SI ELLA TE QUISIERA HACER FELIZ HARÍA LO SIGUIENTE…

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

Anoche el Sr. Ruiz alias El Duque y un servidor, lo vimos muy claro. Una vez más nuestro punto de encuentro fue El Molly Malone de Malasaña… garito inagotable donde los haya: Semifinal del Mundial España-Alemania… ¡partidazo histórico! No se puede pedir más, solamente que gane España, algo histórico, y como ya sabéis todos, ¡ganamos! Que sea lo que Dios quiera, yo ya soy feliz. Ahora te hablo a ti directamente: ¿Qué vimos tan claro anoche Javier y yo? Lo que vimos a modo de revelación, eran las caras de las chicas que allí habitaban por el descanso del partido en la cola del baño. ¡Qué caras! ¡Qué poemas! ¡Qué caras de estar allí casi por obligación y a disgusto! Todas al fondo de la sala, con cara de condena, mientras sus novios y amigos, y el resto de hombres que por allí andábamos lo estábamos flipando con el partido. ¡Joder! ¡Que está jugando España! ¿Es que no lo entiendes reina mora? Pues aquí va la perlita de hoy…

Si ellas hicieran más por entendernos a nosotros, tanto o más que nosotros a ellas, seríamos todos y todas un poco o un mucho más felices. La verdad, es que desde mi ignorancia y mi más modesta posición, intuyo que los tíos nos esforzamos más en este sentido, de ahí que abundemos los calzonazos y los pagafantas… De esta última raza me excluyo. Aunque más que esto, y debido a que no creo que nos podamos entender nunca, es algo en lo que creo sinceramente, esto va más de aceptar al otro que de entenderlo… Si tanto ella como tú, al menos os propusierais participar de las alegrías del otro, sean estas cuales sean, otro gallo cantaría.

Me refiero a que ni tú ni ella pusierais cara de asco, cuando hubiese que compartir algo juntos. No me refiero a que te lleves a tu parienta al fútbol, todos los domingos por norma, me refiero más bien a que cuando vayáis juntos al fútbol que ella haga por disfrutar, en vez de dar por saco, o de sacar una excusa para irse antes o para no ir. Imagínate si eres tú el que pone las excusas para no ir a comer a casa de sus padres todos los domingos, la cara que se le pone a ella es “buena”… Buena de que la has cagado ¡claro! La mejor forma de cagarla, es convertir en una rutina obligada con horarios, las cosas que podéis hacer juntos de vez en cuando, por eso nunca me gustaron ni los cálculos, ni los horarios en pareja... Es una muy falsa seguridad, es algo que mata los momentos especiales poco a poco, convirtiéndolos es algo obligado y “dado por hecho”, dejando de valorarse y convirtiéndose en motivo de bronca, reclamo y reproche si deja de hacerse.

Yo dimito si alguna vez me veo elaborando un calendario de actividades conjuntas, es así de simple de cara a ella: o vienes, o no vienes, pero si vienes haz por disfrutar y no des por saco… diviértete, si no es así, prefiero que te vayas con tus amigas o que hagas lo que te de la gana, si eso te hace un poquito más feliz. Para mi es así de simple.

Es algo así como cuando una tía te pone muchos aplazamientos o trabas, para quedar contigo, parece que nunca puede, pero te dice que “hace tiempo que no nos vemos” o “a ver si te hago un hueco…”. ¿Un hueco? ¿un hueco? ¿me tienes que buscar un hueco en tu agenda? Anda, anda, anda… cada uno es dueño de su tiempo y hace con él lo que quiere, cuando uno quiere que salga algo bien, pone los medios y las ganas para que salga. Suena fácil ¿verdad? pues suena fácil porque en realidad lo es. Mira, a la tía que te diga muy de continuo que a ver si puede encontrarte un hueco, y esto se ha convertido ya en una costumbre para que sea ella quien dicte el calendario de encuentros, las mandas a dónde yo te diga. Sí, justo, ahí donde estás pensando.

Si se pueden compartir aficiones y gustos mejor, aunque no es básico; lo importante es que los dos queráis lo mismo; pero nunca imponer el hacer algo juntos, el encontrarse… El disfrute no se puede imponer, si ella no puede disfrutar contigo cuando hay un Mundial, una Eurocopa, o una partida de poker, que mejor se vaya con sus amigas a poner a parir y a criticar a la que ha faltado, que eso les encanta. A mi me gusta ver a la mujer que amo contenta y feliz, es algo que debería ser recíproco ¿no crees? Pues que se lo curre un poquito, que no se le va a romper una uña, y si le duelen prendas el hacer cosas que a ti te gustan y te hacen feliz, es que no es ella quien te las tiene que hacer.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada