VIOLENCIA INTERNA, LA VERDADERA DIFERENCIA

Artículo original de colaboración presentado en
Nosoloseduccion.com

Imagen cedida por Enrique Perales

Antes de salir a la calle a buscarte la vida, quiero que hagas algo muy sencillo en casa. Justo antes, no se trata de nada complicado… Vamos a darnos un baño de realidad ¿OK? Ve al baño, pégate una buena ducha, aféitate, córtate las uñas, cepíllate los dientes: báñate en colonia… vamos, lo de siempre. Ve a tu armario y ponte tus mejores galas: tu camisa nueva, los calzoncillos “de follar”, media-calcetines, unos pantalones que te marquen culo respingón, unos zapatos relucientes y una chaqueta de vestir. Que se vea bien la hebilla del cinturón, échate un perfume (a ser posible Aqua Di Gio), péinate bien, no te abroches la camisa hasta arriba… Ponte tu música preferida alta (a mi me gusta Metallica), algo que te guste, que te levante el ánimo. Dedícate al menos media hora o una hora a ti mismo antes de salir. No quieras buscar alegría o buen rollo fuera, si no lo llevas puesto ya de casa. Ahora, mírate al espejo, levanta la barbilla y sonríe poniendo un gesto casual con las manos, mientras suena tu música preferida. Dime Ahora querido colega ¿Qué es lo que ves?

Eres tú, hecho un pincel, dispuesto a comerte el mundo. Lo que ves ahora mismo es la materia prima, es lo que hay, ni más ni menos. No le busques tres pies al gato, con el aspecto, un hombre no puede dar mucho más de sí. Haz el favor de no apuntarte al gimnasio solamente por haber leído este artículo por favor… Vales más que todo eso. Sonríete, mírate a la cara, gústate… Si no te gustas a ti mismo, no vas a gustarle a nadie. Te recomiendo que antes de salir te tomes un café o una cocacola, el famoso redbull... ¡espabila! ¡despierta ya! Quiero que nada más salir de la puerta de tu casa, sonrías a la primera persona que veas; no hagas distinción entre hombre o mujer ¡no seas capullo! Dime ¿qué te falta? ¿qué es lo que quieres?

Bueno mira, después de todo este paripé no te niego que vayas a salir como una moto, pero ¿sabes qué es toda esta secuencia preparatoria que acabas de hacer? Es simple PREDISPOSICIÓN, nada más. Algo parecido a llevar preservativos en el bolsillo. Hacer pequeños gestos para sentirte mejor y prepararte para el cortejo. Lo mejor es que estas cosas están al alcance de todo el mundo, lo llamaría “tu ritual previo para salir a comerte el mundo”... También estoy convencido, de que una mujer entenderá mucho mejor toda esta secuencia que tú. ¿Sabes por qué? Ellas está mucho más acostumbradas a dedicarse tiempo a sí mismas ¡porque sí! Simplemente lo hacen para sentirse estupendas... No lo quieras entender, acéptalo. Vas a terminar antes.

En cambio, si tú y yo nos montamos todo este circo antes de salir, sabes bien por qué lo hacemos: LO HACEMOS PORQUE SALIMOS A LIGAR. Te lo voy a decir con otras palabras y sin rodeos: nos “queremos” un poquito más, para que ellas nos “quieran” otro poquito más. ¿La diferencia? Ellas lo hacen por costumbre, por hábito... Y nosotros lo hacemos para “sacar algo a cambio”. Corrígeme si me equivoco, pero suele ser para obtener sexo, ellas lo hacen sobre todo para obtener validación... Porque sí querido amigo, ellas pueden vivir de la validación. Ahora te pregunto ¿Tú de qué vives?

Desde el punto de vista físico y de la apariencia, un tío puede hacer poco más que lo descrito. Así que ¿qué puedes hacer más? Los tíos tendemos a complicarnos la vida, cuando se nos terminan las recursos. Cuando un tipo como tú y como yo, empieza abuscarse la vida en terrenos como estos, bien es porque se le han agotado los recursos que siempre ha usado, y quiere ver mejores resultados. ¿sabes qué es lo que pasa en realidad? No hay más tela que cortar que la que acabas de ver ante al espejo, esa es la realidad. ¿Cuál es la diferencia entre ligar o no? Chantatachán!!!!...

SABER APROVECHAR LO QUE HAS VISTO DELANTE DEL ESPEJO Y LO QUE HAY DENTRO

Ya hemos dicho que el físico que tenemos, nos da una parte con la que no tenemos mucho más margen de maniobra. Podemos aprovechar todo este “maqueo” y apariencia, con una actitud tranquila, paciente, actuando con aplomo, sin prisas, gustándonos en cada gesto y lo que es más importante: apartando de tu mente cualquier idea de agradar a quien te pueda estar mirando. El que se tiene que gustar eres tú, por eso mismo te has puesto tan guapo a tu manera. Cuando uno se siente cómodo con sus colores, con su ropa preferida, tal y como le gustaría verse siempre, es cuando empezamos a trabajar de fuera para dentro. Es como diría una chica “Aprender a sacarse partido”. Esto solamente es una parte de tu juego. Ahora te pregunto ¿Y cómo jugar de dentro para fuera?

Aquí es donde verdaderamente un hombre común, perfectamente normal como tú y como yo, puede marcar una diferencia real. Como ya os he contado alguna vez LOS TESTÍCULOS NO VIENEN INCLUIDOS EN EL MANUAL. Voy darte un concepto: VIOLENCIA INTERNA. Nuestro verdadero yo, suele estar coaccionado o envuelto por una película invisible de condicionantes: prejuicios, miedos, opiniones ajenas, pánico al rechazo... Y todas esas “hijoputeces” que no nos dejan sacar a nuestro verdadero yo. Quiero que sepas que si triunfas, no va a ser por hacer algo que yo te haya dicho que hagas, sino porque has sido capaz de quitarte toda la mierda que llevas encima en cuanto a miedos, complejos y fobias.

¿Cómo actuar sin miedo? Recuerda: VIOLENCIA INTERNA. Esto no es magia, ni hipnosis, ni PNL, ni nada de aquello de lo que un hombre de la calle no te pueda hablar de tú a tú. Para eso hay expertos, psicólogos y formadores que te pueden ayudar mejor que yo; pero para cosas más importantes que no sean relacionarte con los demás, y por supuesto... con ellas. Ese paso de VIOLENCIA INTERNA, el único capaz de darlo eres tu. Esto va a suponer que más de una vez actúes en contra de lo que te digan los demás, de lo que te digan tus miedos, de lo que piensen los demás. Puedes hacerlo, ya que solamente tú eres dueño de tu voluntad y tus deseos.

¿Sabes por qué sé que eres capaz de hacerlo? Porque a lo largo del día, haces cosas quizás más complicadas y más difíciles, para las que has de tirar de voluntad. Cosas que realmente te alimentan a un nivel personal y real, como pueden ser ir a trabajar, estudiar, buscar trabajo, hacer deporte, ir al gimnasio cuando no tienes ganas, presentarte a un examen... ¿De dónde sacas la fuerza para actuar, tengas o no tengas ganas de realizar todas esas actividades? La fuente es exactamente la misma, tu VIOLENCIA INTERNA. Tu libertad de opción, tu voluntad, tus deseos, tu sentido de la responsabilidad, de la obligación salen del mismo sitio. ¿Por qué haces una diferencia entre todo ello y entre tus verdaderos deseos de ir a por la mujer que te atrae?

¿Sabes por qué todas esas actividades que realizas a diario, ya te salen solas o eres capaz de mecanizarlas en tu rutina? PORQUE LAS EJERCITAS, te gusten o no... Al ejercitarlas, las habitúas, las nornalizas, las conviertes en rutina. No hay más misterio que el ejercicio, para tener un buen juego interno y para perder el miedo a ir a por aquello que deseas y quieres. ¿Sabes una cosa? No conozco una actividad más difícil a realizar, que levantarse por la mañana cuando suena el despertador. ¿Eres capaz de hacer eso? Pues si eres capaz de ello, lo eres de muchas más cosas de las que crees...

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

Publicar un comentario en la entrada