CUANDO TE ENAMORAS DE OTRA MUJER

Imagen cedida por Karolina Valen

Dicen que Adán no entiende de emociones, dicen que a Adán no se le da tan bien hablar este lenguaje… Dicen también que Adán se enamora primero con el pene. Quizás esté solamente de acuerdo con la última de estas mentiras. ¿Se puede estar de acuerdo con una mentira? Desde luego que sí, el ser humano está lleno de contradicciones, y entre Adanes y Evas, Eva se lleva el premio a la contradicción constante… Así que si ella se da permiso para sentir deseos y emociones contradictorias ¿por qué vamos a negarnos este privilegio a nosotros mismos? La masculinidad puede ser todo lo amplia que uno quiera, y no hay más leyes escritas acerca de qué hacer o qué sentir, lo único escrito está en los genes, y eso por fortuna lo llevamos todos de serie. Alégrate por ello y créetelo, porque quizás si no hubieses dado con uno de mis sermones, no serías consciente de lo afortunado que eres como hombre… ¿Por qué?

Pues porque los hombres podemos separar perfectamente la realidad objetiva de la realidad emocional. En cambio, para una mujer, la realidad es lo que siente, no lo que ve. ¿Quieres que siga? A Eva la podemos captar desde las emociones, y siendo sincero porque sabes que es verdad, a Adán se le coge por el pene. Por eso mismo, la gracia de nuestro verdadero poder, está en no dejarnos dominar por la polla. Nosotros podemos (eso sí, hay que tener huevos para no dejarse dominar por el pene, ahí está la dificultad) hacerlo, ya que se trata de una decisión racional, no emocional. En nuestro caso y mientras haya salud mental, la cabeza siempre tiene la última palabra.

Los tíos nos permitimos muy pocos lujos emocionales, creo que si aprendiésemos a disfrutar más de éstas, no tendríamos tanta dependencia sexual, ni tanta esclavitud del pene… Os lo digo en serio, las emociones llenan; por esta misma razón ellas siempre están más tranquilas que nosotros. Si hay algo que pueda distinguir a una mujer de un hombre, es que ellas saben disfrutar de más cosas que nosotros (lo que nosotros llamaríamos tonterías, a ellas las levanta o las hunde el ánimo). En fin, generalidades hasta aquí, pero ahora te voy a hablar a ti directamente con mi verdad:

Ni a ti ni a mi, nos hace falta plantearnos de forma intencionada el disfrutar activamente de las emociones como si fuéramos metroemocionales de palo ¿Sabes por qué? Muchos hombres hemos pensado, entre los cuales me encuentro, que acercarse a nuestro lado emocional iba a servirnos para acercarnos más a ellas. Sí he dicho bien: lado emocional, no tenemos lado femenino, ni ellas tienen lado masculino… las matrículas se las dejo a Rosetta Forner. Los que hemos creído que esto, iba a servirnos para algo, para entender a las mujeres por ejemplo… En realidad acercarnos a nuestro lado emocional de forma intencionada, solamente nos ha servido, para jugar el deshonroso rol de amigo de las chicas, gracioso del grupo, taxista, payaso, pagafantas y demás roles de dudoso prestigio, que solamente acercan al amargor, a un hombre que quiere disfrutar de las mujeres como hombre, no como un padre confesor, paño de lágrimas y demás etcéteras.

No te equivoques, la mejor forma de acercarse a una mujer, es siendo hombre desde dentro y no una amiga más. Una mujer no se acercará a ti para empatizar por lo que puedas compartir con ella, sino precisamente por aquello que a ella le falta para sentirse completa ¿lo entiendes ahora? No le ofrezcas lágrimas, cuando ella necesita seguridad; no le ofrezcas emociones cuando ella necesita firmeza; no ofrezcas abrazos, cuando lo que ella quiere es un pene. Para lo demás tiene a su madre y a sus amigas, así que no quieras ser un “sensible” para acercarte a ellas. Sé como realmente seas, o gustas o no gustas, ahí se termina el problema.

¿Sabes cuándo realmente los hombres le sacamos partido a nuestro lado emocional? Única y exclusivamente cuando hay que hacerlo, cuando nos enamoramos de otra mujer. Y sí, he dicho bien… No me refiero a “cuando nos enamoramos de una mujer” sino "cuando nos enamoramos de OTRA mujer”. Te pongo OTRA en mayúsculas, porque el apogeo de nuestro lado emocional, viene siempre asociado a una nueva mujer que se nos cruza, a los inicios de una nueva relación, a los inicios de conocer a una mujer, no así a una estabilidad ganada en una relación consolidada… Esto último es ya otra historia, es una opción.

¿Quieres disfrutar de tu lado emocional? ¿Quieres sentir? ¿Quieres tener mariposas en el estómago? Déjate enamorar una y otra vez, cuantas más veces mejor… Y no quieras ser un sensible de película de Disney, que va siempre detrás de la guapa de la clase llevándole los libros, mientras habla por el móvil con el tío que se la folla, o peor… un hombre metroemocional de palo hecho a demanda femenina, o un perfecto muñeco Ken. No quieras crear una nueva tribu urbana de hombres muy machos y sensibloides, porque es científicamente imposible. Que digan con la boca que quieren a un hombre que sepa disfrutar de su lado emocional, no quiere decir que se quieran acostar con él. La periodista Cristina Tárrega, no me cae especialmente bien, pero una vez dijo algo muy acertado: Para románticos los poetas, y para follar… los albañiles.

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada