ADÁN ANTE UN GOLPE INESPERADO

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelos: Enrique Perales

HISTORIA Nº1: Un lunes cualquiera vuelves al trabajo después de unas vacaciones, has estado fuera descansando unos días porque estabas frito ya... hacía dos meses por lo menos que no levantabas cabeza, solamente trabajo, mucho curro y poca pasta. Nada más llegar al trabajo, viene una de las supervisoras y te dice que vayas a ver al director. En cuanto entras al despacho, el director te da una carta con el finiquito... así sin más, te dice que recojas tus cosas y te da una excusa barata en cuanto a recorte de personal, que no hay motivo aparente y que simplemente te ha tocado a ti, que la decisión viene de arriba. Se te queda cara de tonto, han estado haciendo todo el papeleo del despido mientras estabas de vacaciones, te estaban esperando. Tranquilo, que ahora viene alguna putada que otra...

HISTORIA Nº2: Estás tan tranquilo porque acabas de llegar a casa, de repente te suena el teléfono y es tu chica. No soléis hablar hasta por la noche, es ya casi una rutina, por eso te extrañas un poco. Cuando le coges el teléfono está muy seca en palabras, te dice que está cerca de tu casa y que tenéis que hablar. Quedas con ella en un bar y cuando vas a darle un beso te quita la boca y te pone la cara, entonces dice “No... tenemos que hablar”. Te quedas a cuadros y temes lo peor, te sientas con ella y te dice que ya no quiere seguir con la relación, que lleva un tiempo viéndose con otra persona y que se ha enamorado. Te vienen mil pensamientos a la cabeza, mil preguntas... Y te das cuenta de que no puedes hacer absolutamente nada de nada para arreglarlo. Espera, que aún hay más...

HISTORIA Nº3: Has llegado a un acuerdo con tu ex-mujer, por el cual hay custodia compartida y manutención, la separación no es plato de buen gusto, pero parece que está siendo amistosa... Todo sea por los niños. Ya lleváis un mes con este acuerdo y parece que la cosa funciona. Un fin de semana vas a recoger a los niños para llevártelos al parque de atracciones, el que te toca. Pero cuando vas al domicilio familiar no están, tu ex-mujer te abre la puerta especialmente cariñosa y te dice que los hijos están con su abuela. Te quedas con la sonrisa torcida, no te huele bien, pero ella está muy sensual y te invita a pasar. Estáis metidos en la cama todo el día, lo estás flipando.. Parece que está haciendo realidad todos los deseos sexuales que has tenido acumulados en tu vida y matrimonio. No entiendes la situación, pero te limitas a disfrutarla, además la echabas mucho de menos.

Cuando te vas, os dais un beso apasionado... Y te dice: el martes te llamo y vienes a por los niños. En tu interior, sabes que hay algo que no encaja, que no entiendes... Esto no es normal. Bueno, llega el martes y estás esperando su llamada, pero lo que te llega, es una denuncia por malos tratos y amenazas hacia ella, en la que relata que cuando viniste a por los niños y no estaban, te pusiste como una bestia y amenazaste de muerte a tu ex-mujer. Su hermana además, figura como testigo en la declaración de que la has amenazado en presencia suya, mientras que su madre, alega que se quedó con los niños porque te tienen miedo y no desean estar contigo. Todo aderezado con una orden de alejamiento cautelar del domicilio familiar que sigues pagando, de tu ex-mujer y de tus hijos, hasta la fecha del juicio.

¿Qué te parecen todos estos panoramas? Pues que sepas que cada uno de ellos es un caso real. ¿Cómo debería actuar un hombre en cada caso? Ahí va una fórmula mágica de esas que te gustan tanto para no pensar y así afrontar cualquier situación: saber estar por encima de las situaciones. ¡Ala, ya está! Se acabó el artículo. ¡Qué fácil es hablar! ¿verdad? Lo cierto es que cuando tienes que resolver problemas de este tipo, a los que podemos llamar GOLPES INESPERADOS, ya que en realidad son problemas que no has causado, que no dependen de ti al menos en su totalidad, pero en los que te ves implicado a la fuerza, solamente te quedan dos caminos: vivirlo como víctima, o levantarte después del golpe. No nos engañemos, por poca sangre que tengas en las venas, estos golpes inesperados afectan, y más cuando caes en la cuenta de que no podías haber hecho nada para evitarlo, lo que también debería ser la razón de partida para libertarte de cualquier losa. Cuando hay algo que no depende de ti, no quieras luchar en contra, simplemente haz por arreglar la situación en lo que a ti te respecta: SE EGOÍSTA. Pero... Por dónde empezar:

Ahora vamos a ver por qué los cuatro pilares básicos de nuestro nuevo Adán: inteligencia, congruencia, autonomía y estatus, no son casuales:

INTELIGENCIA: Lo más seguro es que en cualquiera de estas situaciones, te dejaras llevar por la ira, la desilusión, el victimismo... Somos hombres de carne y hueso, para nada esperaría que el primer pensamiento que tuvieras fuera el de una paz interior incorruptible, pero debemos saber que quizás no podamos modificar la situación, si en cambio, la percepción de la misma. La inteligencia de Adán está basada en saber pensar en el largo plazo, y en el saber que siempre hay más caminos, más opciones y más alternativas. Insisto, no hay una fórmula mágica que te permita quedarte en ese trabajo del cual te han despedido, o hacer que tu ex-novia vuelva contigo, o que tu ex-mujer te la haya jugado de una forma tan sucia para quedarse con todo... Todas estas circunstancias por las que te has visto obligado a pasar, son realidades objetivas, están ahí y estarán presentes hasta que pongas tus medios para solucionarlas.

El largo plazo quiere decir que quizás en ese momento no puedas hacer nada, pero sabes que manteniendo la calma y el aplomo, es mucho más fácil poner una solución, o al menos el empezar a solucionarlo. En cuanto al trabajo, lo puedes tomar como algo no personal, en realidad no lo es... la solución se puede limitar simplemente a buscar otro trabajo, no hay que buscarle tres pies al gato. En el caso de tu ex-novia, piensa que siempre es mejor que haya pasado en ese momento y no tres años después, con casa e hijos de por medio... Ahora ves que en realidad no había más futuro con ella, vuelves a poder elegir de nuevo: la soledad, otra relación, otras mujeres, otras cosas que hacer. Caso difícil la jugada de tu ex-mujer, piensa que tus hijos merecen un padre, tienes que ser prudente, dejarte llevar por la ira solamente te va a dar problemas, y para poder recuperar tus derechos y a tus hijos vas a tener que visitar varios juzgados... Ella ha mentido, y sabes bien que antes se coge a un mentiroso que a un cojo, es una mera cuestión de tiempo, siempre podrás recurrir ante su falta de pruebas... por mucha jueza feminista que se te cruce por delante.

CONGRUENCIA: si no has sido congruente hasta este momento, no te lo reproches, no te va a servir de nada. ¿Es posible que hayas recibido estos golpes inesperados debido a una falta de congruencia? Puede ser, pero también puede ser que no. A partir de ahora es el momento de ser congruente, que tus acciones sean coherentes con tus objetivos, con tu pensamiento, con tus deseos, que todas tus acciones vayan en la misma dirección. Dedica tu tiempo a buscar otro trabajo y no te acomodes, cuando antes empieces antes terminas... No es el momento para mostrar pereza, no te puedes relajar, más en la situación por la que estamos pasando ahora mismo.

Con el tema de pareja, es el momento de poner en limpio tus opciones, qué es lo que quieres con una mujer, qué mujer es aquella que cumple tus requisitos... No te conformes con menos, ya sabes qué es lo que pasa cuando estás con una mujer que no comparte lo que quizás sea más importante para ti, en cuanto a valores y principios. Reclama tus derechos porque los tienes, no te conformes con esa situación de robo, si tus hijos son importantes para ti, se lo tienes que demostrar, tienes que ser fiel a esa idea y actuar en consecuencia, no agaches los hombros... Igual que antes, es cuestión de tiempo y de esfuerzo ¿el objetivo? Ser el padre de tus hijos, que ya lo eres y recuperar tus derechos y lo suyos, porque ellos tienen derecho a un padre.

AUTONOMÍA: Independientemente de todo lo que pueda haber pasado, sigues siendo dueño y señor de ti mismo, y tu poder sigue siendo el poder tomar decisiones. Puede ponerse todo en contra, pero en lo que a ti te afecta, eres el único dueño de tu situación personal, eres el único que puede decidir acerca de lo que piensas hacer. Es posible que te encuentres solo, pero desde luego no estás más acompañado que antes, ahora simplemente eres más consciente de ello. Si no pones los medio tú mismo, nadie más lo hará. En muchas ocasiones a lo largo de tu vida vas a estar solo, es más, estaría dispuesto a asegurar que es el estado natural del hombre: una mujer, una pareja o un amigo pueden aportarte muchas cosas, pero tú eres el único responsable de tu bienestar. Autónomo o independiente, a veces a la fuerza, a veces a elección propia, lo único que distingue estos dos casos, es que haya gente a tu alrededor... Todo eso puede cambiar, pero tu independencia es tuya y te pertenece, solo o en compañía. Nunca renuncies por ello ha tomar decisiones, nunca delegues en una mujer o en un amigo, o en un jefe, la responsabilidad para contigo mismo, ya que tú siempre estarás, quizás ellos no.

ESTATUS: Quiero recordarte que el estatus de un hombre no es el conjunto de sus posesiones, sino la habilidad que tiene un hombre para obtener bienes y servicios. En tu estatus están incluidos tus amigos, tus contactos... Tienes que empezar a moverte, si hasta este momento confiabas en la otra parte: en la empresa, en tu novia o en tu mujer, ahora sabes que conseguir aquello que necesitas depende única y exclusivamente de e ti, y que pocas cosas en la vida son gratis. Vas a tener que negociar, vas a tener que hacer entrevistas, vas a tener que recurrir a gente... No te de vergüenza pedir ayuda, si lo necesitas, pedir ayuda es un acto inteligente. Es un buen momento para probar la calidad verdadera de tus amistades, ensanchar tu círculo social, o quitarte gente de en medio que no te interesa, o que solamente está contigo por interés. Puede ser el mejor momento para hacer limpieza y hacer contactos de forma inteligente, quién es capaz de corresponderte tal y como tú te mereces, la gente que realmente está cuando tiene que estar.

Para terminar te diré que ante un golpe inesperado, un cambio que no esperas, un imprevisto, es donde realmente se va a probar tu calidad como hombre. Ser un hombre auténtico no es solamente tener pene, implica tomar decisiones, implica reaccionar, implica ser coherente con aquello que quieres... En situaciones como las descritas, cosas que le pueden pasar a cualquiera de nosotros en un momento dado ¿seríamos capaces de reaccionar con inteligencia, congruencia, autonomía y estatus? No deberíamos esperar a un momento tal para optar por estos pilares vitales, sino empezar a aplicarlos desde ahora mismo en lo cotidiano. Lo difícil no es reaccionar, sino reaccionar bien. En este modelo tenemos una buena ayuda, cuatro pilares que realmente pueden hacer que tu vida sea la que tú quieras que sea, tenlo en cuenta.
Publicar un comentario en la entrada