EL MOSTRADOR PROFESIONAL DE LA MUJER, por EL DUQUE

Imagen cedida por Lucía Ojeda

Según una encuesta realizada por Sigma 2, un 80% de las mujeres reconocen haber flirteado en el trabajo en alguna ocasión. Teniendo en cuenta, que en toda encuesta la mentira existe, podemos asumir que esa cifra es mucho mayor. La verdad es que el dato anterior en nada me sorprende y viene a encajar perfectamente en la idea de que la mujer siempre permanece en el MOSTRADOR y que en cierto sentido “ella siempre juega”. Siempre busca socializar y comunicarse con independencia del género de quién tiene enfrente. La mujer recurre al flirteo en su ámbito laboral esencialmente por dos motivos que podemos analizar a continuación:

COMO TÁCTICA LABORAL: Negar que en el ámbito laboral existe y sobre todo ha existido un fuerte machismo, sería negar la realidad. La mujer al integrarse en la vida laboral ha tenido que aguantar diversas desigualdades y dificultades que solo siendo mujeres podríamos comprender en toda su magnitud. Es cierto que, afortunadamente los tiempos han cambiado y seguirán cambiando pero debemos asumir que las primeras mujeres que empezaron a trabajar se encontraron un mundo hostal, cuando menos. Pronto, la mujer se dio cuenta de las reglas del juego y sobre todo percibió que no todo eran desventajas en ese mundo machista…el hombre es vulnerable a la belleza femenina. Siempre lo ha sido y siempre lo será, y la mujer se dio enseguida cuenta de que una posible arma de mujer era el buen uso de flirteo como medio para lograr sus fines. He de aclarar que queda fuera de esta exposición todas aquellas conductas inmorales y reprobables que todos somos conscientes que ocurren y han ocurrido en alguna ocasión.

No estamos aquí hablando de acoso sexual ni de un uso ilegitimo de la sexualidad. Era un posible arma, como arma es la superior inteligencia emocional de la mujer y ha sido y es utilizada a menudo. Las mujeres más profesionales, inteligentes y seguras de su talento profesional, lo usan de forma inconsciente, con cuentagotas y de una forma sumamente liviana. Las mujeres más inseguras o menos profesionales lo usan con descaro y de forma indiscriminada. Creo que todos hemos tenido compañeras de trabajo, vestidas con vertiginosos escotes y faldas indescriptiblemente cortas que dan un contenido sexual a cada gesto, sabedoras tal vez, de que para muchos hombres TODO ES SEXO. Como digo las mujeres más profesionales no lo usan de forma deliberada ni consciente, pero no pueden evitar tratar de lograr sus fines con todas sus fuerzas de persuasión y manipulación, incluyendo un saludable rango de coqueteo y digo saludable por qué el coqueteo es algo natural en la esencia femenina.

POR ESTAR EN EL MOSTRADOR: La segunda de las causas es la natural estancia de la mujer en eso que hemos denominado ”mostrador”. La mujer a diferencia del hombre cuando se empareja sale del mercado pero no se retira del escaparate. Necesita sentirse hermosa y en cierto sentido sentirse deseada. En directa proporcionalidad con el grado de inseguridad la mujer necesita la afirmación social, la integración y la aprobación, siendo especialmente sensible con respecto a su aspecto físico. Toda mujer necesita sentir admiración y esencialmente admiración por su físico aunque evidentemente también busque y anhele otras formas de admiración. Un método infalible de la mujer para “testear” su cotización y su grado de atractivo es introducir es sus interacciones un cierto grado de saludable coqueteo.

COMO FORMA DE COMUNICACIÓN: La necesidad de comunicación es humana. No entiende de género, raza o religión ; pero es bien cierto que en la mujer esta necesidad comunicativa es aún mayor y más acusada. Necesita y sabe comunicarse tanto con hombre como mujeres y además lo hace sin albergar necesariamente aviesas intenciones sexuales en sus acercamientos. En esto se diferencian bastante del hombre al que en demasiadas ocasiones, y para mí es penoso decirlo, se le enciende la bombillita con la palabra SEXO al hablar con una mujer más de diez minutos. La combinación de ambos factoras provoca que el factor flirteo aparezca de forma espontánea y sin pretensiones. La mujer en cuestión comienza a hablar con el de contabilidad por que siente la necesidad de comunicarse. El de Contabilidad, tras los primeros intercambios de palabras comienza a escudriñar el escote de ella y empieza a pensar…¿será que le pongo?. Como él parece un buen oyente y un buen interlocutor, ella se siente cómoda. A fin de cuentas esta alimentando lo que los expertos denominan comunicación informal. Sigue conversando y sonríe cada vez más. El de contabilidad ya la esta, a esas alturas, desnudando con la mirada… ¿pero no tenía novio?.

De forma inconsciente ella se percata de que poniendo una mayor dosis de sonrisa y aderezándolo con un cierto entronado de ojos él, se convierte en un mejor oyente y que incluso de seguir así la interacción, es probable que al fin él, le haga ese horrendo informe que ay que entregar mañana. Termina la conversación y mientras uno sigue pensando en sexo la otra simplemente esta a gusto por qué sus interacciones sociales han sido un éxito.

Para muchos lo aquí expuesto les puede parecer mal e incluso puedan sentir esa punzada que dan los celos, al pensar que tal vez su chica este en ese 80% que flirtea. Antes, tal vez, de ponernos nerviosos tal vez debamos repasar lo dicho anteriormente para acabar concluyendo que existe un natural y saludable flirteo que toda mujer practica y practicará siempre. Un flirteo desprovisto de toda intención sexual aunque a nosotros como hombres nos cueste entenderlo. Por supuesto que hay otra clase de flirteo que busca en definitiva jugar al juego más viejo del mundo, pero tal vez, sobre todo los hombres, tendríamos que aplicarnos en distinguir uno de otro.

Un abrazo.

El Duque.

ADÁN ESTABA SOLO... ¡Y TAN TRANQUILO!


Fotógrafo: Chema Pascual
Modelo: Enrique Perales

Una mañana en el Edén, Adán abrió los ojos y sin saber por qué, se vio por primera vez en el mundo. No sabía qué narices estaba haciendo allí, no tenía memoria del día anterior, ni de la noche... Simplemente abrió los ojos y tomó conciencia de si mismo. Estaba absolutamente solo, no había nadie más que él allí. Se levantó como nos levantamos cada uno por la mañana, tenía ganas de orinar y se fue detrás de unos arbustos. De repente pensó... “¿Aquí no hay nadie! ¿Por qué me meto detrás de un arbusto?” Tenía un hambre que se moría y empezó a pasear mientras buscaba algo qué comer. Estaba completamente desnudo, pero le daba igual, ni si quiera era consciente de ello. Después de haberse hartado de frutas, se fue a nadar un rato y a trepar un par de árboles, para ver cuanto era capaz de subir... Simplemente por deporte. Logró llegar a la copa de uno de los árboles más altos, dejando la escalada de una montaña para el día siguiente, como reto personal. Al bajar del árbol, se sintió extraño... “¿Y ahora qué?”.

Unos millones de años después, en la época actual, en un piso compartido céntrico de Madrid... Un despertador frío suena, debía ser martes o miércoles a las 7:00 de la mañana, un hombre de 30 años abría los ojos al compás del despertador de su teléfono móvil. Al poner el pie en el suelo, éste estaba helado. Tenía como veinte minutos para arreglarse e irse a trabajar, ningunas ganas de hacerse el café y menos de ponerse un traje, para meterse en una competición de velocidad dentro del metro de Madrid. Por él, se hubiera quedado desnudo como nuestro antecesor, fumando su primer cigarro en la cama, planificando su día y haciendo memoria del día anterior y tareas pendientes... Del lastre al fin y al cabo, de los compromisos, tareas, encuentros y trabajos pendientes que hay para el día de hoy.

A diferencia de nuestro antecesor, que no tenía memoria, lastre ni tareas pendientes, y solamente tenía que preocuparse de ser él mismo, trepar y cazar, nuestro hombre de hoy nada más levantarse, tiene que ponerse en marcha, mezclarse con la masa y producir. ¿Dónde queda él? ¿Su esencia? ¿Su personalidad? ¿Sus deseos? Hay que pagar un alquiler o una hipoteca, si... Pero solamente él puede decidir poner el primer pie en el suelo cuando el día empieza. Creo que no sabemos realmente la libertad de la que disfrutamos hasta que la perdemos. Quiero que seas consciente de que eres un hombre libre, es tu condición por nacimiento, y eso no te lo puede tocar ni un trabajo, ni una hipoteca, ni una pareja ni una familia. Es más, todo esto son consecuencias de unas decisiones que has ejecutado libremente, al menos debería ser así.

Por el momento, nuestro nuevo Adán está solo... Y lo mejor de todo, es que gracias a esto, puede hacer lo que le de la real gana, aunque a veces se le olvide por su rutina diaria. En realidad y aunque hayan pasado miles de años, somos ese mismo hombre, libre, desnudo, instintivo y simple. Lo único que ha cambiado, es el escenario en el que nos movemos. Es liberador saber que todo lo que hagas desde que pones el primer pie en el suelo, depende de ti y nada más de ti, nada más abrir los ojos.

Te voy lanzar una pregunta ¿HASTA DONDE PIENSAS QUE PUEDES LLEGAR TÚ SOLO? Muchas personas comienzan así su día a día, y me atrevería a decir que cada vez más en los tiempos que corren. Cada vez hay más solteros de larga duración, cada vez hay más personas compartiendo piso, cada vez hay más divorcios... ¿QUÉ RAZONES PUEDE TENER UN HOMBRE A DÍA DE HOY PARA OPTAR POR LA SOLEDAD? Me hace gracia que haya miles de libros que te pretendan enseñar como dejar de estarlo, pero ni uno solamente que te quiera enseñar a disfrutar de este estado.

¿FORZARÍAS UN COMPROMISO PARA DEJAR DE ESTAR SOLO? Quiero que mires dentro de ti, sinceramente y te respondas. Mientras te escribo acabo de preguntarle a mi compañera de piso ¿Cuál es el primer pensamiento que te viene a la cabeza si te digo la palabra SOLEDAD? Ella me ha respondido “Tristeza”. A esto me refiero, a un engaño que está muy extendido: conozco amigos que están solos y ansían una pareja, a la par que conozco amigos casados o emparejados, que parecen vivir entre rejas.

¿CUÁL ES NUESTRO ESTADO IDEAL COMO HOMBRES? ¿solo o acompañado? Yo te diría que es cualquiera de los dos mientras seas tú quien lo elija. Pero quiero que entres en tus propios deseos, en cuanto a estado de soledad o en pareja se refiere, ponlos encima de la mesa, desde tu situación actual, tu realidad, tu trabajo, tu familia, tus estudios... Desde tu contexto diario y cotidiano. ¿Cómo deseas estar? ¿En soledad o en pareja? ¿Solamente piensas en ello cuando sales los sábados y vuelves solo a casa? ¿sabes estar solo? No sé si te has planteado alguna vez disfrutar de tu soledad y hacer lo que realmente te de la gana. En el caso que tengas pareja ¿Por qué estás con ella? ¿Qué sería lo primero que harías si dejaras de tenerla? ¿Hay algo a lo que hayas tenido que renunciar por estar con ella? ¿Te compensa realmente o sigues teniendo ganas de experimentar otras cosas?

Son preguntas a las que quiero que te enfrentes, porque te afectan en primera persona. Tanto la opción de la soledad, como la pareja, desde donde partas son buenas siempre y cuando las tomes desde la libertad, no desde lo que se supone que te digan los demás. La respuesta la tienes solamente tú, la única cuestión es desde donde la das, desde una libre opción o desde la escasez, eso solamente lo sabes tú.

Un fuerte abrazo.

EL NUEVO ADÁN, PRESENTACIÓN EN SOCIEDAD

Enrique Perales, actor y modelo, encarna al nuevo Adán

Ha comenzado ya nuestra andadura en elnuevoAdan.com después de más de medio año de trabajo y con las ideas muy claras, volvemos a partir de cero, continuando con nuestra búsqueda del hombre verdadero al que todos aspiramos ser. ¿Por qué emprender otro camino y otra aventura desde cero cuando en P&R ya tenemos un camino bastante marcado y diferenciado? Es sencillo, conforme uno va creciendo, se va complicando, es una consecuencia directa de la madurez, el complicar lo sencillo, lo que para un niño sería sencillo. Para aprender, el mejor camino siempre es volverse niño, salir desde el punto cero, desde el origen, llevando las manos vacías para poder llenarlas; por ello, volveremos a empezar de cero cada vez que la vida nos lo vaya pidiendo.

El nuevo Adán, no es más que la consecuencia necesaria, del camino que hemos estado llevando juntos desde que este espacio nació. Poco a poco, hemos ido viendo qué nos faltaba, qué teníamos, qué era lo importante y lo presncindible. La creación del espacio elnuevoAdan.com persigue precisamente lo importante, yendo al núcleo, a la esencia y al origen del hombre. Sin más adorno que nuestro propio interior, nuestra voluntad, nuestra libertad y todo aquello que forma parte de nosotros en esencia y que jamás encontraremos en ninguna tienda. Venimos desnudos al mundo y desnudos terminamos.

Hemos inaugurado este nuevo espacio con el artículo NO SOMOS ÁNGELES, NI DEBEMOS PARECERLO, en el que damos ya por fin palabra a nuestro nuevo Adán, de quien llevamos meses hablando, y al que todavía no habíamos oído pronunciar una sola palabra en primera persona. Apoyándonos con su imagen, desde el comienzo de este proyecto, está el actor de TV y modelo Enrique Perales Guijarro, representando a este nuevo Adán, del que ya habéis podido ver apariciones en varios de nuestros artículos. Os lo presentamos a continuación:

Enrique Perales Guijarro, nacido en 1977. Profesional en el sector de la Calidad, actualmente residente en Madrid, es además modelo y actor profesional, que ha desfilado para firmas como Dolce&Gabbana, Calvin Klein, Loewe y Ralph Lauren. Caballero de Burgos y candidato a Caballero de España, aparte de participar en series de TV como “Cuestión de Sexo”, “La que se avecina”, “Yo soy Bea”, “Física o Química”, “Sin tetas no hay Paraíso”, etc. A este currículum, hemos de añadir también spots publicitarios, figuraciones y prensa.

Enrique es ante todo un profesional, y lo demuestra continuamente. Da lo mejor de si mismo en cada trabajo y sabe anticiparse a la perfección de lo que pide quien está detrás de la cámara. Lo importante para él a la hora de participar en un proyecto, es que a él le guste y le convenza por encima de todo. Compagina su trabajo en el sector de la calidad del automóvil con su profesión de modelo y actor a la perfección. Un hombre con los pies en el suelo que ha encarnado a Adán como ninguna otra persona podía haberlo hecho. Contamos con él en artículos como:

No entrar en competencia como garantía de éxito
Gestión del tiempo en un encuentro
No nacimos Alfa II: Alfas auténticos, por El Duque
Inteligencia, Físico, Personalidad y Estatus, por El Duque
La Identidad del Seductor, por Jeffy de R.S.D.
Candado: Hombre… ¿Más vale pájaro en mano?

A él le debemos la imagen de nuestro nuevo Adán, por su carisma, lenguaje corporal, su carácter y su similitud en persona, con los principios y valores que distinguen al nuevo Adán del resto. Desde el primer momento, creyó en este proyecto y se mostró solicito y disponible para materializarlo, por identificarse con los valores y principios del mismo.

Desde P&R, te agradecemos Enrique tu colaboración para poder haber hecho este espacio realidad, ya que sabes bien que a mi no me valía cualquiera, tenías que ser tú. A partir de este momento, figura como la Imagen principal de elnuevoAdan.com y de nuestro próximo libro, El Nuevo Adán, donde aparece acompañado de nuestra amiga Lucía Ojeda Rubio, Imagen oficial de P&R, en el papel de la nueva Eva. Este libro que durante meses hemos estado preparando El Duque y un servidor, esperamos que pronto pueda ser publicado, aunque todavía falta algo de tiempo.

Después de haberte presentado en firme ya nuestro proyecto, solamente nos queda esperar que sea realmente útil en tu vida, que te sirva de verdad y que te ayude en la medida de nuestra modesta vida y experiencia, a darte el empujón que necesitas para empezar a caminar hacia el hombre que siempre has querido ser. Empezamos con:

NO SOMOS ÁNGELES, NI DEBEMOS PARECERLO

Un fuerte brazo.



Arcángel.

LIGUE TELEFÓNICO EN CONTEXTO PROFESIONAL, por DUBRICIUS

He estado pensando en lo que me dijiste de comentarte lo que suelo hacer en el trabajo. No es que sea un ligón, porque luego me da pereza "consumir", pero la verdad es que te puedo asegurar que muchas de las chicas con las que hablo, tengo como un "feeling" especial y que a veces, me salen viajecitos interesantes como ya te he contado alguna vez. El cómo lo hago siempre desde el trabajo: básicamente juego sacado la conversación del contexto habitual del curro, en el que no sólo se habla de trabajo, también se habla de que se ha hecho en el fin de semana, "¿que tal estás de ánimos?", se habla de tonteos, de si me vas a regalar una plaza y voy con ellas, o me llaman simplemente por que no tienen mucho curro y quieren charlar un rato.

Creo que esto es debido a que por teléfono es más fácil entablar una conversación, te explico mi experiencia personal con un ejemplo:

A mi me llama una agencia pidiendo disponibilidad de plazas, y me dicen que se trata de un grupo de chicas universitarias. Yo respondo que ese grupo se lo va a pasar “demasiado bien”, si al final van, y ella me dice que a lo mejor va con ellas como guía, y yo (habiendo hablado sólo un par de veces antes con ella) le digo que “entonces tendré que ir yo para supervisar el grupo...” y se lo suelto, si la chica se ríe continúo avanzando, eso que me la he ganado. En el caso que no se ría, la cosa sigue por el contexto del trabajo y ya está. No hay miedo al error, al rechazo, porque realmente estás en un contexto diferente al del ligue, al menos en apariencia.

Precisamente la clave está en esta diferencia de contexto, porque todo el día trabajando, haciendo lo mismo, llamando siempre por teléfono a los mayoristas y pidiendo lo mismo, si llaman y se encuentran algo diferente, hay algo en ellas que hace "clic" en su cabeza, que choca con lo "normal", y les produce curiosidad.

También, claro está, está el tema de lo simpática que sea la mujer, si se presta al juego o no, y por el momento o estado emocional por que el que esté pasando, aunque a veces, este último no importa mucho, porque si está de bajón o acaba de tener un marrón, si consigues hacerla reír o que cambie el chip de sus emociones haciendo que se sienta mejor, hablándole de cosas que no sean del curro, pues ayuda a que se quede con un buen recuerdo de ti.

Por eso te dije el viernes pasado, que independientemente de si acabo quedando con ella o no, lo que si es seguro, es que es bueno para mi trabajo, ya que siempre antes de que ella compare precios, yo le he dado un trato amable, divertido y "atípico" en la conversación. Sé que me volverá a llamar la próxima vez. Lo fundamental, es que por teléfono tengo mucho menos miedo que en vivo y en directo, porque la otra persona está al otro lado del teléfono, que no estás frente a ella para ver su reacción, ya que una imagen vale más que mil palabras, y que la verdad, pone mucho imaginarte el cuerpo de una voz bonita.

Yo, porque tengo a mi jefe detrás y a mi compañera al lado, y me corto un poco, y aún así alguna historia, pero si estuviera un poco más apartado de mis compañeros de trabajo... ¡Madre mía la que iba a liar!, le iba a salir caro el teléfono a mi empresa.

De verdad que yo voy a trabajar, y que no lo hago todos los días, pero me gusta salir de la rutina y coquetear con alguna de vez en cuando. Además, pienso que el teléfono es un instrumento muy bueno para interactuar con las chicas que no conoces, con las que ya que te llaman o las llamas por temas de trabajo, ¿Por qué no practicar un poco de ligue al teléfono?… Por probar ¡Que no quede!

Un abrazo enorme

Dubricius

NO SOMOS ÁNGELES, NI DEBEMOS PARECERLO


Fotógrafo: Chema Pascual
Modelo: Enrique Perales

Hoy mismo empezamos a caminar. Después de tanta preparación creo que sinceramente te mereces escuchar algo diferente, por eso mismo vamos a hablar del origen de todo, no de cuando te dejó la novia, no de cuando te diste el primer beso con una chica, no de lo que ya estás más que acostumbrado a encontrarte dentro del mundo de las relaciones. Hablemos de antes de que tú y yo existiéramos, antes de que existieran nuestros padres, antes de que el hombre tal y como lo conocemos fuera llamado así. Seamos primarios y radicales, haciendo honor a nuestra condición natural masculina, sin preocuparnos de quién más que tú y que yo, pueda estar leyendo ahora mismo estas líneas. Partiremos de la mitología, porque quiero que te imagines una batalla, que cierres los ojos y que la sueñes, que la visualices, que te recrees en los detalles de una guerra que sucedió fuera de este espacio y de este tiempo, pero que según narra la mitología cristiana, estamos hoy aquí y ahora sufriendo las consecuencias de tal guerra. Es además, una guerra que continúa dándose una y otra vez, dentro de cada uno de nosotros y enseguida lo vas a entender independientemente de tus creencias.

La Batalla Celestial fue provocada por la rebelión de un Ángel hermoso llamado Luzbel, que lejos de aceptar su condición, estatus y privilegios, quiso ocupar un puesto que no le correspondía. Por orgullo y por soberbia, quiso ser alguien que no era porque era incapaz de aceptarse así mismo como tal. Su disgusto estaba originado en su no aceptación de su condición, en querer ser más que quien le creó, en aspirar a ser quien no era. En esta rebelión se formaron bandos: los que estaban de lado de Luzbel, los que estaban de lado de Dios cuyo ejército estaba comandado por el Arcángel Miguel, y los que sin tomar parte en la batalla… Se quedaron mirando para ver quien ganaba, los indecisos. ¿Esta narración de La Batalla Celestial te suena de algo?

Dime ahora, mirando dentro de ti, sin mentiras… porque nadie te está juzgando, en cuál de los tres bandos te sitúas cada día, dónde has elegido encajar tu vida dentro de esta batalla continua, que es a fin de cuentas, tu día a día, en tu interior y en la coherencia que tratas de vivir en cada cosa que haces:

LA NO ACEPTACIÓN DE TI MISMO: No sabes enfrentarte a tus limitaciones, no las aceptas y te gustaría parecerte, o ser como otra persona, porque crees que así serías más feliz. Antes de caer en la cuenta de tus capacidades, siempre te comparas con quien parece que tiene más éxito, te gustaría vivir su vida y todo el tiempo lo pierdes en querer parecerte a… Quien sea, o a envidiarle, o a pretender ser una segunda versión de alguien a quien admiras, sin plantearte ni un solo momento que esa persona, también puede tener sus demonios internos. Te quedas en la parte de fuera, en el marco de la foto. Deseando justo lo que no tienes. Buscas tu verdadero valor, porque lo ves fuera de ti mismo, porque no crees tenerlo. No soportas equivocarte, te da miedo y prefieres decir que todo está mal y que todo ha de cambiar menos tú.

LA ACEPTACIÓN DE TU CONDICIÓN: Hombre eres, hombre naciste y hombre seguirás siendo hasta que te mueras. Sabes que no eres perfecto, que cometes errores, pero eres consciente de ello y de tus capacidades, porque las tienes. Tienes unas herramientas que te ayudan a desenvolverte en este mundo: tu lenguaje, tu cuerpo, tu mente, tu inteligencia, tu imaginación, tu voluntad, tu capacidad de trabajo… Ya ves que tienes armas de sobra para pelear, las empleas en la medida de lo posible. En definitiva te gusta ser tú, eso es lo más importante, y ahora mismo no te cambiarías por nadie en este mundo. Sabes que tu valor está en ti mismo, tienes el valor que tú mismo te das y con ello juegas, sin esperar a que nadie te diga “Tanto tienes, tanto vales”. Sabes que te puedes equivocar cuando actúas, pero es la única manera de saber si lo estás haciendo bien o no.

LA ESPERA A QUE ALGUIEN DECIDA POR TI: Has delegado en alguien tu voluntad de decidir y actuar, porque no te ves responsable de tu bienestar, o esperas a que alguien te diga algo para reaccionar, hasta entonces no mueves un dedo. Esta persona que decide por ti, ya que no quieres sentirte responsable de ningún error, puede ser tu padre, tu madre, tu pareja, o un líder al que sigues. Necesitas que alguien te diga lo que tienes que hacer, que te den “permiso” porque no te quieres equivocar.

No te voy a dar una sola pauta, te voy hacer unas preguntas, que tú mismo has de responder, sin miedo a equivocarte, porque insisto, aquí nadie te está juzgando. Tus respuestas serán válidas, desde la primera hasta la última, porque son tus respuestas y te valen a ti y a nadie más. Buscándolas por ti mismo, sin que nadie te las de “al dictado” y equivocándote, porque nos equivocamos todos, vamos a perder el miedo a cometer errores, a caer, a ser nosotros en definitiva.

¿Qué es lo realmente importante para ti por encima de todo? ¿A día de hoy disfrutas de eso que es tan importante? ¿O simplemente es importante porque careces de ello? ¿Quién es la persona más importante en tu vida? ¿Qué te pesa más por dentro, lo que crees de ti mismo, lo que diga esta persona tan importante o lo que te diga cualquiera? ¿Te has planteado alguna vez desear apasionadamente aquello de lo que ya disfrutas? ¿Alguna vez has deseado ser otra persona? ¿Por qué lo has deseado si ese es el caso? ¿Cuáles crees que son tus cosas buenas? ¿Qué es lo mejor de ti?

Empecemos por aquí, partiendo de cero.

DESPEDIDAS DE SOLTERA SALVAJES

Hace unos días, un amigo me pasó unos videos de despedidas de soltera salvajes alojados en la Web TUPORNO.TV y la verdad es que me di cuenta de lo inocentes que han sido hasta el momento, las despedidas de soltero que he organizado para algún amigo, y otras despedidas a las que he asistido sin organizarlas yo. La verdad es que creo que después de todo sigo siendo bastante confiado e inocente, porque la cara que se me quedó cuando empecé a ver estos videos debió ser para sacarme una foto.

El amigo que me lo pasó, me preguntó que si yo podía dar una explicación a ese comportamiento tan alterado y tan explícito… Y CUANDO DIGO EXPLÍCITO, ME REFIERO A TOTALMENTE EXPLÍCITO SEXUALMENTE HABLANDO, que tenían las novias y las amigas en estas despedidas de soltera. Además en estos videos, claramente enclavados dentro de las categorías AMATEUR, PILLADAS o CASERO, según las webs que podáis visitar, el rodaje suele hacerse o bien con la cámara del teléfono móvil, o con una videocámara no profesional, o sea, que no se trata en ningún momento, de rodajes de estudio. Os doy la referencia de TUPORNO.TV porque es la Web donde más material multimedia en cuanto a esta categoría de despedidas de soltera salvajes he podido encontrar de entre otras varias.

En cuanto a la explicación de este fenómeno, tengo dos puntos de vista desde los que podemos dar razones válidas a este comportamiento alterado y sobre-sexual, que incita a una chica a meterse un pene en la boca de un desconocido, o a meterse en el camerino de los Boys o Stripers sin bragas y sin condón alguno, totalmente inmersa en una dinámica sexual espontánea, totalmente desinhibida, para llevarse “un buen recuerdo de 20 cm o más” de aquella fiesta. Vaya por delante, que estas cosas pasan, y que no es la primera vez que llegaban a mis oídos, por colegas que tengo, que se dedican a organizar y vender estos espectáculos más que interactivos. Si en cambio, era la primera vez que he podido estudiar estos videos. Lo cierto es, que después de haberlos examinado, no me extraña que más de un hijo, o más de dos, no lleven los genes del padre legal.

Los dos puntos de vista de estudio de este fenómeno, son el Efecto Burbuja y el Efecto Masa, que procedemos a explicar cada uno a continuación:

EL EFECTO BURBUJA: Tenemos un recinto cerrado lleno de mujeres en un contexto social aceptado entre ellas, alcohol que crea desinhibición y los cuerpos esculturales (para qué negarlo si lo son, están más buenos que tú y que yo) de los boys. El ritmo va subiendo de tono gradualmente, o sea que los contactos directos no son desde el primer momento, la cosa se va calentando poco a poco, hasta que ocurre el primer contacto físico real con tacto. Puedes verlo exactamente igual que una escalada en seducción, pero a escala colectiva:

El confort necesario, lo encuentran precisamente en ese círculo cerrado y establecido, que las sitúa en una burbuja social, en la que el juicio externo, o el sentimiento de que alguien pudiera recriminarle su comportamiento, simplemente no existe. El chico que en ese mismo momento está actuando, es el único hombre dentro de esa realidad. En ese mismo momento no existen más hombres en el mundo dentro de esa burbuja. Es de alguna manera la analogía con aislar a una mujer cuando la seduces, no hay nada más en el mundo en ese mismo momento, es un universo particular con leyes y normas propias.

Las normas no escritas de la sala, las van marcando las escaladas de tacto, o directamente las escaladas sexuales, de las chicas que van gozando una por una del baile, cortejo, meneo o cómo lo quieras llamar. Poco a poco, las escaladas van subiendo de tono, marcándole cada vez una frontera más débil a la siguiente que vaya a disfrutar de la fiesta. De aquí pasamos al Efecto Masa.


EL EFECTO MASA: Aquí la música juega un papel muy importante. Siempre es música con ritmo de baile y a todo volumen, con lo cual, ellas no tienen “mucho tiempo para pensar en modo individual”, pierden de alguna manera esa conciencia individual adoptando una mente colectiva, de baile, y diversión común. Con toda justicia y claridad, nos encontramos literalmente ante un “rebaño de mujeres”, que a modo de ovejas, son guiadas por la música y los boys, como pastores del rebaño en una mente colectiva.

Si una de ellas rompe la barrera del contacto físico, pasando de comportamiento pasivo cuando se deja bailar, a activo siendo ella quien toma la iniciativa con el tacto con el Striper, las demás quedan validadas automáticamente para hacer lo mismo o más, que la primera en dar el paso, así que continúa la escalada.

Además, no solamente se valida al grupo por completo tras el primer contacto, sino que se crea una competencia de atención entre ellas, debido a la exclusividad del hombre que está actuando en ese momento en la sala. No hay más opción que ese mismo hombre, por lo que se crea competencia entre ellas para “no quedarse sin premio”. Esta dinámica es ya continua hasta la resaca, o hasta el clímax de la interacción, que se da cuando ya una o varias de las asistentes, ha escalado ya de forma suficiente, como para validar a todo el grupo. Entonces, el tacto o el contacto sexual directo, pasa a ser “una conducta común” y aceptada dentro de la sala. Aunque todas no participen en ese juego, lo toleran y lo aceptan… Y sin juicio alguno el “factor fulana” ni si quiera se acuerda de darse un paseo por allí.

Si crees que exagero, entra en TUPORNO.TV y en categorías, haz la búsqueda: “despedidas de soltera”. Lo que ellas quizás muchas veces no se hacen conscientes, debido a esa histeria colectiva, es que… efectivamente las pueden estar grabando. A veces son los propios boys, o las mismas amigas que son quienes lo hacen, para dejarnos estos testimonios tan interesantes, del fenómeno conocido como despedidas de soltera salvajes.

Un fuerte abrazo y… ¡Suerte!

Arcángel.
-

EL CINTURÓN DE CASTIDAD, por EL DUQUE


Antes en la Edad Media, cinturón de castidad
--

¿CUÁNDO Y POR QUÉ, LOS HOMBRES NOS DESVIAMOS DEL CAMINO? ¿CUÁL FUE EL MOMENTO EN EL QUE METIMOS LA PATA? ¿CUÁNDO NOS GANÓ EL MIEDO? ¿DÓNDE ESTÁ EL ORIGEN DE LA ACTUAL SITUACIÓN DEL HOMBRE CON RESPECTO A LA MUJER EN EL MUNDO? ¿CUÁL FUE EL PUNTO DE INFLEXIÓN? Estas son preguntas sin una respuesta clara, pero con muchas posibles: Podemos analizar este tema con la perspectiva histórica necesaria. Si nos remontamos a nuestros ancestros bien podríamos decir que, estos partieron de una igualdad de sexos sorprendente para muchos. El papel social de la mujer, si bien diferente al del hombre tenía gran trascendencia. El hombre era cazador y la mujer recolectora y madre. Esta papel, como digo era diferente al del hombre pero de gran relevancia social. De hecho hay constancia de una gran variedad de sociedades matriarcales. La mujer disfrutaba de un alto estatus social y, también en muchas sociedades de una gran libertad sexual.

Es tras el descubrimiento del arado cuando, según diversos estudios entre los que destaco a la antropóloga Helen Fisher, cuando dicha situación cambia de forma radical. La mujer pierde su independencia económica y por tanto, pierde esa condición de igualdad de la que había disfrutado. El hombre poco a poco y siguiendo también sus instintos busca “controlar” a la mujer y relegarla a un segundo plano.

El hombre entonces descubre que dicha subordinación de la mujer es en realidad buena para sus fines, de asegurarse una madre para sus hijos, atenta, abnegada y que renuncie a cualquier tipo de diversidad sexual. Obviamente el propio instinto del hombre hace que desee a toda costa la exclusividad de su semen. Existen múltiples pruebas de cómo durante toda la historia universal han existido en culturas muy diferentes, diversos medios destinados a constreñir la poderosa sexualidad femenina: el cinturón de castidad, la ablación y demás medidas o agresiones, adoptadas por maridos y padres, consecuencia del miedo y la inseguridad. En esas circunstancias se empieza a perpetuar un sistema en el que los hombres dominantes (Alfa) tienen una o más mujeres.

Esas primitivas situaciones se vinieron perpetuando durante miles de años e incluso en el mismo siglo XX la mujer aparece como alguien con un papel claramente secundario, alejada de toda posibilidad de independencia económica (no trabajaba o su trabajo era muy secundario), con subordinación e incluso bajo tutela del marido (hasta hace apenas 30 años en España una mujer sólo podía separase si quedaba bajo custodia…), sin participación política (es muy reciente el reconocimiento del derecho de sufragio) y sin libertad sexual (Aún hoy en día el adulterio femenino es penado con la muerte en diversas culturas…).

La mujer aparece así pues como un ser humano de segunda, cuya principal misión en la vida es prepararse a ser madre y esposa. Para ello conservará con mimo su virginidad y se adaptará a los gustos y deseos del hombre. Es obvio que en esta época el hombre es el primer sexo pues “amolda” a la mujer a sus gustos y deseos.

Sin embargo y gracias a años y años de lucha femenina, NO NECESARIAMENTE FEMINISTA, la mujer ha ido ganando peso específico. Esencialmente conquistando en primer término la tan imprescindible INDEPENDENCIA ECONÓMICA. La mujer dotada de la necesaria autonomía ha comenzado a ser plenamente consciente de sus propios deseos e inquietudes. De improvisto cambian las tornas y la mujer hace valor una realidad biológica. La mujer es selectiva, el hombre indiscriminado.

El poder de selección real hace que el hombre actual deba, si se me permite el vulgarismo, “currárselo”. La mujer vuelve a elegir (como en la prehistoria) y quiere a alguien que cubra sus necesidades… TODAS SUS NECESIDADES. La mujer actual desea, por supuesto al HOMBRE ALFA… Entendiéndolo como hombre genéticamente superior. Desea al hombre con ESTATUS, que suponga una expectativa de mejor calidad de vida para sus futuros hijos, desea al hombre INTELIGENTE, como síntoma de mejores posibilidades de éxito vital; al SOCIAL, al hombre que tiene FUERTE PERSONALIDAD, que garantice seguridad.
--
Ahora en la actualidad, usuario y password

--
La condición de “madre potencial” que toda mujer lleva dentro cambia en parte la ya célebre Pirámide de Maslow. Para la mujer la seguridad y bienestar de sus hijos reales o potenciales es un principio básico y dicha necesidad comparte protagonismo con las tradicionales necesidades de Maslow. Como hemos expuesto el hombre perdió a lo largo de la historia la costumbre de relacionarse con mujeres con necesidades propias y diferentes de las necesidades masculinas… Ante este reto el hombre se ha desorientado del todo, no sabe que hacer y son diversos los errores que comete y que podemos analizar someramente:

TIMIDEZ EXAGERADA CON LAS MUJERES: Tiene su origen en dos hecho igualmente relevante. Por una parte en la prehistoria las posibilidades de aparearse eran menores y ser rechazado por una mujer era poco más o menos como quedarse para “vestir Santos”. Por otra parte durante siglos comunicarse como igual con la mujer, sencillamente no era necesario.

MENTALIDAD DE ESCASEZ: Típico del hombre. El mayor poder que a la mujer le otorga su natural carácter selectivo hace que el hombre muchas veces vea a su objetivo sexual como alguien único e irrepetible.

OBSESIÓN: Conducta, también típicamente masculina y efecto secundario del enamoramiento. Supone la idealización de la amada y su cuasi literal subida a los altares. Las hormonas que interviene en los procesos “amatorios” tiene gran parte de la culpa…pero nosotros podemos racionalizarlo y evitarlo. La mujer curiosamente hormonalmente también siente dicha idealización pero tiene un comportamiento más pragmático. Sencillamente si el hombre objeto de sus “desvelos” no llena sus necesidades, buscará otro que lo haga.

OBSESIÓN POR EL SEXO, POR CONQUISTAR, LIGAR, ETC.… Aquí nuestras hormonas nos juegan malas pasadas y nuestra biológica necesidad de expandir nuestra semilla se cruza con una mujer que tiene una percepción absolutamente distinta de la sexualidad. Como hemos dicho, la sexualidad femenina es más potente que la del hombre pero no debemos olvidar que culturalmente no hace tantos años que las relaciones sexuales están desligadas de la procreación. Para la mujer una relación sexual es más “peligrosa” y por tanto seleccionará cuidadosamente sus compañeros de cama. El hombre siente, sin embargo el impulso sexual y siente un irrefrenable deseo de manifestarlo. Biológicamente no es selectivo.

MIEDO AL RECHAZO: Este uno de los miedos que más atenaza al hombre moderno. Nuestro cerebro, cuco él, detesta el rechazo pues supone un dolor para el ego. Este miedo al rechazo unido a una mujer libre para elegir y que elige hacen muy malas migas y el hombre reprime u oculta muchas veces algo tan natural, normal y saludable como es el deseo y su total expresión.

BÚSQUEDA EXAGERADA DE LA APROBACIÓN: Ese carácter exigente de la mujer lleva muchas veces al hombre a buscar su aprobación y amoldarse a lo que desea la mujer ignorando que haciendo eso pierde gran parte, por no decir todo su atractivo. La mujer tratará de arrastrar siempre al hombre a su propia zona de confort, a un terreno de sumisión a sus necesidades, pero lo que no puede evitar es que su propio instinto de supervivencia, de selección, le lleve a ver a ese hombre sometido, como poco atractivo. A fin de cuentas alguien que se deja someter no puede ser ese fuerte apoyo que ella necesita/desea.

Como ya hemos dicho en innumerables ocasiones el hombre moderno debe tratar de, y cito textualmente nuevamente a Maslow, de auto realizarse, debe buscar cubrir sus propias necesidades y luego y sólo luego tratar de de cubrir las de su pareja.

Por tanto, toda esta elucubración debe servir para comprender que en realidad todo este proceso trata de volver a la esencia de lo natural dónde hombre y mujer crezcan juntos y se relacionen con la mayor naturalidad posible, como dos iguales aunque muy distintos. Debiendo aceptarse con normalidad esas diferencias.

Un abrazo.


El Duque.

LAS EDADES DE LA MUJER, por PENSADOR

Imagen cedida por Lucía Ojeda

Basándome en mi experiencia personal y en el hecho de haber conocido bastantes mujeres, la mujer pasa por diferentes estados de pensamiento, prioridades y necesidad durante su vida. La franja de edad en la que me he movido hasta ahora, ha sido de los 25 a los 50 años aproximadamente. Que nadie se asuste, por conocer a una mujer de 50 años (las hay muy atractivas) pero vamos, a mi me gusta conocer de todo tipo y dependiendo de sus valores, gustos y experiencias, habrá un plan u otro. Quieras o no, eso que me he llevado, y ellas también claro.

18-23 AÑOS: La franja de edad de los 18-23 años no la conozco mucho ya que yo me muevo en la de los 30 mayoritariamente, aunque evidentemente si me sale el conocer a una persona de 18 (como mínimo siempre) pues oye, encantado de la vida. Aquí pienso que hay de todo y es la franja de edad que más cambia en las generaciones. Hoy en día, igual pueden ser más liberales que hace unos años, digo pueden porque es lo que he oído, así que no tengo pruebas reales.

25-28 AÑOS: En la edad de los 25 años aproximadamente (yo tengo 27 y casi 28) pienso que existe cierta ilusión por encontrar un amor, una pareja para compartirlo todo, se es joven y se tienen ganas de amor (no quiero decir que con más edad no se tenga pero insisto, me baso en mi experiencia). Se pueden haber tenido o no desengaños pero raramente serán experiencias como un divorcio, con hijos por medio incluso, etc. Se trata de desengaños de una pareja que lleva un tiempo razonable y bueno, por cosas de la vida, pues se decide romper la relación o de personas que no han tenido una relación seria. Pero quedan ganas y tiempo suficiente como para encontrar una nueva persona con la que repetir buenas experiencias, así que no hay mucho problema.

30-37 AÑOS: La siguiente franja de edad la sitúo en pasados los 30, sobretodo sobre los 33-37 años. Lo que en P&R llamaríamos la SEÑO, he conocido muchos casos de mujeres que han tenido un desengaño grande, ya sea de una separación (con hijos o no), de una ruptura tras muchos años (5, 6, 7, etc.), de personas que convivían juntas, etc. cada mujer es una historia diferente. Entonces, ¿qué pueden buscar estas personas? Bueno es fácil que tengan ganas de disfrutar sin comprometerse, es decir, no dirán que no al amor pero mientras éste viene pues a conocer, relacionarse, y pasar buenos ratos. He conocido bastantes mujeres con estas edades y más o menos el patrón es el mismo, ya se sabe lo que hay, por lo menos por mi parte. De hecho se puede observar como la edad de maternidad ha aumentado. Hoy en día hay muchas mujeres aún solteras con 35 años (por diversos motivos, no por voluntad generalmente) y por esa razón no pierden nada por conocer a gente más joven por ejemplo, siempre abiertas a una persona que las enamore y con las que empezar algo serio.

40 AÑOS Y PICO: Seguimos con una SEÑO algo más madura. Pasado estas edades nos encontramos en los 40 aproximadamente, una edad de madre se puede decir, muchas ya lo son y es fácil encontrarse con separadas (fácilmente con hijos con los que normalmente conviven). Pienso que en estos casos se busca el ampliar el círculo de amistades, el relacionarse, el no encerrarse en casa, se quiere evitar la soledad. Evidentemente que tienen que cuidar de los hijos, ya que suelen vivir con ellas pero dependiendo la edad pues siempre se puede tener cierta libertad, en mayor o menor grado. Los hijos pueden ser de 5 a 20 años aproximadamente pienso. Hay madres más jóvenes y madres más mayores, como en todo. La experiencia que he tenido es que claro, si una mujer de esta edad tiene la posibilidad de conocer a un chaval jovencito (25-30 años) pues oye... ¡nunca va mal una alegría! No pensemos que a todas les van los jovencitos eh! Hay que sí y hay que no, porque igual que he conocido mujeres a las que si les van, me he encontrado con otras que me han dicho: "Prefiero conocer gente de mi edad" (de 40 para arriba). Esta franja comprende hasta los 50 se podría decir. Evidentemente omito las casadas ya que si me encuentro con una mujer casada hasta ahí hemos llegado, o sea… que sobre ellas no opino.

MÁS ALLÁ DE LOS 50 AÑOS: No tengo ninguna experiencia así que no puedo opinar basándome en hechos reales, pero pienso que lo que más se desea es la tranquilidad, el poder compartir la vida que queda con alguien afín (forma de pensar, actividades a realizar, gustos en general, edad, etc.) básicamente. Es una época donde, queramos o no, no se piensa igual que con 20 años, por muy joven que se tenga el espíritu, y como digo, se anhela más una relajación después de tantas cosas (buenas y malas) vividas.

Resumiendo, todo en la vida son fases y se pasa por todas, así que estés en la que estés, pues vívela de la mejor forma posible. Y mis experiencias no son sólo sexuales, normalmente he hecho diversas cosas, dependiendo del día, la hora, etc. claro y de con quien quedes. Pero como digo yo, si estoy soltero, hago lo que quiero. Siempre evitando hacer daño a nadie ¡eh!

Un saludo de un golfo (en el buen sentido porque lo hay) al que le encantan las mujeres. ¿Qué haríamos sin ellas?
--
Podéis visitar también: La SEÑO, mi modelo ideal de mujer
--
Un cordial saludo.

Pensador.
-

CARTA A MI AMIGO ARCÁNGEL, por EL DUQUE


Querido Arcángel; al fin esta materializado nuestro proyecto, o más bien diría tú proyecto. Lo que empezó ser una amena conversación en trono a dos cervezas ya tiene forma de libro, tiene páginas, párrafos, palabras y adjetivos. Parece mentira pero hemos empezado a vislumbrar lo que el hombre debe ser, hemos empezado a ver el final de un camino que el hombre debe recorrer. La mujer; esa dulce compañera, ya esta avanzando por una autopista mientras el hombre actual anda por caminos pedregosos y abruptos sin saber bien como reaccionar. Pero al menos nosotros hemos visto el camino. Ahora nos toca andarlo… A TODOS. He colaborado en este proyecto con un capítulo, escrito tal vez en un momento no muy inspirado. Un momento dónde tenía que tomar importantes decisiones en mi vida y carecía de la energía creativa necesaria. Se que tú también estas sufriendo tu peculiar calvario, con un trabajo cada vez más exigente, pero al mismo tiempo menos retador y estimulante…pero esta ya casi y se lo debemos; o más bien diría nos lo debemos.

Releyendo los artículos, los capítulos y versículos escritos me doy cuenta de que hay en cada recoveco de cada párrafo una verdad que pugna por salir a la luz, que lucha por gritar y que quiere ver la tantas veces negada luz…¡yo también soy un Adán desorientado!. Cada vez lo soy menos. Si poseo una virtud en esta vida es la constancia y tenacidad para auto perfeccionarme y aprender con rapidez y ese “talento” lo he ido aplicando a tratar de orientarme en el camino correcto, para ser un compañero de la mujer que tengo al lado y no un hombre asustado atrincherado en sus ideas: “Yo también he sido un Adán inadecuado”. Te contaré la historia de mi primer noviazgo. Cuando la conocí ella opositaba y yo estaba acabando la carrera. Es primer año fue el mejor en nuestra relación; yo ejercía un papel protector; de apoyo incondicional. Ella me necesitaba y yo sentía que me necesitaba, así que fui ese hombre fuerte y valeroso que tantas veces se espera.

Los problemas vinieron cuando las tornas cambiaron. Ella aprobó con diligencia la oposición y yo empecé a opositar. En ese momento el que tenía dudas, miedos, inseguridades y necesidad de apoyo fui yo. Pero es que además; ese hombre arcaico que llevo dentro se revolvía en sus adentros. El éxito de ella parecía poner de manifiesto mi propio fracaso. No eran celos de su éxito lo que yo tenía, si no más bien un atroz miedo a dejar de ser el hombre de la relación. Ya no me sentía ni fuerte ni seguro; ya no sentía que yo pudiese dar ninguna clase de apoyo y para colmo tenía un miedo atroz a que ella acabase por enamorarse de un hombre más exitoso. Ni que decir tiene que cuando apareció este Adán receloso, temeroso, celoso y arcaico todo se estropeó sin remisión. Yo, querido amigo, había sido educado en una casa machista dónde la mujer no trabaja, y el hombre no sabe planchar una camisa, ni freír un maldito huevo.¿Cómo encajar eso con la mujer con la que me había topado?

Mi relación posterior fue con una mujer que se caracterizaba por ser el polo opuesto de mi primera novia; esta me idolatraba. Yo era el triunfador, el responsable, el fuerte psicológicamente hablando, incluso el maduro. ¿Qué ocurrió entonces?. Además de otros muchos problemas que no vienen al caso, todo esto fue como una jarra de agua fría que apago sin más la llama del amor.

De todas estas experiencias aprendí una valiosa lección y una curiosa paradoja. Me gustan las mujeres de fuerte carácter, exigentes, inteligentes, triunfadoras… Ni que decir tiene que eso me enfrenta día tras día a mis propias contradicciones y me hace dirimir una batalla interna entre corazón, intelecto, sentimientos inconscientes y educación recibida.

Es por eso por lo que creo que aún queda un largo camino por recorrer. A la mujer en pos de la verdadera igualdad desigual, y al hombre en pos de su nueva ubicación en el mundo. Nos queda, querido Arcángel, un largo camino. Es hora de ponernos manos a la obra y dejar de estar “desorientados”; es hora de empezar a ser compañeros de nuestras Evas; es hora de ser iguales pero diferentes. Es hora de asumir un nuevo rol en la empresa. De integrar de veras a la mujer en el mundo laboral y contagiarnos de su inteligencia emocional sin dejarnos intimidar por aquellas que aprendan de nosotros nuestro carácter competitivo y ambicioso.

Es hora de superar (ambos sexos) traumas sexuales del pasado. Es hora de ser cómplices en la cama y fuera de ella. De no medir la sexualidad sino sentirla; de no competir en sexualidad si no vivirla. De hablar de sexo con la naturalidad que se habla de comida, política, fútbol…Es hora de no sojuzgar ni emitir a la ligera juicios morales. Es hora de apartar al ego de la ecuación y disfrutar sin más. Es hora de SER PADRES, y no meros donantes de esperma. Es hora de sentirnos protagonistas de la vida de nuestros hijos y no meros actores de reparto. Es hora de RESPONSABILIZARNOS.

Es hora también de coger las riendas de nuestras vidas con independencia, autonomía, con pleno desarrollo de nuestras capacidades. Que seamos capaces de vivir un mundo sin primer o segundo sexo, comprendiendo o más que comprendiendo respetando las diferencias con las mujeres; aceptando su individualidad y amándola tal y como es.

Un abrazo.

El Duque.

ESTABAN AMBOS DESNUDOS, ADÁN Y SU MUJER… Y NO SE AVERGONZABAN, por EL DUQUE

Gettyimages®
--
Sexcode, La Seducción Científica, ha arrasado literalmente en China y la verdad es que me alegro. A fin de cuentas todos los que formamos parte de esta Comunidad, tenemos el derecho de alegrarnos por el éxito de Mario Luna. Pero no todo me parecen luces en esta noticia. Hay un transfondo que me llama poderosamente la atención y me parece, sin duda objeto necesario de análisis.

¿Por qué un libro-manual de seducción arrasa en ventas en el mundo?. ¿Por qué millones de hombres se lanzan a comprar el libro?. Creo que la respuesta la sabemos todos un poco… PORQUE LO NECESITAN. Hay en el mundo entero un sentimiento por parte del hombre de soledad, de desamparo, de ineptitud respecto al sexo opuesto. Es como si “el secreto” de cómo ligar, de cómo tratar con las mujeres haya sido escondido, ocultado, apartado, codificado para que sólo unos poco privilegiados pudieran verlo y conocerlo. La sociedad moderna, lejos de solucionar este problema lo ha incrementado. Cada vez es más fácil conectarse con medio mundo mediante un Chat, pero cada vez es más complejo conversar con el vecino. Podemos tener cibersexo con una desconocida pero no preguntarle la hora a una chica en el autobús… Y entre todas estas cosas el hombre se siente SOLO y además se siente INCOMPRENDIDO por la mujer.

El hombre moderno siente el abismo de su vacío y siente que la mujer es un ser extraño y complejo y las relaciones humanas una suerte de aventuras, desventuras; y complicadísimos enigmas de difícil o imposible solución. El hombre necesita (o eso parece) libros, manuales de cómo hacer una de las cosas para las que fue creado… relacionarse con las mujeres y tener hijos.

En el Génesis parece estar la repuesta, o más bien diríamos en la caída (cuando Eva y Adán comen el fruto del árbol prohibido). Al principio Dios creo al Hombre, y vio que no era bueno que el hombre estuviera sólo y creo a la mujer:

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y allegarse ha a su mujer, y serán una sola carne”.

“Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”.

O sea, que en el paraíso no había problemas. Estaban los dos “empelotados” todo el día y allí el problema no existía… Es tras morder la manzana cuando empiezan los problemas, las incomprensiones y los dilemas. Y así hasta nuestro días dónde los hombres compramos sin cesar libros y manuales que nos abran cual mágica llave la entrepierna de alguna mujer.

Como bien dice el Génesis, relacionarse, ligar, seducir, conocer (en el sentido bíblico) e interactuar en general con mujeres, es una habilidad con la que nacemos, pues a fin de cuentas es algo de lo más natural. El problema viene justo después. Ya en la cuna, el comportamiento de nuestros padres, muchas veces errático, nos “mete en el disco duro” determinados sentimientos o pensamientos auto limitativos. Dependencia excesiva, miedo, falta de afecto, incapacidad afectiva. Lejos de mejorar la situación durante la niñez y pubertad tiende a empeorar y vamos adquiriendo malos hábitos emocionales o de comportamiento que nos alejan del “camino natural”.

El hombre hoy en día, tiene en muchos casos PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN con las mujeres. No la ve como un igual y le da miedo hablar con una desconocida, entablar determinadas conversaciones o sencillamente conocerla. Existe miedo, miedo al denominado abordaje (no me gusta nada esta palabra pues implica algo hostil); miedo al rechazo, a hacer el ridículo, miedo a las situaciones sociales intensas, miedo a expresar los deseos, miedo al contacto físico, etc.

Cada uno de estos miedos ancestrales, tienen su origen en el propio origen de la humanidad pero responden más bien a patrones obsoletos y desactualizados. Eran patrones muy útiles en un mundo hostil llenos de peligros objetivos para nuestra integridad física, pero carecen de validez para nuestro mundo actual dónde lo más grave que pude ocurrirnos es que una chica estupenda no nos dirija la palabra. Hay cientos de estudios que avalan la mala relación que tiene nuestro cerebro con el rechazo. Huimos del rechazo y de incluso la mera probabilidad del mismo. Es un mecanismo de autoprotección que muchas veces nos limita absurdamente.

Analizándolo fríamente… ¿Qué perdemos por qué una rubia estupenda nos diga que no?. Probablemente, salvo que esa rubia sea nuestra jefa o la madre de nuestros hijos en nada afectará a nuestra vida un no de más o de menos. Como dice uno de mis proverbios más usados. “El no ya lo tienes” por lo que no hay peor fracaso que no intentarlo. Una de las cualidades que debe atesorar el hombre moderno es la de prescindir del orgullo y recurrir a la autoestima, que aunque parezcan lo mismo, en realidad son realidades bien diferentes. Una persona con alta autoestima no requiere la aprobación ajena y por tanto su amor a si mismo no sucumbirá ante un rechazo. El hombre orgulloso necesita un “SI” para amarse a si mismo y el rechazo es un fantasma horrendo con el que no quiere toparse jamás.

Como hemos dicho, otro de los miedos es a la correcta expresión de nuestros deseos. El miedo a ser sinceros y congruentes con nuestros deseos. Al tratar con mujeres, muchos hombres actuales buscan excusas, complejas técnicas seductivas o largos rodeos para llegar a un punto bien concreto. Como me dijo mi madre hace ya mucho años, justo antes de invitar al cine a la que fue después mi primera novia: “Todo dicho con educación es válido”. ¿Qué tiene de malo descolgar el teléfono para invitar al cine a una chica aunque no os conozcáis mucho?. Si ella te puede rechazar (a mi me rechazaron en aquella primera ocasión) pero jamás se ofenderá y es más; a lo mejor a partir de ese día te ve con ojos distintos y cuando te conozca más y crea que está preparada sea ella la que te invite. No hay nada raro ni malo en expresar un deseo y en actuar de forma congruente con él.

Otro miedo es al mero contacto físico. Al igual que en el anterior caso diremos que todo hecho con educación es válido. Tocar a una mujer (u hombre) no es hacer una estrategia de escalada; es comunicación física humana; besar a una mujer es una forma absolutamente normal de expresión cuando hay atracción y por tanto, intentar besar a una mujer es algo totalmente normal y lícito.

Un abrazo.


El Duque.

LOS CUATRO PILARES BÁSICOS DE TU VIDA QUE HAS DE CULTIVAR A DIARIO, por STYLELIFE ACADEMY

Artículo original de la serie de Newsletter STYLELIFE ACADEMY
Neil Strauss, Style
-
Comportarse mal con las mujeres, es un síntoma claro de una enfermedad diagnosticada como infelicidad contigo mismo, debido a fallos que te impiden ser el hombre que realmente deseas ser. Una vez que llegues a ser ese hombre, disfrutarás un estado de perfecta confianza, que irradiarás y proyectarás a toda mujer con la que te encuentres, atrayéndola automáticamente. Alcanzar este Nirvana masculino, de seguridad en ti mismo, es en realidad bastante simple. Existen áreas a las que debemos prestar más atención, en orden de construir nuestras vidas. Pueden ser divididas en cuatro categorías: intelectual, físico, economía y social. Si cada día inviertes un tiempo concreto en todas estas áreas, te sentirás cada vez más completo y te darás cuenta que tu seguridad en ti mismo va en aumento.

INTELECTUAL: Estimular tu lado intelectual es tan sencillo como leer un periódico o un libro. Puedes desarrollarlo también más profundamente, implicándote en alguna habilidad artística, como la escritura, la pintura o cualquier otro tipo de actividad. Tu lado intelectual, es aquel que te asegura siempre un tema interesante del que hablar en tus citas, de ahí en adelante.

FÍSICO: Para fortalecer tu físico, realiza actividades que te obliguen a hacer trabajar extra a tu cuerpo, como pudiera ser el yoga, salir a correr, hacer pesas, etc. Esas actividades, aparte de mejorar tu aspecto físico, y acelerar tu juego de atracción, pueden aportarte también historias interesantes que contar, como por ejemplo si haces escalada.

ECONOMÍA: Cubrir tu economía personal, puede ser algo tan sencillo como establecer un orden de prioridades profesional. Te sentirás más seguro cuando sepas que todos tus compromisos, deudas y obligaciones han sido abordados. Con tu mente exenta de obligaciones, puedes sentirte más relajado en el tiempo que tengas reservado para tu ocio y así disfrutarlo más. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

SOCIAL: No estarás constantemente abordando desconocidas a diario, pero sí que cada día deberías dedicarle un tiempo material y concreto a tus relaciones sociales y amistosas. Llama a un amigo, come con tus compañeros de trabajo, monta una cena en casa. Cuanto más social seas, mejor para ti y más sociales serán los demás contigo, ya que siempre te tendrán más en cuenta. Cuantos más amigos y amigas tengas, más probabilidades de conocer a gente nueva que te puedan presentar, inclusive a una mujer atractiva ¿Por qué no?

Si cada día, te propones estas pequeñas metas en lo cotidiano, en cada una de éstas áreas y te las tomas lo suficientemente en serio para conseguirlas y llevarlas a cabo, lo vas a notar en tu seguridad en ti mismo, como va creciendo poco a poco, con estos pequeños objetivos diarios. LLEGARÁS A SER EL HOMBRE QUE SIEMPRE HAS QUERIDO SER. Una vez que estés satisfecho con tu vida, tu puerta se abrirá por si misma, a cuantas mujeres de calidad vayan a compartirla contigo.

Te deseo para este año 2009 Felicidad y Mujeres ¿te has planteado alguna vez la idea de vivir en un estado de perfecta confianza? Si estuvieras realmente motivado por este concepto, serías el primer beneficiado, así que aprovecha la ocasión. Ahora que sabes cuáles son los factores más importantes, por los cuales las mujeres se sienten atraídas automáticamente, es hora de armarte con las herramientas adecuadas, que necesitarás en tus relaciones con ellas y pasar al siguiente nivel. No pierdas esta oportunidad, actúa pronto y no lo pienses más: Stylelife.com Ambos vamos a hacer que este año, sea el más definitivo en nuestras vidas. Estoy seguro de ello.

Tu amigo
The Snakiest
--
Stylelife Academy, 8491 Sunset Blvd. #348 West Hollywood, CA 90069, USA

La presente adaptación al castellano del texto original de Stylelife Academy no reporta beneficio, vínculo empresarial o lucro económico alguno a PERSONALIDAD & RELACIONES de forma directa o indirecta, siendo la adaptación respetuosa con los derechos de autor, origen y siempre respetando los enlaces de índole comercial originales de Stylelife Academy correspondientes a los fragmentos traducidos y adaptados.

ETIQUETAS QUE ARRUINAN UNA RELACIÓN

Imagen cedida por Lucía

Un ligue, una amiga, una novia, un novio o una pareja, una esposa, el marido o una divorciada, un divorciado, una viuda o un viudo… ¿Hablamos de la misma persona? Desde luego que no, pero una persona puede pasar por cada uno de estados en sus relaciones de pareja a lo largo de su vida y por eso no deja de ser la misma persona. ¿Por qué entonces nos comportamos de forma distinta? ¿Por qué vemos estos estados como patrón de medida para tratar y actuar con la mujer a la que amamos? De igual forma, ellas con nosotros… No es lo mismo decir “mi amigo” a “mi novio”, aunque ella te quiera con el corazón y con el alma.

No comportamos, actuamos y evaluamos a nuestra pareja en función de estas etiquetas. Seguro que te resulta familiar la siguiente cita célebre: “No eres la misma persona con la que me casé” … A mi, si estuviera casado y mi mujer me dijera eso, yo le respondería: “Somos las mismas personas, pero ahora ya nos comportamos igual que cuando éramos novios”. Como decía Santi Rodríguez en uno de sus monólogos:

"Hay que ver lo difícil que es dejar embarazada a tu mujer… Que te tienes que plantear el ir a por el niño, tratamientos de fertilidad, mirar el calendario, etc. Y en cambio, lo fácil que es dejar embarazada a tu novia: que si el marcha atrás, que si se te rompe el condón, que si un polvo mañanero y un descuido…" ¿Acaso cuando te casas con tu novia y pasa a ser tu mujer deja de ser la misma persona? ROTUNDAMENTE NO. Aquí vamos a echarnos las culpas a nosotros primero, que para eso hemos de liderar y ser responsables:

LA TENDENCIA DEL HOMBRE: Tras el compromiso, nos invade una extraña sensación de relajación y conformismo: EL CANDADO y en especial tras el “Si quiero” parece que jamás va s a poder ver a tu novia de la misma manera, ni ella a ti. No es un cambio ni a nivel físico, ni a nivel emocional, si no a nivel consciente, racional que distorsiona nuestra percepción. Nos convencemos de que ese instante es un punto de inflexión, cuando lo único que hemos hecho ha sido formalizar un trámite legal o religioso, que para nada debería condicionar la visión que tenemos de la mujer a la que amamos.

LA TENDENCIA DE LA MUJER: Aquí sobre todo interviene EL COMPORTAMIENTO REFLEJO FEMENINO, que devuelve el mismo comportamiento cuyo combustible le damos con nuestro liderazgo, o con la ausencia del mismo. Si que hemos de mencionar, porque si son importantes los cambios que ella sufre a nivel neuro-hormonal después del primer embarazo… Contra esto no hay lucha que valga, es EL SEGUNDO PLANO, pero… de igual forma ella seguirá devolviendo un comportamiento coherente al nuestro.

Imagen cedida por Lucía

Te voy a poner un ejemplo claro: Imagínate que estás en una fiesta de turismo, en las que suelen abundar mujeres muy atractivas. Un compañero de trabajo te presenta a tres amigas suyas: la primera se llama Beatriz, tiene 26 años y es soltera, es azafata de vuelo con novio; la segunda se llama Carmen, tiene 30 años, también es azafata, pero está divorciada y tiene un niño de 2 años; y por último te presentan a Elena, tiene 32 años, es administrativa y está separada sin hijos. Las tres son realmente atractivas, y por el hecho de que te las haya presentado tu amigo ya te has ganado algún punto extra, ya que el hecho de presentártelas a ti, es algo que te suma un valor añadido y una validación sin test de eliminación previos.

Las tres van a estar en Madrid por dos días, y tu compañero te invita a ir en grupo para enseñarles vuestros sitios preferidos. La cosa pinta bien en un principio, pero… ¿A por cual irías de las tres? Imagínatelas como quieras, pero con esos datos de partida que te he dado. Probablemente te plantees posibilidades con alguna de las tres, sabiendo cuál es la circunstancia particular de cada una de ellas, y qué es a priori lo que pudieras esperar, si al final sientes más afinidad con una de las tres en concreto. Esta es la palabra: CIRCUNSTANCIA, en palabras de José Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”. Probablemente (quizás si o… No) partirás con el prejuicio de evitar mujeres con hijos, con novio, separadas o divorciadas…¿si? ¿no?

Entonces según esta imagen que te has hecho de cada una y del CONCEPTO que tienes de su situación ¿No irías a por ninguna? ¿creerías que no tienes posibilidades o que es mejor evitar una relación que pudiera trascender por “el nombre y apellido” que tiene cada una? Entendemos por “nombre y apellido” a su personalidad y a su estatus. Pueden tener una personalidad muy atractiva y arrolladora, pero un estatus que te eche fuera.

ESTA BATALLA DE OPCIONES, SOLAMENTE ESTÁ EN TU MENTE, NO ES REAL, TEN BIEN POR SEGURO QUE NO. DATE CUENTA QUE DÁNDOLE MÁS PESO AL ESTATUS, PUEDES ESTAR PERDIENDO LA OPORTUNIDAD DE CONOCER A UNA MUJER EXCEPCIONAL. ¿A por cuál voy Arcángel? Me podrás preguntar… Yo te responderé que a por aquella que te atraiga de verdad, sin plantearte más disyuntivas, la atracción no es racional: NUNCA LE DES MÁS IMPORTANCIA A LAS CIRCUNSTANCIAS Y AL ESTATUS, QUE A LA PROPIA PERSONA EN SI. Si lo haces, estás echando a perder quizás en primer lugar, la relación que disfrutas con la mujer a la que quieres a día de hoy, o peor, vas a castrar el impulso verdadero que te empuja a acercarte a una mujer, cuando ésta te atrae de verdad.

Si en el momento que te comprometes con una mujer, si de verdad decides dar ese paso, e instantáneamente, después de decir el “Si quiero” crees erróneamente que algo ha cambiado, estás empezando a matar aquello precisamente por lo que te has unido a ella, aquello por lo que la deseas, por lo que te sientes atraído por ella. Lo principal es la persona, las personas se enamoran unas de otras porque están vivas y sienten, las circunstancias, el estatus y los estados civiles solamente son etiquetas no están vivos, no sienten, y siendo realistas, pueden condicionar, pero nunca determinar. La última palabra la tienes tú, no la logística, ni la edad, ni su estado civil, ni un diploma universitario, ni mucho menos un contrato de matrimonio.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

¿PARA QUÉ NOS ESTAMOS PREPARANDO?


Preparándonos para... ¿Qué?
--
Lo primero, quería felicitar desde aquí a Naxos, por su segundo año de La Estrategia de la Seducción: FELICIDADES Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS. También felicitar a David del Bass por su primer año de Seducción y Superación. Todavía recuerdo aquél día en que me paré por primera vez en la sección de libros de El Corte Inglés para buscar cualquier material que hubiera que me pudiera ayudar a saber de qué estaban hechas las mujeres… Me encontré con El Método de Neil Strauss y un mes después con la Comunidad. Quería aprender a enamorar y a saber como tenia que hacer para seducir. Han pasado unos tres años, y me he dado cuenta que en ningún libro te dice cómo has enamorar a una mujer, o cómo tienes que hacer para ser un poco más feliz, sencillamente no son cosas que vengan en los libros.

Anoche antes de acostarme, me conecté un rato a facebook, a ver si había algún colega conectado, o alguna novedad. En el círculo de Ross Jeffries había un debate montado acerca de si preferían Suecas o Brasileñas para seducir y por qué. Di mi opinión, pero después me puse a pensar ¿Brasileñas o Suecas? ¿Para esto me estoy preparando tanto? Aunque di una respuesta en mi opinión bastante acertada… En P&R no nos dedicamos a esto, aunque ocasionalmente también abordemos la seducción femenina.

A riesgo de no resultar tan comercial, o tan popular como los grandes seductores, quise meterme por el camino de las relaciones porque era y es lo que más me pesa en la conciencia. Después de este tiempo he podido comprobar que es imposible tenerlo todo controlado y tabulado… Desde el momento en que el Duque y yo, nos pusimos a trabajar por El Nuevo Adán, me lleva también comiendo la cabeza la idea de ¿SABEMOS ESTAR SOLOS? ¿SABEMOS ACEPTAR LA SOLEDAD? Hay momentos en la vida en que la soledad a veces es forzosa.

Me gustaría tenerlo todo previsto y aprender a reaccionar y a adaptarme a cada momento, primero para mi y después para comunicarlo, pero tengo la sensación de que nos estamos preparando siempre para el futuro, para saber reaccionar cuando tengamos una experiencia tal o cual, pero es la propia experiencia la que me dice que por mucho que sepas de cabeza, por mucho leído o estudiado, hasta que no te ocurre una experiencia como puedan ser: encontrar pareja, un abandono, una muerte, un desengaño, un despido… Hasta que te pasa en primera persona, de lo leído en papel a lo que sientas por dentro, o a lo que hagas hay siempre un amplio desfase.

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA LA SOLEDAD? Quizás la única forma de estar preparado y que te lo plantees realmente en serio, no va a ser voluntariamente. No te plantearás emplear recursos en una experiencia que no estás viviendo, simplemente porque no te hace falta, y cualquier cosa que se diga en cuanto a ello no para de ser pura filosofía. Ayer estaba hablando de ello con mi compañera de piso y me dijo algo muy sencillo “Miguel, vive el momento presente”. Haciéndome ver que ¿para qué iba a plantearme cómo reaccionar o cómo actuar en una situación que ahora mismo no estoy viviendo?

A todos nos gusta encontrarnos el camino allanado Y SABER QUÉ HEMOS DE HACER EN CADA MOMENTO, NOS GUSTA HACER LAS COSAS BIEN, empleamos mucho tiempo en estudiar una carrera, en hacer cursos, en leer, dedicamos muchas horas al trabajo… ¿Esto es una garantía de vida? ¿Es garantía de resultados? Por supuesto que no. Una cosa es lo que tengamos en la cabeza, y otra muy distinta lo que pase en la realidad, de la idea al hecho siempre hay una pérdida de eficiencia. He querido cubrir muchos temas desde que empecé con esto, en especial los que más no importan como hombres, pero cada día cuanto más creo que sé, más me doy cuenta de todo lo que me queda. SABER HACER LAS COSAS BIEN, NO IMPLICA QUE LAS VAYAS A HACER SIEMPRE BIEN.

Solamente os puedo garantizar que aquí en P&R jamás os encontrareis un debate “Brasileñas vs. Suecas” o un manual de autoayuda, que te diga lo que has de hacer paso a paso para… ¿no sufrir? ¿sufrir menos? ¿anestesiarte?... ¡Por favor! Menos autoayuda y más aprender a asumir las experiencias buenas y malas. Estoy trabajando mucho el tema de la soledad, en ocasiones forzada, en ocasiones elegida libremente, es algo importante y que es jodido vivir en primera persona… Pero también es necesaria, al igual que la congruencia diaria, coherencia cotidiana en las cosas cotidianas, materializando los valores y los principios de nuestra escala en lo normal, para que poco a poco nuestro Nuevo Adán pase de ser una idea, un modelo, a un hombre de verdad, de carne y hueso, que sabe estar solo aunque no le guste, que sabe asumir el sufrimiento sin anestesias, que sabe convivir, y que sabe adaptarse en la medida de sus posibilidades al escenario que se le presenta .

Me está costando mucho, más de lo que pensaba al principio, cuando Duque y yo generamos el modelo... Sobre todo en vida, pensaba como un incauto que iba a tener que “sugestionarme” o buscar ávidamente experiencias personales que poder acoplar como condicionantes sociales y humanos en el modelo, pero es la propia vida la que parece que te va guiando, que te va dando todas aquellas experiencias, que intentas plantearte para dar respuestas… PORQUE NO HAY FORMA DE DAR UNA RESPUESTA A UNA SITUACIÓN HASTA QUE SE VIVE. Ya va quedando menos compañeros, va quedando menos.

Un fuerte abrazo y salud a todos.


Arcángel.

LA CARA Y LA CRUZ DE EL NUEVO ADAN

El Miedo, es precisamente aquello que nos hace humanos
--
Anoche era incapaz de dormir, supongo que como muchos de vosotros debido a la juerga de Noche Vieja. Uno se levanta tarde y después por la noche no hay quien se duerma. Dando vueltas en la cama, con los ojos cerrados me venían miles de pensamientos de inseguridad e incertidumbre, de miedo a lo que pudiera pasar este año o justo después de las fiestas. Estas fechas navideñas no me gustan, porque siempre me recuerdan situaciones difíciles a nivel familiar y a nivel de pareja, que he vivido en años anteriores, cosas que siendo realista conmigo mismo y mirándome honestamente al espejo, no creo que haya superado del todo. Eran las 2:00 de la madrugada todavía y estos fantasmas del pasado lejano y cercano seguían dándome vueltas, y haciéndome sentir un miedo más profundo del que pueda dar “El Hombre del saco”. Te estoy hablando de un miedo vital, el lastre del pasado que a veces tan difícil es de digerir y que preferimos guardar en el trastero de los recuerdos, porque cada vez que aparece es como volver a vivir aquellas experiencias que aunque ya han pasado, todavía cuando aparecen en un momento así antes de dormir en la más absoluta soledad con uno mismo, cuando no hay nadie mirando, cuando no estás haciendo nada, simplemente estás tú.

Por esta misma razón, porque precisamente en estos momentos de soledad no hay máscara que valga, hace tiempo que decidí quitarme la máscara de infalibilidad delante de vosotros para que nadie piense que el miedo, la incertidumbre y la inseguridad desaparecen de buenas a primeras de nuestras vidas como por arte de magia, por más auto-convicción, sugestión o dominio de nuestra propia vida, que hayamos ido ganando poco a poco en este camino de aprendizaje. Es una batalla continua, los miedos de ayer que superaste, serán otros el día de mañana. Eso es señal que de alguna forma estás creciendo, cuando tus miedos cambian.

De pequeño temíamos a la oscuridad, al matón del colegio, pero hoy le tememos al paro o a la ruina económica. Cuando tengas hijos te preocuparás de ellos y tu miedo será que les pase cualquier cosa. El miedo es precisamente aquello que nos hace humanos. Hay días mejores que otros, hay días en los que te sientes fuerte y capaz de superarlo todo y hay días en los que el miedo o las reminiscencias del pasado, se aparecen como fantasmas nocturnos para recordarte que eres humano y que efectivamente no eres perfecto ni infalible.

Es la cruz de nuestro nuevo Adán ¿Cuál Cruz? podrás decir si me estás pintando desde hace tiempo un modelo de hombre Nuevo infalible, UN NUEVO HOMBRE INTEGRO, CONGRUENTE, INTELIGENTE, AUTÓNOMO, INDEPENDIENTE Y DE ALTO ESTATUS. Si, pero para poder hacer esto realidad hay que encarnarlo en un hombre de carne y hueso, con sus circunstancias, fortalezas, miedos y debilidades. A esto voy precisamente, al modelo: se trata de un modelo y realmente de un hombre ideal que todavía no existe hoy, pero que partiendo de cero, hemos de tratar de encarnar en la medida de nuestras posibilidades. Para poder aprender y poder recibir es necesario partir con las manos vacías y aceptar la propia pobreza, miseria y lastre que albergamos en cada uno de nosotros.

Te diré por qué: El que piensa que lo sabe todo, aparte de mentirse a sí mismo, no es capaz de aprender y de mejorar porque no se ve necesitado de ello. En cambio, el que sabe desde donde parte realmente, tiene las manos vacías para poder llenarlas y para poder asimilar algo nuevo, para poder seguir un modelo, una idea, a la que quizás nunca se pueda llegar del todo por nuestra propia condición humana, pero empezará a caminar en esa dirección, a la de aspirar a ser el hombre que siempre ha querido ser. Mientras te sigas viendo humilde, me refiero a sinceramente humilde, serás capaz de aceptar el renovarte continuamente.

¿Qué pasará mañana? ¿Ella me seguirá queriendo? ¿Conservaré mi trabajo? ¿Podré seguir pagando el piso? ¿Podré ser padre? ¿Se cumplirán mis planes? ¿Tendré salud? ¿Viviré lo suficiente para poder realizar todos mis sueños? Nadie puede asegurarte la respuesta a ninguna de estas preguntas, ni a ti, ni a mi, por más seguro y confiado que estés con tu vida y tus capacidades. Lo único seguro y con lo único que realmente puedes contar es con tu cabeza, tu voluntad y tu capacidad de adaptación… Que es realmente lo único que necesitas para vivir dignamente, todo lo demás viene y va, es el escenario donde nos movemos como actores protagonistas. Sabiendo esto, pase lo que pase mañana, sabrás que tú eres el que lo va a vivir y el que lo superará de una manera u otra, de la mejor forma que entiendas, porque nadie te puede sustituir.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.