ahora querido colega ¿Qué es lo que ves?

Eres tú, hecho un pincel, dispuesto a comerte el mundo. Lo que ves ahora mismo es la materia prima, es lo que hay, ni más ni menos. No le busques tres pies al gato, con el aspecto, un hombre no puede dar mucho más de sí. Haz el favor de no apuntarte al gimnasio solamente por haber leído este artículo por favor… Vales más que todo eso. Sonríete, mírate a la cara, gústate… Si no te gustas a ti mismo, no vas a gustarle a nadie. Te recomiendo que antes de salir te tomes un café o una cocacola, el famoso redbull... ¡espabila! ¡despierta ya! Quiero que nada más salir de la puerta de tu casa, sonrías a la primera persona que veas; no hagas distinción entre hombre o mujer ¡no seas capullo! Dime ¿qué te falta? ¿qué es lo que quieres?

Bueno mira, después de todo este paripé no te niego que vayas a salir como una moto, pero ¿sabes qué es toda esta secuencia preparatoria que acabas de hacer? Es simple PREDISPOSICIÓN, nada más. Algo parecido a llevar preservativos en el bolsillo. Hacer pequeños gestos para sentirte mejor y prepararte para el cortejo. Lo mejor es que estas cosas están al alcance de todo el mundo, lo llamaría “tu ritual previo para salir a comerte el mundo”... También estoy convencido, de que una mujer entenderá mucho mejor toda esta secuencia que tú. ¿Sabes por qué? Ellas está mucho más acostumbradas a dedicarse tiempo a sí mismas ¡porque sí! Simplemente lo hacen para sentirse estupendas... No lo quieras entender, acéptalo. Vas a terminar antes.

En cambio, si tú y yo nos montamos todo este circo antes de salir, sabes bien por qué lo hacemos: LO HACEMOS PORQUE SALIMOS A LIGAR. Te lo voy a decir con otras palabras y sin rodeos: nos “queremos” un poquito más, para que ellas nos “quieran” otro poquito más. ¿La diferencia? Ellas lo hacen por costumbre, por hábito... Y nosotros lo hacemos para “sacar algo a cambio”. Corrígeme si me equivoco, pero suele ser para obtener sexo, ellas lo hacen sobre todo para obtener validación... Porque sí querido amigo, ellas pueden vivir de la validación. Ahora te pregunto ¿Tú de qué vives?

Desde el punto de vista físico y de la apariencia, un tío puede hacer poco más que lo descrito. Así que ¿qué puedes hacer más? Los tíos tendemos a complicarnos la vida, cuando se nos terminan las recursos. Cuando un tipo como tú y como yo, empieza abuscarse la vida en terrenos como estos, bien es porque se le han agotado los recursos que siempre ha usado, y quiere ver mejores resultados. ¿sabes qué es lo que pasa en realidad? No hay más tela que cortar que la que acabas de ver ante al espejo, esa es la realidad. ¿Cuál es la diferencia entre ligar o no? Chantatachán!!!!...

SABER APROVECHAR LO QUE HAS VISTO DELANTE DEL ESPEJO Y LO QUE HAY DENTRO

Ya hemos dicho que el físico que tenemos, nos da una parte con la que no tenemos mucho más margen de maniobra. Podemos aprovechar todo este “maqueo” y apariencia, con una actitud tranquila, paciente, actuando con aplomo, sin prisas, gustándonos en cada gesto y lo que es más importante: apartando de tu mente cualquier idea de agradar a quien te pueda estar mirando. El que se tiene que gustar eres tú, por eso mismo te has puesto tan guapo a tu manera. Cuando uno se siente cómodo con sus colores, con su ropa preferida, tal y como le gustaría verse siempre, es cuando empezamos a trabajar de fuera para dentro. Es como diría una chica “Aprender a sacarse partido”. Esto solamente es una parte de tu juego. Ahora te pregunto ¿Y cómo jugar de dentro para fuera?

Aquí es donde verdaderamente un hombre común, perfectamente normal como tú y como yo, puede marcar una diferencia real. Como ya os he contado alguna vez LOS TESTÍCULOS NO VIENEN INCLUIDOS EN EL MANUAL. Voy darte un concepto: VIOLENCIA INTERNA. Nuestro verdadero yo, suele estar coaccionado o envuelto por una película invisible de condicionantes: prejuicios, miedos, opiniones ajenas, pánico al rechazo... Y todas esas “hijoputeces” que no nos dejan sacar a nuestro verdadero yo. Quiero que sepas que si triunfas, no va a ser por hacer algo que yo te haya dicho que hagas, sino porque has sido capaz de quitarte toda la mierda que llevas encima en cuanto a miedos, complejos y fobias.

¿Cómo actuar sin miedo? Recuerda: VIOLENCIA INTERNA. Esto no es magia, ni hipnosis, ni PNL, ni nada de aquello de lo que un hombre de la calle no te pueda hablar de tú a tú. Para eso hay expertos, psicólogos y formadores que te pueden ayudar mejor que yo; pero para cosas más importantes que no sean relacionarte con los demás, y por supuesto... con ellas. Ese paso de VIOLENCIA INTERNA, el único capaz de darlo eres tu. Esto va a suponer que más de una vez actúes en contra de lo que te digan los demás, de lo que te digan tus miedos, de lo que piensen los demás. Puedes hacerlo, ya que solamente tú eres dueño de tu voluntad y tus deseos.

¿Sabes por qué sé que eres capaz de hacerlo? Porque a lo largo del día, haces cosas quizás más complicadas y más difíciles, para las que has de tirar de voluntad. Cosas que realmente te alimentan a un nivel personal y real, como pueden ser ir a trabajar, estudiar, buscar trabajo, hacer deporte, ir al gimnasio cuando no tienes ganas, presentarte a un examen... ¿De dónde sacas la fuerza para actuar, tengas o no tengas ganas de realizar todas esas actividades? La fuente es exactamente la misma, tu VIOLENCIA INTERNA. Tu libertad de opción, tu voluntad, tus deseos, tu sentido de la responsabilidad, de la obligación salen del mismo sitio. ¿Por qué haces una diferencia entre todo ello y entre tus verdaderos deseos de ir a por la mujer que te atrae?

¿Sabes por qué todas esas actividades que realizas a diario, ya te salen solas o eres capaz de mecanizarlas en tu rutina? PORQUE LAS EJERCITAS, te gusten o no... Al ejercitarlas, las habitúas, las nornalizas, las conviertes en rutina. No hay más misterio que el ejercicio, para tener un buen juego interno y para perder el miedo a ir a por aquello que deseas y quieres. ¿Sabes una cosa? No conozco una actividad más difícil a realizar, que levantarse por la mañana cuando suena el despertador. ¿Eres capaz de hacer eso? Pues si eres capaz de ello, lo eres de muchas más cosas de las que crees...

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

WOMEN, CATS & DOGS, por EL DUQUE

Imagen y fotografía por Lucía Ojeda

Lucía, miedo me das si empiezas mirándome con esa expresión de sentenciarme... He de empezar explicando la analogía con el título: mujeres, perros y gatos; pero no te pongas así ¿OK? Lo cierto es que esta reflexión la tuve viendo ese increíble programa que es “el encantador de perros”. No se si lo habéis visto alguna vez. Si no lo habéis visto os cuento que el programa consiste básicamente en que hay una familia que tiene un perro conflictivo; dónde conflictivo suele ser que hace básicamente lo que le da la gana; muerde incluso a los miembros de la familia y no se deja llevar al sacarle de paseo. Entonces, el prota del programa; el domador, llega a la casa; mira fijamente al perro, le enseña un par de trucos y en menos que canta un gallo, el fiero animal se convierte en una inofensiva mascota, alegre y vivaraz.

El caso es que aunque mujeres y perros no se parecen en nada, si que podemos aprender cosas del tipo este, el domador, y sin menosprecios aplicarlo al mundo de nuestras relaciones con la mujer; veamos como por ejemplo...

Los perros, listos que son, huelen el miedo, el temor y las dudas. Lo huelen y no les gusta un pelo. Si ven que alguien se les acerca con miedo, exceso de nerviosismo o dudas lo más normal es que le peguen un bocado de no te menees. El tipo de la tele, siempre se acerca a ellos con firmeza y determinación; con energía positiva y a la vez enérgica; con gran seguridad. En esto las mujeres siguen un patrón parecido. Dirígete a una fémina con dudas, inseguridades, temor reverencial o nerviosismo y verás que dentellada te llevas. Obviamente no será una dentellada física pero si anímica. Si aún no la conoces mucho; ella te descartará a velocidad de vértigo; si se trata de tu pareja y andas con miedo, temor y falta de energía... Macho, las hostias van a ser tantas y de tantos colores que no vas a poder ver de dónde te vienen.

El tipo este de la tele, si no me equivoco César Millán; siempre insiste en una idea; EL LÍDER DE LA MANADA. El perrito solo respeta y ama al líder de la manada. El líder se gana el respeto con su autoridad sobre todo de índole moral. Las mujeres no necesitan realmente que nadie las mande pero si necesitan estar saliendo que el líder de la manada. Con alguien con liderazgo sobre la relación, sobre su propia vida y ya la leche si además ejerce esa preponderancia sobre otros hombres y mujeres. En ese caso es la leche.

Otra idea subyacente en todo esto; es que el perrito, muy cuco él, suele probar los límites de su dueño; hacer el capullo, mearse en casa, destrozar alguna cosa, dar tirones fuertes a la correa. La mujer no suele prueba una y mil veces al hombre si no que le presentará una verdadera y auténtica batalla; batalla por cierto, que en el fondo desea perder. La mujer sólo respetará al hombre que “la pueda” siempre hablando de una forma metafórica, claro. Al hombre que guarde la calma y sepa llevarla.

Otra cosa que hace el de la tele, es usar las galletitas para estimular y premiar determinados comportamientos y usar a veces un molesto ruidito para castigar comportamientos inadecuados. El hombre y la mujer no somos perros, pero también somos “conductuales”. Hay diferencias, claro; los animales son 100% conductuales mientras que el ser humano solo lo es en un alto porcentaje. Lo importante es que premiar comportamientos nos ayudará a obligar a nuestras queridas amigas a invertir desde el principio en la relación.

Por otra parte, las relaciones de pareja también me recuerdan a las relaciones con los gatos; la otra mascota por antonomasia. Joder, macho, cuanto más intentes darles el coñazo, cogerles, darle mimos… los gatos más te huyen. Es cuando les dejas tranquilos cuando buscan tu atención y cariño. Seguro que esta clase de comportamientos os resulta de lo más familiar.

Para finalizar quisiera simplemente decir, que este no es una alegato machista, en esta casa no tiramos de la letra “M”, más que para decir mujer, muy y mucho, siempre tirando de sentido común. El que quiera ver lo que no es, es que se aburre más que el que mira una obra. Animalitos somos todos y yo el primero, y como tales, reproducimos muchísimos comportamientos animales; pues como yo suelo decir solamente seremos verdaderos humanos, cuando seamos conscientes de cuanto de animal hay en nosotros... ¡GUAU!

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¿Y SI EMPIEZO A PORTARME COMO UN CABRÓN?

Fotografía por Lucía Ojeda

Es raro que salga con una de estas, pero se me está poniendo una mala hostia de las de guardia civil... Que sensación de descompensación, de fallo, de querer hacer las cosas bien y acabar agotado y sin recompensa. ¡Quiero mi premio ya! ¿Tengo que conformarme solamente con hacer y callar? ¿Aguantar y seguir aguantándome? ME DA A MI QUE NO. Al hijoputa que llevo dentro, le falta la puntita de la nariz para salir: ni soy un ángel, ni quiero parecerlo... Ni ganas de parecerlo. ¿O es que caso pensabas que soy infalible? ¿Que ni siento ni padezco? ¿Que hablar siempre y comportarse con la congruencia de lo que uno cree y uno siente, siempre tiene premio? Pues no, no siempre tiene premio... desde luego que no. Siento que ahora mismo estoy haciendo contra-campaña, pero es lo que hay. Más peso, más peso y apenas algo de alivio. Solamente el premio que yo me quiera dar a mi mismo, no hay ni más ni menos. A esto es exactamente a por lo que voy:

Va a haber muchas veces que te sientas así, pero ¡oye! Si sabes mantener la calma y el aplomo en todo momento, voy a ser el primero en felicitarte y tomar nota de cómo lo haces; porque tarde o temprano, al menos yo, tengo mis límites. Hay veces que el por más que te esfuerces el puto premio no llega, al menos no como lo que imaginas, y no sé tú; pero hoy yo no estoy por conformarme, y me están entrando unas ganas de comportarme como un cabrón... que no te las imaginas. De ir solamente a mi bola, a lo mío sin mirar a los lados; pero no desde un núcleo demasiado sano que se pueda decir; así que no me hagas mucho caso, al menos hoy no.

Una cosa es lo que uno cree que se merece y otra bien diferente, el premio que se lleva. ¿Se cumplen siempre los principios y valores en los que uno cree y practica de forma que siempre le compensen? ¿Acaso comportarme como un auténtico cabrón va a hacer que me salga con la mía? ¿En el trabajo? ¿Con ella? ¿En P&R? ¿Con mis objetivos? Todo son preguntas y reclamos, y el 1,2,3... 4,5,6... Yo me calmaré... Todos lo veréis, no cuela. Bueno, voy a dejar de soltar tonterías que no van a ninguna parte.

El que sabe, sabe... Yo me he dado cuenta de una cosa, de una “perogrullada de las mías”: hay cosas contra las que no se puede luchar. Entre estas cosas está la primera de la lista, la voluntad ajena; en segundo lugar pondría el estatus... o el poder, mejor dicho. También hablaría del atractivo físico ¡Qué superficial! ¿verdad? Pues igual no tanto, te hablo de realidades contra las que un tío de la calle, en un momento tal de descompensación de recompensa como este, se le hacen muy, pero que muy cuesta arriba. Poco puedo hacer más que enRrabietarme, y como le confesaba hoy al Duque: creo que voy a empezar a Jugar, al menos esas ganas las tengo... No se puede ser bueno. Ya sé lo que significa, no soy un angelito, ni tampoco un demonio, pero el hijoputa reactivo, está que se sale del cuerpo.

No se trata de una sola cosa, pero la verdad es que llevar mucho tiempo sin recoger frutos, jode... Y jode mucho. Seguro que sabes de lo que te estoy hablando. En un momento así, sientes cosas como envidia, impotencia... ¡GUERRAAAAAAAAAAAA! ¿Contra quién? ¿Contra qué? Supongo que será contra todo aquello que no depende de mi y sobre lo que no puedo intervenir, ni cambiar, ni influir... Lo fácil es decir: “Bueno, si no me gusta me voy”; pero a veces no te puedes ir con la libertad que quisieras. Lo que no pienso hacer, es recurrir a pajas mentales de autoayuda para deformar mi percepción. No soporto la autoayuda, me parece anestesia. Prefiero reconocer que no llego, allá a donde quiero, antes que vendarme los ojos y predicar mentiras fraguadas en el victimismo. Esta sería la trampa del puto conformista Disney: “fingir que todo está bien para creer que todo está bien”. Decir que sí, cuando es que no. A ver cuando es no, es que NO; es una de las primeras cosas que debería aprender el hombre de hoy para madurar.

Hoy estás teniendo mucha paciencia conmigo, lo reconozco... A veces no sé como me aguantas. Bueno, igual el hijoputa que llevo dentro ya ha salido a pasear por un rato, no sé si habrá tenido un paseo lo suficientemente largo como para tranquilizarse por una buena temporada... Francamente creo que no, apenas le dejo salir a jugar con los demás y cuando sale, le gusta quedarse un tiempo hasta cansarse. Ya se verá... Si buscas perfección, mal sitio has elegido.

Si estás tan cabreado como yo, no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! VI: MADURA ¡POR FAVOR! por EL DUQUE (fin de la serie).

Arcángel macho... Miguel, Miguelito, Miguelete... La verdad es que no puedo estar más en desacuerdo contigo por tu último artículo aquí publicado… y no se trata de darte caña querido amigo, pero ¡no lo sabes todo! Me recuerdas al típico “enterao” de las reuniones, que tiene siempre una respuesta para todo. A veces pareces un catedrático de socilogía violento. ¿Sabes que voy a hacer? Voy a plasmar el sentido original por el que empecé hace ya un año a escribir e investigar acerca del amor y la pareja. A todo aquel que dice que está muy bien sin echarse novia, yo le digo: JA JA JA

Echando un ojo al mundillo de la seducción; a uno le puede parecer que la panacea y objetivo es tirarse a cuantas más mujeres mejor; pero lo cierto querido amigo, es que TODOS en realidad lo que de verdad buscamos es QUERER Y SER QUERIDOS. Le llamamos follar, o ligar o pillar o lo que se te antoje, pero tanto hombres como mujeres, queremos lo mismo: AMOR y escrito así con mayúsculas. Dime que no es verdad anda... ¡tío listo!

No es cierto que la abundancia brutal, exima del deseo de tener amor, compañía y pareja. Conozco ya muchos casos de ligones excepcionales que han, literalmente, perdido el culo cuando se les ha aparecido una tía que le casaba con su prototipo. O bueno, miento... que simplemente ha sabido “ponerles en su sitio”.

Por otra parte, el sexo de una noche no llena a casi nadie, excepto, paradójicamente a quién nunca ha tenido mucho sexo. Aquí no me puedes decir que no. Ese, si que necesita y valora un periodo de sexo desenfrenado, anónimo y frío. El que de verdad gozó de una juventud plena sexualmente hablando, no desea ni por asomo, seguir toda su vida soltero y tirándose a todo lo que se menea. Excepto, claro está, casos patológicos de inmadurez crónica. Me viene a la cabeza el actor británico Hugh Grant ¿te suena de algo? Me refiero a eso mismo... A cagarla por no saber valorar una pareja.

Al contrario de lo que dices, querido colega “enterao”; creo firmemente que aquellos que han gozado en un mundo sin escasez, son precisamente los que más pronto acaban casados o emparejados. Hace mucho que superaron ya la idea romántica de ir de cama en cama, y ya saben que eso no les llena. Si analizo la trayectoria de los “más ligones” de mi juventud, no puedo por más que referirme al “Primo” y a un amigo; “Gonzo”. Ambos dos, con apenas quince años no paraban de liarse con tías, entre las miradas entre atónitas y envidiosas de los demás. Ambos están casados y con hijos…

Emparejarse es una búsqueda humana y connatural. Una necesidad biológica y espiritual. Todo nuestro sistema hormonal y bioquímico esta orientado al emparejamiento, su búsqueda y consecución. Estamos hechos para la pareja y es más; te diré otro secreto, todos nacemos con lo necesario para emparejarnos con éxito, peroooo... Somos humanos y eso hace que nos liemos mucho más que los animales. Ellos no se complican tanto la vida. Los humanos nos empeñamos en complicarnos la vida y dificultarnos a nosotros mismos ese derecho esencial a emparejarnos, ser felices y “comer perdices” o lentejas con chorizo, como a ti te gusta.

En primer término, cada vez nos cuesta más ser naturales y sociales, y por tanto, nos cuesta más ligar. Parece que necesitamos ocho copas para hablar con una tía, lo que por supuesto complica las cosas. Por otra parte, nuestro creciente individualismo también hace muy jodidas las interacciones. Todos queremos todo. Pareja pero hacer los que nos salga de los coj... Mucha libertad y mucha compañía. Somos cada vez más egoístas y no nos damos cuenta de lo que nos perdemos. Vamos a nuestra p… bola y no nos damos ni cuenta, porque eso ya se ha convertido en lo normal.

Además, hay otro reducto que… ¡Ay! ha “sufrido mucho”, le han roto el corazón. Ese grupo se pone armaduras y no se abre a una nueva relación, ni aunque se lo pongan en bandeja de plata. ¿Sabes por qué? Voy a hacer una analogía: Cada vez más, somos una generación de amantes del fast food y de las pildoritas ¡Coño! parece que busquemos algo indoloro, inoloro e insípido... vamos como el agua.

Lo más paradójico es que TODOS sin excepción buscamos novia y novio. ¿Qué hay gente que es super feliz estando sola? FALACIA, MENTIRA gorda. Cuando uno está solo, suelñe ser porque no le aguanta ni Dios, sobre todo ya con una edad. Puede haber gente que haya logrado no ser infeliz estando sola... No te digo que no, o que haya logrado un deseable y SALUDABLE bienestar emocional en esos estadios; pero quién me diga que esta mejor solo… quién me diga que prefiere un desayuno solo que un delicioso desayuno tomado con tu pareja tras hacer el amor; quién me diga que prefiere ver esa peli solo que en buena compañía… probablemente es que nunca ha estado en buena compañía.

En una cosa si te doy la razón, cuando hablas de la escasez o no en relación a la pareja, no andas mal encaminado. La escasez determina y mucho la forma en que se afronta la búsqueda de pareja, pero nuevamente creo que es exactamente al contrario. El que no ha sentido en sus carnes la escasez y no tiene pajas mentales en su interior, no está en estos momentos saltando de cama en cama, sino más bien teniendo churumbeles y echando barriga. ¿Por qué?

1. Ya ha vivido la adolescencia y el periodo básico e irrenunciable de desfase sexual. Hay que vivir esa fase; hay que desbarrar y tener experiencias sexuales, de lo contrario no serás buena pareja.
2. Es selectivo, sabe con bastante precisión lo que busca lo que hace que evite perder tiempo en relaciones estériles. Curiosamente al ser selectivo tiene más opciones y más atractivo. Además selecciona mejor a sus pretendientas.
3. No vive las relaciones desde el miedo a perder. Ha sabido ligar estando solo y sabe que puede rehacer su vida.
4. Tiene una buena concepción de si mismo por lo que no estará con alguien que no le respete, ame y comprenda. Sabrá ser asertivo y pedir más de la relación si hace falta.

Empecé realmente a estudiar y a escribir sobre este tema por que creo que la gente quiere decir amor cuando dice sexo; y es por eso, por lo que intenté penetrar en lo más profundo de los mecanismos del enamoramiento, las relaciones de pareja y la pasión humana. Trate también no se si con éxito o no de comprenderlo todo, masticártelo para que lo entiendas y darte eso que tanto añoras…pildoritas…trucos… ¿A que conclusiones llegué durante mis pajas mentales?

Déjate de pajas mentales y de foros y de chateos. Empieza por convertirte de verdad en alguien atrayente. Hazme caso, serás atractivo. Una vez hecho esto… elige bien con quién acabas. Más vale solo que mal acompañado, lo que no es incompatible en absoluto con toda la brasa que te he estado dando. Ten en cuenta que en el amor hay tres patas de banco: romance o intimidad; pasión y compromiso; si falta alguna no es amor. Haz bien las cosas desde el principio; no actúes por escasez, y no temas decir lo que piensas y pedir lo que quieras. Si, vamos... ¿Te suena aquello de el nuevo ADÁN?

Hazte un favor: Deja ya de idealizar sobre el amor y la pareja. Vivir en pareja es vivir con una tía que se tira pedos, engordará y envejecerá. Es convivir con una tía que no va a cambiar, que tratará de manipularte... Bueno, perdón... aceptamos barco. ¡Madura de una puta vez! Si te perdiste la quinta parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! V: PERO MIRA QUE ERES PESADO CON LO DE ECHARME NOVIA...

Que sí, que vale... Ya me lo habéis dicho cinco veces con ésta. Pero tíos ¿qué os pasa? ¿por qué estáis tan pesados con lo de echarse novia? ¡Pesaoooooos!.... ¡Cansinoooooos! que así estoy muy tranquilo ¡so plastas! Es algo que perfectamente podrías estar pensando, al llegar a este ¿último capítulo? de la serie ¡ECHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! Si tienes esta sensación, o te ha pasado por la cabeza algo parecido a esta bronca por pesados ganada de forma merecida... Igual tengo que felicitarte, sin vergüenza ninguna. Es probable que se te de bien ligar y que no tengas la necesidad, de estar pegado o detrás de una mujer todo el puto día. Esto tiene mucho que ver con la experiencia que hayas tenido con ellas, es una simple cuestión de escasez o abundancia. Permíteme que te lo explique:

Nadie aquí trata de convencerte por todos los medios de que te eches novia, la cosa no va por ahí. Pero si no has sido un ligón desde siempre, o al menos desde hace un tiempo, es muy probable que tengas más ganas de echarte novia, que quizás un amigo tuyo que ligue bastante más. Te voy a poner un ejemplo muy claro y muy simple... y además, vivido en primera persona como a ti te gusta:

¿Por qué un tío como yo, quiere saber tanto y contar un tanto más, siempre acerca de relaciones más profundas que sean más que el polvo de una noche? No tengas duda, no lo pienses: Siempre y hasta que la memoria me ampara, he sido un paquete con las mujeres. Para mi, el polvo de una primera noche, era algo excepcional, no era, ni es el patrón común. ¿Se puede? Claro que se puede echar un polvo cada noche, pero quien lo hace... No se para a contarlo por estos lares, lo hace y punto. ¿Sorprendido? Te aseguro que si siempre todo me hubiera ido de puta madre con las mujeres, en plan ligón-seductor, no estaría escribiéndote aquí y ahora. Es más, es muy probable que P&R ni existiera... y lo más seguro, yo mismo me reiría de espacios como estos y de la gente que entra en ellos. No me sentiría identificado con ellos, ni les entendería, ni sentiría que tengo respuestas que dar. Es una simple cuestión de experiencias y escasez. Bueno, sobre todo de experiencias, ya que la escasez o la abundancia, son solamente consecuencias de lo que uno lleva dentro, no depende de las tías, aunque creas que sí. Al final cada uno, se comporta en función de lo que ha vivido.

Independientemente de que tenga que felicitarte, por se un tío completo y entero que se lo monta bien, o que tenga que sentarme contigo una tarde, para explicarte algunas cosas con tu vida y la mía encima de la mesa; al final lo que cuenta de verdad, es que estés satisfecho y feliz con tus relaciones. No pretendo nada más, que cada uno se lleve el gato al agua y que se sienta lleno con sus relaciones: eso es lo que queremos aquí, lo que vivimos, lo que contamos, lo que vendemos y lo que escribimos.

Es así de simple, cuando uno no ha tenido mucha experiencia, o pocas experiencias más o menos satisfactorias en pareja, busca aquello que le falta desde un punto de partida que le resulta conocido. Hablando de relaciones, estamos hablando de buscar pareja. En cambio, cuando uno ha tenido experiencia variada, ha estado con mujeres de forma frecuente, no tiene esa sensación de “búsqueda de una respuesta inmediata” a su escasez. ¿Cuál es su punto de partida? La abundancia de experiencias, y desde ahí la mejor forma de mantener su bienestar. No hay misterio ninguno, cada uno busca lo que le falta, desde lo que conoce.

No queremos que te ECHES NOVIA DE UNA PUTA VEZ porque sí, queremos que tengas la relación a la que desees aspirar, tanto sea la del ligue de una sola noche, como la de una pareja para toda la vida, pasando por todos los estados intermedios, que pueda haber entre estos extremos, tan radicales, siempre y cuando seas lo suficiente libre para optar desde tu libertad y deseos a cualquiera de ellos. Siempre y cuando la voz cantante, la tenga tu propia voluntad, y no pertenezca solamente a tu polla o a tus prejuicios.

Fíjate qué cosa más tonta ¿verdad? Una vez más, tengo que preguntarte si sabes lo que quieres. Sin esto, ni tú, ni yo, ni El Duque vamos a ninguna parte. Ni los polvos de una noche son la panacea, ni tampoco lo son las novias, las parejas, ni las relaciones para toda la vida... Si es que de estas últimas queda alguna. Lo más importante de todo, es que sigas tú siendo el que elija, el tipo de relación que quiere vivir y disfrutar, no el tipo de relación que te digamos nosotros... Ni nadie. [¿continuarà?] Si te perdiste la cuarta parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! IV: TARDE O TEMPRANO, TE VAN A PILLAR, por EL DUQUE


Te preguntarás por qué hemos puesto una foto de Risto Mejide... En breve creo que lo podrás intuir. Hay una especie de máxima en el mundillo de la seducción que reza algo así como…cuando te la llevas a la cama se acaba el juego. Esta máxima jamás la he compartido y es más; la comparto solamente en el caso, de que lo único que quieras sea una noche de sexo; pero si quieres algo más, honestamente creo que el juego empieza precisamente el día después de esa maravillosa noche de sexo (si has ligado, claro...) y dura tanto cuanto dura la propia relación.
-
Mira tío, las mujeres o al menos la mayoría con las que yo me he encontrado, son por naturaleza exigentes y selectivas desde el día 1, hasta el infinito. Tienen una especie de juego de test incorporado que aplican a cada rato y que usan desde el principio al fin.

El problema estriba, en que las tácticas de seducción que te empollas hasta la saciedad, te van a servir como mucho, para burlar los primeros test iniciales y con un poco de suerte, puede que te lleven a triunfar llevándotelas a la cama... perooooo lo que te aseguro es que no te servirán para saltarte todos los test posteriores… macho, tarde o temprano te descubrirán…. Si!!! pillín… ¡TE VAN A PILLAR! Tarde o temprano descubrirán que no es oro todo lo que reluce y descubrirán tus necesidades afectivas, tus movidas mentales y tus pequeñas miserias existenciales.

En el contexto de las relaciones estables es cuando realmente se ve quién es un seductor y quién es un empollón de libros-foros de seducción, o simplemente un ligón de playa o ligón discotequero. Es en ese contexto, cuando estas con ella sintiéndote el rey del mundo cuando se separa el oro de la paja. En esos momentos no te pongas histérico, ni como un loco a buscar respuestas y deja de dar el coñazo a Arcángel que bastante tiene él. Además para tu caso concreto no tendremos respuestas, no conocemos a tu chica (o quizás sí ¿quién sabe?)… de momento.

Tal vez te la llevaste a la cama porque “jugaste bien”, pero luego eres un tipo aburrido, anodino, intelectualmente plano o eres un puto egoísta o demasiado dependiente o un tipo con menos sentimientos que una zapatilla o un crápula desmedido o un tipo sin personalidad ni huevos… y déjame decirte la verdad: TE LO VA A NOTAR.

Entonces ¿Qué hacer? Pues sencillamente MADURAR Y CRECER… el proceso de auto-crecimiento dura tanto como tu propia vida y ese proceso es el único que te garantiza irte convirtiendo en un gran seductor o mejor aún; en una persona exitosa en su vida personal.

Sólo convirtiéndote de verdad de la buena en un hombre, acabarás logrando tener las respuestas a todos los test que las mujeres de tu vida te pongan. Déjame contarte otro secretito: la respuesta a todos los test que ellas te pongan siempre es la misma y es: SOY UN VERDADERO HOMBRE MADURO E ÍNTEGRO QUE TE QUIERE. Eso es precisamente lo que desean saber.

Veamos lo que dice esta frase: SOY UN VERDADERO HOMBRE... ¿ein? ¿Qué implica decir esto? Hoy en día, con tantas cosas pululando, creo que ni ellas ni nosotros mismos hemos visto un VERDADERO HOMBRE desde hace siglos. Mi definición para esta especie en peligro de extinción contemplaría aspectos tales como: masculinidad bien expresada, desde la diferenciación con la mujer pero siempre desde el más absoluto respeto a la igualdad hombre-mujer; sexualidad bien expresada, también desde una referencia genuinamente masculina aunque respetuosa con la feminidad; seguridad en todo lo que hace; auto independencia, proactividad y por tanto no reactividad; asertividad, liderazgo... ¡que no es poco!

MADURO: Un hombre maduro es un tipo con la capacidad de enfrentar con entereza los problemas de la vida y que ha superado con éxito dos cosas: al niño que todos llevamos dentro y sus traumas adquiridos. Ha vencido al niño que llevamos dentro y que nos dice: “tengo miedo… mamá ven a sacarme de este follón” “quiéreme porfa” “si no estas me muero” “quiero llorar…” “estoy triste… apiádate de mi” “dame teta” “ñe, ñe, ñe… mi, mi, mi…”. Seguro que muchos de estos comportamientos te son familiares.

Un hombre maduro también ha vencido sus traumas y no anda por ahí con armaduras oxidadas, ni con miedo a las tías, ni con pajas mentales por que le ha pasado esto o aquello. Y por cierto, no se dirige a su novia, como si ésta fuese su madre. Pregunta al aire ¿existen muchos hombres maduros? Me refiero a maduros de verdad, que de puretas andamos bien servidos.

INTEGRO: Muchas veces las mujeres quieren ver (que raritas que son!!!!) que el tipo que esta con ellas es fiable; que dice una cosa y la cumple, que es coherente, que no tiene unos principios intercambiables, que no se vende al mejor postor o que no se va con la primera ti buena que se le cruza; que no miente, ni se esconde ¿Te suenan estos comportamientos? Y no, no me refiero ni a Braveheart, ni a Gladiator. La cosa va más bien tirando por el nuevo ADÁN… pero no soléis hacer caso a un texto, a menos que aparezcan las palabras follar, sexo, fácil, rápido, truco, rutina y similares, así andamos.

QUE LA QUIERE: Las mujeres “raras de cojones” siempre quieren que el hombre que comparte su vida con ellas las quiera… pero de verdad. Y aquí voy a dar una torta a la mayoría de los tíos: NOOOOOOOOOOOOO; eso que haces habitualmente no es quererla de verdad; es necesitarla; proyectar tu ego en ella, depender de ella, buscar en ella esa madre que tanta falta te hace. Quererla de verdad no es nada de eso y aprender a amar es una lección valiosísima que tendrás que aprender tu solito sin libros, blogs ni cosas de seducción.

Cuando de verdad logres crecer como ser humano maduro y completo, entonces será cuando realmente vivirás de forma absolutamente gratificante, la vida en pareja, pues tendrás las respuestas y al fin podrás volar tranquilo, sin tener que entrar a P&R para que te demos una “solución”. [continúa en parte V] Si te perdiste la tercera parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! III: ESTA TÍA ES PARA MI, por EL DUQUE

Tal vez hayas tenido esa maravillosa sensación una, dos o varias veces a lo largo de tu vida: “Esta tía es para mi”; es la ideal; mi ideal de tía. La has dejado en casa con un interminable, húmedo y dulce beso en los labios; arrancas el coche y te vuelves a tu casa aún con su sabor en lo labios y disfrutando a tope del subidón de dopamina.

No sabes el por qué, pero lo sabes; “es para ti”… en estos momentos entre tus babas, tu cara de capullito enamorado y tu cerebro muy cuco él, te han hecho olvidar y omitir todas las posibles reticencias que pudieras tener, y sólo piensas en ella como si de una diosa se tratase. Hasta aquí todo perfecto; te lo compro; es más; estos son probablemente los momentos más felices de toda relación y no seré yo el que te pida que prescindas de ellos. Lo esencial en pareja es que ambos sean felices y estos momentos… sencillamente “son la leche”.

Lo que si que voy a pedirte es que antes de comprometerte hasta las cejas; antes por supuesto de lanzarte a hacerla madre de familia numerosa, irte a vivir con ella o pasar por la Vicaría, debes plantearte muy en serio si realmente esta tía es para ti y tú para ella. Y macho; siento decirte que debes hacerlo con la cabeza lo más fría posible prescindiendo de tus bajas partes y de los subidones dopamínicos que experimentas.

Para saber si realmente esta tía es a por la que ir en serio, debes de hacerla pasar por tu propio test de aptitud, pues te diré una cosa Don Juan: ella seguro que lo hará, es más... fijo que lo está haciendo mientras lees este artículo o tomando cañas con tus amigos, o ya lo ha hecho mientras tú todavía dudas o te planteas cuál es tu estado actual con ella, con todo aquello que hayas mostrado hasta el momento.

Personalmente, no me gustan nada ni creo en los enunciados que comienzan con un “Las mujeres… bla, bla, bla”, siempre me han parecido estereotipos machistas sin fundamento; pero en este caso te diré: “LAS MUJERES NO PARAN DE HACERTE TESTs DE APTITUD” y se asegurarán muy bien de que eres el mejor padre posible para sus potenciales hijos antes de dar pasos que la comprometan.

Una vez comprendas esta realidad estarás preparado para empezar a ser tu también exigente, selectivo y también someter a tu chica a tu propio test antes de comprometerte. Te daré una serie de pautas, porque ya sabemos que TE GUSTA PENSAR POCO, y que pueden servirte a modo de guía básica; pero recuerda que tú y sólo tú sabes que requisitos ha de tener la mujer de tu vida:

1. Repasa tus propios valores y principios. Y no me vale la frase de Groucho: “Si no le gustan mis principios tengo otros”. Repasa tus verdaderos principios y valores. Los de verdad, los que te llenan, los que de verdad te salen del alma (no lo que "se supone debería ser"... de eso no se "come"), y busca que tu futura tenga valores y principios semejantes y compatibles.

2. Nuestra máxima preferida: Más que a lo te diga estáte atento a lo que haga. La gente suele hablar de si mismo en unos términos que no coinciden 100% con su verdadera forma de ser. Observa como trata a sus amigos, a sus padres; a ti, por supuesto, como reacciona en los momentos felices y en los tristes, en los momentos de cabreo (¡ojo! si nunca se ha cabreado contigo eso también es sintomático, y no te diría que de algo bueno precisamente…).

3. Despójala de su belleza física. Imagínala con 20 kilos más y un par de verrugas. ¿Te seguiría molando? Si la respuesta no es afirmativa, mejor no te compres aún el chaqué.

4. Averigua cual es su plan de vida y busca que sea compatible con el tuyo. No puedes pedir a nadie que renuncie a una parte esencial de su vida por ti y si lo hace te pasará tarde o temprano la cuenta.

5. ¿Confías 100% en ella? ¿La confiarías el cuidado de tu joya más preciada, tu gato o hermanito pequeño?; ¿La dejarías ir al cine y de cena con ese amigo tuyo tan guapote sin rechistar?... Macho, para comprometerte con alguien hay que confiar 100% en ese alguien.

6. Sácate DE UNA PUTA VEZ de la cabeza fantasías sobre como la cambiarás o transformarás o moldearás tu gusto. Lo más que conseguirás es que se tiña de rubia o se cambie ese vestido, pero la esencia de LA GENTE NO CAMBIA. Debe gustarte tal como es.

7. Pregúntate a ti mismo por qué estas con ella. ¿Por huir de la soledad?; ¿Por el sexo?; ¿o por que de verdad te llena en todos los sentidos? Sexual, espiritual e intelectualmente. Aunque no lo creas, todos tenemos estas tres facetas en nuestra vida.

Y después de este análisis frío, concienzudo e intelectual procésalo todo y pregúntate a ti mismo que es lo que sientes cuando estas con ella. Los sentimientos son una magnifica guía y honestamente, si ella no te emociona, si no logra hacer tambalear hasta tus cimientos…es que ella no es para ti. Eso si; si tras comerte el tarro con esta bronca que te he echado pensando en ella, y tantas otras mezclas hormonales, subidones y bajones como consideres oportunos; si tras pasar todo por la batidora de la razón, sigues volviendo a casa relamiéndote, emocionado y buscando retener su olor… Ella si es para ti. [continúa en parte IV] Si te perdiste la segunda parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! II: ESTA TÍA ME TIENE LOCO

¿Y ahora qué hago? ¿La llamo? ¿No la llamo? No sé qué hacer... No quiero ser un plasta, ni un pesado, pero me muero por verla. Desde hace una semana solamente puedo pensar en ella. Hacía tiempo que esto no me pasaba. Cuando volvía a casa el jueves por la noche, me sentía extraño, ilusionado, hipnotizado... La acababa de ver, pero nada más llegar tuve que llamarla, solamente quería darle las buenas noches, otra vez mientras ella reía sorprendida al otro lado del teléfono:

Él: Solamente quería darte las buenas noches.
Ella: Pero si nos acabamos de ver, jejeje....
Él: Ya, pero si no te llamo reviento.
Ella: Ya veo, ya... Estás loco.
Él: Pues parece que sí ¿verdad?
Ella: Sí ¿Y por qué crees que es?
Él: ¿Hace falta que te lo diga?
Ella: Si quieres...
Él: Ya lo sabes.
Ella: Bueno, a lo mejor sí...
Él: Y ¿te gusta saberlo?
Ella: ¡Qué tonto eres!
Él: Mucho, sí.
Ella: Me encanta saberlo.
Él: Y a mi sentirme así.
Ella: ¿Te estás poniendo tonto?
Él: Sí, un poco.
Ella: Deberíamos ir a dormir.
Él: ¿Juntos? Me encantaría
Ella: ¡Qué listo! Vamos a dormir anda...
Él: OK, tienes razón, que mañana se trabaja.
Ella: Buenas noches tontorrón.
Él: Buenas noches listilla.

No ha pasado ni un día, y estoy que no puedo... ¡Estoy que reviento! No quiero cagarla, quiero hacerlo bien ¿Será mi novia? ¿Querrá ser solamente mi amiga? Joder... No sé cómo hacerlo. ¿Tengo que hacer algo?

Supongo que alguna vez, te habrás sentido así. Cuando la acabas de conocer, cuando tienes mariposas en el estómago, cuando sabes que ha surgido algo y tienes esos nervios de no saber qué es lo que está pasando... Cuando antes de ir a dormir, le das cuarenta mil vueltas y te gustaría estar cada minuto con ella. Sabes bien a qué me refiero, son momentos muy especiales, en los que uno muchas veces no sabe cómo reaccionar. ¿Cómo debo actuar?

Sencillamente no son momentos en los que uno deba calcular nada. Son momentos para disfrutarlos, para conocerse, para no esperar nada que no salga de ambos. ¿DESEAS BUSCAR PAREJA? Por el momento deberías hacer caso a los consejos que nos daba El Duque en la primera entrega de esta serie. La paciencia es una virtud, pero cuando uno tiene mariposas en el estómago, es muy fácil “perder la cabeza”.

¿Sabes algo? A lo mejor hay que perderla un poco, pero por el lado bueno. Estos momentos hay que aprovecharlos para soltarse, más que para contenerse... Es lo que te acaba pidiendo el cuerpo. Normalmente, ella en estos casos, actúa con más inteligencia, ya que al conocerte, está viendo qué es lo que puede esperar de ti y lo que no. Como buenos enamoradizos, nos encantaría conquistar un reino para ellas, pero francamente no creo que eso sea lo que ella esté esperando... ¿o crees que sí?

Cuando una mujer te tiene loco, quieres que se vea siempre lo mejor de ti, quieres hacerlo siempre todo bien y esto te quita mucho relax. ¿Sabes algo más? Si quieres ECHARTE NOVIA DE UNA PUTA VEZ, lo mejor que puedes hacer para empezar en momentos como estos, es relajarte y disfrutar. Con prisas no se va a ninguna parte, y quien piensa demasiado muchas veces no termina por disfrutar aquello que está viviendo, que al final es lo que te vas llevar: los buenos momentos, salga bien, salga como esperas, o todo se quede en agua de borrajas. Aprovecha los buenos momentos, al final es lo que más cuenta. Nunca quieras tenerlo todo controlado, ni planeado, ni sobre el papel. Cuando algo sale bien, es porque ambos quereís que salga. [continúa en parte III] Si te perdiste la primera parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.