PONLE PRECIO A TU DISPONIBILIDAD: HABLEMOS DE TRABAJO I

Aquí depende en mucho de cómo te hayas vendido desde el primer día. Si ya desde un momento estás hecho "para hacer de todo" por el módico precio de un solo sueldo, lo llevas jodido. Primero te voy a dar unas recomedaciones...

Siempre has de hacer lo que te manden si trabajas por cuenta ajena, que para eso eres un empleado, pero si te lo tienen que pedir dos veces... y de buenas manera, mejor que mejor. Cuando haces cosas gratis o trabajas desinteresadamente, no lo dudes, tu trabajo no se valora una mierda, aunque el esfuerzo dedicado sea el máximo, los demás o tu jefe, solamente van a ver que lo haces "gratis" y que como empleado les vienes de lujo, porque les sales barato. Volviendo a la cita de The Joker: Si eres bueno en algo... Jamás lo hagas gratis. Si en tu trabajo te piden un extra, que tanto se estila en estos tiempos de crisis, hazlo, es más... te diré que lo hagas muy bien, realmente bien, pero siempre tienes que pedir algo a cambio, aunque sea una tontería: una tarde libre, salir antes un viernes, alguna ventaja, algo que te sirva. Si no les haces ver que tus extras tienen un precio, te van a tomar por el pito del sereno.

Tienes que aprender a pedir las cosas, a negociarlas, a que exista un intercambio entre tu esfuerzo extra (que ya te pagan una nómina por tu trabajo ordinario) y tu propio bienestar. Nadie te está regalando nada, tienes que tener eso bien claro: la gratuidad no existe. No, de ninguna manera, no quiero que ni se te pase por la cabeza la idea de que te van a regalar algo en tu vida laboral; ni siquiera en tu vida afectiva o incluso familiar o amistosa. Soy bien consciente de cómo suena lo que te estoy diciendo, pero esto no es un anuncio de compresas, ni de cosméticos o de artículos de higiene íntima para menopáusicas. Aquí no hay flores rosas, ni cielos abiertos esperando a que pases corriendo recogiendo billetes de 500€ que caen del cielo.

Te voy a ser muy claro: una palmadita en la espalda no te da de comer. ¿Qué es lo que te de da de comer? Que yo sepa, la comida se paga con dinero... La comida y lo que no es comida. ¿Regalas tu tiempo? ¿regalas tu esfuerzo? ¿trabajas más por el mismo precio? Si no te pagan más, no deberías trabajar más. Ya sé que eres bueno, ya sé que te gusta hacer las cosas bien, que te gusta terminarlo todo, que eres un tío responsable... Te lo diré de otra manera: un impresentable o un irresponsable, no precisa de un anti-código que le enseñe "atajos" para hacer lo que le de la gana porque ya lolleva aprendido de casa.

La única forma, de que te vayan mejor las cosas en el trabajo y de que se te premie, es resultar imprescindible o insustituible. Aunque bueno, esto es teoría, nadie es insistutituible, cuando hay que hacer algo, se hace... mejor o peor, pero las necesidades se acaban cubriendo contigo o sin ti; por eso has de aprender a jugar con las responsabilidades extras que asumas y emplearlas como moneda de cambio. ¿Sabes algo que los demás no saben? porque siempre habrá alguien que trabaje igual o mejor que tú. Esto no tiene por qué depender de ti, muchas veces es cuestión de suerte, o de enchufe. ¿Nunca te has preguntado por qué hay un individuo o individua que no trabaja, o que trabaja mal y que parece científicamente imposible que le echen? En situaciones así te das cuenta que poco tiene que ver lo mucho o lo poco que trabajes para que tu permanencia en la empresa esté garantizada. La garantía no existe y muchas veces no depende de ti, si trabajas por cuenta ajena.

Tu pregunta para pillarme: ¿Y qué es eso que los demás no saben y tú si para crear esa dependencia? Pues hombre, magia no hago, pero te voy a decir qué es lo que a mi me funciona: la gente confía en mi porque sé responsabilizarme de las cosas que hago, y si puedo ayudar... ayudo. Cuando digo que puedo hacerlo, cumplo mi palabra. Aparte de esto y en cuanto al precio de tu disponibilidad, ya sabes lo que dice el refrán: cuando hay confianza, da asco. Si te digo que la gente confía en mi, es porque, tiendo a conectar con las personas que están a mi alrededor, y suelo ser receptor de confesiones, anécdotas, experiencias e intmidades. A esto, es a lo que me refiero, cuando te digo saber algo que los demás no saben. Una cosa es esto, y otra bien diferente que tu empresa se "tome confianzas" contigo. Creo que sabes a lo que me refiero.

Me refiero a disponer de tu tiempo como si fuera suyo, a pedirte (y a que hagas, te recuerdo que la última palabra la tienes siempre tú), a sobrecargarte con tareas añadidas al mismo precio de tu nómina, cosa que por otra parte se estila mucho en estos tiempos de crisis, en los que el miedo a perder el puesto de trabajo, juega un papel fundamental para la empresa, miedo que utiliza y del que se sirve para hacer y deshacer de forma cuasi impune, en referencia a sus empleados. La cuestión es si estás dispuesto a pasar por este aro o no y si lo haces, que tanto tú como la otra parte salgáis ganando, porque de eso se trata ¿verdad?

Está claro, si pasas una vez por el aro, si desde el primer día aceptas un sobre esfuerzo, sin que ni siquiera te lo pidan dos veces, ésta será la barra de corte que la empresa o tu jefe tomará como medida habitual contigo desde ese momento. Si ven que pueden sacar más por el mismo precio, lo harán... No lo dudes por un momento, además tú harías lo mismo si fueras jefe o propietario ¿me equivoco? No se ven las mismas cosas siendo jefe que empleado, te lo dice alguien que en su trabajo es manejado si, no te puedo mentir, pero que también trata con equipos de trabajo de varias personas de forma habitual, con gente muy diferente en un mismo espacio y sabe hablar, organizar, tratar y pedir las cosas. [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada