PAUTAS PARA QUE FUNCIONE UNA RELACION I, por EL DUQUE

PRIMERA ENTREGA: En el mundo de las relaciones, como en todo o que concierne al ser humano, no existen fórmulas magistrales ni recetas secretas de alquimia que hagan que aquello funcione. Es tal la complejidad de las personas en si mismas que pensar en “mágicas recetas o fórmulas matemáticas para explicar su comportamiento sería cuando menos osado y atrevido. Ahora bien; es cierto que hay determinadas pautas que se repiten con cierta frecuencia en esas parejas que duran toda la vida.

HAZ EL AMOR CADA DÍA


Me imagino que muchos habrán empezado ya a dar saltos de alegría, otros a pedir explicaciones a la parienta y otros han ido en busca de viagra…Pues no, no me refiero a eso. Hay parejas que parecen estar hechas para los grandes momentos de pasión y desenfreno. Nacen y crecen en el romanticismo de un viaje por el caribe, cenas románticas, sonatas a la luz de la Luna…el problema es que muchas de esas parejas no soportan el día a día. No aguantan la monotonía. No aguantan ir al super, o hacer la limpieza semanal y notan gran hastío si se pasan dos horas leyendo en el sofá. Esas parejas no saben ver en cada momento del día la ocasión para vivir el amor, para hacer el amor, para ver con regocijo como comparten su vida con el ser amado y como es tremendamente satisfactorio compartir esos pequeños actos mundanos y anodinos. Hay que saber amar en silencio, saber aburrirse juntos…eso es lo difícil amigo…

PRACTICA LA COMUNICACIÓN

Comunicarse siempre resulta clave para poder guiar el timón de la relación. Dentro de esta comunicación genérica y con mayúsculas debemos distinguir distintas formas y clases de comunicación que resultan singularmente relevantes. Podemos hablar de la comunicación emocional; la comunicación empática y la que podríamos denominar comunicación estratégica.

La comunicación emocional es tremendamente relevante pues nos “conecta” emocionalmente” con nuestra pareja. Se basa en algo tan fácil o difícil como abrir nuestra caja de Pandora emotiva compartiendo nuestros sentimientos, aspiraciones y deseos. La mujer, a diferencia del hombre tiene una gran tendencia a esta clase de comunicación. Si uno observa a dos amigas hablando rara vez harán hincapié en el como solucionar un problema concreto, si no que hablarán más bien de cómo se sienten ante ese problema. Buscan “descargar” su emoción y ser escuchadas. El hombre tiende más a buscar soluciones concretas a problemas concretos. Que tu jefe te ha ninguneado, pues ¡hazle más la pelota! diría un colega.
--

Es relevante hacer con cierta periodicidad esta clase de strip tease emotivo y veremos como se produce una conexión profunda con la pareja. Neuronalmente llegaremos a sentirnos interconectados. Ligada a esta clase de comunicación emotiva esta la necesaria comunicación empática que supone el ponernos en los zapatos del otro. ¡ojo! Ponerse en el lugar del otro, no jugar a ”como me sentiría yo en esa situación…”Es un error, ella no eres tú. Ella es tímida y tú extrovertido, ella insegura y tú autosuficiente…. El problema de la comunicación empática es que no siempre es verbal y no siempre se verbaliza. Debemos tratar de ser empáticos incluso sin que nos digan algo, adelantarnos a los acontecimientos y anticipar marcos. Cuando si que hablemos tener la molestia de escuchar de verdad y escuchar de forma abierta y siempre desde el enfoque del otro.

El último punto supone la comunicación estratégica. Al igual que en el mundo empresarial la pareja debe comportarse en muchos caso como una S.A., tener un plan de futuro mediato e inmediato y hablarlo. Hablar de planes concretos a realizar tanto desde el punto de vista meramente material (hacer la compra, ir o no al cine, invertir en otra casa) como del emocional(consolidar la relación, tener hijos…). En este punto añadiría que el liderazgo e iniciativa de esas reuniones debe llevarlas el hombre. Hablarlo todo, negociarlo todo sin imposiciones pero ser el chico el que tome las iniciativas.

Un abrazo.

--
El Duque.

DE HEROES Y HEROINAS, por STEEL


Cuando miro hacia atrás y recuerdo mi niñez, veo a mi abuelo que había combatido en el Norte de África contándonos a mis primos y a mi, las historias de los soldados que combatieron a sus órdenes, la valentía, el arrojo, el espíritu de sacrificio y en muchos casos la desesperación que los llevaban acometer gestas en las que generalmente perdieron la vida, pero en palabras de mi abuelo se ganaron el reconocimiento y el recuerdo en sus respectivas compañías. Una vez le pregunté, Abuelo ¿No había cobardes en su regimiento? Mi abuelo muy serio me respondió, “ Ni la historia, ni nosotros debemos recordar a los que se deshonraron a ellos mismo y a sus compañeros”.

En un tiempo en el que lo único que importaba era cumplir una palabra dada, el honor no tenía precio. Hoy en día no hay honor ni deshonor, todo se reduce a dinero, y a ser lo bastante listo para que no te pillen haciendo una tropelía. Ojo que por tropelía no me refiero a robar, malversar etc. Pero si me refiero a mentir, “escurrir el bulto”, echar la culpa a otro, a no ser totalmente honesto ni sincero con los demás.

Estamos en un mundo en el que se nos empuja al éxito o lo que es lo mismo, al dinero. Si al dinero ya sea en forma de cuenta corriente en el banco o con la apariencia de una casa cara, un coche caro, ropa cara, restaurantes caros, y por supuesto “una mujer cara”, si vemos a un hombre con todo esto pensamos, “ que suerte tiene”. Sin embargo, la mayoría de las veces no es más que un pobre diablo. La idea del “honor” y de la “deshonra” de nuestros abuelos ha desaparecido junto con la idea del sacrificio personal para conseguir las cosas. Hoy en día, deshonra es no poder conseguir un coche más grande que tu vecino o amigo. Deshonra es no poder llevara a tu novia a un restaurante caro, o no llevar a tus hijos al mejor colegio de Madrid.

En definitiva, lo peor que te puede pasar es no tener dinero, la forma en que lo consigas no tiene importancia, y una temporada en prisión por haberte convertido en “amigo de lo ajeno” no tiene la menor importancia… ¡Total al salir serás rico!. Cuando se habla de alguien en según que estratos sociales, se le valora por el trabajo, la casa, las influencias, y por las fiestas que da en su casa, pero ya no se valora a la gente por su capacidad de mantener su palabra, su lealtad, su honestidad, ni por ninguna de esas cualidades por las que se le hubiera aceptado en la sociedad de principios y mediados del siglo XX.

Es muy fácil caer en la trampa que nos tiende la sociedad. Los niños hasta los tres años no saben mentir, aprenden de otros niños o de los adultos y hacerlo según los psicólogos y neurólogos es signo de inteligencia. ¿Curioso verdad? Implica un grado de madurez y de astucia para intentar librarse de castigos, lo que no dicen es que los monos tienen la misma habilidad, en particular los chimpancés aprenden a engañar a sus congéneres a una edad más temprana que lo hacemos los humanos. La forma mas sencilla de conseguir algunas cosas es precisamente mentir.

Por ejemplo, quieres ligar y está claro que cuando te has mostrado como realmente eres no te has comido una rosca, y descubres que mostrándote de otra forma a las chicas les gustas más, así que te muestras de una forma que poco o nada tiene realmente que ver con como eres. En la oficina las cosas no van bien, tienes el trabajo atrasado y en lugar de asumir que has tenido problemas o que no has podido hacerlo, finges que eres el mejor y el más trabajador y delante de tu jefe le echas la culpa a los de informática, a tus compañeros, o al Espíritu Santo, a cualquiera menos a ti. Llegas tarde, en lugar de asumir que te entretuviste demasiado, le echas la culpa al trafico, a las obras o al alcalde.

En definitiva, estamos aprendiendo a echar la culpa de todo a cualquiera a no asumir nuestros fallos, a pensar que lo importante no es hacer bien las cosas o ser honesto, sino que lo importante es conseguir lo que queremos a costa de cualquier cosa… Estamos aprendiendo muy deprisa, porque es lo que se lleva en esta sociedad en la que vivimos, en la que las nuevas generaciones no saben lo que es el sacrificio, la dignidad, la honra, la hombría, la palabra dada. Donde las nuevas generaciones nacen con la frase “tengo derecho” perfectamente aprendida y con un desconocimiento total de lo que significa “sacrificarse para conseguir algo o pagar un precio por algo".

Cada vez que veo los cuadros de Goya recién restaurados de “La carga de los Mamelucos” y “ Los fusilamientos del 3 de mayo”, se me pone los pelos de punta. Me puedo imaginar a esa gente del pueblo luchando a sabiendas de que el precio que van a pagar no es sólo su vida, es la pobreza para su familia, la miseria para sus hijos, pero dispuestos a todo por no sufrir una humillación, por no tener que agachar la cabeza delante un invasor, muriendo por que sus mujeres pudieran ir por la calle sin que los franceses las molestaran, por que sus hijos pudieran crecer sintiéndose orgullosos de ser españoles. En ese tiempo no importaba la posición social, ni el hambre que se pasara, ni el dinero que se tuviera, solo importaba la dignidad, si se era pobre había que llevarlo con dignidad, cualquier trabajo era digno si se hacia bien, si eras rico pero no lo habías conseguido dignamente eras un paria social.
--
Los héroes del dos de mayo, se lanzaron a la calle obligados por la situación, el condicionamiento social y sus propias convicciones. Esta gente sabía lo que era el sacrificio y que para conseguir algo hay que saber pagar, el precio de su dignidad fue su vida. Hoy en día esto es impensable. Aún hoy en día, después de haber visto hasta la saciedad el cuadro de “Los fusilamientos del tres de mayo” la figura del hombre con la camisa blanca, afrontando la muerte con valor y dignidad, mirando a los ojos a sus verdugos y abriendo los brazos como retando a los franceses, no ya como en la jornada anterior había hecho enfrentándose a los fusiles y a las bayonetas con una pequeña navaja o unas tijeras, sino con la valentía del que afronta la muerte con la conciencia limpia de haber hecho lo que debía.

Nadie hoy en día se puede imaginar a una Agustina de Aragón, combatiendo en las murallas de Zaragoza, ocupando el lugar de su marido muerto, e intentando suplir la falta de hombres en una sociedad donde la mujer solo era concebida como esposa y madre. En la sociedad actual una hipotética Agustina de Aragón, se enrollaría con el general francés para seguir viviendo a cuerpo de rey.

Hoy en día los héroes son anónimos y se les suele calificar de tontos, son los que por no renunciar a sus convicciones dimiten de un puesto de trabajo donde gana una fortuna por no despedir a uno de los hombres de su equipo de más de cincuenta años, para meter en su puesto al sobrino de su jefe. O el aparejador que prefiere no robar en el cemento, aunque no tenga para comprarse una casa nueva, o el vendedor que no cambiará de coche o no saldrá todos los fines de semana, pero prefiere eso a engañar en las ventas.

Héroes son también las madres que les inculcan a sus hijos los principios de no mentir, de afrontar sus errores, asumir su fallos, que les enseñan que hay que sufrir y sacrificarse para conseguir las cosas, que tener no es derecho sino el resultado del esfuerzo, y les enseñan todo esto aún a sabiendas de que sus hijos serán raros en un mundo de falsedad y mentira. Los héroes actuales son pocos y anónimos, pero los hay sin distinción de clases sociales, religiones, ni sexo. En cuanto a las heroínas, han sido sustituidas por la cocaína, y otras drogas de diseño, en los gustos de las nuevas generaciones.

Nosotros decidimos en que mundo queremos vivir, y con nuestros actos nos encaminamos a él.


Steel

EL HOMBRE CONSORTE

Imagen cedida por Ana Vanesa
--
De la época de los Reyes Católicos, viene un dicho que reza “Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando”. Para los que no os acordéis, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos, se casaron para unir los dos reinos y unificar todo el territorio. De los dos, la que más poder tenía por el tamaño de su reino era Isabel, por eso mismo, esta unión de reinos pasó a llamarse la Corona de Castilla, ya que Castilla era más grande que Aragón.

La famosa cita de “Tanto monta, monta tanto…” surgió para compensar la imagen de Fernando de Aragón, rey consorte, frente al pueblo, de forma que se limpiara su imagen de “hombre débil” por tener menos poder y peso político que su esposa Isabel La Católica. Realmente quien mandaba políticamente y quien tomaba las decisiones importantes era ella.

Para nada es extraño que una mujer a día de hoy elija como pareja a largo plazo a un HOMBRE CONSORTE, en contra de lo que podríamos pensar, siempre hablando del hombre alfa, poniéndolo siempre por las nubes y como sumun de modelo masculino. ¿Por qué una mujer puede decantarse por un consorte? Simplemente porque puede controlarlo, llevando ella la voz cantante de la relación y de esta forma seguir siendo quien tome las decisiones importantes.

El HOMBRE CONSORTE en la relación de pareja permanece siempre en segundo plano, accede con más o menos resistencia a las peticiones de su mujer, permite que ella tome siempre las decisiones importantes etc. Un claro ejemplo de hombre consorte fue Sir Denis Thatcher, satirizado como el marido sumiso de la Dama de Hierro, quien cultivó la imagen más taciturna que pudiera llegar a tener el acompañante de una mujer con tal alta investidura como lo fue la Primera Ministra británica. No obstante, los conocedores distinguen a Sir Thatcher como “el más importante puntal de una de las mujeres más influyentes del mundo”, pese a mantenerse siempre en un mesurado segundo plano.

No se trata de un hombre betaizado, ya que éste ha ido poco a modelándose a la imagen y semejanza de lo que su pareja desea. Un HOMBRE CONSORTE tiene un carácter beta desde origen, para expresarlo mejor: es conformista, dócil, obediente y de carácter pasivo. Este tipo de hombre encaja mejor con una mujer de carácter dominante, independiente, no sumisa, etc. Podemos afirmar que a una mujer que no pretenda renunciar en momento alguno a su independencia, libertad, autonomía en momento alguno de su vida, le conviene estar con un HOMBRE CONSORTE.

Es más que probable, que una mujer independiente se sienta atraída de igual forma por un hombre con iniciativa, autosuficiente, con medios, capacidad de solucionar problemas, etc. Pero si esta independencia y libertad individual es absolutamente prioritaria para ella, preferirá optar por un hombre más cómodo de llevar, que la apoye desde un segundo plano y que de alguna manera le de el confort que ella necesita.

Este tipo de hombre, es resultado de la evolución de los roles, ahora que la mujer no quiere renunciar a tomar sus propias decisiones, su libertad y su trabajo y que cada vez tiene menos voluntad de ceder o sacrificar parcelas personales para invertir en una relación. Prefiere un hombre que pueda seguir su calendario para una relación a largo plazo. La cuestión y la pregunta que lanzo al aire es si este HOMBRE CONSORTE es realmente una evolución o retroceso. ¿Compensa esta inversión de roles para la mejora en la calidad de vida de las parejas y su duración?

Supongo que habrás podido deducir, que la atracción a estos niveles es testimonial o anecdótica. Y que es lo que pasa cuando desaparece la atracción… ¿Se puede respetar o te puede atraer alguien a quien puedes “controlar” o “manejar”? Francamente creo que no.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

MIEDO AL MIEDO, por EL DUQUE


¿Cuántas cosas hacemos por, a causa, por culpa, o influenciados por miedo? ¿En cuántas decisiones vitales ha sido el miedo nuestra guía y brújula?... Ya contesto yo, seguro que demasiadas y no sólo en el terreno de las relaciones de pareja.

Miedo al fracaso, a que nuestro orgullo resulte herido, miedo a resultar heridos, miedo a hacer el ridículo o a resultar inapropiados, miedo a perder un status en el que nos hemos acomodado, miedo a la incertidumbre, miedo a la soledad y mi favorito: EL MIEDO AL MIEDO.

Hace apenas dos años yo convivía con la que era mi novia. Habíamos tenido un Noviazgo Express y liándonos la manta a la cabeza, habíamos empezado a convivir. Desde el principio se vio que no estábamos hechos el uno para el otro. Cada uno teníamos una forma de ver el mundo y chocábamos de forma continua. Poco a poco el amor que indudablemente existía, se fue desgastando y llego un momento en que estábamos atrapados en aquella situación.

Yo era consciente de que no la amaba pero había un abismo que se cernía en torno a mi. Tenía miedo. Miedo a la soledad, pues me había “acostumbrado” a su presencia al otro lado de la cama; miedo a arrepentirme poco después al descubrir en mi sentimientos ocultos por espesas capas de rencor; miedo a la abstinencia sexual, pues a fin de cuentas me había acostumbrado a tener relaciones periódicas y eso no siempre esta garantizado en la vida de soltero, miedo a hacer daño a alguien a quién había dejado de amar pero que a fin de cuentas quería…MIEDO.

Estaba en un callejón sin salida así que recurrí a una amiga psicóloga que pronto me hizo ver la luz…¿Qué harías si no tuvieses miedo?,¿Cómo actuarías si te dijese que en un breve espacio de tiempo conocerás a alguien maravilloso?...Y lo hice. Volví a vivir solo, y volví a la maldición de los bares de copas ya la del cajón sin su ropa. Volví a sentirme solo ,por que negarlo. Volví a tener días bajos, a llenar esos pedazos de soledad con chicas anónimas que entraban y salían de mi vida ,hasta que encontré de nuevo el amor y volví a ser feliz!.

La situación, contada en primera persona, trata del miedo y de cómo ese miedo nos atenaza y nos condiciona. Yo me enfrente a ese miedo pero estuve realmente cerca de dejarle ganar la batalla.

En nuestra vida son muchas las ocasiones en que nos enfrentamos a decisiones difíciles. Algunas más transcendentes y otra menos. -

Recuerdo el pavor que tenía la primera vez que “abordé” (que expresión más bélica y poco acertada) a un grupo de amigas. Las piernas me temblaban y me daba pánico resultar inadecuado, rechazado, hasta agredido por un novio que apareciese de improvisto… Con el tiempo te das cuenta de que aunque te rechacen mil veces no pasa nada, que el resultar inadecuado o descalibrado no resulta relevante, que hacer el ridículo no es tan espantoso…te das cuenta que no pasa nada. Al igual que en temas más transcendentes te das cuenta de que acabas rehaciéndote y te vuelves a enamorar, que las cosas acaban saliendo y que, sobre todo, la vida tiene una gran tendencia a ayudar a los valientes.

Pero, sobre todas las cosas lo que es más relevante es despejar de cada ecuación vital el miedo. Una decisión basada en el miedo es una decisión errónea. Esta demostrado que hasta las decisiones hechas con el “Corazón” son buenas decisiones, al menos en potencia. Nuestro sistema neuronal nos ha dotado de una amígdala para “sentir” e incluir lo que sentimos en nuestras decisiones. Pero no debemos confundir lo que sentimos con esos miedos que ancestrales que atenazan nuestro ser y nos impiden avanzar. Son miedos que se basan en fantasmas en "si ocurriera…", en hipótesis irreales que no se han dado, en generalizaciones sin sentido, en valorar la peor de las opciones…

Como ya he dicho la vida premia a los valientes. Ahí están los ejemplos de los Bill Gates de turno o los March (los de la banca, no los del camarote). Empresarios que arriesgaron incluso el patrimonio que aún no tenían. Despejemos esos miedos y actuemos como si no lo tuviésemos…seamos valientes y osados. Sobre todo valientes para perseguir aquello que deseamos en la vida.

Un abrazo.

El Duque.

SU CEPILLO DE DIENTES EN EL BAÑO

Es algo bonito, tener un cepillo de dientes en tu cuarto de baño preparado para cuando ella viene a visitarte y se queda a dormir. Así cuando ella no está y te levantas por la mañana para ir a trabajar lo ves, anclando en ti los buenos momentos que habéis pasado ese mismo fin de semana, no se empieza el día de igual manera. Se supone que quiere decir que hay algo importante, pero os voy a explicar por qué no lo volvería a hacer nunca más a menos de que haya matrimonio por medio y solo haya un cuarto de baño.

He comprobado en primera persona, con el paso del tiempo que aferrarse a estas cosas es bonito… Si, insito, muy bonito pero muy improductivo. Es posible que te ilusiones más de la cuenta y después te cueste desligarte emocionalmente de todos estos rastros si hay algo que sale mal. Creo que la clave de esto, tiene que ser que todo lo que te vincule a ella emocionalmente sean solo vuestras dos personas.

Lo hablaba el otro día con una amiga a la que quiero mucho, ella ha visto como parejas conocidas han empezado muy bien, y en cuanto han comenzado a establecer vínculos materiales (hipoteca, casa, matrimonio legal, etc.) el desarreglo de esa situación había comenzado a darse poco a poco. Lo ideal sería que las parejas estuvieran unidas en sí y por si mismas, puesto que cuando empiezan a vincularse de forma material en algún sentido, se empieza a actuar en función de la obligación, de lo que se da por hecho, o de lo que está sobre el papel. Se puede llegar a olvidar cual es el verdadero motivo de la unión.

Mientras las cosas vayan bien, todos estos detalles como puedan ser regalos, recuerdos de viajes juntos, fotografías, ropa que dejes en su casa o ella en la tuya, etc. Te van a dar buena sensación, aportándote buenas vibraciones. Somos personas de carne y hueso y necesitamos muestras concretas de amor, afecto y compromiso para sentirnos más queridos, pero también hay un refrán que dice “Cuando el sabio señala la luna, solo el necio se queda mirando al dedo”.

Hace poco he podido ver de cerca una situación algo parecida, con cepillo de dientes de por medio. Una vez que ha habido desacuerdo entre ambas partes, el cepillo de dientes de una de las dos partes ha desaparecido casi de forma instantánea. Hay personas a las que les cuesta menos desarraigarse a estas cosas, porque saben apreciar su libertad de forma correcta y no les gusta perder el tiempo, recordando rastros o evocando sentimientos que ya no les van a volver a alimentar. Obviamente un vínculo como un cepillo de dientes en tu cuarto de baño no es comparable a unos hijos en común, siendo este último un vínculo realmente verdadero, puesto que ha supuesto un compromiso de acuerdo que ha implicado a las dos partes “por igual”. Los hijos son un vínculo auténtico y en función de ellos, los padres pueden llegar a hacer cosas que jamás harían por y para ellos mismos.

Algo imprescindible para que funcione bien una pareja, es que desde un primer momento, la unión por ambas partes sea libre y gratuita, que esté fundamentada en vínculos afectivos y emocionales, no basadas en motivos “prácticos” o para ganar o mantener un estatus. Aunque sabiendo esto y viendo los casos de compañeros con pareja que comparten sus experiencias conmigo, uno va perdiendo poco a poco el idealismo. La cuestión es que para que las dos personas sigan siendo completamente libres de estar juntas, es que cada uno siga teniendo su propio espacio.

Con ello no solo me refiero a libertad personal, me estoy refiriendo a un espacio físico concreto… Para ella una torre de un castillo, y para él una cueva donde pueda descansar y refugiarse cuando le apetezca. No quiero imponer tampoco el estilo de vida LAT, pero así pueden conseguirse uniones verdaderas y consolidadas durante mucho más tiempo que ciertos matrimonios enamorados. El amor esta claro que es un vínculo importante, la raíz de todo esto, pero a su vez es provisional y caduco. Por esto mismo conforme va avanzando la relación se va perdiendo esa intensidad en el idealismo y pasión que en un origen habitó en la pareja, para ir dejando poco a poco paso a los vínculos más materiales, reflejo de estatus y no caducos. Estos últimos: casa, coche, chalet, familia, hijos, etc.

¿Qué sería lo ideal? ¿Cómo conseguir la relación de pareja por la que merezca la pena invertir tiempo y esfuerzo? Llegando al equilibrio entre lo ideal y lo material. Lo cierto es que este equilibrio es muy teórico, puesto que conforme va avanzando la relación en el tiempo, las prioridades van cambiando y se mira mucho más por el estatus, que por la raíz de la relación. -


Me viene a la mente la típica imagen parodiable de un matrimonio en una cama enorme, la cual solo utilizan para dormir desde hace tiempo, hablan un poco antes de irse a dormir mientras cada uno lee algo distinto, sin ni siquiera mirarse a la cara. Hablan de los niños y de que debería de hacerle arreglos a la casa. Él está gordo y descuidado, ella se va a dormir con la cara llena de potingues y la faja de cuello alto. Por la mañana se despiertan y ni se miran, ni beso de buenos días, ni desayuno en la cama… Se meten a la vez en el baño, mientras una se ducha, el otro está sentado en el WC leyendo el Marca.

Después de desayunar, se cepillan los dientes frente al espejo, se miran de reojo, pero no se dicen nada. El padre se lleva a los dos hijos al colegio y ella se va a su trabajo. No se verán hasta las 20:00H de la tarde de ese día para repetir el ciclo, ni el la llamará a la hora de comer para decirle que la quiere, ni ella esa noche tendrá ganas de sexo por “estar cansada”. La única constante en la relación serán los hijos y la hipoteca.

Las cosas han llegado a tal punto, que el espacio personal ya no es tan personal, todo está tan sumamente compartido, que no se hace distinción entre lo tuyo y lo mío, sin novedad, sin intimidad ni misterio, nada queda ya por descubrir. Esta sensación apareció cuando compartir el cuarto de baño y la misma cama, comenzó a ser algo cotidiano y dejó de ser algo excepcional. Ahora ver su cepillo de dientes en el baño no despierta ya emoción alguna.

Es importante que cada uno tenga su espacio en casa si se vive en pareja, incluso estaría a favor de que en cada casa donde viviera una pareja, cada miembro tuviera un cuarto de baño para él solo (por pedir… ¡que no quede! Escuchar las tripas de tu pareja no es romántico), o su propia habitación (¡alaaaaaaaa!)… Y que la habitación de matrimonio, fuese un cobijo en el que solo se pudiera entrar a disfrutar, con una cama enorme y una decoración que inspirara erotismo y sensualidad (para dormir ya estarían el resto de habitaciones).

Quizás de esta forma, manteniendo el espacio vital, la intimidad y el deseo, fuésemos más felices y las relaciones duraran mucho más, aunque la solución propuesta es idealista… Merecería la pena ¿verdad?.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

LA SEÑO, MI MODELO IDEAL DE MUJER

Nos es algo de ahora, lo cierto es que siempre me han atraído las mujeres mayores que yo. De alguna forma para que me atraiga una mujer me tiene que parecer un reto, en especial si sé a ciencia cierta que me aventaja en vivencias, experiencias, estatus y edad. No se trata ni del físico, ni del color del pelo, ni del color de ojos, del acento o aspectos superficiales, quizás el único aspecto superficial en el que me pueda fijar es en que tenga los rasgos marcados. Unos rasgos faciales marcados indican una fuerte personalidad y experiencia. En cierto modo si no me siento intimidado por una mujer, es difícil que me atraiga.

El término SEÑO, lo he adoptado de forma cariñosa, refiriéndome a toda aquella mujer que al igual que llamaba a mi profesora en el colegio, tiene algo que enseñarme, algo que aportarme, algo en lo que me aventaja… Creo que es esta sensación la que me seduce, el saber que ella sabe más que yo.

SEÑO es aquella mujer madura, que ya estando soltera, casada, divorciada o separada, con hijos o sin ellos tiene una personalidad marcadamente fuerte. Es además independiente, no se deja gobernar, le gusta tener la voz cantante en sus relaciones, siendo la única forma de llegar hasta ella exhibiendo transparentemente lo que hay. Lo bueno de estas mujeres que me vuelve loco es, que no se puede fingir con ellas, ni aparentar, que cuando tú vas… Ella ha vuelto tres veces, con lo cual, el teatro vale de muy poco. Se trata de una mujer inteligente, que en ningún momento quiere depender de su hombre y que es capaz de satisfacer tus deseos sin necesidad que abras la boca. Cuando la miras te pregunta “¿Qué…?” a sabiendas que no puedes apartar la mirada de ella.

Lo cierto es que ante una mujer así me cuesta horrores quedarme sentado, en estos casos siempre encuentro alguna excusa válida y circunstancial para acercarme, sencillamente porque me atraen… No hay otra explicación, para estos casos ni siquiera me planteo la duda porque no sé cuando será la siguiente vez que vuelva a verla, por eso mismo, salga bien o salga mal tengo que ir. Feminidad, clase, elegancia y saber estar por encima de lo que se ve a simple vista, parece que es mucho pedir ¿verdad? ¡Pues existen mujeres así!

Cogiendo estereotipos televisivos de mujeres que me atraen, y para que me entendáis, he querido proponer a tres mujeres modelo que para mi sencillamente son el no va más. Probablemente alguna vez los que me conozcáis, me hayáis oído decir “Donde se ponga una SEÑO, una mujer de verdad, que se quiten todas las demás”. Las tres biografías que es escogido son las siguientes y os aseguro que entre ellas no hay una sola "rubia tonta":

CATHERINE DENEUVE


Catherine Deneuve (París, 22 de octubre de 1943), actriz francesa. El primer director con el que trabajó fue Roger Vadim en El vicio y la virtud, aunque su primer gran éxito vino con la película de 1963 Los paraguas de Cherburgo.

Ha trabajado con Roman Polanski, Camus, Luis Buñuel, Hugo Santiago o François Truffaut entre otros.

Catherine Deneuve es embajadora de buena voluntad de la UNESCO. Tiene de 2 hijos: Christian Vadim (nacido en 1963) con el director Roger Vadim, y Chiara Mastroianni (nacida en 1972) de la relación que la actriz mantuvo con Marcello Mastroianni durante 4 años. Catherine Deneuve sólo se ha casado una vez, con el fotógrafo británico David Bailey, matrimonio que fue de 1965 a 1972. Era hermana de la también actriz Francoise Dorleac, tristemente fallecida en accidente de coche en el año 1967. Ella fue la que puso a Catherine Deneuve con cineastas como Polanski y Buñuel. Trabajaron juntas en "las señoritas de rochefort", siendo esta su ultima película.

SHARON STONE

Nacida el 10 de marzo de 1958, es una actriz y productora estadounidense. Desde que protagonizó junto a Michael Douglas en 1992 la película dirigida por Paul Verhoeven Basic Instinct (Instinto Básico), ocupa un lugar de privilegio en la industria cinematográfica de Hollywood, además de estar considerada una de las actrices más bellas y atractivas del cine.

Se especializó en la interpretación de personajes de seductora más o menos ingenua o perversa, pero el papel que más notoriedad le dio fue el realizado en Basic Instinct de Paul Verhoeven en 1992, traducida en España como Instinto Básico. Un personaje lleno de sexualidad y matices que la convirtió en una de las mujeres más deseadas de Hollywood, además de permitirle ocupar un lugar más que privilegiado en el cine mundial. La famosa escena del cruce de piernas durante el interrogatorio en la comisaría pasó desde el primer momento a la historia del cine más reciente.

Después de ese éxito le siguieron varios filmes comerciales con tintes sexuales como El especialista junto a Sylvester Stallone, cinta que causó polémica por las explícitas escenas sexuales con Stallone. Por la intensidad de las escenas la prensa ligó románticamente a sus protagonistas, cosa que ella negó.

A pesar de algunos fracasos, Sharon Stone ha retenido su popularidad gracias a calculadas apariciones en Catwoman y Bobby, su participación en campañas publicitarias de cosméticos y su apoyo a causas benéficas.

Casada tres veces, en 2003 por desavenencias, puso un pleito por divorcio a su tercer marido Phil Bronstein, editor del San Francisco Chronicle. A pesar de su fama y prestigio, Sharon Stone mantiene con bastante discreción (dentro de lo que cabe) su vida personal. Últimamente han sido públicas las fiestas y las galas solidarias que organiza en Hollywood con compañeros suyos como George Clooney y también ha seguido participando en anuncios publicitarios.

MARG HELGENBERGER


Mary Margaret Helgenberger, nacida en Fremont, Arkansas (EE.UU.) el 16 de noviembre, 1958. Actriz dramática cuya prominencia ha ido en aumento. Ha trabajado en cine y TV. Se graduó en drama en Northwestern University, un buscador de talentos la reclutó allí para la telenovela Ryan`s Hope (1975) en la que trabaja durante cuatro años.

En 1984, conoce a Alan Rosenberg, actor invitado en Ryan's Hope. Se reencuentran en 1986 iniciando una relación, se casan en 1989. El 21 de octubre de 1990 nace Hugh Howard Rosenberg, nombrado así en honor del padre de Marg, Hugh Helgenberger.

Durante los años 90 Helgenberger realiza numerosos papeles en películas para la televisión y como estrella invitada en series de televisión. Ganó un premio Emmy por su representación de una prostituta que servía a los soldados durante la guerra de Vietnam, en la serie China Beach (1988). También apareció en 5 episodios en la exitosa serie de televisión Urgencias (1994) junto a George Clooney.

Su mayor salto a la fama en cine es por su papel como víctima de la mayor contaminación química conocida en USA, en la popular película Erin Brockovich (2000), junto a Julia Roberts.

Helgenberger se es más conocida por su papel de investigadora en CSI: Crime Scene Investigation (2000). Compartió en 2005 el premio Screen Actors Guild por el desempeño excepcional en conjunto para una serie dramática.

Helgenberger es la hija de una sobreviviente del cáncer de mama y es muy activa en el soporte para la investigación de este tipo de cáncer.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

UTILIZAR EL EGO PARA… ¿SEDUCIR A UNA MUJER 10?

Imagen cedida por Loreta
--
¡Ya se le ha vuelto a ir la pinza a Arcángel! Está visto que la edad no perdona ¿verdad? Desde luego que sí, no tengo más que darme un paseo introspectivo por mi conducta y emociones para darme cuenta de ello. El ego, el maldito ego… ¡Niñato rabioso y caprichoso que no para de berrear hasta que le hacen caso! Lo difícil de este tema es que está demasiado a mano, demasiado cerca como para no sentirse tentando de pretender ser el centro del universo. Hablaré primero del ego y después acerca de alguna aplicación sobre como valernos del ego negativo de los demás en provecho propio.

Mi abuela me decía cuando era pequeño: “Del orgullo no se come” y ciertamente lo he podido comprobar con el paso de los años. El ego existe y como parte de nosotros mismo hemos de aceptarlo, guste o no, ya que forma parte de nuestra realidad subjetiva. Normalmente se manifiesta ante una falta de atención o de reconocimiento y busca siempre quedarse por encima de la situación sin sentirse partícipe de la misma.

¿Por qué a veces le da por salir a molestar a este niñato malcriado que hay en nuestro interior? Normalmente pasa cuando la imagen que tienes de tí mismo, no coincide con la respuesta que esperas obtener de los demás, o necesitas por recompensa el reconocimiento ajeno. Es como comprobar la diferencia entre el nivel real y el subjetivo y ver que no se llega a donde uno espera llegar. Puedes creer que eres el mejor, que eres indispensable, que te han de consultar todo, que te tengan en cuenta al fin y al cabo… La verdad es que la vida avanza y continúa estés o no estés en escena.

Ninguna persona es indispensable, pero nos gusta pensar que sí, porque de alguna forma esto nos distingue y nos hace exclusivo a la forma de ser de cada uno. Insisto, digo que nos gusta pensarlo, nos gusta sentirnos únicos e irrepetibles (tal y como dicen muchos testimonios y predicaciones católicas que más de una vez he impartido), porque de alguna forma esto nos hace sentirnos más queridos.

La realidad es que la raíz de este sentimiento es una profunda carencia de afecto, de apreciación y de autoestima. Ya que no obtienes la respuesta que esperas de los demás en cuanto a reconocimiento, la buscas o la inventas dentro de ti mismo… Por supuesto, hay que quererse a uno mismo, pero no hasta el punto de considerarse mejor que los demás. ¿Por qué digo esto? Pues porque precisamente cada uno somos únicos e irrepetibles, cada uno tenemos nuestros atributos, cualidades, gracias, virtudes y defectos y ahí mismo está la gracia del asunto.

¿Por qué necesito sentirme mejor que alguien? Está claro, porque no me quiero a mi mismo y necesito compararme y sentir que soy mejor que los demás en una faceta concreta para cobrar identidad. La cuestión es que si no sé mirar lo positivo que hay en mí, difícilmente sabré ver lo bueno que hay en los demás y estaré siempre criticando como barrera de protección o justificación para mí mismo.

Sentirse mejor que alguien en algo es buscar validación, digan lo que te digan, todo se resume al final en una búsqueda de validación que te dé el la valoración que necesitas para seguir. ¿Me creo el mejor? O mejor dicho… ¿Necesito sentirme el mejor en comparación con alguien? Con esta conducta, lo que se refleja es que en vez de querer realizarme haciendo lo que me pueda hacer feliz, quiero llegar a realizarme para los demás, no para crecer yo… Si no para que los demás “lo vean”. Como me diría mi abuela “esto no te da de comer”.

Es algo así como cuando terminas un curso y te dan un diploma. ¿Acaso si no te dan ese diploma o ese reconocimiento no has aprendido nada? Los conocimientos son los mismos, pero el diploma es un reconocimiento, un justificante que demuestra que has estado alli, en ningún momento demostrará que lo sabes, o que eres experto, simplemente que aprobaste el curso en esa única ocasión.

Incluso aunque de cara a la galería todos me vieran o te vieran como el mejor… Realmente ¿De qué sirve? Esto me recuerda a cuando era pequeño y en el equipo de fútbol del colegio, nos la medíamos con una regla a ver quien la tenía más grande… “Vale, OK, la tienes más grande …¿Y…?” ¿Acaso esto te vuelve mejor persona? ¿acaso esto me garantiza que sea un experto en sexo, relaciones, seducción, etc.? No, simplemente me dice que “la tengo grande” y nada más, que tengo una página que le interesa a un público, ya sea por afinidad de pensamiento, por estilo de escribir, por mi forma de entender las relaciones y nada más.

¿Que hay gente mejor que yo seduciendo o llevando relaciones? Desde luego que sí, y seguro que más de uno ni siquiera habrá oído hablar de La Comunidad, ni oirá en su vida hablar de ella… Ni falta que le hará. Creo que esto es lo primero que debemos asumir para mejorar y crecer, que siempre habrá alguien que sepa más que tú y que lo hace mejor que tú ¿Por qué? Porque si se diera el caso de que realmente te creyeras el mejor en lo tuyo, dejarías de aprender por no verte necesitado y te relajarías pensando en que nadie puede superarte. Podrás decirme, “competir conmigo mismo…”. Suena bonito pero no es realista, cuando alcanzamos una meta, tendemos por naturaleza a acomodarnos en ella.

Un ego saludable, es aquel que sabe estar callado, que no hace que te muestres reactivo ante una posible falta de reconocimiento o estatus, es aquél que no depende de la validación de los demás, ni de lo grande o pequeña que la tengas…
--
Imagen cedida por Loreta
--
¿Sabéis por qué las mujeres 10 son más “fáciles” de seducir? Te aseguro que si sabes por donde “atacar” una mujer más normal, corriente o del montón, te puede dar mucha más batalla y barreras que una mujer 10. ¿Por qué? Ella no necesita tanta validación ajena como una mujer 10. Quiero también aclarar que con fácil no quiero decir “guarra” por si alguna mujer 10 me está leyendo. Con fácil quiero decir que se puede aplicar un mismo esquema de Juego, entrando siempre por el mismo sitio: su ego. Una mujer 10 tiene o mejor dicho, suele tener el ego tan grande como su hermosura y atractivo.

Para mantener este ego bien alimentado, hay que darle de comer a diario con la validación ajena. Cuanto mayor es su ego, mayores son sus necesidades de validación por parte de los demás. Nunca confundáis el ego con la autoestima, ésta es saber quererse a uno mismo. Allí donde la ves inalcanzable, una mujer 10 tiene unas necesidades de validación ajena enormes y para conseguirla y mantener su “depósito lleno”, es capaz de no diré de “todo”, pero si de “casi todo”. Sin perder la educación ni la corrección y sin que te tiemble la voz (una mujer 10 impone y mucho… ¡para qué negarlo!) juega a poner en entredicho la base de su poder e influencia, negándole la validación que ella da por asumida, no le rías las gracias y trátala como si hablaras con un amigo. Obviamente para esto has de echarle narices e intentarlo. Quien te diga que es imposible que ligues con una mujer 10, siendo como eres, es porque en su vida él no lo ha intentado por miedo y está protegiendo su ego, evitando que tú lo intentes y le puedas “superar”.

Lo bueno es que cuanto mayor es el ego, más frágil se vuelve y más fácil es “pinchar el globo”. Conozco gente muy orgullosa entre amigos y directivos, personas con un ego como un camión de grande. ¿Sabéis que es lo único que tengo que hacer para obtener algo de una persona así? Simplemente darle y privarle de atención, dejándole ver en forma indirecta (evitando la confrontación, aprendamos de ellas para esto) con supuestos y ejemplos teóricos, que podrá perder prestigio si no realiza una determinada acción. Obviamente si queremos evitar confrontación, nunca ha de ser una petición directa, más bien un “lo que podría perder un tipo como tú, si no tomase la decisión acertada”. Suena a mafioso dicho así, pero es el marco mental adecuado para obtener algo de una persona con un ego aplastante.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

COMPORTAMIENTO REFLEJO FEMENINO

Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Creo recordar que alguna vez he mencionado que las respuestas, reacciones y comportamiento que ellas tienen con nosotros a un nivel básico de comunicación son reflejo a modo de espejo de nuestro propio comportamiento, carencias y atributos. Creo que merece la pena profundizar en este tema, porque así podremos ver hasta que punto somos responsables de lo bien o lo mal que nos vaya en nuestras relaciones.

Para empezar a comprender, lo primero es asumir y aceptar que la naturaleza de la mujer es pasiva, pudiendo afirmar que actúa en función de lo que recibe a nivel emocional. Podemos comparar sus respuestas como reflejo de nuestro estado, no de nuestras acciones directas o palabras, insisto, REFLEJO DE NUESTRO ESTADO.

Un buen ejemplo que ilustra esto bien puede ser un ABORDAJE EN FRÍO, acercarnos a hablar con una mujer a la que no conocemos de nada y de la cual no tenemos experiencia previa alguna. Muchos hemos creído durante casi toda nuestra vida que el éxito en un caso similar al de abordar dependería de lo que le dijéramos, de ser original, de destacar sobre el resto, de ofrecer una palabra mágica para que ella reaccione… Lo que es una absoluta mentira.

Cuando te acercas a una mujer para comunicarte con ella, aparte de las palabras que salgan de tu boca, lo realmente importante es TU ESTADO INTERNO. Si te acercas a ella con miedo o inseguridad, ella lo reflejará respondiendo acorde con ello, respondiendo con el mismo miedo o con intolerancia, incertidumbre o simplemente ignorándote, ya que detecta que “te pasa algo”. A diferencia de nosotros ellas saben leer este estado simplemente con mirarnos a la cara, escuchar nuestra voz, nuestra postura, nuestros gestos, lenguaje corporal, etc. Mucho más importante que el contenido o significado de las palabras que le estemos ofreciendo en ese momento. Recordemos que habla todo el cuerpo, no solo la boca. De igual forma si te acercas con familiaridad, confianza, seguridad, es muy difícil que te encuentres con una reacción o respuesta desfavorable a la hora de comunicarte con ella.

Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Un adjetivo que me gusta emplear para la mujer es INCONFORMISTA y aquí puede estar la clave, entendiendo que siempre actúa en función de conseguir aquello que le falta para sentirse completa. Lo que me interesa sobre todo en cuanto a esto es su COMPORTAMIENTO REFLEJO EN PAREJA, yendo más allá que una simple respuesta en una conversación o discusión.

¿Cómo puedo saber que es lo que va a demandar mi pareja? ¿Por qué se comporta de esa manera conmigo? Es fácil, pero nada intuitivo. Lo primero que demandará por tu parte, es precisamente aquello que te falta a ti y por ende, a ella, quedando su comportamiento alineado con esta necesidad, con el fin de colmar esa carencia y estar y sentirse completa. Con esto quiero decir, que es probable que te reclame o que se comporte de forma que llegues a pensar, que sabe qué es exactamente donde te duele… En realidad te está diciendo: Aquí es donde flaqueas, esto es lo que me falta a mí, esto es lo que quiero. Desde luego ella no se lo plantea de esta forma tan lineal y tan lógica, pero lo vamos a ver desde sus respuestas emocionales. Vamos a ver más ejemplos que he tenido la oportunidad de vivir muy de cerca y en primera persona.

Ante una clara muestra de dependencia emocional como podría ser la pérdida de la paz interior en su ausencia, el intentar estar contactando continuamente, el saber que está haciendo en cada momento o mostrar abiertamente una debilidad para que ella responda, llamar muy a menudo (como por ejemplo respondería favorablemente tu madre, que estaría encantada con todo lo anterior para que te acercaras a ella), su reacción en el medio-largo plazo es intolerante hacia ese comportamiento. Quiero decir, su respuesta sería esquiva, no solidaria con tu situación, probablemente reclamara más libertad para sí porque se agobiaría y dejaría de preocuparse por tí por costumbre. Por decirlo de alguna forma, estaría devolviéndote tu propio comportamiento, más que amortiguarlo o moderarlo.
Imagen cedida por Mónica Suárez
--
Ante un malestar, un enfado justificado o no justificado, un malentendido, la respuesta en el corto plazo es un reclamo similar al que tú le puedes estar haciendo, o bien una justificación de su conducta haciéndote ver tu carencia, o un mal estar contiguo al tuyo que no tiene porqué tener una raíz real. Cuando le muestras este malestar buscando alivio, vas a encontrar todo menos ese alivio tan ansiado en ella. Ella te lo devolverá para solidarizarse contigo si ella no es la responsable de ese malestar, empatizando contigo. Si es partícipe o causante de ese enfado o malestar, se justificará haciéndote ver que tu carencia es lo que provoca su malestar, o te devolverá un malestar similar para no mostrar responsabilidad alguna.

En los aspectos positivos, mientras tu comportamiento sea templado, positivo y equilibrado, ella te devolverá este mismo comportamiento positivo. Para expresarlo mejor: SI TU COMPORTAMIENTO ES POSITIVO Y EQUILIBRADO, Y LE HACES VER QUE LAS COSAS VAN BIEN, ELLA ACTUARÁ EN CONSONANCIA Y HARÁ QUE LAS COSAS SIGAN YENDO BIEN. De todo lo anterior, la importancia del liderazgo por la parte masculina de la pareja, puesto que su naturaleza le marca seguir al líder. Si hay ausencia de autoridad o liderazgo por tu parte, en el medio-largo plazo comprobarás que te devuelve esta falta haciéndote ver tu falta de iniciativa. Si ella tiene que asumir en algún momento el rol de líder por omisión tuya, el siguiente paso es la pérdida del respeto por ti.

Si tú te respetas a ti mismo, que es lo más importante, ella te devolverá este mismo respeto. Si te impone un ARO O TEST DE CONGRUENCIA, en el que renuncias por un instante a este respeto por tí mismo (por ejemplo haciendo algo que vaya en contra de tu voluntad por agradarla o para obtener algo de ella), ella en el medio-largo plazo te devolverá esta falta de respeto como un espejo, ya que tú has sido el primero en aceptarla contigo mismo.

Podemos decir de alguna manera, que recogeremos los frutos que previamente hayamos sembrado. Con todo esto, podemos ver que la verdadera clave está primero en conocerse mejor uno mismo, para saber cuál será el comportamiento de nuestra pareja respecto a nosotros en el largo plazo.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

EMOCIONES LATENTES

Imagen cedida por Monikiki

Hacía meses que no sabías nada de ella, ambos vivís bastante lejos y un encuentro entre ambos puede ser de todo menos casual. Vives una situación de "soltero de oro", sin tener que darle una sola explicación a nadie mientras que ella, ya lleva una vida en pareja, está felizmente casada desde hace tiempo y está bastantre centrada en su dinámica diaria.

La cuestión es que después de comparar estas dos realidades tan distintas, quieres seguir viéndola de vez en cuando, sabes bien que es verdaderamente difícil poder sacar algo de esta relación de amistad, pero "por debajo del mantel" puede cortarse la atracción con cuchillo. Sus gestos, su feminidad, su delicadeza, su forma de rizarse el pelo con el dedo cuando habláis y su sonrisa, hacen que esos breves instantes de compartir conversación y experiencias sean todo un placer.

Las cosas ya no son como cuando os conocistéis por primera vez, ella ya se ha casado pero sigue manteniendo su encanto, su morbo... Su feminidad sale por cada poro de la piel. Ella lo sabe bien, sabe que gusta y recuerda perfectamente aquel viaje en el que pudo ser y no fue. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero verla siempre es y será un placer.

Lo cierto es que sigues en el mercado, con más o menos compromiso, pero NUNCA SE SALE DEL MERCADO. Al volverla a ver, ella te demuestra que aplica esa misma regla. El coqueteo parece inevitable, mientras hablas con ella piensas para tí mismo "Desde luego te cogería ahora mismo y te arracancaba la ropa... Me sigues volviendo loco y sabes que después de este breve encuentro voy a pensar en tí".

Ambos sabéis que no hay mucho tiempo, ni el contexto, ni la circunstacia os ayudarán a mantener un encuentro más privado... Quizás el encuentro que deseáis realmente. Para evitar cualquier tipo de tentación, te has asegurado de que la logística del encuentro impida de sobremanera una intimidad que pueda poner su reputación en riesgo. Eres un buen seductor y aplicas a rajatabla la norma de proteger su honor para que se sienta bien estando contigo. A parte de todo esto, sabes que hay alguien esperándola en casa y piensas para tí mismo que si juegas limpio, quizás no saques el beneficio inmediato de acariciar su piel en la intimidad... Pero podrás volver a verla y ella querrá volverte a ver a tí.

¿Cómo actuar en esta situación? ¿Realmente merece la pena jugártela sabiendo cuáles podrían ser las consecuencias para ella? Inspiras hondo, mientras miras sus labios carnosos y piensas en todo esto. Desde luego las consecuancias para ella sería más importantes que para tí. Tú volverías a tu casa contento y punto... Ella probablemente tendría que dar más de una explicación.

Intencionadamente dejas que tus pies toquen con los suyos bajo la mesa, mientras continúa la inocente conversación de puesta al día de vuestras vidas. "Sin querer" le has tocado levemente el muslo, buscando un contacto que nadie más ve y nadie más sabe... Está preciosa, realmente preciosa y su cuerpo desprende un calor que puedes notar a corta distancia. Cuando has ido a recogerla era de día todavía, hubieras deseado congelar ese momento en que ha salido con una sonrisa de oreja a oreja para recibirte diciendo "¡Salgo en 10 minutos!". Aún con el uniforme sigue estando guapa, rodeada de un aura de morbosidad alimentada por su presente situación civil.

Al final el tiempo avanza y el encuentro tiene que llegar a su fín. Es tarde y alguien la está esperando... No sé si merece la pena arrepentirse de no haber sido fiel al impulso. Desde luego es siempre lo que te recomendaría: SE FIEL A TU IMPULSO PRIMARIO. Pero en esta situación, en la cual se juega con barajas distintas y dentro de un contexto, que no te permite jugar sin que haya unas consecuencias más graves para ella que para tí... Solamente podría decirte "Haz lo que te dicte la conciencia". Quizás después te sientas mal, o te sientas como un tonto por no haber actuado, o estés durante unos días pensando en ella hasta que se te pase... La has vuelto a ver que era lo que querías, por lo que solo sabéis ella y tú. Tu diálogo con ella no es el de un amigo desde luego, ya que cuando os despedís, no puedes evitar el decirle después de cuatro besos y una conversación que quisieras perpetuar hasta el amanecer: "Hazme una perdida cuando llegues, aunque conozcas el camino de vuelta de memoria... Quiero saber que has llegado bien". Quizás en otra ocasión.


Un fuerte abrazo.


Arcángel.

FEMINISMO

Imagen cedida por Mamen

El feminismo es un conjunto de teorías sociales y prácticas políticas en abierta crítica de relaciones sociales históricas, pasadas y presentes, motivadas principalmente por la experiencia femenina. En general, los feminismos realizan una crítica a la desigualdad social entre mujeres y hombres, y proclaman la promoción de los derechos de las mujeres. Las teorías feministas cuestionan la relación entre sexo, sexualidad y el poder social, político y económico.

A pesar de que muchas personas líderes feministas han sido mujeres, no todas las mujeres son feministas y no todas las personas feministas son mujeres. Algunas feministas consideran que los hombres no deberían tomar posiciones de liderazgo dentro del movimiento, pero la mayoría aceptan el apoyo de los varones.

El feminismo como movimiento social ha sido principalmente visibilizado como un movimiento de las sociedades occidentales en el siglo XX. No se encuentra asociado a ningún grupo, práctica o evento histórico en particular. Se crea a partir de la conciencia acerca de las desigualdades causadas por los géneros y de la búsqueda de la justicia social. Existen diversas formas del feminismo, como teoría, como práctica, como conciencia, como movimiento social internacional, nacional y local.

Algunos de los distintos feminismos son el feminismo cultural, el feminismo radical, el ecofeminismo, el anarcofeminismo, el feminismo de la diferencia, el feminismo marxista, el feminismo separatista, el feminismo filosófico, el feminismo cristiano y el feminismo crítico.

En general, los grandes logros de los feminismos han sido visibilizar a las mujeres como seres humanos.

La historiadora Gerda Lerner ubica el nacimiento del patriarcado como un suceso histórico en el que se documenta el principio de la subordinación de las mujeres a través de los sistemas políticos, legales, culturales, religiosos y sociales. También documenta las diversas evidencias de la existencia de una conciencia feminista a través de milenios en distintas sociedades del mundo y de la historia. Al recopilar estos escritos llega a la conclusión de que el proceso histórico documentado y transmitido como la historia universal no afecta de igual manera a los varones y a las mujeres. El conocimiento desarrollado a través de siglos por mujeres con conciencia feminista fue truncado una y otra vez. Las mujeres que reclamaban la subordinación o que se comportaban fuera de los esquemas de asignados a su sexo, eran y fueron marginalizadas. La falta de enseñanza a las mujeres sobre los logros de aquellas que fueron exitosas a través de la historia, es uno de los factores que han contribuido a la opresión de las mismas. Así, fue en el siglo XIX cuando la conciencia feminista se empezó a transmitir a otras mujeres y, se inicia el feminismo como movimiento social y político.

Los primeros ensayos sobre 'la cuestión de la mujer' criticaban el rol restrictivo de la mujer, pero no señalaban culpables de las desventajas de la mujer ni sobre los hombres. El trabajo de Mary Wollstonecraft Vindicación de los derechos de la mujer, es uno de los pocos escritos antes del siglo XIX que puede ser llamado feminista sin temor a una ambigüedad. Bajo estándares modernos, su metáfora de la mujer como nobleza, élite de la sociedad, mimada, frágil y tendiente a la pereza intelectual y moral, suena como un argumento masculino. Wollstonecraft creía que ambos sexos contribuyeron a esta situación y tomaba por sentado que la mujer tenía poder considerable sobre el hombre. En 1791 Olympe de Gouges hizo la "Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana"

A menudo se afirma que el feminismo nació a fines del siglo XVIII y principios del XIX, cuando la gente comenzó a percibir que la mujer es oprimida en una sociedad machista (ver patriarquía). El movimiento feminista tiene sus raíces en Occidente y especialmente en el movimiento de reforma del siglo XIX. El movimiento organizado data de la fecha de la primera convención por los derechos de la mujer, en Nueva York en el año 1848. Más de un siglo y medio más tarde, el movimiento ha crecido y ha adoptado diversas perspectivas en cuanto a lo que constituye la discriminación contra la mujer. Los primeros feministas son a menudo llamados 'la primera ola' y, luego de 1960, 'la segunda ola'.


Imagen cedida por Mamen

Las feministas en general tienen un acercamiento holístico hacia la política, creyendo en las palabras de Martin Luther King, "una amenaza a la justicia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todo lugar". Siguiendo dicha creencia, las feministas usualmente apoyan otros movimientos como el movimiento por los derechos civiles, el movimiento pacifista y el movimiento por los derechos de los homosexuales y lesbianas. Al mismo tiempo muchas feministas negras, como Angela Davis, critican que el movimiento feminista es dominado por mujeres blancas.

Algunos feminismos muestran su preocupación por el movimiento transexual, ya que desafía las distinciones entre el hombre y la mujer. La transexualidad es rechazada por el feminismo radical, que considera que la masculinidad y la feminidad son construcciones socio-culturales, y por tanto, sentirse hombre o mujer carece de sentido y contribuye al sexismo. Otras corrientes de feminismo reconocen, promocionan y reivindican los derechos humanos de las mujeres transexuales.

También se da una fuerte relación de algunas corrientes del socialismo o anticapitalistas con este, dando a entender que la "liberación femenina" debe ir a la par de la liberación general de la sociedad del yugo del capitalismo.

Impacto del feminismo en occidente: El feminismo ha producido muchos cambios en algunas sociedades occidentales, incluyendo el sufragio femenino, el empleo igualitario, el derecho de pedir el divorcio, el derecho de la mujer de controlar sus propios cuerpos y decisiones médicas (incluyendo el aborto, tema sobre el cual no hay consenso), y muchos otros. Muchos de estos cambios han sido el lograr en el discurso que algunos de los derechos de las mujeres se consideren como derechos humanos.

Sin embargo, el movimiento feminista reivindica que todavía hay muchos cambios por hacer. En ningún país del mundo se ha logrado igual salario por igual trabajo, entre hombres y mujeres. El aborto inseguro sigue siendo causa prevenible de muertes de muchas mujeres en el mundo (tercera causa de mortalidad materna en el mundo). Muchas creencias consideradas radicales en el pasado forman ahora parte del pensamiento político común. A pesar de que casi nadie en las llamadas sociedades occidentales de hoy cuestiona el derecho de la mujer al voto o la propiedad, conceptos que eran vistos con gran extrañeza hace 200 años, las mujeres no siempre tienen acceso a estos derechos. Por ejemplo en Estados Unidos las mujeres adultas mayores se enfrentan a menudo con el problema de no contar con la propiedad legal y por tanto efectiva del hogar donde han pasado su vida y formado su familia. --

Imagen cedida por Mamen

En cuestiones políticas si bien el derecho al voto se fue ganando durante el siglo veinte por los distintos movimientos sufragistas nacionales, a principios del siglo XXI no existe un país que haya logrado la paridad en género en las legislaturas. Paradigmáticas siguen siendo las mujeres que logran llegar a puestos de elección popular o a puestos altos de toma de decisión en el ámbito político y privado.

Aquí puedes consultar EL ENLACE ORIGINAL

CULTURA FRIKI

Recuerdo todavía con agrado, los maratones de películas malas, serie Z, cine descerebrado y demás que nos hacíamos mi hermano y yo. La verdad es que nos lo pasábamos bastante bien, nos encerrábamos en su habitación, hacíamos provisiones de cerveza y aperitivos de bolsa, poníamos el DVD del ordenador y hasta que el cuerpo aguantara o alguno de los dos se tuviera que levantar al baño. Tenemos predilección por la saga de Jay & Bob el Silencioso: Clerks, Mallrats, Persiguiendo a Amy, Dogma, Jay y Bob el Silencioso contraatacan, Una chica de Jersey, Clerks II. Mi hermano pequeño se acaba de independizar, se va a vivir fuera y a partir de ahora, va a ser más difícil que tengamos sesiones de este tipo.

No entiendo porqué a pesar de las críticas que me pueda llevar por hacer esta afirmación, dentro de La Comunidad la palabra Friki está tan sumamente desprestigiada y es utilizada a menudo como insulto. En especial es usada contra compañeros que tienen un comportamiento más o menos extraños dentro de los foros, páginas o blogs.

Para hablar con propiedad, vamos a la definición alojada en la Wikipedia:

FRIKI: Friki, friqui, frik, o freaki que originalmente procede del inglés freak, que significa extraño, extravagante y/o estrafalario, cuyo término es usado en el idioma español para referirse a la persona interesada u obsesionada al menos con un tema, afición o hobby en concreto; y el cual se considera o es considerado un fanático de ello.

El interés que presenta el friki (interesado), puede llegar en varios casos a que sea tachado de extravagante; o que además pueda llegar a integrarse a una comunidad específica a su interés.

Este término pertenece al lenguaje coloquial y no está aceptado actualmente por la Real Academia Española.



Yo por mi parte, creo que cada uno somos dueños y responsables de nuestros vicios y aficiones. No quiero justificar en ningún momento comportamientos nocivos o tóxicos, pero creo que en la vida hay momentos para todo, incluso para actuar como un Friki. Yo personalmente cuando me hacía estos maratones de películas con mi hermano encerrados en casa, cuando no había ganas de salir disfrutaba. También porque no nos veíamos mucho desde que salí del huevo y aprovechábamos estos ratos como fuga y para hacer el tonto …¡Qué también hace falta tener alguna diarrea mental de vez en cuando! Somos personas, no máquinas.

Me gusta poner las cosas en positivo y creo que algo que debemos aprender todos en APRENDER A REIRNOS DE NOSOTROS MISMOS, aprender también a relativizar y no tomarnos las cosas tan en serio. Cuando hay que realizar una tarea importante o imprescindible, me parece perfecto ponerse serio y centrarse en lo que se está haciendo, pero también cuando la vida no te va en ello, tomarte las tareas, afrentas, bromas, etc. Cuando discusiones en foros, insultos, descalificaciones, peleas de egos que no van a ninguna parte… Sencillamente, dejo de leer, creo que tomarse este tipo de cosas en serio indica una falta de madurez importante.

Esto es Internet, actúa como escudo protector para aquellos que no tienen un ego sano para actuar de la misma forma que lo harían en la vida real. Por esto mismo puedo afirmar que el comportamiento Friki va íntimamente relacionado con Internet, no solo por haber visto El Señor de los Anillos o Star Wars ocho veces en todas las versiones habidas y por haber.

Personalmente he de reconocer que soy una persona a la que le cuesta bastante a un nivel interno e íntimo aceptar críticas, me quiero confesar con vosotros en este sentido. Por esta misma razón, os propongo la misma cura para el ego que yo me aplico: RELATIVIZAR Y APRENDER A NO TOMARME TODO COMO ALGO PERSONAL. La realidad no es lo que leas, veas, oigas o hagas, es lo que tienes metido en la cabeza. Y en tu cabeza, ERES TU QUIEN DA SIGNIFICADO A LO QUE EXPERIMENTAS. Las cosas sólo tienen la importancia que tú les quieras dar, ni más, ni menos, independientemente de la intención con que hayan sido hechas, seas tú el sujeto activo o el pasivo de la acción.

Creo que estoy filosofando demasiado ¿verdad? Dentro de cada uno de nosotros hay un pequeño friki que sale de vez en cuando a pasear, cuando nadie le ve y es cuando aprovecha para hacer de las suyas. Por si os apetece sacar a este friki de paseo un rato para que le de el aire, y no se quede dentro engordando y cebándose… Ya que si no, podría volverse grande, poderoso, gordo y obsesivo, os paso unos enlaces de páginas del entorno Friki, a las que personalmente les tengo mucho cariño.

EL RELLANO YONKIS FRIKIMEDIA MUNDO FRIKI AL RINCON

Que las disfrutéis y por último deciros que… ¡LA FUERZA OS ACOMPAÑE! No os toméis las cosas tan en serio, hay que saber reir también. Sed todos muy felices.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

LA DECLARACION DE PRINCIPIOS


“Después de todo este tiempo me dejas, me has hecho perder tres años de mi vida. Me siento decepcionada ¿Qué le digo a mis padres ahora? Así por las buenas… ¿Estás con otra?... Estás con otra ¿verdad? No me esperaba esto de ti, pensaba que me querías ¿Todo lo que me has dicho durante todo este tiempo no vale para nada? ¿Es todo mentira? No sé como puedes cambiar tanto de la noche a la mañana. Ya me decía mi madre que tuviera cuidado… No me puedo creer que haya tirado tres años de mi vida, que todo se vaya a la mierda”.

Este monólogo o uno muy, muy parecido fue el que me devolvió cuando hace ya tiempo, expuse encima de la mesa lo que quería vivir en pareja. Al ver que no podía vivirlo tal y como yo entendía que debía hacerlo opté por abandonar la relación. En el fondo, fue un problema de distintas prioridades, distintos valores, que le pesa más a uno y que le pesa o importa más al otro.

Uno de los mayores problemas dentro de la pareja es la falta de comunicación. En el momento en el que comenzamos a pensar en ella como pareja potencial, comenzamos a elaborar EL MODELO IDEAL. La imagen que percibimos de ella, lo que para nosotros significa. Cuando ella está ausente, comenzamos a idealizarla y a seguir construyendo el modelo, conforme la seguimos conociendo vamos añadiendo detalles a este modelo ideal, que poco a poco va personificando a la mujer con la que estamos compartiendo nuestro tiempo y emociones.

Al principio, todo es novedad, ya que no tienes todos los elementos básicos del modelo completo. Conforme lo vas formando, sigues añadiendo piezas, conforme la vas conociendo. En realidad este proceso de poner o quitar piezas nunca termina, puesto que nunca se termina de conocer a una persona. Una vez que ya te has hecho una idea de tu pareja, según sus valores y la correspondencia estos valores con los tuyos. Cuando crees que ya la conoces básicamente, sucede algo que ya no te encaja. O bien tiene una reacción inesperada ante algo que haces, o te sorprende agradable o desagradablemente.

Toda la confianza que tenías en ella puede pasar de cien a cero en un segundo, o bien puedes sentirte decepcionado porque ambos no deseáis un mismo nivel de compromiso. A parte de conocerse y de ir identificando valores, para saber cuál relación estamos llevando, nos ha faltado un elemento importante: LA DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS.

La declaración de principios es explícita, se da cuando le expresas abiertamente a tu pareja, o a tu potencial pareja cual es el tipo de relación que quieres llevar. Es el tipo de conversación que se debería tener para quitar cualquier ambigüedad o duda dentro de la relación, para que las dos personas no vivan en realidades separadas.

Puede llegar el día en que tú le preguntes a tu pareja o tu pareja te pregunte a tí “Pero… ¿Qué somos nosotros?” porque no sepa exactamente o no sepas tú a que atenerte. En momentos como estos, pueden verse diferencias de realidad individual muy radicales a tal nivel, que pueden acabar con la relación “Pero cariño… Yo creía que…”.

Es importante, porque es básico para que los dos sepáis a que juego se está jugando, puesto que se están exponiendo las bases y las cartas de la relación boca arriba. Cuando no se dialogan estas cosas, se tiende a dar por supuestas cuales son “las condiciones del contrato”, ya que piensas que tu pareja y tú pensáis igual en todo y esto no suele ser así. También una de las razones de esta ausencia de comunicación, es el MIEDO A PERDER EL ESTATUS QUE ESTAIS DISFRUTANDO.

Puedes temer que quizás la relación dependa de esos puntos que te quitan el sueño por la noche y temes que si abres la boca, se pueda ir todo a la basura. Mal síntoma este último, te lo digo por experiencia propia: SI NO VIVES LO QUE CREES, ACABARÁS CREYENDO EN LO QUE VIVES, sería por decirlo de algún modo, vivir en una mentira y eso no es felicidad.

En otras ocasiones hemos hablado de subcomunicar los valores que te resultan vitales o básicos, sin los cuales no te realizarías como persona dentro de la relación. Subcomunicar es una forma implícita de comunicarse, es un dar a entender algo por el canal indirecto, como reflejar en un ejemplo ajeno, un acuerdo o un desacuerdo con una determinada situación, evitando una pregunta directa.

Un ejemplo podría ser: “Me he enterado de que Manuel ha tenido que irse de casa de Carmen, porque ella le ha echado. Por lo visto le ha pillado tonteando con una del trabajo. Quizás Carmen se haya pasado, yo sé que Manuel la quiere de verdad, pero a veces hace demasiado el capullo”. Aquí por ejemplo estarías dando a entender que tolerarías ese mismo comportamiento en pareja.

Podemos malinterpretar o no saber realmente, cuáles son los valores esenciales de nuestra pareja, por no haber hecho esta declaración de forma clara al inicio de la relación, callarte por miedo, o por dar por hecho cosas que en el papel pueden entenderse que funcionen por costumbre que tu pienses que todo el mundo piensa así, porque tus dos parejas anteriores pensaba de forma tal o forma cual… Nada de esto tiene carácter de ley, los valores y prioridades para las personas son distintos y hay que aquilatar.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

NO CREAS LO QUE DICE, CREE LO QUE HACE

Imagen cedida por Monikiki
--
A lo mejor no es la primera vez que oyes esta afirmación dentro del contexto de la Seducción y las Relaciones. Me viene a la mente un anuncio que están poniendo últimamente en TV, si no me equivoco es de chocolate sin azúcar de dieta. En el anuncio aparecen un chico de muy buena presencia y una señorita en una oficina. El chico le ofrece a ella los dulces y ella se niega, el insiste argumentando que están muy buenos, ella se vuelve a negar. Al tercer intento ya la chica se enfada y le pega un grito diciéndole algo así con acento argentino: “¡¿ES QUE NO ENTIENDES LA PALABRA NO?!”. La siguiente escena es la mujer metiéndole mano a la bolsa, porque el dulce está muy bueno y no tiene azúcar, que era lo que ella no sabía.

La chica, lo que no quiere es caer en la tentación, porque se cree que los dulces que le están ofreciendo engordan, tiene un prejuicio sobre los dulces, hasta que le hacen ver lo contrario, mete la mano en la bolsa y entonces es cuando pasa a disfrutar. Hasta ese momento se está resistiendo, una vez que tiene la información que necesita para caer en la tentación, sabiendo que no hay consecuencias, es cuando se da permiso a sí misma y se deja llevar por el placer que le ofrecen.

Algo parecido o muy similar pasa con la seducción, que te digan que no de primeras no quiere decir que ella no quiera, simplemente necesita estar segura de que las consecuencias no la van a afectar negativamente, o bien necesita cerciorarse de que dices la verdad, o bien necesita proteger su honor. Una vez que ya has mostrado que puede confiar en ti, que es algo bueno para ella, o que ella está exenta de cualquier responsabilidad en lo posterior, o que su honor quede protegido (en espacial las mujeres con pareja), o bien ahora sabe algo de ti que antes no sabía, o ha visto algo en ti que antes no veía, que le atrae y que quiere disfrutar, como en el ejemplo de los dulces. Una vez que ya se siente segura y cubierta, es cuando “se da permiso” para dejarse llevar.

La verdad es que si esto fuera fácil, o fuera más intuitivo o más aparente, no haría falta que estuviera ahora mismo aquí escribiendo. Pero como los hombres somos simples, cuando nos dicen que no, o nos ponen una excusa tendemos a creérnosla literalmente. Así somos de literales, sobre todo si no la conocemos a ella, o no sabemos como es, tendemos a dar validez a la información verbal que ella nos da. Pero la pregunta es: ¿QUÉ PASA CON LA INFORMACIÓN NO VERBAL? En este caso ellas nos superan por mayoría aplastante, a menos de que se trate de un natural (que sabe leer la situación por encima de las palabras) o un hombre que se haya esforzado por entender el comportamiento de las mujeres, para conocerlas mejor como es mi caso particular. Nadie nace sabiendo, por eso cuando te dicen que NO, te lo crees, o te ponen la excusa, te la crees también.

A lo que vamos es a LO QUE HACE ELLA, NO LO QUE NOS ESTÁ DICIENDO CON PALABRAS. Algo que deberías observar es que quizás creas que no tengas posibilidad alguna y te desanimes, pero fíjate bien: ¿SE HA IDO DE DONDE ESTABA? ¿TE HA DADO LA ESPALDA? ¿TE HA PEGADO UN BOFETÓN? Tampoco parece que haya llamado al equipo seguridad del recinto para que te detenga. Ella sigue hablando contigo. Si no le gustas o no busca nada, o no le atraes, le basta con cruzarse de brazos y darse la vuelta, o pasar de ti, o hacer como que no existes… Esto tampoco es malo, no todas van a estar esperándote a ti precisamente, algunas estarán más receptivas que otras.

Las que se quedan “debatiendo” contigo, te pueden estar dando a entender quedándose alli algo así: “NECESITO VER MÁS, NO SE SI VAS DE VERDAD O ESTAS JUGANDO CONMIGO ¿HASTA DONDE ESTÁS DISPUESTO A LLEGAR PARA QUE REALMENTE ACABEMOS CONOCIÉNDONOS?”. Digamos que esta podría ser en buena parte lo que podrías interpretar, mientras estás “luchando” la interacción. Como no te lo va a poner en bandeja porque si no, ella perdería valor ante tus ojos. No te lo va a dejar fácil, no quiere que pienses que es una mujer fácil de conseguir. Ella probablemente se tenga en muy alta estima y eso es bueno, a nadie le gusta estar con alguien que tiene una baja autoestima, porque eso querría decir que tú tampoco eres bueno eligiendo, yéndote a lo fácil. Lo fácil de obtener siempre tiene menos valor subjetivo para ti, que lo que te cuesta más obtener. Ella simplemente te está dejando este punto bien claro.

Imagen cedida por Monikiki

Por todo ello, te pido que tengas UN DOBLE OÍDO para esto, que obvies sus respuestas y comentarios, QUE RELATIVICES LA IMPORTANCIA DE SUS PALABRAS EN CONTRASTE CON SUS ACTOS. Esto último es lo verdaderamente importante y que lo tengas bien diferenciado. A nosotros nos cuesta más entender esto, porque nuestra capacidad de comunicación verbal y no verbal es más limitada que las de ellas, por eso hemos de APRENDER A INTERPRETAR LA SITUACIÓN Y EL CONTEXTO EN EL QUE ESTAMOS ELLAS Y NOSOTROS.

Mira, para que te rías un poco y no veas esto como algo antinatural, dándole más importancia de la que realmente tiene PINCHA AQUÍ SIN MIEDO POR FAVOR y después continúa leyendo. Es un ejemplo muy chorra pero muy gráfico, con el que seguro me he ganado la antipatía de alguna lectora, pero ahí lo tienes. En la intimidad, o cuando nos sentimos seguros, en especial ellas, cuando han obtenido suficiente confianza, confort y seguridad, las emociones son las que mandan. De repente dejan de protegerse continuamente dejándose llevar por las emociones, las sensaciones, los sentimientos, la pasión y todo aquello que hace que una mujer salte por dentro. Obviamente su comportamiento no es el mismo cuando se han despojado de su MÁSCARA SOCIAL, pero insisto, hay que ganarse honradamente su confianza aunque por experiencia personal puedo decirte, que aún siendo sincero, ANTES, DURANTE Y DESPUÉS, puedes hacer daño.

Cuando pretendes que una mujer te confíe su cuerpo, sentimientos, confianza y emociones, lo menos que puedes hacer es ser de fiar. Pecadores somos todos, yo el primero, siendo consciente de que he cometido errores en este sentido. Pero “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Date cuenta que para ella un encuentro sexual tiene una importancia que no diré mayor, pero si distinta a la que tiene para ti. Leer entre líneas, aprender a interpretar sus respuestas, conocer su situación y sobre todo conocer sus carencias para colmarlas, es lo que te va a llevar al éxito.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.

CHICAS DE BARRIO vs PIJAS DE URBANIZACION

Voy a contaros la historia de dos grupos, dos pandillas de mujeres que se conocen desde pequeñas pero que han vivido y se han criado en mundos muy distintos. Vamos a ir viendo según las vayamos presentando y conociendo, como viven sus relaciones, amistades, la que liga más, la que liga menos, qué es lo que le piden a la vida, sus sueños, etc.

CHICAS DE BARRIO


A la primera pandilla, la llamaremos LAS CHICAS DEL BARRIO, las podríamos situar en barrios madrileños como La Elipa, La Concepción, El San Pascual, Simancas o Aluche. Se trata de cuatro amigas: la Jenny, la Charini, la Wendi y la Desiré, que van siempre juntas a todas partes, no se conciben la una sin la otra y hacen buena piña. Les gusta ir cómodas, por eso siempre van en chándal de pantalón acampanado y como son muy coquetas, lo combinan siempre con bisutería. Todas llevan el pelo muy largo, una coleta, otra con moño, otra con dos trenzas y otra con dos coletas.

Todas se han puesto un piercing en el labio superior a modo de lunar, porque la primera en hacerlo fue la Jenny, que es la más guapa y a la que todas imitan. Les encantan los pendientes de aro grandes, los anillos, la línea de ojos de excesivo grosor, fumar, cogerse borracheras atroces, ir al Space los sábados, hablar en voz alta y dirigirse a sus amigos con el apelativo de “primo”. Van a todas partes en Metro o autobús, y les encanta armar escándalos en los espacios públicos…Que se las oiga bien “¡¡¡ARRIBA SPACE!!!”. Se conocen a todo el barrio, cada vez que entran en cualquier sitio las invitan y es que en el fondo… Son todas una señoritas.

La Jenny, es la guapa oficial del grupo, como es de origen humilde, está ilusionada con conocer a un hombre guapo y forrado que la retire de currar en el bar de su padre. Es fan de “Sin tetas no hay paraíso” y espera vivir una historia de amor como la de Cata y el Duque, por eso cuando se van los sábados al Space, siempre se arrima a los que llevan pastillas. La única diferencia es que los chicos a los que se acerca, se parecen a cualquiera menos al Duque, están flacos, “enzarpaos” y llevan gorra. Ella se pone pesada, llora cuando no le dan el material gratis y les asusta. A La Jenny solo le gustan chulos y con material químico y económico en el bolsillo, lleva la carpeta del “insti” llena de pegatinas de Miguel Ángel Silvestre y de mayor quiere ser como Tita Cervera.

La Charini es el clon de la Jenny, la segunda al mando, siempre la copia en todo y liga lo mismo que ella, pero con un desfase de tiempo. ¿Por qué? Sencillo, la Charini solo se enrolla con los exnovios de la Jenny, no hay más hombres en el mundo para ella, que los que le gustan a su amiga. Como siempre la copia en todo para estar a su altura, pegándose a ella como su sombra. Siempre están a ver cual de las dos liga más, o se le arriman más pesados, aunque no le guste el chico le da igual, con tal de quitárselo a la amiga. Dicen que se quieren mucho, pero la Charini siempre que puede le roba los novios, aparte de que cuando va a su casa, le pide ropa o se la quita sin que la Jenny se de cuenta, sobre todo si es la prenda que se quiere poner para salir el sábado por Chamartín o los bajos de Argüelles.

La Wendi y la Desiré no son tan guapas, pero son mejores amigas y son las siguientes en la escala de mando. Hablan con todo el mundo, les gusta comer pipas a la salida del instituto y trabajan en el Zara los fines de semana. Tienen los pies más en la tierra y saben que el dinero se gana trabajando y no arrimándose a los malotes. De las cuatro, la Desiré es la más fea pero la que más liga, está todo el día persiguiendo a los chicos y también le cae de vez en cuando algún ex de segundo grado de la Jenny o de la Charini. La Wendi nunca ha tenido novio, nunca se ha besado con un chico y es virgen, aunque les dice a sus amigas que tiene novio en el campamento (es mentira), quiere estar a la altura de las demás porque tiene complejo. Es la única que quiere ir a la universidad, de mayor quiere ser veterinaria o bióloga como Ana Obregón.


PIJAS DE URBANIZACION

A estas otras cuatro amigas, las podríamos situar en Puerta de Hierro, Mirasierra, Serrano, Colón o Arturo Soria. Se trata de María Francisca Genoveva (Cuca), Agripina Fernanda (Pini), María Asunción de todos los Santos (Asun) y Federica María de las Mercedes (Érica).

Cuca y Pini son lo más, para ellas la idea de un buen fin de semana es ir a gastar la tarjeta de papá haciendo la ruta de las tiendas de la Moraleja, la calle Ayala o Serrano. Para ellas gastar es su estado natural de equilibrio mental, son muy altruistas y generosas con las diez personas que conocen en la burbuja de su universo particular. Carecen por completo del concepto de ahorrar y es que… ¡Nunca les ha hecho falta! Las dos tienen novio formal desde los 16 años: El de Cuca se llama Borja María Perez-Goet de Casals y Méndez, novio y a la vez su primo segundo (con la venia de Rouco Varela, que es amigo de la familia).

El novio de Pini es el hijo del mejor amigo de su padre, se conocen desde los cuatro años en la guardería y se llama Rodolfo Pedro María Vázquez-Montalvo Cortés. Ambos no han conocido el contrato laboral a sus 30 años y están tripitiendo en CEU, el último curso de derecho internacional y economía. En cuanto terminen trabajarán para el Holding de los padres de Cuca y Pini, calentando algún incierto despacho dentro del edificio Torre Picasso.

Cuca y Pini además se han apuntado a un Master de Recursos Humanos porque les quieren “dar trabajo a los pobres”. Su concepto de pobreza, es tener una televisión pequeña, cobrar menos de 1500 euros mensuales y salir de marcha por Huertas "¿Cómo se puede vivir asi?" piensan ellas. Ellas cuando trabajen, lo harán por que les apetece, porque en realidad ellas creen que la gente trabaja porque le apetece, si no, se aburrirían… Además como el dinero sale sólo de la tarjeta automáticamente y esta nunca encoge… Son unas rebeldes para su tiempo, a Pini le da por ahí dos veces al año, y se hace de Izquierda Unida cuando le toca pasar la hucha de la Cruz Roja en los rastrillos que da su abuela para la fundación.

Cuca y Pini son lo más, insisto … Y lo comparten todo, hasta los novios. En cuanto pueden y no está la otra, para que el novio de su amiga no se sienta solo, le dan todo el cariño que pueden, tanto, tanto, que Cuca casi se tiene que ir a abortar a una clínica de “pobres” que hay en Juan Bravo (lo de pobre es porque está adscrita a la Seguridad Social). Oficialmente era una apendicitis y para que las amigas no la pillaran en una mentira, como era verano, no se puso el bikini hasta que no “se le borrara la cicatriz”.

Lo más curioso es que sus respectivos novios no las tocan, porque ellas son vírgenes… ¡Si si si! ¡Lo son! Lo mejor es que lo creen realmente, porque la virginidad solo se pierde cuando uno se casa, como siempre les ha contado su madre. Se están reservando para el matrimonio, si se quedan embarazadas es porque se han debido sentar en el WC de un avión sin poner papel en la tapa y como son católicas practicantes, están en contra del uso del preservativo. Que después “se las coman doblás” al menor descuido de su novio son solo cariños amistosos.

Asun y Érica se querían meter en el casting de Operación Triunfo, pero como no las cogieron y allí nadie conocía a sus padres, se tuvieron que conformar con los insultos de Risto en diferido y por la tele. Bueno... ¡Que nadie se entere de que vieron la tele una vez! De cara a los amigos, ellas estuvieron allí, cantando como la que más... Porque lo de ver la tele, eso solo lo hacen “los pobres”.

Cuando se van las dos a esquiar y compran los billetes de avión, como sólo van dos y los monitores, con los que se llevan muy bien porque “se lo enseñan todo”, al final siempre compran toda la zona business, por vergüenza. Comprar solo cuatro billetes es poco dinero y les da palo, así hacen gasto y levantan la economía de la Aviación Española. Lo que no saben es que los monitores Fran y Juanqui, cuelgan sus fotos y videos de cuando las ponen a cuatro patas en la cabaña, en la sección “Perraca del mes”, ganando el premio de las votaciones en Voyeurweb (trescientos euros "by the face"). Es que estos dos... ¡Se pasan el día "esquiando"!

Bueno, sólo van a los sitios en coche o en avión, porque el tren es para “los pobres” y el autobús según creen ellas, dejó de utilizarse en la transición, justo antes de que el Imperio Romano invadiese los Estados Unidos. En cuanto al metro… Pero ¿qué es el metro? Como diría Asun … “Tía ¡Qué fuerte! Yo pensaba que era la entrada al aparcamiento de los comerciales de Goya…¡Fíjate como en las películas del cine! ¡Si existe de verdad!... ¿Hay negros en España?... Tiaaaaaa…¡Qué fuerte!”. Lo que si es verdad, es que son españolas de pura cepa, creen que Franco era un líder religioso contemporáneo de Jesucristo, que Estados Unidos esta justo encima de Rusia y que La Guerra Civil Española es una obra de Cervantes.

Cuando salen las cuatro, con el resto de las seis personas que conocen, sólo hablan entre ellas y con sus novios, porque el resto de la gente no existe… Ellas creen que todos los que no son de su grupo son camareros. Por eso mismo, cuando algún joven con más moral que el Alcoyano, se les acerca a ligar, lo primero que hacen es pedirle una copa. Cuando el galán en cuestión les trae la copa, la cogen, se dan la vuelta y siguen hablando con su reducido círculo, fuera del cual solo existe el “sector servicios” y resto de camareros o taxistas. Cuando cambian de sitio, lo hacen en piña, para no mezclarse con “los pobres”. No sea que las vayan a confundir con alguno por estar a menos de medio metro y pierdan su virginal reputación.

EN RESUMEN, ANDA QUE...


Una cosa si es verdad, LAS CHICAS DE BARRIO quieren casarse con el Charlie, el dueño del taller que las va a retirar de miseria y de trabajar. El bueno de Charlie es un crack, siempre invita las cañas y todas quieren estar con él porque además su padre es el dueño del Súper y esta forrado. Cuando se casen, se quedarán embarazadas al día siguiente y día tras día verán el futuro entre azulejos, rogándole al Charlie, al Yosua, al Moisés o al Abel, que se las lleven al caribe de vacaciones, como la que sale en el anuncio de Halcón Viajes, que resulta que es "prima" de la Jenny.

Nuestras amigas LAS PIJAS DE URBANIZACION se casarán por supuesto, las cuatro el mismo día porque así lo llevan diciendo toda la vida en régimen de gananciales. Al día siguiente ya empezarán a cambiarse los maridos y a dar clases de tenis, esquí, paddle y jardinería… Todo conocimiento que implique la enseñanza de la materia, por parte de un apuesto joven (y pobre, claro, que les pone más y les dan más morbo). Sus maridos tendrán para elegir a sus secretarias y asistentas del hogar, porque nuestras amigas, como mujeres liberadas que son del siglo XXI, no hacen las tareas del hogar, ni romperán un plato en su vida… Así que para evitarlo, mejor no tocar ni uno… Ni hacer una sola prueba o test de paternidad… No sea que los gananciales se vayan a la porra al día siguiente.

Con cariño, mucho cariño a las chicas de barrio y a las pijas de urbanización, que también tienen su corazoncito. De parte de un gentleman criado en “La Conce”.

Un fuerte abrazo.


Arcángel.