EL ETERNO AMANTE III: ¡ESPABILA Y PONTE PRECIO!

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

Prosiguiendo con la cadena descarada de peloteo, continúo la línea de mi compañero El Duque para seguir dando respuestas en torno al concepto del eterno amante, y aparte para a ver si además de cervezas, caen más a menudo también unos vinos y unos pintxos con el resto del equipo en El Cano de Xiquena ¡qué descubrimiento! Pues entre vinos y tapas, con la Final de la Champions League de fondo y rodeados de… pensarás que te voy a decir de italianos animando al Inter ¡pues no! De todo un poco en un ambiente afterwork y más seños de el equipo P&R en su totalidad pueda gestionar… Así da gusto ver el fútbol. Entre fichaje y fichaje y dos escasos goles “a la italiana”, pero no por ello menos goles, seguimos profundizando en este tema.

De invertir estábamos hablando, y es que lo que llamaríamos temperatura de compra en una relación, durante el periodo de incertidumbre está bastante alta, pero no solamente de cara a ti frente a ella, sino de cara a cualquiera que según su mostrador cumpla unos mínimos. Diríamos que ella está en fase de “quién da más” o “me quedo con el que me cuadre”.

Lo menos inteligente que puedes hacer en esta situación, para evitar el estancamiento del eterno amante, es competir. Primero, porque eso te deja al mismo nivel que los demás competidores (que seguro que los hay) situándola a ella como evaluadora y a ti como examinado; y segundo, porque por defecto en ese “quién da más”, se tienda a dar en exceso más de uno mismo, un exceso de oferta, o bien a pretender exagerar otras facetas, actitud y comportamiento que no corresponden con tu verdadero yo. No sabes ni contra qué compites, ni contra quién, ni qué le dan los demás. Es poco más que perder el tiempo y ponerte a la cola con el resto.

Piensa que tu “desventaja” es a la vez tu gran baza, ya que esa pieza que le aportas, ya sea sexual, emocional, comodidad, confianza, misterio, seguridad, estabilidad… ¡la que sea! es insustituible para ella. Si compites y cometes el error de dar un exceso de oferta, estarás ofreciendo “más de lo mismo” redundando en lo que ella ya tiene cubierto, lloviendo sobre mojado. Para ella lo importante es sentirse completa, pero ni puedes, ni debes ofrecerle todo el conjunto. Céntrate en ti y en lo que quieres tú, parte de ahí. Partir de satisfacer y cubrir sus necesidades, o dar lo que ella desea es jugar a ciegas, porque sinceramente y siendo realista… Nunca lo sabrás del todo a ciencia cierta. En cambio tú si sabes lo que quieres, y eso para ti es certeza, o al menos así debiera ser. Ese debiera ser tu punto de partida.

Antes que pretender defender lo indefendible, tienes qué saber qué tipo de relación quieres y qué puedes esperar de ella. No seas trepa y no quieras “ponerle un piso a una mujer casada” o tener dos hijos más con una divorciada con otros dos hijos de una relación anterior, por poner un par de ejemplos gráficos ¿Entiendes por donde voy? No trabajes en balde y no le pidas peras al olmo. Mira, sé que con una mujer con la que quieres estar a pesar que tengas muchas cosas en contra, te sale siempre lo mejor, y si te digo que seas más egoísta me vas a mandar a la mierda.
-
Jodidamente, he de admitir que hay que seleccionar muy y mucho, lo que se da y lo que no se da, al menos en esta etapa en la que todavía no sabes qué va a pasar y en esta fase de incertidumbre la única forma válida de hacer que ella invierta es generando escasez, en lo que precisamente intuyas que es esa pieza que ella viene buscando en ti de forma recurrente.

Te puedo decir que es lo único que a ella puede crearle esa adicción y sacarte de la cola de la competencia. No se lo des gratis… Ya sé cómo suena, pero tienes que pensar en ti y por la mera razón, de que si ella valora realmente esa necesidad carente (por ejemplo emociones) que tú le cubres y que a ella le satisface en conjunto, tú también tienes que estar satisfecho en tu escala querido campeón. La única forma de hacerla trabajar, es dosificando esa carencia, de forma que entienda que tiene que darte algo más que su “estupendo sexo esporádico y esa preciosa sonrisa", si realmente quiere estar satisfecha.
-
El tema es que si ella lo está y tú no, hay algo que no funciona, y si quieres ser algo más que un eterno amante “especialista en X” tienes que ponerle un precio a esa pieza para que ella te de lo que tú necesitas. Si ella invierte, es que realmente lo que tú le das no lo encuentra en otra parte, pero si por el contrario no te da lo que tú necesitas, no te hace feliz o se limita a recurrir a ti cuando le conviene… No seas tonto, no regales. Es algo tan simple como si tus necesidades no están cubiertas, no vas a ser feliz. No te cortes un pelo, tienes que pensar ti. Si te perdiste la segunda parte. [continúa en parte IV]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada