APRENDE A JUGAR SUCIO: CONVIÉRTETE EN UN MANIPULADOR III

¿Cómo saber si lo estás haciendo bien? Si la víctima acude siempre a tu llamada, o bien que siempre te consulta antes de tomar una decisión porque no se sabe ver responsable sin que tú estés delante, o pida tu aprobación antes de hacer cualquier cosa, si te pide tu opinión, tu consejo, etc. Es la mejor señal de eficacia. Ya eres "indispensable" y puedes comprobar en efecto que lo que digas tú es la ley. Digas lo que digas, tendrá valor de verdad. Solamente has de tener cuidado con una cosa: si piedes algo que vaya en contra de las creencias, valores o bienestar, del manipulado y éste se ve obligado a pasar por un aro o una condición impuesta por ti como manipulador, puedes hacer que la víctima se agote abusando de este comportamiento. Piensa que el manipulado busca tu aprobación, él tiene que ganar algo también, sino la fuente se puede secar.

¿Quieres una formulita rápida de esas que tanto te gusta estudiarte para repetirla a pies juntillas porque crees que funciona solamente al verla escrita por otro tío que parece que sabe más que tú? Pues bueno, ésta funciona... ¡qué te voy a decir! Los demás tienen que confiar en ti, pórtate bien, muéstrate dócil en apariencia y empieza a asumir responsabilidades ajenas, de forma que todo o casi todo tenga que pasar por ti. Ayuda en exceso si es necesario y encárgate de todo hasta que el contrario sienta pereza de actuar, pensar y hacer lo habitual por sí mismo. ya has regalado demasiado ¿no crees? Ahora ponle un precio a cada gesto y a cada acción, empieza por algo pequeño, insignificante, pero empieza a ponerle un precio a todo y ve subiéndolo poco a poco.

Ya no haces favores, haces intercambios de menor a mayor. La cuestión es que para tener el poder, todo ha de pasar por ti. El fin último del manipulador es ponerse a si mismo en el papel de autoridad máxima, salvador de la situación, y convertir poco a poco al contrario en alguien débil y dependiente de su opinión, decisiones y gestos. No se trata de dar órdenes, no se trata de dar golpes de autoridad... El que sabe hacerlo bien, no pretende ser el centro de atención, ya que esto siempre te someterá a exámen.

En el momento en que te sientas protagonista, la vanidad puede hacer que te confíes y que empieces a confiar en otros y a delegar en otros, de forma que te "puedan acabar devolviendo el favor". No te equivoques, que te esté diciendo el cómo, no quiere decir que sea algo sano. Que los demás confíen en ti como señal de que lo haces bien, no quiere decir que tú puedas permitirte ese mismo lujo con ellos, es el precio que pagas. Y por si no lo sabes, no confiar en nadie no es mentalmente sano ¿puedes asumir esto? A mi me suena paranoico. Alguien que diseña cajas fuertes o sistemas de alarma tiene que ser paranoico para hacerlo bien, lo cual no quiere decir que eso le siente bien.

Al final, es el producto final, el resultado, el que te hará saber si merece la pena: comparando el coste personal (que lo tiene) en ti, con el beneficio obtenido. El manipulador o persuasor, nunca irrumpe de forma violenta en los valores y creencias del sujeto a persuadir, por lo que mediante una ilusión de alternativas, convenientemente presentada como opciones o soluciones o consejos, el manipulado siempre decide en función de esos caminos que le has dibujado, tomando la decisión favorable como si en realidad fuera propia.

Recuerda: siempre ha de ser el sujeto persuadido el protagonista y figura de autoridad aparente, quedando el persuasor o manipulador en un discreto segundo plano. Siempre como apoyo, como consorte, como ayuda, como acompañante en la toma de decisiones, como "asesor" o cómplice del protagonista principal. ¿Sabes por qué las mujeres lo hacen mejor? Porque no pretenden ser protagonistas, no tienen tanto ego como un tío. Saben salirse con la suya sin que todo el mundo se entere y aplauda. Debe ser por eso que dicen que detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer ¿casualidad? las casualidades no existen colega. En la manipulación, la autoridad real, la tiene el manipulador y es el sujeto manipulado el que constantemente tiene un marco de subordinación, aunque no sea algo que se reconozca a simple vista.

¿Es lícito manipular? Moralmente no, pero funciona ¿Es lícito persuadir? No te engañes cambiando el nombre... es exactamente lo mismo. Cuando se pretende obtener un resultado favorable para cubrir un interés personal a través de otra persona, se ha de tener en cuenta que si ambas partes salen beneficiadas de la toma de decisiones, el resultado será positivo para ambos y se podrá perpetuar y alargar esta relación, de "beneficio mutuo". No seas tonto, no agotes la fuente, no exprimas a quien te está sacando las castañas del fuego. En el caso en que solo una de las dos partes salga beneficiada, este beneficio tiene un principo y un fin, sobre todo si actúas muy en contra de los principios y valores de la víctima. Los parásitos mueren cuando muere su organismo hospedante. Si una parte se acaba agotando, se te termina la fiesta. Al final son siempre los resultados los que cuentan, el procedimiento... es cuestión de inteligencia. [fin] Si te perdiste la segunda parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada