EL ÚLTIMO DE LOS ROMÁNTICOS

Fotógrafo: Chema Pascual

Llevo mucho tiempo sin pensar en el amor, en el romanticismo, en la sensación que me provoca el perder la cabeza. Creo que por experiencias ajenas de mis mejores amigos, de mi propio padre, de hombres allegados a mi, estoy poniéndome a la defensiva y empiezo a hacer planes y estrategias para “que me vayan las cosas mejor”. Te ruego me perdones por ello, no lo hago de forma intencionada, pero sí que he de reconocer que temo perder la cabeza por amor. Te pido perdón porque no es sano, no es congruente creer, sentir, pensar una cosa y actuar en un modo diferente a lo que se lleva por dentro.

No quiero contagiarte ese virus, cuando es más, la congruencia es la clave de cualquier tipo de éxito. Nunca me ha gustado ponerle barreras a mis sentimientos y emociones, pero si te dijera que no trato de “protegerme” ante la locura que quieras o no, te hace disfrutar, te estaría mintiendo.

¿Por qué me protejo? ¿Necesito proteger mis sentimientos y deseos más profundos con un “mantener la cabeza fría”? Cuando uno necesita protegerse o acorazarse es que sabe que tiene un punto débil. Como puedes comprobar cada vez que te pasas por aquí, sabes que me gusta escribir y transmitir lo que llevo dentro. Siempre he sido aquel que no se cortaba a la hora de escribir una carta o declaración de amor, a la vieja usanza, como hacían nuestros abuelos. Sin que ella se diera cuenta, cada vez que me apetecía hacerlo, se la dejaba en su bolso, para que cuando llegara a casa se la encontrara y leyera justo antes de dormir. Es algo que siempre me hacía mucha ilusión hacer, de vez en cuando y cuando menos se lo espere.

Últimamente he cambiado la declaración de amor por la declaración de principios, me he vuelto menos espontáneo, me lo pienso quizás más de dos veces antes de decir algo. No sé por qué lo hago, porque ella ya me conoce, pero sí, tengo miedo a mostrar ese romanticismo por si me emplasto, por si agobio… con la que quiero que sea la madre de mis hijos. No es congruente, no hay más hostias… definitivamente no es congruente. Lo cierto es que cuando empiezas a calcular, es cuando realmente la cagas, mucho más incluso que sin saber lo que estás haciendo… Con más pecado aún, porque lo haces con causa.

Demasiado miedo al amor y a entregarse existe a mi alrededor, tanto miedo que al final me he acabado contagiando. Muy a menudo convivo con vuestras decepciones amorosas, con vuestras nuevas ilusiones, con vuestras infidelidades, con vuestras dudas… veo como empiezan, terminan y se pelean las relaciones. Sentados en una terraza hablábamos de ello: hombre y mujer, adán y eva parecen comunicarse bien en la cama, pero parece que pierden la comunicación a la hora de arreglar o de solucionar un problema. Somos muy egoístas, ahora la gente se divorcia y se separa a la primera de cambio por un viento de verano.

Yo no quiero eso para mi, prefiero no casarme en mi puta vida, aunque sea padre, aunque sea pareja… El estado civil es algo pasajero: hoy estás soltero, mañana estás casado, pasado mañana separado, la semana que viene divorciado o viudo… En cambio, cuando uno es padre, esta condición no se va con el tiempo. Si has sido padre, es algo que llevarás siempre contigo, no es un estado civil que se gane firmando un contrato, es algo que eres desde el primer día hasta el último de tu vida desde que sucede. Cada cuál verá lo que hace con su vida y porqué lo hace, creo que es mucho más auténtico, romántico y verdadero aferrarse a aquello que quedará cuando en este mundo ya no estéis ni ella ni tú. Tengo una carta de amor pendiente.
-
Aún estás a tiempo. Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. La compra de cualquier producto de la biblioteca online P&R incluye orientación personalizada vía e-mail. Descárgate la versión demo de el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada