EL ETERNO AMANTE IV: QUE INVIERTA DESDE EL PRIMER MOMENTO, por EL DUQUE

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

Y después de los vinos y pintxos… ¿Qué vendrá? Arcángel ¡arráncate con una cena gañán!… Las causas de atasco en esta fase pueden ser diversas y te las enumeraría, pero no te voy a dar una lista numerada de pautas, ni de recetas, porque si te las doy cree ya dejarás de pensar y te ceñirías cuan decálogo axiomático a lo que se te diga. En P&R no criamos borregos, así que ¡Curra un poco joder! Bueno, alguna pista te daré, para que empieces a buscar si es que estas atascado en este periodo de INCERTIDUMBRE. Una de las causas es que realmente no se este produciendo alguna de las cosas que te he dicho. Si existe esta fase es precisamente para SELECCIONAR, TESTEAR, e INVERTIR… y hay que dar espacio, tiempo y fuerza para que se produzca EN AMBOS ¿Por qué te digo esto y te lo pongo en mayúsculas?

O yo lo flipo, o el esquema normal es que en esta fase sean ellas las que seleccionan, las que nos testean… y sorprendentemente, los que inviertan seamos nosotros, tal vez condicionados por las películas románticas, la tradición y moral católica, las putas películas de Disney y la posible escasez. ¡Así nos va! Siempre a remolque de lo que diga la rubia…

Si nosotros no hemos seleccionado y testeado, y no partimos de lo que queremos, nos ponemos directamente a la cola de los examinados como decía Arcángel. Ella verá poco justificada y congruente nuestra pasión y deseo de exclusividad sexual, si es que lo hubiere. Si ella no invierte, te empezará a ver como un bien de escaso valor… y ya sabes cómo termina eso. Por lógica retroactiva, la tía que invierte piensa “¡coño, he recorrido medio Madrid para verle media hora… joder, este tío me gusta. Digo yo, muchas veces esto lo haces con alguien en una primera cita, con una tía a la que acabas de conocer, y después igual te da pereza quedar con tu churri y lo mismo le pasa a ella… Lo dicho, hay que acostumbrarlas desde el primer momento a currar, si no vamos de culo.

Otra posible causa de atasco en incertidumbre es que precisamente nos pongamos muy moñas y saltemos de fase queriendo ya formalizar la relación, pidiendo ya exclusividad, o incluso intimidad. Hoy en día, muchas veces los tíos acabamos asumiendo papeles que antes tenían las tías y nos ponemos súper moñas (esa va por ti ¡jajajaja!) después de habernos acostado con ella. ¿Qué ocurre si saltamos de fase y vamos demasiado deprisa? A ver como te lo digo para que te entre bien… Verás, no es verdad que ellas en ese caso nos vean como un pringao… Tranqui, tu ego queda a salvo, si es eso lo que te preocupa; aunque te recuerdo que con el ego ya te decimos hace tiempo que se folla poco. Toda mujer se sentirá tremendamente alagada por el deseo de avanzar de un hombre. He dicho alagada ¿eh? Que no comprometida, que le guste la idea, no quiere decir que a la par, no le entren ganas de salir corriendo en dirección contraria, que ahora desde que han visto SEXO EN NUEVA YORK… algunas se creen que todos los tíos son como Mr. Big y que hay uno para ellas. Ese sí es el problema.

Se sentirá alagada y en cierto sentido, se sentirá en presencia de un tío genial, que quiere comprometerse. Solo pensará lo mejor sobre el tío… perooooooooooo ATRACCIÓN CERO. Ella se sentirá mal. Se sentirá en primer lugar culpable por no sentir atracción por ti, o sea: miradita de niña buena, anestesia, podemos ser amigos bla bla bla… Mientras el malote o “el de la moto” estará esperándola en la puerta. Culpable por que ella no se siente preparada para pasar de fase y pensará: “Joder; ¿Qué me pasa? este tío es majísimo quiere comprometerse y yo estoy aquí jodiendo a la marrana”. Puede que ella empiece a sentirse un poco como una fulana (en sentido figurado, se entiende), “Me he acostado con él, pero no quiero avanzar tan deprisa y quiero seguir conociendo tíos… soy una p….”. En resumidas cuentas, y para que lo entiendas, lo que siente es algo parecido a “Me estoy pillando los dedos con este tío y una relación me viene grande en este momento, se ha portado bien conmigo pero no busco algo tan formal” como consecuencia de que te has portado demasiado bien en muy poco tiempo. Te has presentado como un “novio garantizado”.

Otra posible causa de atasco, es que ella sencillamente tenga un problema de madurez emocional y este en una fase de su vida en que desee libertad sexual, volveríamos al SÍNDROME SEXO EN NUEVA YORK. En este último supuesto solo puedes echarle paciencia y mucho tiempo. Si es que lo deseas ¡claro! No tienes por qué estar con alguien inmaduro, ni esperar a que ninguna tía termine de “ver mercado” o ver “si te elige a ti”… No debes caer en la cola en ningún caso.

¿El antídoto? Si lo podemos llamar así, es más o menos el mismo: retroceder y pasar esas tres fases de selección, puesta a prueba e inversión mutua. Si tú ya estabas en exclusividad y el fallo es precisamente que te adelantaste, debes tener mucho cuidado con esas ganas que tienes de emparejarte a toda costa. He de contarte alguna que otra cosa adicional… ummmm, a ver como digo esto sin herir susceptibilidades femeninas… ummmm; a ver, AUNQUE ELLA NO ESTE PREPARADA PARA AVANZAR, NO VA A RENUNCIAR AL ESTATUS DE TENERTE EN EXCLUSIVA, o lo que es lo mismo: aunque ella desea seguir conociendo tíos, no va a llevar nada bien que la digas que tú te vas a follar a todo lo que se menea. ¿Qué hacer entonces? Subcomunicar, subcomunicar y subcomunicar ¿he dicho subcomunicar? que estas en mercado, que eres selectivo, que la estás poniendo a prueba. Dale a entender que sigues en el mercado, y nada de proclamar a los cuatro vientos de forma reactiva que quieres quedar con más chicas porque ella no te prende corto… que como te pongas a competir en plan dar “Y yo más que tú” es muy probable que te caiga la del pulpo. Ellas nos pueden destrozar con eso ¡Ahí queda! Si te perdiste la tercera parte. [continúa en parte V]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada