EL SOBORNO DE LAS RELACIONES I: MACHOS PERSIGUIENDO HEMBRAS, por EL DUQUE

Modelo y Fotografía por Lucía Ojeda

Dar, dar, dar, volver a dar, dar y dar… y luego regalar un poco más, para después seguir dando y para rematar la faena, acabar bailando al son que ella toca. ¿Cuantas veces has vivido esto en primera persona? No hace falta que lo digas… infinitas. Mi compi, acaba de cerrar una serie en la que se equiparan como una metáfora las relaciones con el poker y no le falta razón. Como también sería cierta la equiparación con la venta o con el mundo de la negociación… en todos estos mundos, aunque las relaciones sean cordiales, exquisitas en muchos casos y aunque en parte todos salgan ganando… es bien cierto que nadie juega con cartas descubiertas, y nadie va por ahí regalando…. ¿te imaginas que un vendedor te empieza a regalar y regalar y regalar, con tal de que os llevéis un producto determinado? Desconfiaríais ¿verdad? Pues esto va más o menos igual.

No te estamos tratando de dar la charla, porque sabemos que te la suda… que tú solamente quieres que te tratemos como un tonto diciéndote que sí, que todo funciona como la máquina de coca cola, que te da una lata cuando metes una moneda. Empezando por que los primeros que tendríamos que dárnosla somos nosotros mismos… y es que todo esto tiene sus orígenes en la propia condición humana. Si, y es que no se si lo sabéis, pero el sistema químico que rige el amor se parece muchísimo al que rige el sistema de motivación por el logro; o lo que es lo mismo deseamos aquello que no tenemos, aquello que es difícil, cuasi inalcanzable ¿Te suena la música?

En cierto sentido estamos entrenados para amar aquello que nos cuesta lograr; es por eso por lo que empezamos a motivarnos, pero es que aparte de eso… No hay nada más masculino que el perseguir, el hacer, el invertir en la hembra. Hay algo antropológico y cultural, pero el 90% de la base de esa persecución es totalmente animal, la maquillen como la maquillen las madres y los políticos. Basta observar la naturaleza para ver machos persiguiendo hembras y las discotecas los sábados por la noche… No somos tan distintos.

Así las cosas lo normal es que el hombre persiga a la mujer y esta se deje perseguir, huyendo como táctica, haciéndose la difícil (¿también te suena?), mientras el varón caza para ella, la da alimentos, la protege, se pelea con otros machos, la da regalos, etc. etc. etc. Típico cortejo… si, ya se que en la edad moderna esto no es así… Aunque por más que “lo pintemos de blanco” El YO TARZAN, TU JANE de vez en cuando hace falta, para que más de una ponga los pies en la tierra después de tragarse todas las temporadas de SEXO EN NUEVA YORK y las dos secuelas cinematográficas de la misma… Un poco de sangre en las venas ¡por favor! A nada que ejercites la imaginación veras el paralelismo, muchas veces hasta literal en algunos sujetos bastante “primitivos”.

Dar, dar, y vuelta a dar… a una tía que ni nos hemos llevado a la cama… o que a lo mejor si nos hemos llevado a la cama y, mira, siendo crudo, puede que sea hasta tu novia… ¡Ala! ¡A la sopa boba! Te diré una cosa: llegado el punto, una novia coge su maleta, coge a sus amigos y amigas, a su familia y se va sin dejar rastro. Se lo lleva todo… y si pensabas que le habías dado mucho, te va a chupar hasta la última gota de sangre (esto es más de ex-mujer), inspirada por tu hipotética suegra y su círculo de amigas a cada cual más follable. Ahora te arrepientes de no haberte calzado a alguna de ellas ¿verdad malandrín? Mientras la ves alejarse para irse de fin de semana con el bohemio de turno. Sientes cuando se va sin remedio ni retroceso, que no tenías que haber dado tanto, que en efecto has perdido, que te has quedado seco, que has sido demasiado “bueno”, que te has pasado y sientes que “quieres recuperar todo lo regalado”. Y una leche, ahora es cuando te has dado cuenta que has regalado en exceso y de que no eres tan desinteresado y altruista porque te duelen "las prendas perdidas": demasiado tarde.

En este punto muchos empezaran a protestarnos, diciendo que si, que a la novia ya hay que darla todo lo que pida, hasta irnos del país para ir tras ella y mira, hartitos ya estamos de que no nos hagas caso, por no poder aguantarte las ganas de ser tan buen tío, así que… haz lo que te salga de tus santos cojones por que además si lo haces por amor, será algo realmente honesto, hermoso y muy tuyo. Pero desde aquí yo lo que te digo, es que un a novia objetivamente no es tanto y que invertir demasiado es contraproducente. Y ahora me dirás: Pero Duque joder… ¡que es mi novia! [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada