TU COMPORTAMIENTO ANIMAL O… ¿LO QUE DIGA LA RUBIA?

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelo: Enrique Perales

Por ahí he oído alguna vez que la religión es el opio del pueblo, también he oído que el trabajo aliena. Puedo estar de acuerdo con ambas afirmaciones porque ninguna de las dos está de acuerdo con un estado ideal para el hombre. La cuestión es que no hace falta pensar mucho, para ver que independientemente de las horas que le dediques al trabajo, o cuál sea tu credo, como hombre has nacido libre, y conforme vas creciendo te van moldeando y esclavizando. ¿Por qué crees que la inmensa mayoría de los hombres son meros esclavos de la polla y gastan gran parte de su tiempo mental y físico en buscar sexo? Hay parte natural, pero hay mucho, muchísimo más de alienante.

Ayer una eva inspiradora me propuso esta imagen: “Imagínate que hombres y mujeres viviéramos en unas condiciones más naturales, más silvestres, rodeados de vegetación y cerca del mar… ¿crees en serio que tendríamos tantos dilemas para relacionarnos?”. La verdad es que me pareció una escena bastante hippie, tal y como era la mujer que me propuso esta imagen, y eso le dije. Ella insistió: “Mira Miguel, te lo diré de otra forma ¿Tú crees que los animales necesitan viagra?”. Un ejemplo al límite, como a mí me gustan: perfectamente entendido, AMÉN para ella.

No sé dónde nos estamos metiendo hombres y mujeres con tanta tontería encima, como sigamos así acabaremos dentro de 10 años en matrix y los niños nacerán a la carta, porque acabarán prohibiendo el sexo a la manera natural. No sé en qué narices estarán pensando ellas, pero parece que les gusta “esta nueva ola políticamente correcta", adulterada y anestésica para lo masculino, en la que ya se están comercializando productos para “ser más lista que el hambre” y que mujeres a las que conozco de primera mano y con las que convivo, consumen. ¿Qué mierda es esta? Productos hechos para… ¿quitar el hambre? Señoritas, lo normal es tener hambre a la hora de comer, lo demás es alienación, lo que engorda no es la comida, es estar todo el día sentada viendo culebrones, programas del corazón y Sexo en Nueva York. Insito: es el sofá, no la comida… os lo creéis todo, pero bueno, allá vosotras. Dentro de poco os venderán esperma concentrado en botes, diciendo que el niño será rubio con ojos azules y lo compraréis.

A ti querido Adán, antes de que gracias a la ministra Aído nos metan a los hombres aptos en granjas para ordeñarnos el esperma y se nos prohíba andar por la calle sin llevar un código de barras en la nuca, te diré que lo perfectamente normal, es que se te ponga dura cuando veas a una mujer guapa. ¿Sabes qué es realidad lo alienante aparte de las películas de Disney? Que te creas lo contrario, o que intentes luchar contra tu instinto o tu núcleo masculino (término acuñado por David Deida). Una cosa es vivir agarrado a la polla, como tú lo estés haciendo normalmente, y otra muy diferente saber disfrutar de tu condición masculina que es a lo que todo hombre debiera aspirar y lo que tratamos de vivir y predicar aquí.

Prefiero que me llamen cavernícola, a que me llamen "sinsangre" ciertamente. Que ahora parezcan correctas un montón de cosas porque “lo diga la rubia” no quiere decir que tengas que comulgar con ellas, porque la inmensa mayoría de lo que se predica en TV está muy encaminado a que pagues, a que compres, a que sometas tu voluntad, a que renuncies a tu masculinidad, a que no tomes decisiones, a que no seas responsable y te conviertas en un cobarde al que le suponga un problema, acercarse a una mujer cualquiera porque simplemente… le gusta. No te preocupes, todavía quedamos cavernícolas que no pensamos tanto en llevarnos a la mujer a la que estás mirando y no le dices nada “por respeto”.

Sé que suena a cabronazo, pero esto es así, y apuntándote a ONGs y colectivos ecologistas o de liberación de la mujer no vas a ligar más, como ya me ha preguntado alguno, al que me daban ganas de llamarle cordero, además por lo rastrero que es meterse en una ONG para ligar y no para lo que realmente está una ONG que es ayudar a los demás. Si quieres ligar y ver a más mujeres, haz como un buen amigo mío y métete a bailes de salón por ejemplo, que es algo muy divertido, o a clases de música… ¡pero no a un colectivo feminista soplapollas! Porque se van a follar a cualquiera menos a ti.

Mira, ahora mismo parece que cualquier patrón de comportamiento femenino ha de ser tomado como norma o como patrón de corte, y el mundo de la seducción o las relaciones de pareja en especial también van detrás. En la seducción, porque prácticamente todos los modelos que se proponen son lo que yo llamaría el perfecto muñeco ken, ya que están basados en patrones de comportamiento femenino y sus mecanismos. No es que lo diga yo, es que están tratados desde ese punto de vista, y son sistemas que te enseñan a mostrar los que la mujeres necesitan ver, oír y sentir para acostarse contigo, cosa que sí puede hacer que folles más, jamás lo negaré… pero también hacen que pierdas de vista quien eres realmente por trabajar más lo de fuera que lo de dentro.

En el caso de las relaciones, el tomar como patrón de medida el comportamiento, las reacciones y la palabra de la mujer, es un error mucho más grave que en una escalada de seducción, que al fin y al cabo termina con un polvo (al que sepa hacerlo bien), ya que en una relación estamos hablando de un largo plazo. Dime tú, como puede acabar un tío normal, como tú y como yo, en una relación de pareja, en la que solamente se sigue la pauta de “lo que diga la rubia”, o sea, lo que dicte el estrógeno, solamente actuando en función de las necesidades de eva. Pues termina con una mujer insatisfecha, que no respeta a su pareja porque no encuentra en él, el más mínimo y miserable atisbo de seguridad, hombría, liderazgo, masculinidad y otras hierbas, de las que necesita ella fijarse a la hora de tenerte en cuenta para una relación seria. Y puedes pensar… "pero si lo dijo la rubia, si todo el mundo lo hace, si yo lo que quiero es amarla y respetarla durante todos los días de mi vida…". Para eso querido amigo, tienes que ser un hombre y no hacer tanto caso de lo que dicen por TV, o lo que ella misma te diga, y hacerle más caso a lo que te corre por la sangre, que nunca se equivoca.

Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo de el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada