CRÉETELO UN POQUITO ANDA... ¿POR QUÉ CON ELLA TIENE QUE SER DIFERENTE?

Hola campeón ¿Quieres que te hable hoy de algo interesante? Haz memoria y recuerda cómo te has sentido cada vez que te ha gustado una chica. Seguramente, te pueden venir a la mente sensaciones o recuerdos de ver algo en ella diferente, distinto, algún detalle que te hiciera distinguirla de las demás. Obviamente si no hubieses percibido en ella algo diferente, no te hubieras sentido atraído por ella: bien podría ser el tono de su voz, su forma de moverse, su feminidad, la forma en la que mira, cómo dice las cosas, como las pide, a fin de cuentas cómo te hace sentir. Eso es lo bueno ¿verdad? Sabes que hay algo en ella que te gusta que no ves en las demás. Si te hablo de lo que a mi me atrapa, es por ejemplo que sienta que ella me aventaja en algún sentido, que me supere en edad, que me adivine el pensamiento, que me vea venir de lejos... que sienta que no la pueda engañar, no quedándome más remedio que ser yo mismo... Y sí, te digo ser yo mismo sin paréntesis. Para que lo entiendas mejor, he de sentir que con esa mujer puedo ser directo y natural 100%, sin necesidad de ocultar lo que siento en ese mismo momento.

Hay algo que nuestro colega americano Paul Janka, cuenta en su serie ASÍ SE LIGA EN NUEVA YORK II: Las mujeres permiten creer a menudo a los hombres que son únicas, pero en el fondo, ellas son bien conscientes de que son “una entre tantas”. De hecho, en el mundo, la proporción de mujeres aventaja numéricamente a la de hombres [...] ¡Qué listas son nuestras amadas mujeres! Si no fueran como son... No nos gustarían tanto, puedes estar seguro de ello. Muchas veces los tíos nos quejamos, de que ellas no actúan como nosotros esperaríamos, como que siempre tienen que hacerlo todo más difícil ¿me equivoco? Esperar lo contrario es como el chiste del barco que le pide al faro del puerto que se aparte... ¡Hostión seguro! Piensa por un momento si ellas actuasen de forma tan lineal o previsible como nosotros, si realmente tendríamos motivo alguno para desearlas. Francamente creo que no, pero...

Vamos a hablar de lo que a ti te importa: NO HAY HUEVOS... No, no los hay. Recuerda que cuando me meto contigo, en realidad, antes estoy pasando por una cagada mía ¿OK? No es algo personal, pero tampoco hace falta que tú te equivoques por segunda vez... Aunque esto a veces sea inevitable; porque realmente y a la hora de la verdad, es difícil no ya verla de forma diferente a las demás, sino además y lo que es más importante, NO TRATARLA DE FORMA DIFERENTE. Es algo que te sale solo, parece que no se pueda luchar contra ello.

Ahora me vas a preguntar algo lógico: Y porqué si para mi es diferente y es especial... ¿No voy a tratarla de forma diferente y especial? ¡Claaaaaaaro! Joder, si es que te sale solo ¿verdad? Es normal. Pues sí, es normal, pero es una cagada implícita en la atracción que sientes por ella; porque en ese momento, querido colega... ¡Estás muerto! ¿Es esto malo? Mira macho, no es ni bueno, ni malo... Es algo normal. ¿Algo a evitar? Tampoco. Es algo que conviene que sepas, o que al menos deberías recordar para primero atraer, y segundo para querer a la mujer con la que realmente quieres estar.

Recuerda el ejemplo que nos ponía Javier, El Duque en WOMEN, CATS & DOGS cuando compara el comportamiento femenino con el de los gatos: es exactamente lo mismo. Si el gato sabe que vas detrás de él para acariciarlo, para cogerlo o para jugar con él, sale corriendo en dirección contraria; y viene siempre cuando menos caso le haces. A mi me pasa cuando escribo, cuando busco imágenes, slogans o ejemplos, pero sobre todo cuando busco ideas para liarla de mala manera con una fémina en particular... Sí, con esa fémina, con la que a mi me duele, no con cualquiera: la musa de la inspiración debe ser mujer, porque viene cuando le da la gana, no cuándo se la llama (que me lo digan a mi).

¿Por qué conviene que lo sepas? joder, como me revienta admitir esto... No se puede ser “bueno”. Y cuando pongo bueno entre comillas, quiero decir que no se puede “regalar” la atracción. Ni regalar, ni comprar, ni compensar con otros atributos: o se da o no se da. ¿La mejor y mejor dicho... La única forma real y sólida de generar atracción cuál es? CONGRUENCIA, sin duda alguna, el vivir tu propia realidad y disfrutarla... No te hagas pajas mentales ¿OK? No empieces a pensar en imitar a James Bond, ya he visto eso demasiadas veces como para saber que no funciona. Te hablo de verdad, no de disfraces de capullo ni máscaras. Ahora que... ¿La congruencia es infalible? Para ti, como hombre, como persona, como tu yo más profundo desde luego que lo es... Totalmente infalible: es la más verdadera expresión de ti mismo en tus pensamientos, palabras, gestos, comportamiento, obras y actos. ¿Infalible para ligar? Chaval, o se gusta o no se gusta... ¡Punto! Acéptalo, vas a terminar antes.

¿Sabes por qué el tratarla de forma diferente o especial es una cagada implícita en las relaciones? Porque mandas la congruencia a la mierda. Quieres ser mejor, quieres ser más bueno, más duro, más guapo, más macho, más elegante, más amable... ¿Por ti? Me gustaría ser lo suficientemente maduro para decirte que si de forma sincera, pero como todavía me queda un trecho por recorrer, admitiré, como admitirás tú, que este querer ser más en todo es “porque ella saca lo mejor de mí”. Cuantas veces habré dicho eso, y no solamente decirlo, sino sentirlo de verdad ¿Para qué? Para cagarla. Mientras haya una pequeña miga de complaciencia activa hacia ella dentro de tu comportamiento, que no sea fruto de tu propia iniciativa, seguirás subordinándolo a su demanda, y si no... Al tiempo, ya te lo digo yo. Hazte el favor de ser tú, guste o no guste ¿Tienes huevos para eso? Uno no es más YO por estar con una mujer tenlo, claro. ¿Y sabes cuál es el camino más corto para atraerla? Realmente no pretender hacerlo, sino saber que lo estás haciendo porque lo sientes así. Créetelo un poquito anda, empieza por ahí y no te hagas líos con qué hago qué no hago: créetelo. [continúa en parte II]

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada