JUGANDO CON CARTAS DESCUBIERTAS I: LA MAGIA NO SE EXPLICA

Modelo: Lucía Ojeda
Fotografía y retoque: Chema Pascual

Jugar al poker sin apostar no tiene sentido, el juego por el juego está vacío si no sientes que puedes ganar algo o perderlo todo. Un jugador prudente, nunca pierde, es verdad, pero con prudencia y sin arriesgar en una buena apuesta, sin saber qué tiene tu oponente escondido en su mano, no se gana. Si te retiras, no pierdes... o pierdes poco; pero si no arriesgas cuando crees que tienes una buena mano, por miedo a que otro jugador tenga mejores cartas que tú nunca ganarás. Y si te retiras, es muy probable que el que haya ido "de farol" con peores cartas que tú, gane la partida simplemente por haber sabido aguantar un poco más, manteniendo su compostura y su "cara de poker". ¿Te suena esto de algo? ¿Sabrías enfocarlo a una relación con una mujer? vamos a jugar un poco...

Una de las cosas que más se valoran en una relación es la sinceridad ¿verdad? La sinceridad consiste en decir siempre la verdad, en ser auténtico, en mostrar siempre lo que se piensa, alineándolo, con las palabras, el comportamiento y los actos de forma congruente. ¡Qué bonito! Ojalá fuésemos todos así, podría llamarlo jugar con tus cartas descubiertas. A ti pequeño gañán te voy a explicar algo en cuanto a la sinceridad, sobre todo cuando te quedas enganchado por una tía o te enamoras de ella: LA SINCERIDAD ES DECIR LO QUE SIENTES, NO EXPLICAR CON DETALLE COMO TE SIENTES Y POR QUÉ. ¿Por qué te digo esto? Si ella conoce todas tus cartas, sabe de antemano si va a ganar o perder la partida, y o bien se retirará, o bien apostará sobre seguro pero sin interés. ¿Eres previsible?

Si no quedamos enganchados o una mujer nos importa lo suficiente, o nos enamoramos o simplemente nos gusta, tendemos a abrirnos. Si es algo serio, la necesidad de abrirte con ella y de que te conozca, es grande y tendemos quizás a regalarnos o a darnos demasiado pronto. Aunque esta vez no te hablo de dar o de invertir, te estoy hablando de abrirte, de sentir y de explicar. Cuando le dices a una mujer "me gustas" o "te quiero", no tienes que razonárselo, o cuando ya estás con ella y sientes la necesidad de abrirte para que te conozca mejor, empiezas a hablar de lo que sentías por ella "desde el primer momento en que te vi" (en ese momento además estabas pensando con la polla como está mandado, así que mejor cállate), o que "desde la primera semana ya sabía que acabaríamos juntos porque...". Estás muerto, directamente.

¿Sabes por qué la acabas de cagar por explicarle con pelos y señales cómo te sientes, por qué lo has hecho y cómo lo has hecho? Lo que para ella ha empezado siendo una sorpresa, algo inesperado, casual, romántico, exclusivo, diferente y todo ese larguísimo etcétera de magia y romanticismo, que es precisamente lo que hace que ella se enamore de ti, se lo has destripado, explicado, analizado y puesto encima del tapete a modo de mano de poker descubierta. Le has enseñado todas las cartas, y ya la cosa no parece ni tan romántica, ni tan especial, ni tan natural, ni tan especial. Se ha perdido la magia. ¿Sabes qué es lo que parece ahora? Parece intencionado, forzado, planeado y premeditado, y si ella siente que no ha sido tal y como ella pensaba y sentía que era se va a sentir engañada, manipulada... y todo dejará de ser espontáneo, casual y auténtico, desde el origen. La lógica retroactiva femenina funciona en ambos sentidos pequeño colega.

Mira, sabes bien que a los tíos nos gusta mucho lucirnos, y explicar "lo bien que lo hemos hecho" entre nosotros y en la barra del bar con los colegas, así a de ser... pero no con ella. A ella le importa una mierda lo bien que lo has hecho, o lo que te hayas esforzado y currado por dentro, cada momento que has podido disfrutar de ella. En el momento que ella sienta que una sola palabra, frase, acto haya sido calculado de forma premeditada o planeada... la magia se va a la mierda. Y quizás en una película romática de Meg Ryan a las 16:00H de la tarde, ese rollo de "¿Todo esto lo has hecho por mi?" funcione; pero no en la vida real. La premeditación espanta, y de ser un tío romántico y auténtico paras a ser un psicópata calculador.

A tus colegas, les puede interesar tu "fórmula" cuando estas de cañas con ellos, escenificando y aplaudiendo como has podido planear cada cita... Son tus colegas, no te los quieres follar. Pero tu chica no piensa como tus colegas, ni valora las mismas cosas. Para ella lo importante, es cómo lo ha vivido, cómo lo ha sentido, cómo lo ha disfrutado... No le destripes cómo lo has hecho, no le destripes tus cartas ¿Sabes por qué? Porque precisamente lo que ha hecho que ella apueste en esta partida de poker, es no saber que había detrás de todas tus cartas. [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada