LA PUNTUACIÓN DE PAREJA I: ¡TU VALOR EN EL MERCADO DEL EMPAREJAMIENTO! por Lady Winter & El Duque

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelos: Lucía Ojeda y Enrique Perales
Imagen extraída de
elnuevoADAN.com

Todos nos preguntamos por qué son tan altas las tasas de divorcio, separaciones y rupturas de pareja; por qué la vida en pareja está llena de conflictos y problemas. También nos preguntamos por qué es tan difícil encontrar la pareja adecuada y nos sorprendemos de que hombres y mujeres aparentemente “perfectos” (inteligentes, educados, simpáticos, atractivos, con carreras exitosas, etc.) no tengan pareja. Las respuestas a estas preguntas, al menos en parte, podemos encontrarlas en la puntuación de pareja.

¿Qué es la Puntuación de Pareja (PP)? Es una manera de resumir y medir lo deseable que resulta cada persona en el “mercado del emparejamiento” en un momento concreto de su vida. Cada uno tiene una PP que oscila entre 0 y 10. De forma más o menos consciente, tendemos a puntuar a los demás en una serie de características más o menos fijas. Y lo hacemos con la mayoría de las personas que vemos o conocemos.

La PP está determinada por las características que hombres y mujeres desean en una pareja a largo plazo. Por ejemplo, cuando vemos a una pareja paseando de la mano por un parque, casi automáticamente los puntuamos y decidimos si parece o no una pareja compensada. Es decir, si “hacen buena pareja”. Para hacer este juicio, solemos evaluar características como la apariencia, el atractivo físico, la vestimenta, la edad, el estatus, etc. Así, mucha gente otorgaría a Brad Pitt y Angelina Jolie un 10, ya que ambos parecen tenerlo todo y estar muy compensados: belleza, salud, dinero, fama, poder, etc. Cada uno por separado tendría una PP similar. En cambio, nos cuesta entender cómo otras parejas pueden estar juntas. Pensamos: “Esa mujer se merece algo mejor”; “Ese hombre debe estar muy desesperado”. Algunos opinan, por ejemplo, que Sarkozy y Carla Bruni son una pareja poco compensada. Evidentemente, necesitamos más información sobre las características de cada uno para calibrar mejor su PP. Si ambos miembros de la pareja son inteligentes, divertidos y amables, aumentaríamos su PP y entenderíamos mejor por qué están juntos.

Vamos a profundizar más en las características que determinan la PP de cada uno. Evidentemente, hay una serie de características biológicamente programadas para atraer a una potencial pareja del sexo opuesto: los hombres atraen a las mujeres con aquellos atributos que señalan recursos, poder y estatus, mientras que las mujeres atraen a los hombres con aquellos atributos que señalan fertilidad, es decir, juventud y salud. Pero estas características son insuficientes para mantener una pareja “feliz” a largo plazo. Los estudios en este campo han llegado a la misma conclusión: los miembros de las parejas que perduran en una relación realmente satisfactoria comparten una escala de valores y creencias fundamentales similares o al menos claramente compatibles.

¿Cuáles son esos valores y creencias fundamentales?

- Creencias espirituales y religiosas.
- Creencias éticas y morales.
- Actitudes políticas y culturales.
- Actividades sociales, familiares y de ocio: variedad, frecuencia e implicación.
- Sexo e intimidad: quién necesita qué, cuánto y cuándo.
- Economía: cómo, cuándo y en qué se gasta el dinero.
- Disposición para criar y educar a los hijos.
- Reparto de los roles domésticos.
- Normas de convivencia.

La mayoría de las parejas discrepan en las mismas cuestiones: sexo, dinero, reparto de tareas, educación de los hijos, etc. El éxito de una relación a largo plazo se basa en una mezcla de química, valores y creencias similares y en cómo se superan las diferencias. La química se produce con gran fuerza en los primeros estadios de una relación y en muchas parejas comienza a remitir después del primer año. En adelante, lo que mantiene estrechamente unida a la pareja es ese conjunto de valores y creencias fundamentales. Por eso es tan importante llegar a conocerlos bien. Naturalmente, esto requiere tiempo. Al inicio de una relación tendemos a mostrar nuestra mejor cara, por lo que habrá que esperar un tiempo y ver a la persona en muchas situaciones diferentes para llegar a conocer su verdadera cara. [continúa en parte II]

Si no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.
Publicar un comentario en la entrada