¿SIGUE SIENDO IMPORTANTE EL JUEGO EXTERNO? II: UN DIAMANTE EN BRUTO

Artículo basado en el original RSD Is Outer Game Still Relevant?
Imagen cedida por Enrique Perales

Un diamante en bruto no tiene la misma forma que un diamante de joyería, pero por eso no deja de ser un diamante. ¿Verdad que nunca le regalarías a una mujer “una piedra de compromiso” por muy valiosa o diamante puro que esta fuera? Entiendo que lo que le regalarías, sería un anillo de compromiso con un diamante tallado ¿verdad? El diamante no deja de serlo independientemente de la forma que tenga, es la material prima, pero lo que lo hace atractivo, es la talla y la forma en que lo presentas. En la primera parte, ¿Sigue siendo importante el Juego Externo?, Tyler Durden nos habla de la importancia de la logística en el éxito de una interacción. Poniendo como base el Juego Interno (nuestro diamante en bruto), sin el cuál no se va a ninguna parte y que es el que genera la atracción, sin unas formas o una logística adecuada (el diamante tallado y bien presentado), es poco probable que hagamos algo siendo realistas.

Partiendo de que en una interacción hay cosas que puedes controlar y cosas que no, vamos a ocuparnos de las que sí podemos tratar y que nos afectan directamente a la hora de poder conocer a la chica que nos interesa. En breve podrás encontrar todas estas actitudes y conductas, con ejemplos prácticos reales detallados en nuestra próxima publicación LO QUE DE VERDAD FUNCIONA CON ELLAS, manual para tontos. Te voy a resumir los puntos clave, tanto en juego interno como externo según sería una secuencia lineal intuitiva. No quiero que lo interpretes como paso 1, paso 2, paso 3… ya que a la hora de la verdad y delante de la mujer que te interesa, plantearte un procedimiento es algo que te hace perder energía e impulso, que te quita naturalidad, espontaneidad y que te impide ser auténtico; que es en realidad esto último lo que va a hacer que generes esa atracción. Por esta razón, te hablo de actitudes y formas, no de métodos ¿OK? Te darás cuenta, que en realidad es algo mucho más simple, natural y cotidiano. Por cierto, odio los sábados por la noche.

Estas claves te van a servir para la mujer que realmente te interesa conocer, la que te interesa realmente, la que es capaz de arrancar en ti ese impulso, esa ansiedad, esa mezcla entre angustia y excitación que puedes sentir cuando la ves. Te hablo de ese primer encuentro, de ese punto cero… No de una cita concertada, ya que en un segundo encuentro deberías plantearlo de otra forma y será objeto de la tercera parte de esta serie.

GÚSTATE A TI MISMO (interno): Esto pasa primero por aceptarte, y no te hablo de mirarte al espejo. No quieras imitar a nadie, no quieras recitar de memoria frases que no son tuyas, eres lo que eres y vales lo que vales: punto. Nadie más que tú mismo debe asignarte un valor. Si te tienes como la mierda, actuarás como la mierda; si te tienes por brillante, actuarás como brillante. ¿Cómo pretendes gustarle a una mujer si crees que necesitas fingir o recitar para resultar atractivo o interesante? Si no te gustas a ti mismo y no sales con ese capital para gastar desde casa, no pretendas gustar a nadie más. Confía en tu propio capital, porque lo tienes. Solamente necesitas hacerte más consciente de ello.

IMPULSO PRIMARIO (interno): esta es tu mejor baza, aunque te pongas nervioso y tartamudees. ¿Por qué te digo esto? Porque este impulso no lo sientes por casualidad, si lo sientes con una mujer concreta, ve y punto. No te pares a pensar, porque este impulso es el empujón que necesitas. Piensa que esa ansiedad y esa angustia que pueden aparecer en ese momento son el mejor indicador de que realmente esa mujer te motiva… Te pone nervioso, pero es ella. Jamás te diré que salgas a ligar por deporte, pero si te daré todos los empujones que haga falta para ir a por la que de verdad te atraiga. Intentar ligar con una mujer que no te genera esta respuesta de impulso, a esta ansiedad a la hora de abordarla, no es auténtico, ni congruente… Ni nada, porque sencillamente no te atrae de verdad, al menos en el momento inicial.

EDUCACIÓN Y CORRECCIÓN (formas): Algo tan simple y tan básico como es pronunciar correctamente, ser educado en todo momento, respetar su espacio, no agobiar, saludar correctamente, hablar sin decir groserías… Cualquier cosa dicha con educación tiene cabida. Una mujer no se molesta (a lo mejor creías que sí… No lo sé) porque le digas que te sientes atraído por ella, de una forma agradable y educada. Es un simple tema de comunicación.

SÉ NATURAL (formas): No quieras ser el más original de tu barrio, ni tener la idea feliz. Si has de usar un pretexto que sea algo circunstancial y coherente con el contexto que ambos estéis pudiendo compartir en ese momento. Mira, lo antinatural es que tengas que inventarte algo, o tener una super-idea de sábado noche para acercarte a ella, no te inventes nada. Mira, observa y fíjate qué podrías compartir con ella en ese mismo momento. Sé coherente con el contexto y no busques sorprender, busca comunicación.

NO ENTRAR EN COMPETENCIA (juego interno): ¿Estás más pendiente de lo que hacen los demás? No pierdas el tiempo en compararte con nadie, deja el marcador en casa y olvídate de números. Eso no te da de comer, si tu colega liga mucho… Pues felicítale de mi parte ¿qué quieres que te diga? Hay mucha gente pendiente de lo que hacen o dejan de hacer los demás, en vez de preocuparse por cubrir sus propias necesidades. No caigas en el error de competir, o de tratar de demostrarle algo a alguien. Preocúpate por cubrir tus necesidades, nada más. Mirar lo que hacen los demás no te alimenta.

SINCERIDAD (formas): Es algo tan sencillo como no ocultar tus intenciones desde el primer momento que abres la boca... ¿Y si sale corriendo? ¿Y si no le gusto? ¿Y si…? Mira, todas estas preguntas te las estarás haciendo hasta que te acerques, así que no pienses tanto. Lo que llevas dentro, es lo que hay… No hay más misterio que ese, así que tratar de disimularlo o disfrazarlo no ayuda.

DESCUALIFÍCATE (juego interno): No hagas por venderte, quien no tiene una buena autoestima necesita constantemente demostrar y argumentar o probar lo bueno que es para que todo el mundo lo vea. La humildad es la mejor forma de darte valor, porque cuando te descualificas, estás demostrándote a ti mismo (y a nadie más) que aceptas tus fallos, tus defectos, sabes que lo bueno y lo malo forma parte de ti y eres capaz de estar por encima de ello. Una vez que sabes aprovechar “tus defectos” en vez de tratar de ocultarlos, dime entonces ¿qué armas pueden sacarte para desmontarte? [continúa en parte III] Si te perdiste la primera parte.
-
Hazlo mal... pero ¡Hazlo!

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada