SIN PALABRA NO ERES HOMBRE

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelos: Enrique Perales

Ya estoy esperando a que me vengas con otra excusa... ¿Tú te llamas a ti mismo hombre? Cuando te comprometes a algo, justo el día de antes te bajas los pantalones y te bajas del barco. Ya veo que solamente respondes a un solo estímulo: un par de tetas, entonces eres el primero que sube al barco y se propone para organizarlo todo, de repente te vuelves el maestro de la logística y de lo que haga falta... Eso sí, siempre de tapado. Ya no sé si me hace gracia, o si verlo con resignación. Quizás la culpa sea mía por esperar de ti algo más de lo que realmente sabes o puedes dar. Como muchas veces he dicho por aquí: el peor error, es pedirle peras al olmo, y más cuando tengo comprobado que cuando ves un par de tetas te vuelves ciego perdido. Lo único que veo es que solamente te diriges a mi por el interés, cuando te conviene.

En fin, si me enfado es problema mío, si me decepciono también lo es, pero de verdad... ¿Nunca te has planteado seriamente tu situación? Me refiero a aceptarte primero tal y como eres, así al menos no estarías constantemente poniendo excusas, disculpas y pidiendo perdón hasta por respirar. ¿Sabes una cosa? Lo digo por ti: NO TIENES PALABRA y por eso lo único que tienes de hombre es lo que te viene de nacimiento. Un hombre no solamente es un pene, es su palabra, es sus actos, su pensamiento, su coherencia, su fidelidad... Su congruencia al fin y al cabo. Eso es lo que te hace hombre, y no las babas que echas y las que echamos todos... que nadie es perfecto ¡joder! Pero es que lo tuyo es demasiado. Te vuelves completamente ciego, rebajándote hasta el extremo cuando hay mujeres delante.

Y no lo digo por ellas, lo digo por ti, porque eres tan sumamente escaso y necesitado, que solamente ves a las mujeres como polvos... Es lo único que te importa, y a la mínima que puedes intentas calzar el pene en cualquier agujero, dicho a las malas y pronto. Lo peor de todo es que ni si quiera tienes el valor para reconocerlo, porque no te ves a ti mismo. Creo que deberías ponerte un espejo, o una cámara detrás de la coronilla y verte después como cambia tu comportamiento, tus parámetros y como te muestras totalmente vacío de compostura si ves una mísera posibilidad de follar.

No eres el único, pero ya sabes que mal de muchos es consuelo de tontos. Además ni si quiera tienes valor para hacerlo todo por ti mismo, sino que pretendes utilizarme a mi, y a tus amigos para que te hagan el trabajo sucio... Ni si quiera tienes hombría para currártelo tú, y cuan parásito oportunista estás siempre pendiente de las mujeres que les rondan, porque no te atreves a buscarte la vida. De todas formas, sé de sobra que todo esto te da igual, lo que te importa es lo que te importa y no serás consciente de ello, hasta que por culpa de tu cobardía, de no aceptar lo que estás viviendo... Por mojar el churro lo pierdas todo.

Nadie dijo que ser hombre hoy en día fuese fácil, un hombre de verdad, me refiero, no una polla con patas. Al menos deberías plantearte tomar opciones, tener los huevos suficientes para al menos ser coherente con tu verdadera forma de ser y quitarte las máscaras con las que te proteges. Si eres así, muéstrate tal y como eres... Al menos eso, lobo con piel de cordero... ¡COBARDE! Si quieres cazar, sal a cazar como los lobos, pero no hagas como los buitres, que solo comen la carroña que les dejan los demás y vienen cuando no les ve nadie.

Acéptate, toma tus opciones y ve de cara, sé hombre y deja de esconderte bajo esa falsa fachada de bueno, que ya no te la crees ni tú. ¿Sigues ahí todavía? Si es así, algo de razón tendré. Si tienes unos deseos sé fiel a ellos, al menos eso y deja de hacer responsables a los demás de tus hipotéticas desgracias. ¿Sabes otra cosa? Cuando uno toma una opción, una decisión y la ejecuta, siempre hay unas consecuencias, pero tú solamente quieres quedarte con la crema del pastel, con la superficie, eludiendo la responsabilidad de tus actos. La hombría y la masculinidad y bueno... la madurez comienza por ser uno responsable de sus actos y de sus decisiones. Si no eres maduro para asumirlas y te quieres esconder, entonces es que deberías cambiar tus opciones ¿no crees? Pero como buen cobarde, tratas de escurrir el bulto.

¿DE VERDAD QUIERES SEGUIR ASÍ? ¿POR CUÁNTO TIEMPO? Mientras te siga funcionado supongo... Pero si tanto miedo tienes a la soledad y a la escasez, por este camino es precisamente hacia dónde te diriges directo. Llegará el día en que lo pierdas todo porque ya no habrá más de dónde sacar, se te acabarán las fuentes, los amigos y los contactos de las personas más cercanas a las que no dejas de parasitar... ¿Y las mujeres? mejor dicho, los polvos, porque solamente las ves como polvos ¿Crees que son tontas? ¿Crees que alguna estará dispuesta a cargar con un cobarde irresponsable e inmaduro como tú? No he conocido a una sola mujer tonta en mi vida.
Publicar un comentario en la entrada