EL CHICO QUE QUERÍA "ALGO SERIO" Y ESTABA DE REBAJAS I: ¿POR QUÉ ME BESAS?, por MAYBELLENE

Artículo original en Retales Sueltos
Recuerdo una historia curiosa que me pasó hace tiempo y que me hace pensar que está claro que somos nosotros mismos los que nos complicamos la vida de una manera extrañamente exagerada, cuando las cosas suelen ser más sencillas y, sobre todo, lógicas.

Conocí una noche a un amigo de un amigo, conversación trivial y de dos minutos a lo sumo, incluida. Luego supe que yo le gustaba, pero "no era el momento". Pasaron varios meses en los que me lo encontré 3 ó 4 veces. De esas 3 ó 4 veces creo que sólo me saludó una de ellas. Ah, pues bien.

Al cabo del tiempo me empezó a bombardear a sms con motivos varios, desde "tienes Facebook" a "qué tal el verano". Yo no entendía nada, pero la cosa es que un día quedé con él a tomar algo. Al poco rato me di cuenta de que me estaba aburriendo en exceso, no había ni comunicación ni interés ni ganas por mi parte. Un desastre. De estas veces que te interesa más ver si la que acaba de entrar lleva las botas del Zara o del Springfield que tenía pensado comprarme.

También me di cuenta de que era una persona que no paraba de hablar de sí mismo y de las cosas que le pasaban. Ni siquiera me había preguntado dónde vivía. Vamos, del otro sabíamos el nombre y poco más.

Pues estupendo. Yo tampoco pretendía ser su amiga, ni me interesaba su persona lo más mínimo. Así que me hallaba esperando el momento de decir claramente a dónde nos iban a llevar las horas y los bares, cuando el susodicho se me lanzó al cuello cual chacal.

Ella: ¿Por qué me besas?
Él: Porque eres atractiva
Ella: Ah, vale (¡La la la! pues qué bien +Silencio).
-
- Voy al baño (primer turno).

Empecé a sentirme bastante incómoda pues esa situación no me estaba gustando. A raíz del "ataque" comenzó a hablar de sus amigos, de su madre... Me fui a casa. No le di más importancia al asunto, puesto que no la tenía. A estas alturas de mi vida creía reconocer cuando dos personas tenían feeling o un mínimo de entendimiento. Pensé que él también puesto que me sobrepasaba unos 9 años.

Pasaron los días y las semanas. Él me hablaba por el MSN de trivialidades como películas, series, etc. En la misma línea. Bien, -todo ha pasado, Rosa-, pensé.

Nos encontramos al cabo de dos findes. Él estaba con amigos/amigas. Me los presentó. Una chica muy simpática se quedó hablando conmigo y me dijo:

Amiga: ¡Tenía ganas de conocerte!
Ella: ¿A mí? ¿Por qué?
Amiga: Ah, porque Fulanito nos ha hablado mucho de ti
Ella: ¿Qué os ha dicho?
Amiga: No nada, pues que estaba con una chica

Mi cara debió de ser propia de un cuadro de Munch.

- Voy al baño (turno de huída).

Di la espantada a otro bar con la excusa de que estaba otro amigo por ahí. Pude huir a casa sin volver a encontrármelos. Durante esa semana, volvió a hablarme por el MSN, y comencé a percibir que realmente detrás de algunas cosas que me decía se podría esconder la posibilidad de que él pensara que éramos "algo". -¿Por un beso?, no hombre no... Habrá sido un malentendido-. Ilusa.

Total, que lo volví a ver al finde siguiente. Y dado que no me lo quitaba de encima ni a sol ni a sombra, me vi en la obligación (tras un par de Vodkas bien cargados), de dejar las cosas claras. Me sentí súper creída diciendo estas cosas tan obvias, pero en fin, al final tenía que haberlo dicho desde el principio, y de tener una de las conversaciones más surrealistas de mi vida:

Ella: Oye, mira, que te agradezco tu simpatía y demás, pero hay algo que me da a pensar, siento si me equivoco, que quieres algo conmigo, algo "serio", seguramente me equivoque pero vaya, quería dejarlo claro...
Él: ¿Ocurre algo?
Ella: Cómo que si ocurre algo, pues lo que te he dicho...
Él: Pero ¿qué quieres decir?...
[continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.
Publicar un comentario en la entrada