SI YA NO SABES QUÉ HACER, PONLE UNA VELA A SAN ANTONIO

¿Qué más quieres que te diga? Si lo que quieres es echarte novia, yo empezaría por relajarme y dejar el monotema. Si no eres de los que se obsesionan con este tema, mejor que mejor… pasa de esta parrafada. Pero si eres como yo, que por simple y ceporro no me suelen caber más de una o dos ideas en la cabeza, me entenderás perfectamente. ¡Te va a caer la del pulpo! Mientras te escribo esto, Steel me está diciendo que no me tome a cachondeo a San Antonio, porque en efecto funciona, y te advierto que es una mujer que no se suele equivocar, y si se equivoca nadie se entera. ¿Sabes eso del piensa mal y acertarás? De todas formas, de lo que quiero hablarte es de la actitud de búsqueda, y de si realmente merece la pena buscar, cuando uno tiene ganas de compañera más que amiga. Sinceramente y aunque suene excesivamente espiritual, creo que la base de todo está en tener paz interior. ¡Ay paz interior! ¡Quién te pillara! Mi reino por un poco de paz interior y un barril de cerveza que no se termine nunca… y puestos a pedir imposibles, que tampoco engorde.

Cada vez me creo más aquello que las parejas en realidad “se encuentran”, o que las mejoras cosas en la vida, vienen por sí y hay que estar avispado para verlas, o bien las tienes delante y muchas veces no se ven tan claras, por tenerlas en las narices. Cuando uno se pone a buscar pareja, es ya archisabido, archiescrito y archioído aquello de “Es cuestión de actitud”. OK, entendido… eso ya lo he oído antes, ilumíname ahora listo, tú que sabes tanto, me puedes decir. Pues no, no te ilumino, te jodes… Pero según estés de ánimo (tu estado interno) puedes abordarlo de tres formas:

ESTÁS HECHO POLVO, coges la actitud de examinado… se te hace cuesta arriba y te agarras a la primera que pase y te haga un poco de caso. Tengo unas cuantas pistas para saber cuando uno está así aunque no lo reconozca... la primera es infalible: la factura del móvil. Si se dispara y no estás en Navidad, es probable que ese sea tu estado. También, si cada vez que entras en un sitio con mucha gente y solamente buscas con ansiedad la mirada de las tías, nervioso, moviéndote mucho... Tú no te ves, pero de lejos canta, y canta de lo lindo.

Una que tampoco suele fallar, es que empiezas a tirar de chorbagenda, refiriéndome a las ex y a las tías a las que hace meses que no llamas... Las vuelves a llamar "por si cuela". Ligas menos que el chofer del Papa. Tienes ganas de quedar a cualquier hora y cualquier día, no soportas estar solo. Con un estado tal, es muy probable que te enganches, con la primera que te preste un poco de atención. ¿Tiene cura? Si, de soledad: aprender a estar solo. Te guste más o te guste menos.

ESTÁS PLETÓRICO, coges la actitud del examinador… te sientes fuerte, probablemente estás acostumbrado a ligar, a evaluar, y no haces más que sacar defectos porque ninguna cumple tus requisitos. Digamos que “eres un poco tía” en cuanto a lo selectivo. Acabas ligando más o menos, pero lo que viene siendo la novia… te cansas enseguida de las tías yendo con la exigencia por bandera. A lo mejor me estoy pasando, estar pletórico no es malo, ni mucho menos, pero me da a mi que si te sientes pletórico y capaz de comerte el mundo, pues te lo vas a comer... cualquiera lo haría.

Te las comerías a todas, a cuantas más mejor y de hecho si tienes oportunidad y coges el swing, no te pierdes una. El tema es que no ves a ninguna en serio, o igual sí, pero en cuanto te salta una diferente te vas a por ella por aquello de la novedad. En resumidas cuentas… pareces una tía a la hora de elegir pareja, pero dejándote guiar por la polla. Estar así si coges una buena racha está más que bien, pero no es el camino de encontrar pareja, sobre todo si buscas activamente. Aquí no necesitas ninguna cura, quizás solamente saber lo que quieres de verdad, nada más... Y pararte a pensar con el coco que es lo que más te conviene.

ESTÁS NORMAL, ni bien, ni mal, a lo mejor ni si quiera buscas. Todavía te pueden sorprender tanto para bien, como para mal… es el mejor estado, incluso creo que mejor para ligar (esto es una opinión mía). ¿Ligar de coña o de suerte o de casualidad? Pues mira, el universo es muy grande como para que creamos que nuestro ombligo es el centro, en especial el mío que es enorme, así que ¿por qué no? Solamente se trata de saber ver la oportunidad cuando aparece.

Es como salir un sábado por la mañana a dar un paseo, porque simplemente te apetece salir de casa, no buscas nada… Un buen día vas con tus colegas cantando el TROLOROLO tan tranquilo, y una amiga de una amiga, de un colega de no sé quien, te hace tilín y tú a ella ¿te ha pasado alguna vez? A mi si. Sería lo que podríamos llamar "el pico y pala" de toda la vida. Para mi esto es lo ideal, porque dejas de lado muchas gilipolleces de "a ver quien se queda por encima de quien" o "a ver quien gana" o "a ver quién cae" y te centras sobre todo en conocer a la tía en cuestión y ella en conocerte a ti. Creo que debería ser siempre así, aunque muchas veces sea yo el primer capullo al que se la van los ojos (y la vida, la contraseña, el pin y el puk) por una SEÑO que ni me va ni me viene. Si eres un depredador sexual, enhorabuena... que te dure mucho.

Esto que te estoy contando, no es axioma ni lo pretende. Simplemente es un dibujo, un refrito de experiencias con el que te quiero decir una obviedad muy simple: basta con que te propongas encontrar pareja, para que lo conviertas en un problema a solucionar. Te lo digo porque sé que te gusta agarrarte a clavos ardiendo para pillar; pero aqui te hablo de buscar una pareja, o mejor dicho... de dejarse encontrar, de estar abierto más bien que de buscar. No sabía con qué palabras decirlo pero creo que las mejores son estas: ESTAR ABIERTO A UNA RELACIÓN. A lo mejor te parece una perogrullada, pero mira... Mientras uno esté abierto y no se mate por agarrarse a cualquier cosa, con que tengas un poco de paciencia; es mucho más probable que encuentres algo que realmente te convenga y no solamente eso, sino que además te guste. ¡Buena suerte! y no lo dejes todo en manos de San Antonio, aprovecha mejor tus oportunidades.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada