¡SÉ TÚ MISMO BORREGO!

Frases como “Sé tú mismo” cuando uno es un auténtico pringao, son una condena en la vida real. El falso consuelo de las palabras de una amiga, que te dice lo bueno que eres cuando eres un calzonazos, o de tu madre porque la has obedecido siempre, o de la chica que te gusta y que te acaba de soltar eso de “eres mi mejor amigo” cuando le estás haciendo de paño de lágrimas por su novio el de la moto", son las zancadillas y las piedras con las que te enseñan a consolarte desde niño, en lugar de decirte ÁCTÚA, para que cuando crezcas, hagas lo que tengas que hacer: ser un hombre. Anestesia verbal autocomplaciente del fracaso y la frustración, basura emocional exhibida en películas para niños, que cuando se hagan mayores, van a ser unos perpetuos calzonazos, al servicio de las personas que realmente saben lo que quieren, porque además de pensar, actúan.

Se me debe notar cabreado mientras te hablo ahora mismo ¿verdad? Es totalmente cierto. Me jode ver el lavado de cerebro que ejerce toda esta basura emocional autocomplaciente para hacer de ti y de mi unos perdedores, desde que por primera vez nos ponen delante una película de Disney siendo niños. Me rebelo contra todo lo políticamente correcto, a sabiendas de que me pueda costar una amistad o un puesto de trabajo, aunque la opinión que tengan las personas más allegadas a mi cambie o aunque me empiecen a ver como una bestia, arrinconada en peligro de extinción por no evolucionar. ¿Sabes qué? Prefiero ser un cavernícola en peligro de extinción. Aunque todo el mundo diga que ser un cordero es bueno (no lo dicen con esas palabras, pero si te piden que seas responsable, que seas bueno, que seas comprensivo, que aguantes, que cumplas con las normas que te imponen), ya sea en la biblia, ya lo diga Disney, ya lo diga mi padre, mi jefe o el partido político al que estoy afiliado, es algo que no quiero por lo que vuelva a pasar un solo hombre más ¿por qué?

Los lobos apacientan a los corderos, los encierran, los ceban y cuando es necesario los devoran. Es una imagen muy bíblica, pero muy gráfica. Cada vez que pienso en toda la basura que meten en la conciencia de los niños, a través de dibujos animados, cuentos, películas... Me pongo enfermo. ¿Sabes cómo se amaestra a un animal? No me refiero a una técnica concreta para adoctrinar a perros, gatos, tigres, o caballos, sino a la pauta general necesaria para convertir a un tigre o un león en un gatito: eliminar su instinto y condicionarlo a la voluntad de otra persona.

Niégale una necesidad básica a un animal, la comida es el ejemplo, para verlo más claro. Aíslalo del resto del grupo, de forma que no pueda ser "contaminado" por la influencia del instinto de su grupo. Castiga su instinto cada vez que aflore, negándole la comida, o la luz, o la compañía. Oblígale a hacer algo para ganársela: haz que el ratón recorra un laberinto y ponle la comida al final del camino; o haz que el león de un salto, y no le des la comida hasta que salte; o bien haz que el perro se siente, enseñándole una galleta solamente cuando haga lo que tú le dices.

Ponle la comida a un animal cuando realice esa tarea que va en contra de su naturaleza, y lo tendrás a tu merced. El animal irá perdiendo su instinto poco a poco, porque sabe que solamente haciendo lo que tú le dices, le valdrá para alimentarse. El león dejará de cazar, el perro dejará de correr a voluntad, el ratón irá por donde tú le digas para conseguir su comida. No volverá a utilizar el instinto para alimentarse, porque será tú como adiestrador, el que le diga el qué, el cómo y el cuándo para poder comer. Espero que lo hayas entendido bien con este ejemplo: cuando le arrebatas el instinto a un animal, puedes dominarlo. ¿Crees acaso que somos tan diferentes a los animales?

Pues querido colega, entre las películas de Disney y el sistema educativo aborregante, que destina a los niños a quedarse sentados sin hacer nada al menos hasta los 18 años, dime tú qué alternativa nos ha quedado o les queda, para poder desarrollarse y cumplir sus objetivos en una sociedad gobernada por lobos. Después nos metemos con los lobos pero... ya te diré que no te escribe un lobo, te estaría engañado, habla más bien un cordero rebelado que aprendió a morder. Te he dicho algo con truco, te he hablado de cumplir objetivos, pero ¿cuál es el truco? El truco es que lo primero que te quitan con el instinto, son tus propios objetivos.

Alguien sin objetivos, no sabe lo que quiere, y si no sabe lo que quiere, siempre será otro, el que le dicte lo que tiene hacer. Es igual que trabajar por cuenta ajena, estás trabajando para que otro cumpla sus objetivos, que no son los tuyos, pero si no trabajas no cobras, y si no cobras no puedes pagar el alquiler, no tributas y no haces nada... Quizás por eso cada vez más los jóvenes son más NI-NI (ni estudian ni trabajan), ¿Para qué? Si no voy a llegar a ninguna parte piensan.

A la gente de arriba le interesa que creas que siguiendo sus normas vas a llegar a alguna parte; por eso en tantísimos medios de comunicación, películas, noticias y dibujos animados para niños, hasta en los cuarenta principales, se fomentan todo tipo de mensajes políticamente correctos, que más que equitativos o igualitarios son completamente castradores. No te quiero dar una charla político-marxista, no va por ahí la cosa. Lo que quiero realmente es que te revienten las pelotas y que te des cuenta, que cada puta frase que sale por TV políticamente correcta es una burda mentira, empezando por lo que se tragan los niños con las películas de Disney, y que les enseña a “no hacer nada”, conformándose con una apatía que los destinará al fracaso, creyendo que algún día les pasará aquello de “When you wish a pound star” y que los deseos y objetivos, se resuelven por arte de magia como en la Cenicienta, Blancanieves y toda esa mierda, de que un día se te aparece el genio de la lámpara de Aladino y te soluciona la vida. Es como esperar a que las cosas cambien porque te toque la lotería… Algo improbable.

No hablemos ya de las producciones del estilo Camp Rock o High School Musical, en la que directamente y tal y como actúan los protagonistas (en espacial los varones) con unos patrones de comportamiento, basados en complejos, infravalor, lástima y apariencia, proponen unos modelos o patrones masculinos, que si son reproducidos por los niños, con esa conciencia todavía blanda… Lo llevan claro para el resto de su vida, sobre todo con las tías; ya que cada uno de esos personajes goza de un complejo diferente; y el que no está acomplejado, es porque representa al guay del instituto. Fíjate que hasta en estos musicales te dicen que hay uno que manda que no eres tú, para cuando trabajes, preparándote el camino del esclavo borrego.

Si ya desde pequeño no te enseñan a ser normal y te aborregan de tal forma que parece que una chica te está haciendo un favor vital por darte un beso, o por tener una cita con ella… mal vamos. Ya tendremos un pringao de por vida, que creerá que ligar es un don de elegidos por la mano de Dios, y que ellas le hacen un favor.

Todos somos especiales según este tipo de basura, por muy amorfo que seas ¿verdad? Y que Dios me perdone, pero en un cuento de estos un chico con gafas y silla de ruedas liga… ¡Los cojones! ¿Eso pasa en la vida real? ¿En la vida real liga el feo? ¿El pobre se hace rico porque le sale el genio de la lámpara o se lleva a la princesa? En la puta vida, eso tenlo claro, y si ya pasas los 30 estarás más o menos desengañado en cuestiones de suerte, a menos que seas el puto amo. Igual sigues echando a la quiniela o la lotería; todas las semanas Euro millón: me niego a hacerlo, hace tiempo que no espero nada, que no me haya ganado yo realmente, o que no me haya currado yo por mi cuenta.

El triunfo nunca viene por arte de magia, ni siguiendo las normas de alguien que está por encima de ti. ¿Existe un atajo fácil? NO existen los atajos fáciles, quédate con esto, pero si existen caminos que igual nadie se ha parado a contarte, porque no le interesa que los sepas. Y no, no te hablo de ninguna piedra filosofal al alcance de unos pocos. Te hablo de echarle huevos.

Sé de sobra que me notas quemado mientras hablamos, no creo que sea positivo, pero es la realidad. Normalmente siempre espero a “estar al 100%” para poder transmitir de forma limpia y no contaminarte con mi mala idea, que hoy por lo visto me sobra. Pero si quieres un libro rosa… los libros de Corín Tellado son mucho más fáciles de encontrar que éste. De todas formas creo que si precisamente te estás metiendo en el fango conmigo en este momento, es porque te has cansado de ser honesto, de ser bueno, del “sé tú mismo pero quédate ahí sentado calladito pagando fantas”, de cumplir siempre las expectativas de los demás y no las propias… es egoísmo puro y duro, porque probablemente no estés acostumbrado a ser egoísta. A la mierda la culpa, eso no da de comer y además es un invento que te deja sentado sin capacidad para reaccionar.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada