ESTO ES IMPULSO PRIMARIO II: ¿ME TIENES MIEDO?


Me siento como un cobarde: acomodado y conformista. Estas cosas a estas alturas deberían de darme igual y aplicar el dicho “Siguiente”… Pero he de confesarte que me ha quitado la paz desde esta mañana. No estoy acostumbrado a castrarme de esta manera. Para curarme la ansiedad hace tiempo me juré a mi mismo no callarme más y acercarme siempre y hoy no he sido fiel a ello. A la vez siento culpa y dolor en mi cuerpo, porque cuando mi impulso es auténtico, mi cuerpo se resiente al no liberar lo que ha de liberar en el torrente sanguíneo, y cuyo nombre no recuerdo exactamente, pero que jode de igual forma. Encuentro mil y una justificaciones para no haberla dicho lo guapa que estaba, lo atractiva que me parece y lo elegante que viste siempre… Hacer eso además es lo que más me gusta en el mundo pero hoy me he callado la boca como una puta cobarde. Me he sentido como cuando solía salir tras un abandono afectivo, agarrado a una copa y sin huevos de hacer lo que un hombre tiene que hacer cuando realmente lo siente.

Y aunque ella era bastante más alta que yo, sofisticada, guapa, indiferente al medio… Eso nunca ha sido problema para mi, si no, hoy no disfrutaría de la mujer a la que amo. En la forma en que entraba en el bar y solamente se la veía a ella, daba igual donde me ubicara… Mirar hacia otro lado se me hacía imposible, ya que podía verla hasta en los reflejos de las puertas y ventanas, daba igual donde mirara. Me he dejado intimidar, aún habiendo una incitación a ser abordada por su parte... O quizás solamente fuese mi imaginación… ¡Mentira! No, no creo, en otra situación similar le hubiese dicho a cualquier amigo mío que eso era una pre-invitación, clarísimamente. La barra absolutamente vacía, nadie más y con varios metros a elegir donde ubicarse. Ha tomado una revista y se ha pegado literalmente a mi codo. Y cuando digo literalmente, quiero decir que podía tocarla con moverme medio centímetro. Me siento como un gilipollas.

Supongo que ya se habrá dado cuenta de que la miro mucho, con hambre me refiero y se habrá preguntado ¿qué quiere este tío que no me quita ojo? No es cosa solamente de hoy, hoy te lo estoy confesando porque ya viene de tiempo atrás, pero hoy ya tenía que haber reventado, no creo que vuelva a tenerlo tan “fácil”. Pero en lugar de haber hecho algo, me he refugiado en mi cigarro y en mi café, como si mirar fijamente el café fuese algo interesante… Mientras olía su perfume que todavía tengo metido en el cerebro hasta “el sentío”. Lo peor de todo es que me duele el cuerpo y tengo más ganas de fumar: ni una cosa ni otra son saludables, o sea, que la causa que lo ha originado tampoco debe serlo: mi falta de huevos. Es una lógica sencilla, pero aplastante.

A mi princesa no me cuesta decirle lo guapa que está siempre, o lo malo que me pone queriendo y sin querer. Sin nadie más alrededor, como pidiendo comunicación… ¡COMUNICACIÓN JODER! Supongo que se trata de una lección de humildad que nunca viene mal recibir, pero que desde la lejanía se ve de forma mucho más amable que cuando te cae encima. ¡Qué mujer! Dios Santo, que feminidad por cada poro de la piel, que forma de joderme sin haberme tocado un pelo. Me gustaría saber hasta qué punto una mujer puede decepcionarse al encontrarse a un sinsangre como yo, quizás si lo supiera realmente y lo sintiera en mi carne, esta situación no se volvería a dar nunca más.

Es como si se me hubiera olvidado que en un momento así se juega de igual a igual, todos somos personas, todos queremos sentir, abrirnos, comunicarnos, participar del otro y ver qué hay dentro, para después compartir… un algo más. Quien no reconozca esto, es que debería revisar sus hormonas, sus emociones y abrir los ojos. Cada uno da lo que tiene, en el fondo todos buscando lo mismo… Mientras tanto, yo y mis gilipolleces. [Primera parte]
-
Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. Descárgate la versión demo de el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada