¡ÉCHATE NOVIA DE UNA PUTA VEZ! III: ESTA TÍA ES PARA MI, por EL DUQUE

Tal vez hayas tenido esa maravillosa sensación una, dos o varias veces a lo largo de tu vida: “Esta tía es para mi”; es la ideal; mi ideal de tía. La has dejado en casa con un interminable, húmedo y dulce beso en los labios; arrancas el coche y te vuelves a tu casa aún con su sabor en lo labios y disfrutando a tope del subidón de dopamina.

No sabes el por qué, pero lo sabes; “es para ti”… en estos momentos entre tus babas, tu cara de capullito enamorado y tu cerebro muy cuco él, te han hecho olvidar y omitir todas las posibles reticencias que pudieras tener, y sólo piensas en ella como si de una diosa se tratase. Hasta aquí todo perfecto; te lo compro; es más; estos son probablemente los momentos más felices de toda relación y no seré yo el que te pida que prescindas de ellos. Lo esencial en pareja es que ambos sean felices y estos momentos… sencillamente “son la leche”.

Lo que si que voy a pedirte es que antes de comprometerte hasta las cejas; antes por supuesto de lanzarte a hacerla madre de familia numerosa, irte a vivir con ella o pasar por la Vicaría, debes plantearte muy en serio si realmente esta tía es para ti y tú para ella. Y macho; siento decirte que debes hacerlo con la cabeza lo más fría posible prescindiendo de tus bajas partes y de los subidones dopamínicos que experimentas.

Para saber si realmente esta tía es a por la que ir en serio, debes de hacerla pasar por tu propio test de aptitud, pues te diré una cosa Don Juan: ella seguro que lo hará, es más... fijo que lo está haciendo mientras lees este artículo o tomando cañas con tus amigos, o ya lo ha hecho mientras tú todavía dudas o te planteas cuál es tu estado actual con ella, con todo aquello que hayas mostrado hasta el momento.

Personalmente, no me gustan nada ni creo en los enunciados que comienzan con un “Las mujeres… bla, bla, bla”, siempre me han parecido estereotipos machistas sin fundamento; pero en este caso te diré: “LAS MUJERES NO PARAN DE HACERTE TESTs DE APTITUD” y se asegurarán muy bien de que eres el mejor padre posible para sus potenciales hijos antes de dar pasos que la comprometan.

Una vez comprendas esta realidad estarás preparado para empezar a ser tu también exigente, selectivo y también someter a tu chica a tu propio test antes de comprometerte. Te daré una serie de pautas, porque ya sabemos que TE GUSTA PENSAR POCO, y que pueden servirte a modo de guía básica; pero recuerda que tú y sólo tú sabes que requisitos ha de tener la mujer de tu vida:

1. Repasa tus propios valores y principios. Y no me vale la frase de Groucho: “Si no le gustan mis principios tengo otros”. Repasa tus verdaderos principios y valores. Los de verdad, los que te llenan, los que de verdad te salen del alma (no lo que "se supone debería ser"... de eso no se "come"), y busca que tu futura tenga valores y principios semejantes y compatibles.

2. Nuestra máxima preferida: Más que a lo te diga estáte atento a lo que haga. La gente suele hablar de si mismo en unos términos que no coinciden 100% con su verdadera forma de ser. Observa como trata a sus amigos, a sus padres; a ti, por supuesto, como reacciona en los momentos felices y en los tristes, en los momentos de cabreo (¡ojo! si nunca se ha cabreado contigo eso también es sintomático, y no te diría que de algo bueno precisamente…).

3. Despójala de su belleza física. Imagínala con 20 kilos más y un par de verrugas. ¿Te seguiría molando? Si la respuesta no es afirmativa, mejor no te compres aún el chaqué.

4. Averigua cual es su plan de vida y busca que sea compatible con el tuyo. No puedes pedir a nadie que renuncie a una parte esencial de su vida por ti y si lo hace te pasará tarde o temprano la cuenta.

5. ¿Confías 100% en ella? ¿La confiarías el cuidado de tu joya más preciada, tu gato o hermanito pequeño?; ¿La dejarías ir al cine y de cena con ese amigo tuyo tan guapote sin rechistar?... Macho, para comprometerte con alguien hay que confiar 100% en ese alguien.

6. Sácate DE UNA PUTA VEZ de la cabeza fantasías sobre como la cambiarás o transformarás o moldearás tu gusto. Lo más que conseguirás es que se tiña de rubia o se cambie ese vestido, pero la esencia de LA GENTE NO CAMBIA. Debe gustarte tal como es.

7. Pregúntate a ti mismo por qué estas con ella. ¿Por huir de la soledad?; ¿Por el sexo?; ¿o por que de verdad te llena en todos los sentidos? Sexual, espiritual e intelectualmente. Aunque no lo creas, todos tenemos estas tres facetas en nuestra vida.

Y después de este análisis frío, concienzudo e intelectual procésalo todo y pregúntate a ti mismo que es lo que sientes cuando estas con ella. Los sentimientos son una magnifica guía y honestamente, si ella no te emociona, si no logra hacer tambalear hasta tus cimientos…es que ella no es para ti. Eso si; si tras comerte el tarro con esta bronca que te he echado pensando en ella, y tantas otras mezclas hormonales, subidones y bajones como consideres oportunos; si tras pasar todo por la batidora de la razón, sigues volviendo a casa relamiéndote, emocionado y buscando retener su olor… Ella si es para ti. [continúa en parte IV] Si te perdiste la segunda parte.

De momento… y hasta que quieras BUSCAR PAREJA, si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada