ESCLAVOS DEL PENE III: ¿A QUÉ DEDICO MI ENERGÍA Y MI TIEMPO?

Poco a poco vamos llegando al núcleo del problema de esta esclavitud, siempre en la raíz nunca en la superficie. ¿Cuál es el problema de raíz? La escasez que te mueve única y exclusivamente motivado a actuar en función de conseguir sexo, y situar este valor como fin último sin importante cuál es tu verdadera situación y qué es lo mejor para ti. ¿La solución? Pasa por poner en una balanza lo que es realmente importante para ti y lo superfluo, ver qué es lo que te renta más, qué es útil en tu vida, qué es lo que te alimenta de verdad, y en el otro lado, qué es distracción y evasión. ¿Cómo podemos saber si todavía no tenemos un criterio formado qué es lo mejor para nosotros y qué es lo que nos sobra? Es relativamente sencillo, viendo los frutos y los resultados de nuestras acciones, prefiero explicártelo así, antes que decirte piensa mal y acertarás, aunque esta máxima suele cumplirse con frecuencia.

Ayer estaba hablando de esto mismo con ella, tarde de domingo, tumbados en la cama mientras fuera hacía un calor insoportable, a media luz, con calma, tranquilidad y un plato de fruta fresca al pie de la cama… “Miguel, no le des más vueltas… la línea que interesa y lo que atrae es vender sexo fácil, ya lo estás viendo… Les importa una mierda que les traten como borregos con tal que les digan como follar fácil y rápido… Hoy con una y mañana con otra”. He de reconocer que sentí frustración y resignación en ese momento… “Así nos va y así nos va a ir” respondí. También he de decir que si no te hablo en tu idioma no me vas a entender, quiero decir, si no me pongo en tus zapatos, si no entiendo desde dentro tu escasez, la mía y la del vecino.

Te lo voy aponer clarito: MIENTRAS ESTÉS ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE PENDIENTE DEL SEXO Y DE CÓMO CONSEGUIRLO, VAS A DEJAR OTROS ASUNTOS MÁS IMPORTANTES POR ATENDER. ¿Quiero decir con esto que el sexo no es importante? ¡Mentira! El sexo es importante, pero haz el favor de sacarte la mano de la bragueta un momento… Lo que pasa es que le das más vueltas de las necesarias, según sea tu estatus actual, tu verdadera situación, o tus necesidades reales (que no tus gustos o deseos personales, muchas veces lo que te conviene no es lo que más deseas) a lo mejor te compensa dedicarle más tiempo y pensamiento a otras cosas que te podrían ayudar a mejorar tu situación, y a dedicarle más tiempo a las personas que te importan.

Uno de vosotros me preguntaba en un artículo anterior, cuáles serían los beneficios personales de la abstinencia sexual, una pregunta la mar de acertada porque tiene que ver directamente con esto. Según mi experiencia quiero introduciros el verdadero concepto de CASTIDAD. Y no, no pongas esa cara, que no te voy a dar una reprimenda de cura de pueblo, confía en mí por favor, aparta tus prejuicios y escucha atentamente porque esto te interesa:

CASTIDAD (según la fe católica): exclusividad en alma corazón y cuerpo hacia una persona. La gente se cree que la castidad simplemente es no hacer sexo, eso es una idea equivocada, errónea e ignorante. En caso del casado, la castidad quiere decir exclusividad y dedicación hacia su mujer y su familia. En caso del consagrado, implica exclusividad hacia la persona de Jesucristo, proyectada en el resto de las personas, lo que se traduce de forma concreta, en dedicar toda tu energía, pensamiento y esfuerzo como entrega a los demás. Ese es el verdadero concepto de castidad. ¿Por qué te cuento esto? Vamos a dejar el idioma católico, y hablemos en un lenguaje que todos entendamos:

LA ABSTENCIÓN SEXUAL NO SOLAMENTE ES FÍSICA, el pene está donde tiene que estar, pero la importancia que le damos al sexo está en nuestra cabeza. Una ABSTENCIÓN SEXUAL VOLUNTARIA LIBRE Y NO REPRESIVA (nadie habla aquí de renunciar al sexo, hablamos de darle su justa importancia) TE PERMITE DEDICAR PARTE DE TU ENERGÍA A MÁS COSAS, algo tan simple como eso. Uno se engancha a lo que quiere, pero la autoridad del pene la otorgamos nosotros al pene, no el mismo a nosotros. Todos tenemos una energía, una escala de valores, qué es importante para nosotros y qué es distracción. Conforme vamos creciendo y madurando, vamos conformando y cambiando según nuestro estado esta escala de prioridades. Durante la niñez y adolescencia estos valores se nos enseñan, se nos transmiten mediante la educación, pero llegada la madurez, SOMOS NOSOTROS QUIENES DECIDIMOS A QUÉ DEDICAMOS ESTA ENERGÍA Y ESTE ESFUERZO, QUÉ ES PRIORIDAD Y QUÉ PONER EN PRIMER LUGAR EN NUESTRA ESCALA DE VALORES: el trabajo, el sexo, la pareja, los amigos, el físico, la apariencia, el dinero, la familia... Por eso mismo, y viendo cómo está el patio masculino a día de hoy… Si el sexo ocupa en tu mente un 40% del tiempo (por poner un ejemplo) ese tiempo y ese pensamiento ya no lo dedicas a otra cosa que quizás fuese más útil para ti o para la gente que te importa. ES CUESTIÓN DE APRENDER A GESTIONAR NUESTROS PROPIOS RECURSOS PERSONALES, NUESTRO TIEMPO Y NUESTRO ESFUERZO EN LO QUE ES REALMENTE NECESARIO.

Para que lo entiendas mejor te voy a poner un ejemplo: Imagínate por un momento que acabas de terminar la carrera, tienes 24 años, a día de hoy, es difícil encontrar un trabajo decente bien remunerado… Eso es algo que muchas veces no depende de nosotros. Quizás vives todavía con tus padres, quizás no tienes novia y mucho tiempo para pensar. Dime en una situación así, cómo ordenarías tu escala de valores y prioridades… ¿Qué te rentaría más? Intentar mejorar tu situación económica, intentar independizarte, buscarte la vida… o ¿Apalancarte en casa de tus padres hasta los 30 años, salir casi a diario con el dinero de papá y mamá viviendo una eterna adolescencia hasta que la vida se soluciones sola?

La vida no se soluciona sola, si no eres tú quien mueve ficha. ¿En una situación así te compensaría estar agarrado a tu pene como a un salvavidas? Quizás en este caso, esto sería una evasión. Hay tiempo para todo… Pero me parecería ridículo ver a un hombre de 30 años que vive todavía con su padres, intentando follarse a chicas en el coche del que ni si quiera puede pagarse la gasolina. Quizás en una situación así, tendrías que priorizar el tener unos ingresos (aunque no fueran los que te mereces) y luchar por tu independencia. Dando este paso de madurez tendrías mucho ganado: primero para ti como persona y segundo… ¿Tú qué crees qué vende más? Si, me refiero ante las mujeres, esas que tanto te quitan el sueño: ¿Un adolescente de 30 años que le sigue pidiendo dinero a sus padres? o ¿Un hombre que ha podido independizarse… Aunque haya tenido que ser con un trabajo que no es su ideal y se apañe en piso compartido? Seamos realistas, no todos tenemos que ser brokers de bolsa… Hay que adaptarse a los tiempos que corren, pero quiero que entiendas que no se trata del ¿QUÉ TENGO QUÉ HACER PARA TENER MÁS SEXO? CÓMO VES, EN ESTE CASO SE TRATARÍA DE DAR UN PASO DE MADUREZ.

Vamos a poner otro ejemplo: Imagínate ahora que eres un divorciado, de treinta y tantos o que ya pasas los cuarenta. Se acaba de dar una ruptura en tu relación, esto nunca es plato de buen gusto. Lo peor de todo es que no estás acostumbrado a estar solo y tienes mono de compañía… Estarías dispuesto a engancharte a la primera falda que vieras pasar por tu lado y que te hiciera un poco de caso. La soledad es jodida, muy jodida y eso jamás lo negaré… Si no sabes aceptarte a ti mismo en soledad y necesitas una pareja para “ser quién eres”. Dime en una situación así, ¿qué crees que te compensa más ¿Aprender a vivir solo y disfrutar de esa situación? o ¿Engancharte a cada falda que se deje? ¿Y si te faltan las faldas…? No seamos pedantes, ni “cracks de la seducción”… En un momento así, primero hay que curarse de la dependencia que te puede haber creado una relación insana que al final ha terminado.

Hay que hacer más cosas que pensar en que ella vuelva (si la ruptura no ha sido deseada) o en follarse a todo lo que se mueva. Una vez que aprendas a disfrutar de tu tiempo, y de tu nueva situación, te gustes y sepas quererte más a ti mismo de cintura para arriba, se ve la vida de otra manera… Y otra consecuencia de esta aceptación, es que además resultarás mucho más atractivo y tu proyección será más autónoma e independiente… ¡Qué casualidad que a nuestras amadas evas les atraigan los hombres seguros e independientes! ¿Verdad? Y no los que se arrastran por un polvo. AQUÍ ESTARÍAMOS HABLANDO DE UN PROBLEMA DE ACEPTACIÓN Y DE CURAR UNA DEPENDENCIA… Y NO EN REFORZARLA.

Blanco y en botella macho, eres tú mismo el que tiene la clave en su propia escala de valores, a lo que quieres dedicarle el tiempo y tu energía. La energía y esfuerzo que gastes en un valor, o en una tarea, o el espacio que ocupa en tu mente… Ya no lo empleas en otra tarea, en otro objetivo o en algo que quizás si sea más necesario para ti. Eres tú quien elige esa escala. [parte I] [parte II]

Un fuerte abrazo.

Arcángel.
-
P.D. El sexo, o tu vida sexual no es un fin último, es la consecuencia de un estado.
Publicar un comentario en la entrada