NO ME TENGAS TANTO "RESPETO" EN LA CAMA

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelo: Lucía Ojeda

De nuevo me voy a meter contigo mi querido Adán casado. Tampoco hace falta estrictamente que lo estés, pero si convives con una mujer también te puedes aplicar este cuento. No sé por qué narices a los tíos nos cambia el chip de amante por el de tío relajado cuando ya estamos con la mujer a la que queremos. Es como el chiste “¿Cómo le voy a decir a mi mujer que me la chupe… si es la madre de mis hijos?" Pues a eso me refiero, a que parece que a uno se le quitan las ganas de hacerle a su mujer todas las perrerías en la cama habidas y por haber, por el simple hecho de que ahora es su mujer… o su novia. No está bien generalizar, pero la convivencia desgasta mucho el erotismo, tanto que no me extraña que después nuestras queridas evas acaben aburridas de lo mismo.

Aquí si que nos tenemos que echar la culpa nosotros, pero sin excusa ninguna y no… No te estoy hablando de que ella no quiera sexo, que sí que lo quiere, ni tampoco te hablo de cuando ella es madre por primera vez y entonces dejas de existir… que por cierto, sino aceptas ese segundo plano, mejor no te plantees tener hijos: la naturaleza es sabia y si obra de esta manera, por algo será, así que ve aceptándolo. Me refiero a que estás con una mujer que por la que se supone deberías volverte loco, por eso estás con ella y tendrías que estar asaltándola cada vez que se descuidara en cada rincón de la casa. No dejar el sexo solamente para el puto sábado noche… Que sí, que todos estamos cansados, pero más se cansa ella de la monotonía sexual masculina, te lo digo yo que el problema viene de ahí, y no que de repente le haya dejado de gustar el sexo. Lo que deja de gustarle es hacer siempre lo mismo, entérate de eso.

Yo no se tú, pero yo tengo la cabeza muy loca, me gusta pensar, imaginar, liarla, sorprender… Debo ser el último de los románticos, y desde luego que no soy una eminencia en la cama, pero… ¡joder! Para algo está la cama… O la mesa de la cocina ¡Yo qué sé! Lo que se te ocurra. No siempre tienes que recurrir al aquí te pillo, aquí te mato, pero eva agradece siempre con creces la iniciativa, la imaginación, la novedad y la sorpresa… que me lo digan a mi.

Además si te metes con ella en la cama con demasiado “respeto” ella lo va a notar en un segundo. Tío… Después sales a la calle o a tomar una caña y estás babeando a todas, menos a la que tienes en casa y seguro… que más de uno si que babea por tu mujer, es lo que suele pasar. El puto mundo al revés del sexo con tu pareja y la etiqueta de “mi mujer”, es algo que me revienta las tripas y que me da rabia. Yo lo llamaría ceguera sexual, porque seguro que no valoras lo que tienes. O incluso... se te ocurre hacer alguna cosa por inspiración divina, y te das a ti mismo el no, antes de ponerlo en práctica con ella porque crees que ella te dirá que no. ¿Y tú que sabes? Lo que desde luego no puedes hacer es pedir permiso para cumplir tus fantasías sexuales con tu mujer, entonces sí que lo llevas claro. ¿Sabes como terminan los hombres que piensan así? En la casa de campo, recurriendo a la prostitución y malpagando por sexo.

No pienses tanto, no pidas tanto permiso en la cama y actúa más. Por más ideas que se te crucen por la cabeza en la cama lo mejor es ser espontáneo. Es el mismo cuerpo quien te lo pide. Y bueno, ya me callo, pero… El sofá, la mesa de la cocina, la ducha… te costó todo una pasta ¿verdad? Acuérdate de la factura de IKEA cuando montasteis la casa. ¡Pues dales usos alternativos! Aquí el que se aburre es porque quiere, nunca pidas permiso para improvisar.
-
Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada