DISTORSIÓN DE LA ÚNICA OPCIÓN vs. ILUSIÓN DE ALTERNATIVAS, por EL DUQUE

Fotógrafo: Chema Pascual

El otro día, conversando con un amigo acerca de la vida, el amor y el deseo surgió una idea que poco a poco fue tomando forma. Hemos hablado en infinidad de ocasiones del principio de escasez, conforme al cual muchos hombres se agarran a un clavo ardiendo, o lo que es peor, optan por babear tras una chica presumiendo que serán incapaces de encontrar otra igual, pues sencillamente no existe otra como ella. Hemos hablado también largo y tendido de la llamada distorsión de la única opción. Tienes pareja, y tú convencimiento de escasez hace que no veas más opción realista que permanecer a su lado, con independencia de que te haga o no feliz. Para la persona que sufre esta distorsión nadie puede igualar en méritos, belleza y virtudes a su amada o simplemente piensa que él no merece ser amado por nadie que merezca realmente la pena, por lo que la posibilidad de abandonar la relación esta totalmente descartada, simplemente dicha opción no existe.

Partiendo de la base de que tanto la mentalidad de escasez como la distorsión de la única opción son absolutamente mayoritarias, no debemos por ello olvidar otra distorsión igualmente peligrosa; la ilusión de alternativas.

Pongámoslos en situación. Eres u tipo con pareja estable que ha conservado gran parte de su atractivo (no te has “betaizado”), eres más o menos feliz pero últimamente estas notando algo. De repente, como por arte de magia una variedad impresionante de mujeres están interesadas en ti; y además muchas de ellas son mujeres increíblemente atractivas; posiblemente mujeres que nunca antes habías tenido a tu alcance. Lo primero que haces es jurar en arameo, maldecir tu suerte y morderte los puños… ¡Joder, cuanto hubieses dado por tener opciones conchitas así cuando estabas soltero y solo en la vida!

Lo siguiente que ocurre es que instalas en tu torre de marfil; empiezas a pensar que esto que te esta pasando demuestra que te mereces estar con la mejor de las chicas y empiezas a considerar si tu novia es “suficiente para ti”. Te instalas en una sensación de extrema abundancia que te puede llevar también a añorar con nostalgia tu soltería y a desear tener más experiencias sexuales de las que tuviste; empiezas a idealizar tu época sin novia y comienzas a sentir la quemazón del inconformismo extremo en tu interior.

El problema es que tal y como reza el título, esta situación no es si no una DISTORSIÓN, contraria a la distorsión de única opción, pero distorsión a fin de cuentas. Siendo claros, lo primero que debes entender es que gran parte de la culpa de que repente tengas a tu disposición a más mujeres y más atractivas se debe al hecho de que tienes pareja; es el efecto de la PRESELECCIÓN, uno de los más potentes interruptores sexuales del mundo. Ni que decir tiene que desde el momento que rompas con tu pareja dicha preselección se irá a freír espárragos por lo que más vale que te agencies otro interruptor sexual que encender o perderás muchas posibilidades.

Otra cosa a tener en cuenta es la gran injusticia de comparaciones que estas estableciendo. Cuando comparas a tu pareja actual con otras chicas, potenciales parejas, lo estas haciendo desde momentos temporales diferentes. Estás comparando a una persona que sabes como es, con sus virtudes y defectos con otra que no conoces y que obviamente solo ha dejado que veas sus virtudes; estas comparando a una chica que cada vez que la ves esta arreglada y perfecta con tu chica a la que has vista mona y arreglada pero también recién levantada; estas comparando a una relación de pareja ya formada, por la que ha pasado el tiempo y la madurez, con una “posibilidad de relación” en la que de momento sólo hay sonrisas y tonteo. Tal vez para hacer una comparación justa deberías de recordar lo que sentías en esos primeros instantes con tu pareja…

Otra distorsión es olvidar el hecho de que tu lo que haces al imaginar que puedes tener opciones de algo con esas chicas, estás obviando precisamente el hecho de que lo que estás haciendo es una mera hipótesis. Tu experiencia en el mundo de las relaciones debería ser lo bastante dilatada como para saber que en el caso de que te decidiese a tener algo con alguna de esas chicas, hay cientos de incógnitas por despejar; ni tú ni ella sabéis a ciencia cierta si aquello funcionaría o si a los dos días os mandarías a la Mierda… Sencillamente no conoces a esas parejas potenciales y mucho menos las conoces como pareja.

La conclusión a estas realidades es que en ese estadio sufres una verdadera distorsión apreciativa. Si tienes una relación de pareja que va bien, que funciona, en la que hay amor, comprensión y compenetración debes saber que tienes un tesoro difícil de encontrar. Es cierto que no se debe caer en la distorsión contraria; por supuesto que hay más mujeres en el mundo, y por supuesto que tus opciones vitales son infinitas; y por supuesto que no debes de agarrarte bajo ningún concepto a una relación que te haga desgraciado; pero tampoco imagines que estar soltero es jauja y las mujeres se matarán por ti, y que todas son maravillosas, y que todas te llenarían por completo.

La verdadera libertad de elección en la vida de pareja, supone prescindir de cualquier clase de distorsión o idealización; tomar tus decisiones basándote en tu pareja y tu relación con ella y no en el exterior y sobre todo, la verdadera libertad nace de perderle el miedo incluso a la opción de la soledad. El que no asume como opción vital la propia soledad; el que no se siente capaz de ser feliz solo carece y carecerá siempre de auténtica libertad… De esa asunción libre de opciones, de esa posibilidad mana la auténtica libertad de elección: la única elección en que de veras se carece de distorsiones.
-
Para que conozcas mejor la filosofía, los principios y valores que definen nuestro modelo masculino, visita elnuevoadan.com donde podrás encontrar material publicado de libre acceso, los orígenes de nuestra idea y los pilares básicos: INTEGRIDAD, INTELIGENCIA, AUTONOMÍA Y ESTATUS, que te servirán para entender qué es lo que puedes encontrar tratado en mucha mayor profundidad en nuestro nuevo e-book. Descárgate la versión demo de el nuevo Adán.
Publicar un comentario en la entrada