DISTINTOS ROSTROS, LA MISMA MUJER III: ¿LO QUE YO QUIERO ES POSIBLE?

Imagen cedida por Karolina Valen

Qué fácil puede ser enamorarse y qué difícil puede ser tener lo que uno quiere. ¿Alguien lo ha conseguido? Alguna vez te he hablado de amar con inteligencia, incluso de ser egoísta y exigente con tus estándares y tus deseos… ¿Hay alguien que cumpla todo eso no ya en los tres primeros meses… sino que realmente sepa darlo y recibirlo? ¿Quién soy yo para pedir más de lo que estoy dispuesto a dar? Cada vez somos más exigentes ¿verdad? Pedimos mucho y solamente damos, si antes nos han dado algo… Tiene que pasar algo aquí, para que ni Eva ni Adán, estén dispuestos a bajarse del burro.

¿Acaso el que “cede” pierde una batalla? ¿Qué batalla? Suena a tener el ego como un camión de grande. A mi esto me suena a orgullo, parece que si uno no está dispuesto a ceder, o no encontrarse “la foto” de pareja que se imagina, es tonto o un calzonazos, y parece que si ella tampoco se apea de su pedestal, dejaría de ser ella misma, dejaría de ser independiente, una mujer de hoy… Tanto por un lado como por el otro hay miedito… Si, miedito a perder una hipotética libertad de la que en teoría disfruto a día de hoy, pero que ya me cansa bastante. Me sé de memoria esta puta libertad de amigos y copas.

¿Por qué pedimos tanto si ni si quiera estamos dispuestos a perder las cosas que hipotéticamente nos sobran? Para que me entiendas… No quiero tener 50 años y seguir saliendo a tomar copas por Castellana 8 o por Fortuny, codeándome con cuarentones solteros y puteros, o divorciados que están pagando pensiones de escándalo hasta los restos, y que ya hace tiempo que no ligan una mierda, sino es sacando la billetera para invitar o pagando cenas. No quiero ser así, pero en esa imagen yo veo reflejados ambos egoísmos… Sí, los dos: el de Adán y el de Eva, ahora voy a generalizar ¿OK?:

El egoísmo de Adán, va más por el lado de “como me plante y me tome una relación en serio, acabo casado con niños y me pierdo las copas con los amigos, las salidas nocturnas y hacer lo que me de la gana”.

El egoísmo de Eva, va más bien encaminado a “No me planto con éste, por si el que viene después es mejor que el anterior”. Eva no se pierde una y entra al trapo de todo.

Igual ambos un día se plantaron, dijeron que si, pero la foto que se encontraron un tiempo después no era la misma, que ambos creían que iban a tener. Vale que estoy generalizando, no lo disimulo y lo reconozco, pero ¿sabes a qué me refiero? Los bares de copas para cuarentones siguen llenos jueves tras jueves, es una realidad objetiva y algo que me hace pensar. Tampoco quiero estar toda la vida buscando la mejor de forma de vivir sanamente una relación… Me doy cuenta de que buscando, buscando… A veces dejo de pensar en mí, para pensar en las relaciones y su dinámica y presto más atención a lo de fuera que a lo mío propio… Creo que esto es un error.

¿Hasta qué punto merece la pena pensar en uno mismo y hasta qué punto merece la pena ceder? Si te pregunto, seguro que tú tampoco estarías dispuesto a renunciar a nada, y solamente a ganar… Porque, todos queremos ganar, ella por supuesto; aunque nosotros nos acomodemos más en el amor… perdón, en la pareja quería decir. Sigue habiendo gente que se casa porque se le pasa el arroz y tampoco quiero eso. Lo que no entiendo simplemente es porque pensamos que realmente haya que renunciar a algo, cuando lo que queremos todos es ganar. Quizás, es el miedo a dejar de ser quienes somos hoy y ahora mismo, o el miedo a dejar de vivir las mismas cosas. Pero bueno, ni la adolescencia duró eternamente, ni la veintena tampoco y supongo que ahora la treintena no va a ser una excepción… Es cuestión de asumirlo.

Si te perdiste la segunda parte. Fin de la serie.

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada