¿CÓMO QUIERO ESTAR CON ELLA?

Imagen cedida por Karolina Valen

Esto no es algo que te planteas la primera que la ves, ya que en esa primera toma de contacto lo que prima siempre es la atracción: la ves, te sientes atraído, te da morbo, te parece guapa, atractiva, femenina... lo que sea. En ese primer momento lo único que piensas es cómo puedes acercarte a ella, con el primer pretexto que se te ocurra, quieres conocerla y saber qué hay; porque las preguntas, los pros y los contras ya vendrán después de la química, el estado y para qué negarlo, ese toque de “suerte”. Bueno, lo primero que has de saber es que has de ser extremadamente egoísta con lo que quieres, desde el primer momento en que caigas en conciencia que esa mujer te interesa. Si, he dicho egoísta, no seas tonto:

E – G – O – I – S – T – A con todas las letras. ¿sabes por qué? porque si no en la puta vida vas a tener la relación que realmente deseas vivir, y te pasarás unos añitos pagando las consecuencias en batallas de cesiones y renuncias. Olvídate de Gandhi, de Jesucristo, de Mahoma y sobre todo... de las películas de Disney ¿OK? Espero que a estas alturas hayas quemado en una pila el día de San Juan, todo el material Disney que pudieras tener como símbolo de tu nuevo nacimiento como hombre.

¿A qué me refiero con que seas egoísta? Tengo que tener cuidadito aquí, porque sueles entender las cosas como te da la gana: no te hablo de que te comportes como un hijoputa chungo malote ¿OK? No va por ahí la cosa. Te hablo de que te creas la relación que quieres vivir con ella y que te comportes congruentemente en cuanto a ello. Independientemente de lo que ella diga o haga desde un principio, tú has de comportarte fielmente a lo que quieres, tienes que creer en ello si realmente lo quieres. Insisto, SIN CONDICIONES, SIN APLAZAMIENTOS Y SIN DELEGAR EN ELLA OPCIÓN ALGUNA ¿Cómo? ¿Sin opción ninguna? Exactamente... sin dejar lugar a una sola ambigüedad, HABLA CON TU COMPORTAMIENTO Y MENOS CON LAS PALABRAS.

¿Sabes dónde está la diferencia entre que te salgan las cosas como tu quieres y que acabes arrastrando una relación? En que desde el primer momento demuestres con tu comportamiento lo que quieres, no con palabras, porque para hablar y reflejarte ya está ella. Esta es la mejor forma forma de conocerse... Mucho mejor incluso que la de sacar tus mejores plumas para el cortejo, o la de “intentar sacar lo mejor de ti” para deslumbrarla o impresionarla. Cuando dos personas se están conociendo o enamorando, van construyendo una imagen del otro que es la que genera sus expectativas. Es de alguna manera, la promesa de la otra persona, acerca de cómo será su comportamiento en la relación en un futuro. Por eso mismo nunca quieras esconder un solo defecto o una sola virtud, porque después eso será lo que tú o ella espere encontrarse.

Para que lo entiendas con otras palabras: las relaciones que salen bien, lo hacen porque desde el principio están las cosas claras, desde el principio “se hacen bien”. Existe la creencia errónea que las relaciones se ajustan o “se arreglan” con el tiempo: ESTO ES MENTIRA. Las relaciones cambian, evolucionan, maduran desde una base conjunta, fundada en principios y valores comunes tuyos y suyos... pero no “se arreglan” con el tiempo. Esto vale tanto para un polvo de una noche, como para un matrimonio con hijos, la cuestión es estar bien seguro de lo que se quiere y mostrarlo desde el principio.

Si lo que quieres es un polvo, ve primero a por la chica, y después a por el polvo, comportándote como lo que quieres ser: el amante de una noche, pero no prometas el oro y el moro, como hacen muchos para ganar un polvo. Para follar no hace falta mentir.

Si lo que quieres es una amistad, compórtate como un amigo desde el primer momento, y eso será lo que tendrás. No te comportes como un amigo si lo que quieres es algo más con ella, porque si no serás un eterno pagafantas.

Si lo que quieres es ese algo más: olvídate del amante, del ligón y del amigo... Simplemente no finjas ser otra persona, usa tus armas porque las tienes.

Ahora la pregunta del millón ¿Qué tengo que hacer bla bla bla? ¿Que cuáles son tus armas? Ahora seguro que te esperas tres o cuatro párrafos de instrucciones para tontos... pues no, no me da la gana: Eso no es algo que se pueda resumir en cuatro párrafos ¿sabes por qué? Porque se trata de tus principios, de tus valores, de tus virtudes y de tus defectos, y esos solamente los conoces tú. Quiero que pienses, que te lo curres, que te equivoques si hace falta, que te aceptes, que te gustes, que estés convencido de lo que quieres y que no te de vergüenza mostrarlo, y por último lo más importante: que te lo creas realmente.

Esto es lo que necesitas de verdad para tener la relación que deseas tener y para estar con la mujer con la que quieres estar. Como ves, nada de esto se paga con dinero o comprando un libro, por más bueno que éste sea, y eso que me dedico a vender... pero lo que jamás te diré es que un libro te va dar la solución mágica con esfuerzo cero, aunque lo haya escrito yo... te estaría engañando si así actuara. Pon los huevos encima de la mesa, que para eso los tienes, porque eres hombre ¿no? Si no, no sé que haces leyendo esto. Los testículos no vienen incluidos en ningún manual.

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada