NOVIO GARANTIZADO I: ESTOY EN OFERTA, por EQUIPO P&R

El otro día surgió como de la nada un concepto, un término que define con claridad algo bastante común. Arcángel y yo le llamamos NOVIO GARANTIZADO, y para variar no lo hemos inventado nosotros, de hecho nunca hemos inventado nada, las relaciones llevan existiendo millones de años, así que no nos apuntamos un mérito que no nos corresponde ¿OK? Solamente le hemos puesto un nombre pegadizo para que se te quede mejor el concepto y lo entiendas ¿En que consiste? un novio garantizado o en garantía es aquel que busca con tan ahínco el fijar una relación estable con una chica que no en duda en sobre invertir, pasarse de rosca y empezar, precisamente a comportarse como un novio desde el minuto 1 de una interacción.

Pero si eso a mi no me ha pasado nunca… podrás pensar pequeño gañán. Te deberíamos de contestar ¡Y una mierda! El mundo esta lleno de tipos deseando regalar. Regalan piropos, miles de sms, llamadas, entradas en discotecas, más piropos, cenas carísimas, regalos, se regalan así mismos… el mundo esta lleno de tipos con prisa; de tipos que solamente buscan que ella “les cuadre”. Me gustaría definir este principio desde la mirada masculina por su relevancia para lo que vamos a contar a continuación: una tía te cuadra básicamente… ¡SI ESTA BUENA! Y quién esté libre de pecado… Toma nota: a eso se le llama ser “selectivo”. Lo peor es que ellas son conscientes y lo explotan sabiendo que ellos desean establecer con ellas una relación de pareja (si pueden, claro). Los novietes candidatos, no dudarán en ponerse a la cola, ponerse a competir; hacer el gañán… y seguir regalando, que eso a los tíos cuando nos enamoramos ciegamente se nos da penosamente bien.

Cuando ocurre este fenómeno, normalmente en la fase a la que John Gray, llama de incertidumbre en la mujer, se producen normalmente (salvo que ella este al mismo nivel, claro. En cuyo caso todo esto lo puedes olvidar. No hay caso) varios procesos, todos ellos bastante perjudiciales para el propio avance de la interacción. Una de esas reacciones será la culpabilidad. Ella se sentirá halagada, pero al mismo tiempo se sentirá culpable por no poder tanto como esta recibiendo. La mujer está programada biológica y culturalmente para recibir, y en función de lo que recibe dar, abrirse, compartir, etc. Cuando el cambio de fase en el hombre es demasiado heavy, su inversión es brutal y despampanante ella se sentirá mal por no poder dar; por no poder corresponder.

Otra emoción “tope positiva”, será el recelo. De alguna manera verá poco justificado tanto despliegue. Ella es consciente de que el tipo en cuestión apenas la conoce; y no entiende por que alguien que no la conoce puede dar tanto y tanto y tanto… “Ahhhhh; dirá ella; es por que estoy buena, ergo… Este es un papanatas que solo mira mis tetas. Seguro que cuando mis tetas se caigan, éste se va con la rubia del cuarto”. Suena a deducción retorcida ¿eh? pues más menos esa es la deducción a la que llegan. Tú, yo, o cualquiera las miramos las tetas por la simple razón que las enseñan, no hay más misterio que ese.

En seducción a esta fase se le llama CUALIFICACIÓN, y es bien cierta. Ella quiere que te tomes la molestia de conocerla en profundidad antes de ponerte el lazo a ti mismo. Ella quiere que la testees, que la preguntes, que la conozcas, que te tomes la molestia de saber quién es…ella no quiere un maromo más; quiere a un novio, pero a uno que este de verdad convencido y que vaya a responder en los momentos jodidos. A uno que se haya tomado su tiempo…

El último de los sentimientos “superguays” que se la pueden presentar es el evidente perdida de interés en el sujeto. Llegado a ese punto de súper inversión precipitada, adelantada e injustificada, ella empezará a acomodarse a ese estatus de receptora de parabienes: primero querrá más, después más y llegado a un punto más no será suficiente y llegados a ese punto, para ellas seremos un regalo promocional… Macho, a ver si te enteras que este principio es básico y válido para cualquier orden de la vida: lo gratis y barato siempre se valora menos. [continúa en parte II]

¿Todavía sigues empeñado en echarte novia? Pues ¡HAZLO YA DE UNA PUTA VEZ! Ella no va a venir a buscarte a la puerta de casa. En P&R sabemos que eres un impaciente y un ansioso, ya nos conocemos lo suficiente cómo para saber qué es lo que estás buscando (aparte de echar un polvo, claro). Te daremos una pista: menos magia, cualquier cosa; pero si estás buscando un manual serio, realista, que conecta con tus necesidades, visión y manera de pensar: ¡ECHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! es lo que estás buscando. Un libro que desde el primer momento, está hecho para que sepas cómo abordar el encontrar pareja.
Publicar un comentario en la entrada