LA FIANZA: CITA EN EL PRIMER CONTACTO

Fotógrafo: JuanDa FS
Modelo: Lucía Ojeda

Hoy introducimos un nuevo concepto, aplicable al Juego Diurno. No se trata de ninguna genialidad, pero es algo con lo que se obtienen buenos resultados en cuanto a conseguir aplazamientos o puentes temporales desde el primer contacto con ella. Te hablo de la FIANZA, concepto que presento con mucha mayor profundidad en mi nuevo libro: LO QUE DE VERDAD FUNCIONA CON ELLAS, manual para tontos, con casos reales practicados en Juego Diurno en los que se explica cómo utilizarlo de forma correcta. En castellano y más sencillo: una forma de conseguir una cita sin necesidad de ir a por el teléfono de la chica a la que se acaba de conocer. Lo cierto es que nunca me ha merecido la pena hacer un cierre telefónico o de e-mail, a menos que sí quisiera conocer a la chica de verdad, siempre he preferido ir a por la chica (no ha por su teléfono). Para que lo entiendas mejor, es una buena forma de eliminar las barreras que muchas veces nos imponemos cuando salimos a conocer mujeres. Estas barreras, quizás no te resulten muy aparentes pero lo va a entender enseguida:

Si sales con la idea en mente de conocer mujeres (o al menos a intentarlo), te puedes marcar varios objetivos, como salir a recolectar teléfonos, salir simplemente a hablar con chicas sin más intención, salir a enrollarte con ellas, recolectar e-mails, salir a ver qué pasa o a por sexo… Según tus necesidades y opciones, te vas a marcar estos objetivos, que a la par que objetivos a lograr, son también frontera o límite. Con esto quiero decir que si tu objetivo es besar a aquella chica, probablemente no pases de ahí con ella, o te quedes en el umbral de conseguirlo. Si tu objetivo es conseguir su teléfono, vas a actuar calculando en función de conseguir su teléfono y de igual forma con el resto de objetivos que te puedas plantear. Cada uno se marca sus objetivos y por ende sus fronteras. Dos ideas importantes o verdades de Perogrullo… tan simples que nunca fallan:
  • Si quieres a la chica, ve a por la chica y no a por “sus rastros”, o sea: teléfono, mail o beso. Céntrate en la chica y en conocerla y olvídate de “puntuar” de cara a la galería.

  • Solamente podemos hablar de cierre realmente sólido, cuando ella se presenta a la primera cita, o cuando le estés llevando el desayuno a la cama a la mañana siguiente.

De ahí tantos besos esporádicos que solamente se quedaron en besos, teléfonos que después no te valen para nada, o e-mails que pasan a ser contactos muertos en tu Messenger… Nunca más se supo de ella. Los que estáis en activo, sabéis de sobra que un teléfono, mail o incluso un beso, tienen una validez como cierre muy efímera; no son garantía absolutamente de nada al día siguiente. En el momento o al final de la noche pueden servirte para hacer recuento y compararte con el de al lado, para ver cuál de los dos “la tiene más grande”, o quién ha conseguido más teléfonos o besos, como si de una competición se tratara para que le aplaudan los colegas. la pregunta es... ¿Para qué? Vamos a continuación con la definición:

FIANZA: objeto, prenda, artículo, promesa o compromiso, mediante el cual consigues una cita, aplazamiento o puente temporal para quedar con ella en la primera toma de contacto.

Estamos hablando de lo que bien puede ser un libro, un colgante, quedar de palabra, una prenda como un sombrero, un CD de música, un cigarro que no te vas a fumar hasta que os volváis a ver, un anillo, un muñequito… Algo que haga que forzosamente os tengáis que volver a ver, para que ella te lo devuelva. Bueno… No quiero que entiendas que has de ir repartiendo pertencias tuyas por la calle, porque si te lo tomas muy a pecho, puedes acabar en pelotas.

Se trata sobre todo de un pretexto, de un artículo coherente con el contexto que estáis compartiendo en ese mismo momento y que muy probablemente es el propio pretexto objeto del abordaje que acabas de hacer. En un centro comercial, en una librería, en una tienda de música, de ropa, en una terraza… Donde sea. Esto te va a hacer mucha gracia… ¿Por qué es un cierre más sólido que el telefónico o el e-mail? A menos que estemos ante una mujer con ganas de apropiarse de lo ajeno, lo más lógico y lo que me dicta la experiencia, es que si ella no quiere, o no está convencida de un aplazamiento, o de una cita, por ejemplo, al día siguiente o en un par de días para devolverte el objeto, no aceptará cogerlo para no verse comprometida.

Otra cosa para los fans del cierre telefónico, es que una vez aceptada esta FIANZA, se fuerza un cierre de teléfono. Insisto, primero el artículo, si lo acepta está OK, podemos seguir jugando. Si no lo acepta, se termina el juego, así de simple. Es un aro que impones que te va servir muy bien para calibrar si el cierre ha sido sólido, o si simplemente has estado entreteniendo a la chica. Una vez que acepta esta FIANZA, un intercambio de teléfonos, es sólido. O bueno… si eres muy romántico y te la quieres jugar a perder el objeto sin teléfonos de por medio, es tu opción. Como ves, no deja de ser un juego.

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.

Publicar un comentario en la entrada