MI PAREJA SE HA QUEDADO EN PARO - MSN Mujer

Los despidos pueden llegar en cualquier momento pero ¿puede sobrevivir vuestro amor cuando uno de los dos está en la cola del paro? No entiendo por qué me ha tenido que pasar a mí. Pensé que ya había superado la fase de hombres sin trabajo y hombres con problemas económicos. Sus gastos incontrolados acabaron con mi matrimonio y el paro de larga duración desencadenó la ruptura con el novio que tuve tras el divorcio. Y, después de eso, encontré al hombre que cumplía todos los requisitos de mi lista (sí, hice una lista).

No sólo tenía trabajo sino que, además, llevaba en la misma empresa desde hacía 12 años. Y no sólo había ido a la universidad sino que tenía un doctorado. Todo el mundo sabía que este hombre tendría un buen trabajo hasta que se jubilara. ¡Y ahora era mi novio! Se habían acabado los tíos con trabajo basura. ¡Se acabó! Y entonces pasó. "Despedido" me dijo. ¡Despedido! Mi primer pensamiento (bueno, en realidad, el primero, el segundo y el tercero) fue egoísta. Tengo que admitir que mientras le animaba diciendo "Todo se arreglará", estaba pensando, ¿Por qué me tiene que pasar esto a mí? A mí. Ya sé que no está bien pero eso es lo que pasó. La culpa podría ser de mi propia situación económica como madre soltera intentando subsistir como freelance o por lo que sea, que no encajo bien los problemas, que no soy una buena novia?

Durante los meses siguientes, los despidos inesperados, que una vez fueron el problema de unos cuantos desafortunados, se convirtieron en una epidemia. Las noticias hablaban de cantidad de gente que tenía un buen trabajo y una buena formación que se habían visto, sorprendentemente, en la cola del paro. Por si le sucede esto a tu pareja te damos unos cuantos consejos para sobrevivir e incluso prosperar (como nos pasó a nosotros) como pareja:

1. Si se trata de una relación que está empezando, puede que sea el momento de dar un paso más o de dejarlo. ¿Estás dispuesto a pasar con esta persona esta etapa difícil? Si contestas con sinceridad os puede ahorrar a los dos mucho sufrimiento. Si la respuesta es ?sí? recuérdate a ti mismo las próximas semanas (incluso meses, con la situación económica actual) que te comprometiste. Pregúntate ¿qué haría tu pareja si invirtierais los papeles y fueras tú quien estuviera en el paro?

2. Prepárate para estar junto a tu pareja cuando tenga la sensación de que ha sufrido una gran pérdida. Pero no te olvides de tus propias necesidades. Si él te dedica menos atenciones debido a su pérdida y su situación de transición, asegúrate de cuidarte tú misma. Practica actividades que te gusten y tendrás más fuerzas para poder ayudar emocionalmente a tu pareja.

3. Que no te cojan desprevenida los sentimientos de pérdida, ira o tristeza. Aunque no lo sientas tanto como él, su despido también supone una pérdida para ti. Todas las pérdidas producen tristeza, así que ten compasión contigo misma mientras dure la transición.

4. Busca un sitio en el que puedas ventilar tus miedos fuera de la relación. No esperes que tu pareja recientemente despedida te ayude con tus miedos en este momento. Hablar sin parar acerca de lo mal que está la situación puede acabar con la confianza que necesita tu pareja para salir y encontrar un buen trabajo. Echa mano de un amigo, un familiar o un especialista que te pueda escuchar durante una hora y te pueda dar la ayuda que necesitas para poder ser optimista.

5. Pero no hagas como si no te afectara (a no ser que así sea, y entonces deberías dejar de leer esto ahora mismo y dedicarte a releer las obras del Dalai Lama) ya que si lo haces puede abrirse un abismo entre vosotros. Está bien tener sentimientos inaceptables, siempre y cuando te hagas responsable de ellos. Cuando mi novio perdió su trabajo, yo me esforcé para mantener en secreto la idea de ¿por qué me tiene que pasar a mí? Al final, le conté que eso era lo que sentía, pero le dije que me avergonzaba de pensarlo. Él se sintió aliviado al escuchar mi confesión; se había dado cuenta de que algo iba mal y pensaba que era algo mucho peor.

6. Ofrece tu ayuda, pero deja que la otra persona tenga la satisfacción de resolver sus propios problemas. Tengo que reconocer que una parte de mí se quería hacer cargo de la búsqueda de empleo de mi novio, y reconozco que le envié unas cuantas ofertas que encontré en Internet, pero aprendí que es mucho mejor para los dos que yo me ocupe de mis problemas y deje que él se encargue de los suyos. Si crees que puedes aportar buenas ideas podrías decir ¿Quieres que hagamos una lluvia de ideas acerca de esto o prefieres solucionarlo tú solo? Si responde que no, podrías dedicar el tiempo que te sobra a actualizar tu propio curriculum.

7. Aprende a disfrutar de los pequeños placeres. Si tu pareja y tú estáis acostumbrados a salir a cenar y a ir al cine todos los viernes, puede que necesitéis adaptaros a la nueva situación y que tengáis que buscar formas más sencillas y baratas de estar juntos. Seré anticuada pero los últimos meses me lo he pasado en grande jugando al Monopoly los viernes por la noche y pasando por el parque los domingos. Nunca se sabe: puede que gastar menos y superar juntos una situación difícil haga que vuestra relación sea aún más estrecha.

Deja un comentario en el artículo original
Publicar un comentario en la entrada