UN SOLTERO DE ORO... ¡SI SEÑOR!

Fotógrafo: Chema Pascual
Modelo: Enrique Perales

No sabes el gusto que da entrar en tu casa después de un día muy jodido de trabajo, quitarte la corbata, encenderte un cigarro, cogerte una cerveza del frigorífico y pillar las noticias justo cuando están dando los deportes… Sin que nadie vaya detrás de ti nada más entrar para que hagas tal o cual. Esta es una de las ventajas de ser soltero, haberte independizado y vivir en un piso a solas o compartido. Se puede decir que es una de las mejores partes de la vida de todo soltero de oro. ¡Por que si chaval! No se sí te has enterado, pero ¡ERES EL PUTO AMO!, un soltero de oro, independiente, libre de cargas, trabajador, con un espacio propio o alquilado… ¿pequeño? ¿cuchitril? ¿piso compartido? Puede que lo sea, pero es tuyo, tu territorio, tu reino, tu cueva… Así que si no tienes novia, no sigas quejándote como un capullo, ni comprando libros de “técnicas para ligar” del todo a 100 a precio de gasolinera, ni babeando a las tías cuando salgas los sábados, ni dándole la chapa a tus amigos con que el próximo sábado tal “habrá más suerte”, ni suspirando por las esquinas, ni más pecados no escritos y que todos sabemos, o sea… PAGAR POR SEXO.

Vale con que sientas que tienes mucho que dar, vale con que tienes ganas de novia, o valga con que hace seis meses que no follas y te están empezando a salir apéndices en el pene en búsqueda de hembras aptas para la procreación… Lo primero de todo, tienes mucho que dar, pero al primero al que has de dar es a ti mismo, y dejar de perseguir como un perro faldero aquello que te falta. ¿TE HAS PLANTEADO DISFRUTAR DE ESTA SITUACIÓN? Mira macho, un hombre joven en este plan, es un caramelito con poquito que se lo crea y que aprenda a disfrutar esta bendita soledad, que ya echarás en falta cuando estés pagando hipoteca y financiando el aparato de los dientes del niño.

¿Sabes por qué hace seis meses que no estás en la cama con una mujer? Y quien dice seis meses, dice tres, dice un año o dice… Pues eso, que estás apunto de recuperar la virginidad. Pues desde hace X tiempo no hay mujeres en tu cama, porque no te aguantas ni tú mismo, porque no te gustas y porque NO SABES DISFRUTAR DE TU SITUACIÓN. Sobre todo por esta última. Todo empieza en tu mente, y después de en tu mente en tu casa y viceversa. Te voy a dar un poquito más de caña para que espabiles:

Abre tu frigorífico y dime qué ves, y no me digas que solamente tienes cerveza… El horno… ¡Ese gran desconocido! ¿Tienes la casa limpia? ¿acaso en tu habitación las sábanas se distinguen entre toda la ropa que lleva días allí y que no recoges? ¿has hecho la cama antes de salir de casa? ¿Tienes el baño ordenado y limpio? ¿tienes costras de grasa en la cocina de la pizza que te comiste el sábado con tus amigos y que todavía no has limpiado? Ya no te pregunto por el armario, por poner un ambientador, incienso, música que no suene a toda pastilla, plancharte las camisas, dedicarle el domingo a la limpieza de tus escasos metros cuadrados que pagas mensualmente, y tus especialidades en la cocina, porque ya entonces… Igual te entran ganas de pegarte un tiro.

¡Ponte ya joder! Eso no te lo dice ningún manual de seducción, porque ni si quiera es material de la misma. No hay que ser un gurú, solamente hay que quererse un poquito como persona. Es tu base como persona, llevar una vida mínimamente digna, y ya cuando la lleves y no tengas pelusas en las esquinas a las que ya les hayas puesto nombre, empieza a pensar en florituras y en convertir tus escasos metros cuadrados en la prolongación de la mansión Hefner. ¡ERES UN PUTO SOLTERO DE ORO Y NO LO ESTÁS APROVECHANDO! Vive para ti un poco anda… Y deja de hacer las cosas para que todo el mundo lo vea y para gustarles a ellas.

Te aseguro que la actitud que coges cuando entras en tu casa y ves que lo tienes todo limpio y a tu manera, es reconfortante 100%. Ni vas a salir igual, ni vas a entrar igual. En tu casa tú eres el rey y eso de ser “un marujo” da sus satisfacciones en abundancia. No tienes ni que ser un experto cocinero, ni un experto follador especializado en sexo tántrico, ni dominar la PNL a niveles insospechados… Tienes que quererte un poco y hacer más cosas por ti. ¿Sabes que somos por dentro? Somos huesos, músculos y tripas, nada más… En eso somos todos iguales, así que si bien por dentro… Bien por fuera. Pues igual eres tú con tu casa, es tu reflejo: es una imagen extrapolada de ti mismo, tú eres imagen de tu casa y tu casa lo es de ti, y cada parte es capaz de influir en la otra parte. En tu casa es donde empieza tu logística, es donde has de campar a tus anchas, donde has de sentirte cómodo, donde te de gusto vivir aunque como ya hayamos dicho sea un pequeño cuchitril.

Tú eliges entre un pequeño y sucio cuchitril… O un pequeño y brillante estudio de soltero, en el que de gusto entrar y atrapar a la mujer con la que quieras estar, pero no por esa mujer… ¡POR TI! No tienes que tener la Mansión Hefner, te lo aseguro, doy fe… Cuánto más pequeño, más fácil de limpiar.
Publicar un comentario en la entrada