EL CALZONAZOS "NICE GUY" MARCA DISNEY

Secuencia de High School Musical
--
Hace poco que fui con dos amigas al teatro a ver el pre-estreno de HIGH SCHOOL MUSICAL de Disney. Me gusta mucho ir a ver musicales de todo tipo, aunque este era bastante más infantil, además por mi trabajo, suelo tenerlo bastante fácil, ya que me suelen invitar a eventos de vez en cuando. El dicho musical es como una versión de GREASE, pero para niños. Cuando fuimos al teatro, había niños por todas partes, con globos, camisas, banderitas y toda la parafernalia de merchandising Disney habida y por haber. Los padres intentaban manejar a sus rebaños infantiles con dificultad, a pesar de ser una sesión cerrada, el teatro estaba hasta los topes.

Cuando salimos del teatro, estaba ya hasta las narices de tanto niño subiéndose por todas partes, ¡bendita e hiperactiva niñez! ¿Acaso no se cansan nunca? Bueno, los niños son así y tienen que ser así, pero por otro lado salí muy preocupado de allí, sobre todo porque me di cuenta de la cantidad de anestesia mental que había implícita en toda la obra, y que a una edad en la que se tiene la mente tan blanda, en la que los niños lo absorben todo, esas cosas se quedan grabadas. Yo no sé vosotros, pero cuando yo era pequeño, realmente creía que Chema era panadero y que Julián tenía un kiosco en Barrio Sésamo, y no es que fuese demasiado inocente, es que simplemente era un niño, que se tragaba lo que veía por la televisión.

Había partes que me resultaban realmente vomitivas y me preguntaba ¿Cómo es posible que quieran meter todas esta mierda en la cabeza de los niños? Desde luego, si los personajes que sacan son tomados como modelos para los niños, les va a ir bastante mal en la vida, si pretenden comportarse como sus ídolos de HIGH SCHOOL MUSICAL.

Se me ha ocurrido un nombre, algo gracioso pero es que los términos Nice Guy o Buen Chico se quedan bastante cortos. Ya que Disney, lo registra todo bajo su marca comercial, bien podrían registrar también esto: CALZONAZOS EMPÁTICO. Podríamos llamarlo también “Sinsangre”, pero de nuevo se vuelve a quedar corto, ya que en un solo sujeto tenemos a un Nice Guy, un betaizado, un conformista, un necesitado, un “sinsangre”, un pringao y un buscador de validación ajena constante, sumiso, flojo y asexual… Y seguro que me dejo algo en el tintero, pero bueno.

¿Pero qué quieren? ¿Qué cuando estos niños crezcan vivan anestesiados? Chicos suplicantes, débiles y fashion-victim, que se bajan los pantalones cada dos por tres para agradar e ir detrás de unas chicas sensiblonas, lloronas y tontas a las que se les viene el mundo encima por tonterías. ¿Esos modelos son los que tienen para las niñas y los niños de ahora? Los niños pequeños son niños, OK, pero no hay que tratarlos como si fueran tontos y menos, ahora que cada vez los padres se ven obligados a pasar menos tiempo con ellos, que nuestros padres. Ahora los dos miembros de la pareja tienen que trabajar para pagar una hipoteca imposible y no queda más narices, que los tengan los abuelos (afortunados quien los tenga).

Desde luego, me parece que si un niño ve que comportándose así, como sus modelos e ídolos a los que adoran, de los que además no se quieren perder un detalle, va a conseguir ser más popular, más atractivo, más ligón o más guay… Lo más probable es que acabe siendo víctima de alguna paliza grabada por el móvil en el colegio.

¿Hasta donde vamos a llegar con lo políticamente correcto? Está claro, crear corderos da dinero, y parece que está bien visto educar a los niños como si fueran corderos. Lo que pasa con esto, es que donde hay corderos, siempre hay lobos rondando, pero claro, hay que ser políticamente correcto y tener al niño lobotomizado desde el primer momento en que empieza a tener conciencia. Así cuando crezca, será más manejable, manipulable y falto de recursos. Eso sí, será “un buen chaval”, muy simpático, muy sensible y muy amigo de las chicas… ¡Qué bonito! ¿verdad?
--
Tenéis también dos muy buenos artículos de Céfiro, Seducción Tarot que tocan este tema y el uso desleal de imágenes subliminales:
--
Disney Subliminal parte II

Un fuerte abrazo.


Arcángel.
Publicar un comentario en la entrada