SECRETOS Y MENTIRAS EN PAREJA


Llegado un momento, hubo que mojarse y tomar una decisión. Cuando te das cuenta que hay personas de su entorno familiar que parece que pinchan y cortan más que ella en la relación, te llegas a plantear si te vas a casar con ella, o te vas a casar con su familia. Muchas personas toman la opción del matrimonio porque les pesa más el estatus que uno obtiene al casarse, que porque realmente deseen estar con la otra persona. En mi caso la pregunta fue más fácil: “¿A ti qué te importa más… lo que te diga tu madre o lo que te diga yo?”. Ciertamente ella me podía haber respondido aquello de “A ti te encontré en la calle” y yo lo hubiera entendido perfectamente, pero en cambio, su respuesta fue el silencio. En ese momento lo vi muy claro y vi que ahí no estaba mi futuro.

Hombres y mujeres tienen planes, tienen valores, tienen secretos… ¡Para qué negarlo! El que piensa que conoce a su pareja al 100% realmente no sabe con quién está. Esta afirmación no es un axioma matemático, pero hasta que no se está bajo el mismo techo, no se sabe realmente con quién se convive, y cuáles son sus vicios y virtudes, que se amplificarán al máximo.

Cuando digo secretos, no quiero decir mentiras, aunque también las hay. Cuando mi abuela decía que se coge a un mentiroso antes que a un cojo… No se equivocaba, porque además los mentirosos tienen muy mala memoria. Cuando estás en pareja con alguien en quien confías y te das cuenta o te enteras de algo que no sabías, o bien le has ocultado algo a ella, o bien a su familia… Puedes estar seguro que esto se acaba descubriendo ¿por qué? No se trata de una maldición divina, simplemente se trata de una falta de congruencia.

Esta falta de congruencia, hace que tarde o temprano caigas en alguna contradicción, ya sea verbal, ya sea actuando, ya sea como sea… Lo normal es que actúes y pienses tal y como te concibes, pero si pretendes en pareja mostrarte de otra forma de la que realmente no eres, tarde o temprano vas a caer en tu comportamiento auténtico, o se te olvidará la trola que un día soltaste, y ella te mirará con cara de "pero esto… no era lo que tú me habías dicho".

De igual forma que hay personas que solamente dan este paso del compromiso por contentar a sus familias, o por validarse socialmente, por ganar un estatus, son capaces de mentir a su propia familia y amigos para “validar de alguna manera” la incongruencia en la que están viviendo. Todas estas cosas salen, tarde o temprano, y repito: no se trata de un castigo divino, se trata simplemente de que la incongruencia, la incoherencia y la mentira acaba saliendo a flote por propia necesidad. Es algo así como si quisieras aguantar la respiración y llegara un momento en el que no pudieses más y tienes que soltar el aire. Lo natural es respirar, o sea lo que hay realmente, lo que no es natural es aguantarse la respiración, o sea: mentir.

Esto pasa porque eres tú el mismo el que se pide asimismo su propia congruencia, en realidad no estamos hechos para mentir, ni para engañar, es algo que en pareja pueden hacerse por varios motivos:

QUERER CUMPLIR UNAS EXPECTATIVAS: Ya sean las de tu pareja, las de tu familia o las de la suya, las de tus amigos, etc. Cuando no estás reconciliado contigo mismo, cuando estás viviendo una situación con la que no comulgas, cuando no te aceptas, cuando hay algo de ti o de tu pareja que te avergüenza… La cuestión es que si tienes que mentir, o tienes que guardar algún tipo de secreto, o apariencia, es que realmente no estás convencido de lo que estás haciendo, quizás no sea el momento. Tu vida no es un teatro, es tu vida real y ninguno deberíamos permitirnos el lujo de actuar como actores en nuestra propia vida. Estas falsas soluciones son temporales, así que tú eliges.

FORZAR UN ESTATUS: Esto podría llamarlo “cumplir con el plan”, en especial va para aquellos que se casan para conseguir lo que yo llamo la foto, o sea: el tópico casa-familia-coche simplemente porque en teoría les toca casarse o por edad, o por miedo a quedarse solo, o porque teman que se les pase el arroz. La raíz de estos compromisos es ganar el estatus de pareja, de matrimonio, independientemente con quien sea… Y si, conozco gente así, no pienses que es algo tan extraño. No deja de ser una relación de conveniencia. Uno de los dos o los dos, tienen un plan, y el otro miembro de la pareja solamente es una pieza de este plan. Quien te escribe estas lineas ha pasado por esto en primera persona.

Ya sabes que me gusta preguntarte, porque es así como solamente caes en tu verdaderos deseos, en lo que es importante para ti, sin juicios: ¿PARA TI QUE ES MÁS IMPORTANTE: ESTAR CON LA MUJER CON LA QUE DESEAS ESTAR O EL RÉGIMEN EN EL QUE TE CASAS? Y si no estás con una mujer o no tienes pareja ¿POR QUÉ QUIERES TENER PAREJA? ¿QUIERES CONOCER UNA MUJER DE VERDAD QUE ENCAJE CONTIGO O SOLAMENTE QUIERES ECHARTE NOVIA PARA TENER "UNA BUENA FOTO"?
Publicar un comentario en la entrada