ADICTAS AL CIBERSEXO

Me hace mucha gracia escribir este artículo, porque aquí también hay una graciosa igualdad entre hombres y mujeres, por eso he decidido ponerlo al final, así de paso os podréis deleitar con alguna de las respuestas dadas por mujeres, que por cierto, no vais a ver en persona en la vida. Si hay algo que tiene el cibersexo, es que de contacto real… ¡nada chaval! A lo mejor te desahoga una mala noche de sábado con alguna chica con Webcam, pero poco más. La verdad es que el cibersexo… ¡OJO! NO CONFUNDÁIS CIBERSEXO CON CIBER-LIGUE porque no es lo mismo… Yo lo llamaría pasatiempo o mata aburrimientos. En fin, una cosa más para la lista, pero nunca orientada a encuentros reales.

Me ha sorprendido que esta búsqueda tenga cada vez más auge entre las mujeres, los resultados más favorables se encuentran sobre todo entre los 18-20 años y alguna madura entre 38-40 años también le va el rollo. Las edades comprendidas entremedias, o no dan respuesta, o no lo reconocen, o no aceptan entrar en este juego según los casos que tengo recogidos. Las estadísticas de respuestas favorables que tengo, son aproximadamente 1 ó 2 por cada 20 perfiles consultados para las edades que os expongo en el artículo… Por eso os digo que la cosa está “en auge”. Para mi, una invitación a cibersexo en plan exhibicionista y directa que tenga esta respuesta favorable en una de cada veinte, me parece alta.

Las chicas que no entran en el juego normalmente ni responden, pero otras respetuosamente dan las “No, Gracias” y se despiden educadamente, otras insultan y amenazan de muerte… Aunque también hay algunas que empiezan diciendo que no, pero entran al trapo y al poco rato también en el juego del cibersexo (estas últimas las menos). Algunas de las respuestas de las chicas que entran en el juego desde el primer momento, con las que te puedas encontrar son del estilo:

¿Eres tú el de la foto?
Vaya… No está pero que nada, nada mal…
Pues si… ¿Por qué no? ¿Qué me tienes que enseñar?
Me encantaría, esto está muy aburrido
mmmmmmhhhh…
Y algunas tantas en las que dicen que les encantaría “verte la po…”

Quedan por supuesto excluidas de este recuento las Webcams profesionales de pago vía sms, las prostitutas que se anuncian constantemente en páginas de contactos y el spam comercial en referencia a otros chats, otras páginas de contactos, webs de contenido pornográfico y perfiles falsos, que también abundan.

Lo cierto es que si pones una foto agresiva en tu perfil, solamente una… ¡ojo! Y con agresiva me refiero a llevar unas gafas de sol, a levantar el dedo corazón, a poner “cara de malo”, a una pose agresiva, chupa de cuero… en ese plan. Si acompañas esta foto con un reportaje protegido, aunque no contenga nada, el experimento me dice que al menos una vez en cada sesión te vas a encontrar al menos con una chica que te pide la contraseña para entrar.

Si lo que buscas es Carne de cibersexo, ya sabes lo que vas a encontrar: un ratito, mucho “mmmmmhhh…” y desde luego indirectamente un “hasta nunca”, ya que se acabó todo el misterio y la novedad.

Buenas pajillas y un abrazo.

Arcángel.
-
Publicar un comentario en la entrada