LA CHICA DEL VAGÓN II: TIENES CARA DE TENER NOVIA…

Fotógrafo: Chema Pascual

Ella hizo un gesto con las cejas como de sorpresa, mientras yo estaba deseando pedirle que se quitara las gafas para poderle ver los ojos, y volví a decirle: “Seguro… Nunca nos hemos visto, si fuera así, te aseguro que me acordaría”. Supongo que era demasiado tarde para cortar bruscamente la conversación, no sería natural y de hecho me faltaban todavía dos paradas para bajarme en Lista. Me acerqué un poco más a ella con la única intención de que lo que yo le dijera, no lo oyeran otros posibles espectadores, ya que eso no sería adecuado y podría hacerla sentir incómoda, cosa difícil porque además el vagón estaba lleno de gente:

Él: De todas formas si quieres, te dejo en paz… No pretendo molestar
Ella: No te he dicho que estés molestando, pero cómo quieras
Él: Me bajo en Lista ¿En dos paradas me dará tiempo a conocerte?
Ella: (Sonríe) Mucho me temo que no, además no creo que a tu novia le hiciera gracia que estuvieras tratando de ligar con otra
Él: ¿Y eso…?
Ella: Eso… ¿Qué?
Él: No sabes si tengo novia o no
Ella: Seguro que la tienes… Tienes cara de tener novia…
Él: ¿Y cómo lo sabes?
Ella: No sé, pero se te nota
Él: Vaya, pues cuánto sabes
Ella: Lo sabía… Desde luego, como sois los tíos
Él: Y qué se le va a hacer… es lo que hay, pero no te he dicho nada, lo estás diciendo tú todo
Ella: ¿Qué quieres?
Él: Conocerte
Ella: ¿Para qué?

Por un momento me desespero, porque siento que así no estoy llegando a ninguna parte, no la veo esquinas, ni punto donde apoyarme para relajar un poco el ambiente. La verdad… es que no sé que estoy intentando, me empiezo a sentir como un gañán de discoteca pero dentro de un vagón. Pienso por un segundo que no necesito hacer esto, pero sigo sin poder evitar quedarme tonto cuando veo a una mujer que me impone. Decido irme lo más elegantemente que pueda… ¡Quién me mandará! Con lo tranquilo que yo estaba. Así que, mejor sea ella quien me eche, yo ya he hecho suficiente.

Él: … Vale, me estoy empezando a sentir como un pesado de discoteca… Te he visto, me he quedado tonto mirándote y te quiero conocer ¿necesitas saber algo más?
Ella: Vaya… ¡Te ha costado! ¿Eh? ¡Jajaja! ¿Qué quieres que te diga…?
Él: No hace falta que digas nada… que ya me he puesto muy plasta. Bueno, esta es mi parada, me tengo que bajar aquí y me voy sin que te haya podido ver los ojos
Ella: (Ni pío… Silencio absoluto, no hay más tela que cortar)

Me giré y me despedí de ella con un gesto, estoy esperando a que el tren pare para darle a la manivela de la puerta para salir, echando leches, lo más deprisa que pudiera porque me estaba dando calor por la espalda, y en la manos que ya me estaban sudando por los nervios. Todo aderezado con que debía tener la cara como un tomate… Bueno, esto es lo que pasa cuando tu cuerpo segrega adrenalina, es normal. Tengo ya puesta la mano en el pasador, para salir del vagón como una flecha. A los pocos segundos, veo por el reflejo del cristal que se acerca por detrás, supongo que para salir también.

Él: ¿Te bajas aquí?
Ella: A lo mejor ¿te importa mucho?
Él: (una vez en el andén, me paro enfrente de ella) Ya puedes avisar a seguridad si quieres, o salir corriendo… Lo que más te guste, prometo darte 3 segundos de ventaja
Ella: No me hace falta, yo sola me basto y me sobro
Él: Entonces, quítate las gafas por favor… Y ya me callo
Ella: ¿Por qué tienes tanto interés en verme los ojos?
Él: Porque quiero saber con quién he intentado ligar
Ella: Cómo sois…
Él: De perdidos al río...

[continúa en parte III] Por si te perdiste la primera parte.

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada