TENSIÓN INDUCIDA: CUANDO UNA RELACIÓN SE ESTANCA

Voy a exponerte este momento de tensión en una discusión de pareja, en la que ella le reprocha a él su aparente falta de decisión al compromiso: "Desde luego, te veo y parece que lo que te digo te importa un pito, no sé si vienes o vas ¿vamos a estar así toda la vida? Me gustaría saber si realmente cuentas conmigo para algo más que para echar dos polvos a la semana… Necesito que me lo digas porque tengo la sensación de que esto no está yendo a ninguna parte". Mientras tanto, nuestro amigo se queda con los ojos como platos y preguntando ¿Qué pasa? ¿Qué he hecho mal? A lo que a ella parece que le sirve como combustible para encenderse aún más: "Pues precisamente eso, no has hecho nada, ABSOLUTAMENTE NADA". Él se queda sorprendido porque hasta ese momento parecía que todo iba bien y no entiende ni la situación, ni el enfado, porque parece que no viene a cuento. Una vez más nuestra amada, nos propone un quebradero de cabeza. ¿Por qué lo hace?

Normalmente cuando compartes una relación de larga duración con una mujer se van dando pasos que van encaminados a hacer de esta relación un compromiso más serio, según sean las necesidades de ambos miembros de la pareja. Si partimos de la mentalidad inconformista de nuestras queridas evas siempre van a estar mirando hacia arriba, ya que “siempre se puede mejorar”, en contraposición al conformismo masculino que tira más hacia el “Déjalo así y no lo toques mientras funcione”. En este equilibrio de energías siempre hay un miembro de la pareja que tira más que el otro, independientemente del sexo, aunque en cuanto al tema compromiso ganan ellas, y en cuanto al miedo al mismo, ganan ellos.

Puede llegar el momento en que uno de los dos se acomode en la relación ¿por qué pasa esto? Es algo tan sencillo como que se cumplen sus expectativas, se alcanza el objetivo que en este caso puede ser la estabilidad en pareja y por lo tanto se toma un ritmo constante sin buscar más cambios, o avances en la relación. En nuestro ejemplo es ella quien le quiere hacer ver con ese “no has hecho nada, ABSOLUTAMENTE NADA” que desde que está con ella no ha dado un solo paso para seguir avanzando en la relación, comprometerse y por poner un ejemplo… irse a vivir juntos.

Podemos llamar TENSIÓN INDUCIDA a aquellas acciones que hacen tanto uno como otro miembro de la pareja, que directa o indirectamente generan un punto de inflexión, cambio o ruptura dentro de la relación, con el fin de poner final a un estancamiento en la misma. Esta conducta puede ser más o menos consciente, pero ejemplos de este tipo pueden ser tan normales como: una discusión sin motivo aparente, una prueba de celos, un ultimátum, un embarazo buscado, un empezar a buscar piso de forma unilateral y esperar la reacción de la otra persona, etc. Alguna vez hemos hablado de los “globos sonda” a modo de test que ella puede lanzarnos simplemente para ver que hay, o para observar nuestra reacción, en este sentido, ella nos estaría imponiendo una declaración de principios si bien nosotros no hemos dejado claras nuestras intenciones.

Una declaración de principios es también en cierto modo una revisión de nuestros valores principales en ese mismo momento, ya que esta escala de valores y prioridades cambia, según vamos completando niveles y vamos cubriendo necesidades como sexo, pareja, vivienda, trabajo, etc. Lo que a día de hoy puede parecerte una necesidad de primer orden o una urgencia, dentro de tres años puede ser ya una nimiedad, o algo que des por supuesto. Después de una discusión, o de una decisión unilateral de nuestra pareja, o de un golpe inesperado, o de un embarazo, o una infidelidad, o cualquier hito que genere esta tensión inducida, nos podemos ver forzados, o se nos fuerza a hacer una declaración de principios dentro de la cual, pueden darse tres situaciones:

REAFIRMACIÓN: Vuelves a revisar tus valores, tus deseos y tu toma de decisiones, y ves que se siguen solapando con los de tu pareja en cosas como iros a vivir juntos, tener vuestro primer hijo, cambiar de ciudad para buscar otro trabajo mejor y mejorar vuestra calidad de vida, compraros un piso o contratar una asistenta porque ninguno de los dos por trabajo y cansancio puede ocuparse de las labores domésticas.

PUNTO DE RUPTURA: Después de haber hecho tu revisión de valores, te das cuenta que no estás preparado, o que no te apetece dar más pasos por un compromiso… Estás bien así, tal y como está la situación actual no es recomendable empapelarte con un banco casi de por vida y si estás con ella, es por que quieres, no porque lo diga un papel, mientras ella quiere formalizar la relación tú no lo ves necesario; a ella le suena el reloj biológico, le entran las prisas y tú no te ves cambiando pañales, te apetece disfrutar con ella, viajar… pero por lo visto te da a entender que “eso es de inmaduros”. No tragas, ella tampoco y no hay acuerdo… Tú a tu casa y ella con su madre.

VOLVER A DEFINIR LA RELACIÓN: Por encima de todo estáis juntos, aunque uno tenga más prisa que el otro, ambos queréis llegar al mismo punto, más tarde o más temprano. Os vais a vivir juntos, pero empezáis con un alquiler, para probar a ver que tal se os da la convivencia fuera de cenas, copas, fines de semana y teatro, pero a la par abrir unas cuenta conjunta de gastos y ahorros por si optáis dar el paso de compra. También empezáis a hacer una vida algo más familiar, ahorrar, pero seguir saliendo y haciendo escapadas de vez en cuando. Se re-define el acuerdo por así decirlo.

Lo que si te puedo asegurar es que tarde o temprano estos momentos de tensión se dan, ninguna relación es ideal y ninguna persona es igual a otra al 100%. Lo más difícil de encontrar para una relación no es una mujer que te guste, sino encontrar una persona que en gran medida solape sus valores principales con los tuyos. Tenlo en cuenta.

Un fuerte abrazo.
-
Arcángel.
-
Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadán.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book.
Publicar un comentario en la entrada