RESPONSABILIDAD CERO FEMENINA

Hoy vamos a tocar carne, porque ya iba siendo hora de que expusiera de una forma más seria el tema de la RESPONSABILIDAD CERO FEMENINA. Supongo que este artículo, es de los que hacen que si eres hombre conforme vayas leyendo vayas asintiendo con la cabeza, y si eres mujer vayas poniendo caras de desacuerdo conforme avanzas en la lectura. Pero como aquí nunca hemos buscado lo políticamente correcto, sino lo real, lo cotidiano y lo que se vive en primera persona, vamos a empezar a dar detalles.

¿Por qué crees que las mujeres buscan a hombres seguros de si mismos, responsables y con liderazgo? Sean como ellas sean, esta marca de liderazgo en un hombre, marca una amplia diferencia con el resto de hombres que quizás no compartan a un alto nivel esta cualidad, la de saber tomar las riendas de una situación, crear movimiento, marcar una iniciativa, tomar una decisión y ejecutarla. Podemos identificar perfectamente el liderazgo masculino, con uno de los famosos interruptores de atracción, eso no es ninguna novedad. Si destripamos un poco más este interruptor de atracción femenino, podemos entender a qué me refiero con RESPONSABILIDAD CERO.

Te lo resumo en línea y media: LA MUJER NO ES RESPONSABLE, O NO SE SIENTE RESPONSABLE DE LO QUE SIENTE, HACE O PIENSA EN PAREJA, DELEGANDO TODA LA RESPONSABILIDAD DE TOMA DE DECISIONES, ACTUACIÓN Y RESPUESTA EN EL HOMBRE… Que si, que si, que funciona… esta es una de estas pautas de comportamiento con las que si se puede generalizar, y para ello simplemente has de ser partícipe en una discusión de pareja.

Según el puzzle de necesidades femeninas, entendemos que para ella lo importante es tener cubiertas la mayoría de sus necesidades en un mismo plano, y para ello justifica su comportamiento de cualquier forma, en función de obtener aquello que le falte, sea lícito o ilícito, en su conciencia la limitación “juego sucio” no existe. De ahí que sean auténticas maestras en el chantaje emocional, en transmitir el sentimiento de culpa y en la manipulación sexual. Otra caracterísitica de esta RESPONSABILIDAD CERO, es que ella no tolera que le calques el comportamiento o que invadas su rol pasivo, es la ley del embudo. Entre ellas esta pasividad es natural y tolerable, es lo normal; pero sienten un profundo rechazo cuando ven a un hombre pasivo o descubren que su pareja no es capaz de responsabilizarse de la situación. No quiero que lo tomes como algo racional, intencionado o consciente, simplemente es instintivo, es natural... Ella "ya tiene bastante con emocionarse", administrar, querer a sus hijos en el caso que los haya y una larga ristra de tópicos.

Su percepción pasiva de la realidad hace que ella busque un liderazgo natural en un hombre, y en el momento en el que no lo encuentra, o se le plantea un problema a resolver delega de inmediato en el varón cualquier responsabilidad por su parte. Un buen ejemplo de esto, se da habitualmente en los matrimonios con hijos, cuando hay una discusión con el niño por medio, porque el susodicho ha hecho alguna trastada gorda. En esos momentos, el hijo de ambos pasa a ser “Tu hijo”, en plan “Tu hijo ha hecho tal cosa”... ¿Te suena? Es una forma muy sutil de omitir responsabilidades y de descargar en ti todo el peso. De ahí que ella siempre justifique y valide su comportamiento, en función de lo que desea, en función de lo que le falta, porque para ella es lícito.

La responsabilidad en pareja, es algo que no se le puede pedir una mujer, simplemente eso, te guste o no. No le puedes pedir a ella que tire del carro estando contigo porque para eso estás tú. Ahora ya sabes el por qué buscan a un hombre con liderazgo y que tenga capacidad de resolución y manejar situaciones. Cuando ellas se encuentran ante un hombre que no sabe asumir ese rol de líder, y ella se ve en la situación de tener que aportar ese liderazgo que falta, puede pensar algo parecido a “¿Es que tengo que hacerlo yo todo?”. Puede ser tanto por carencia en sus necesidades referentes a rasgos de amante o de proveedor, en especial de este último, en el que la responsabilidad de pareja está más marcada, por tener que aportar estabilidad, confort y seguridad. En el caso de un hombre que adolezca de cualidades de amante, su reproche puede venir más del lado de echar en falta a un hombre que sepa estar en su sitio.

Una consecuencia para ella, de dar con un hombre sin liderazgo, es la FRUSTRACIÓN, ya que le imposibilita en mayor o menor medida el poder cubrir su puzzle de necesidades, por el mero hecho de ser ella quien tenga que asumir este rol de líder, le hace “perder el tiempo” o bien renunciar a sus prioridades como mujer… Sean estas las que fueren. Te conviene saberlo, tanto en la seducción, como en la pareja, como en la simple convivencia hombre-mujer, hay alguien que ha de tirar del carro, alguien responsable, alguien que de soluciones en un determinado momento y una parte activa. Si quieres que todo vaya lo mejor posible, pon de tu parte, sé responsable, haz lo posible por hacerla partícipe teniéndola en cuenta, porque una relación siempre es cosa de dos, pero nunca delegues tus roles, NUNCA PIDAS PERMISO PARA HACER ALGO DE LO QUE ESTÉS CONVENCIDO, NI CEDAS TU LIDERAZGO NATURAL o lo que solamente puedas hacer tú. No se le pueden pedir peras al olmo.
-
Este comportamiento de RESPONSABILIDAD CERO VIENE MARCADO EN PAREJA, quizás lo debiera de expresar con más énfasis. Obviamente si la mujer no está emparejada, no tiene marido, novio, amante, amigo, etc. hace valer su criterio, y es ella misma quien toma las riendas, ya que está sola, es ella la única responsable de su destino, aunque siempre tienden a responsabilizar a quien esté más cerca, al medio, a la familia o al lucero del alba… Les guste o no les guste oírlo. Para ella lo más importante de todo es tener la conciencia tranquila, sentirse justificada y libre de cargas, por eso mismo echan el peso hacia fuera… Y querido amigo, para eso estamos los Adanes, alguien tiene que dar la solución y llevar la carga de la situación.
-
Una mujer de carácter, líder e independiente, no necesita colgarse de ningún hombre para cumplir sus objetivos, en realidad, ninguna mujer necesita colgarse de ninguno para conseguirlos, pero en pareja y por más SEX IN THE CITY que pongan en canal Cosmopolitan, en pareja cambia el chip. Este comportamiento viene mucho más marcado en las mujeres de fuerte carácter y lideres solamente cuando está en pareja ¡ojo!… ¿Contrariedad? Si hemos dicho que una mujer con carácter fuerte y personalidad sabe perfectamente sacarse las castañas del fuego. Contrariedad ninguna, fíjate que una mujer líder y de fuerte personalidad, es también EXIGENTE, y esta es la palabra: EXIGENCIA. Una mujer muy mujer, quiere a un hombre muy hombre (valga la redundancia). O sea que aunque ella sea fuerte, independiente y realmente autosuficiente, le va a pedir a su pareja que asuma sus roles. Una mujer con carácter se aburre de darle órdenes a su pareja, es más le va a resultar mucho más atractivo un hombre que sepa ponerse en su sitio y que la sepa llevar, por muy fuerte que ella sea le gusta sentirse mujer.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada